Historia y Arqueología Marítima

 

HOME

ACADEMIA URUGUAYA DE HISTORIA MARITIMA Y FLUVIAL

Indice art AUHMyF

THE  SOUTHERN  STAR - PRIMER PERIÓDICO MONTEVIDEANO

Por: Escribano JUAN ANTONIO VARESE  Publicado en Ciclo de Conferencias año 2007

Indice Introducción La Marina inglesa antes de Trafalgar La Real Armada Española en Trafalgar

El Comando en el Mar

El Combate de Trafalgar Enfermedades y muerte de Lord. Horatio Nelson El legado de un marino español que combatió en Trafalgar
Un testigo de la Batalla de Trafalgar en Uruguay Consecuencias Geoestratégicas de Trafalgar Antecedentes previos a las Invasiones Inglesas 1806: Montevideo hacia la Reconquista de Buenos Aires
¡Culpables! ….. de la Reconquista

Médicos y Medicina en las Invasiones Inglesas

The Southern Star, el primer periódico montevideano La toma de Montevideo por los británicos en el periódico londinense “The Times”
Colonia bajo bandera británica La principal influencia de las Invasiones Inglesas en los Pueblos Orientales Fe y Cultura en las Invasiones Inglesas Las Invasiones Inglesas: balances y perspectivas

 

Si analizamos los comentarios de los historiadores sobre  THE SOUTHERN STAR sorprende la poca importancia que le dedican autores como Carlos Roberts. Se limitan a expresar que las autoridades inglesas se preocuparon de instalar un periódico para la propaganda de las ideas inglesas, etc. sin analizar a fondo la importancia del medio periodístico instalado.

      Motivo de preocupación de Roberts es definir la identidad del redactor responsable, a quien generalmente se identifica con THOMAS BRADFORD, el ayudante del Estado Mayor General del Ejército Inglés, carácter en que firmó la orden del 4 de febrero de 1807, inmediatamente a la toma de Montevideo. Del que no hay duda de su intervención es de Butler, otro militar inglés, en la redacción del periódico.

      Respecto de los periodistas españoles que actuaron en la traducción y escritura de artículos para el diario, tampoco hay consenso. En realidad pocos son los que analizan en profundidad el texto del periódico y advierten su importancia y modernidad.

      La razón, -y esto lo entiende perfectamente el Prof. Ariosto D. González en el prólogo a la reproducción facsimilar que fue publicada en 1942 bajo los auspicios del INSTITUTO HISTÓRICO Y GEOGRÁFICO DEL URUGUAY- es que la publicación del periódico no fue una empresa oficial ni tampoco se utilizó material tipográfico del ejército inglés. Antes bien se trató de un emprendimiento privado. Repetimos: la imprenta LA ESTRELLA DEL SUR fue una INICIATIVA PRIVADA. Se trataba de un negocio particular, autorizado y protegido por el ejército británico de ocupación. Pero la idea, el dinero, la iniciativa fue obra de particulares, que emplearon un criterio moderno y pragmático para la época.

1-      La IMPRENTA tuvo varios cometidos: a) la publicación del periódico, b) la publicación de la PROCLAMA DE WHITELOCKE del 11 de mayo, una hoja doblada al medio con un texto en español de un lado y en inglés del otro, c) un  AVISO AL PUBLICO del 21 de mayo sobre el excesivo número de pulperías y almacenes de bebidas al menudeo y d) un impreso comunicando la victoria de las tropas inglesas del Coronel Pack en Colonia, sobre las comandadas por Elío.

2-     El PERIÓDICO tuvo corte moderno, bien escrito, bien diagramado, y bien impreso. Por primera vez entre nosotros, incluyó avisos publicitarios. FUE UN VALIOSO ANTECEDENTE PERIODISTICO.

3-     La FINALIDAD de la instalación de la imprenta y la aparición del periódico revelan claramente la actitud inglesa de venir para quedarse. Atrás de las naves y las tropas venían los comerciantes con una actitud de permanencia. Dicha actitud moderna que caracterizó a Inglaterra de dar iniciativa a los emprendimientos privados y sumar el esfuerzo de los particulares a las conquistas militares y oportunidades de desarrollo.

 4-   La UBICACIÓN de la imprenta fue en la calle San Diego Street Nº 4, hoy calle Washington, ocupada actualmente por la calle Juan L. Cuestas y los retiros de la escollera Sarandí.

      Reforzando el concepto de iniciativa y propiedad privada, el Prof. Ariosto González manifiesta sus dudas de que Bradford fuera el propietario. Antes bien, supone que éste permaneció en las sombras, permitiendo que quien figurara como responsable fuera Bradford. Razones prácticas pueden haberlo aconsejado.

      En cuando a los redactores en español se supone que fueron Antonio Cabello y Mesa, Manuel Aniceto Padilla y el padre Juan Francisco Martínez.

      En cuanto al PROSPECTUS, un resumen y un ideario, apareció el 9 de mayo, víspera de la llegada de Whitelocke.

      En cuanto a las EDICIONES ORDINARIAS, tenemos que fueron los siguientes días:

Nº 1. 9 de Mayo

Nº 2. Sabado 30 de Mayo

Nº 3. Sábado 6 de Junio

Nº 4. Sábado 13 de Junio

Nº 5. Sábado 20 de Junio

Nº 6. Sábado 27 de Junio

Nº 7. Sábado 4 de Julio

Y un número extra que apareció el sábado 11 de julio, bajo forma de un AVISO AL PÚBLICO, en español.

´5- IDIOMAS. El diario tuvo la característica, poco común para la época, de ser bilingüe, editado en inglés y español- 

            La imprenta, como dijimos, se instala en la calle San Diego Street, Nº 4, actual calle Washington.

En el PROSPECTUS se anuncia el establecimiento de la imprenta, con permiso y bajo la protección del Excelentísimo Sir SAMUEL AUCHMUTY, Comandante y General en jefe de las Fuerzas de su Majestad Británica en la América del Sur.

Como singularidad cabe señalar el empleo de la “ñ” y la escasez de vocales acentuadas, que se utilizan aisladamente..

De la misma salieron las siguientes publicaciones:

 1)      La ESTRELLA DEL SUR

2)      Tres hojas sueltas: La Proclama de Whitelocke del 11 de mayo, que es una hoja doblada con un texto en español de un lado y en inglés del otro, un AVISO AL PUBLICO sobre el excesivo número de pulperías y almacenes de bebidas del menudeo fechado el 21 de mayo y la comunicación de la victoria obtenida en Colonia por las tropas inglesas del Coronel Pack sobre las tropas al mando de Elío.  Como dijimos se trata de una empresa privada.

No se conoce el nombre del propietario, aunque autores como el chileno José Toribio Medina aventuran que se tratara de THOMAS BRADFORD, el ayudante del Estado Mayor General del Ejército inglés.

Ariosto González, sin embargo, señala que no hay seguridad de que el propietario, ni siquiera el redactor responsable, fuera Bradford.

Como redactores y traductores al español se mencionan, habitualmente, a Francisco Antonio Cabello y Mesa, conocido periodista de origen español y actuación en Lima y Buenos Aires, donde fundó el Telégrafo Mercantil, Rural, Político Económico e historiográfico del Río de la Plata -aparecido el 1º de abril de 1801 en Buenos Aires- y Manuel Aniceto Padilla, de nacionalidad boliviana.

            La personalidad de Cabello y Mesa resulta interesante. Nacido en Extremadura, obtuvo el título de abogado en plena juventud. Se marchó al Perú en 1790, alcanzando el grado de Coronel. En la Real Audiencia de Lima alcanzó el grado de letrado, donde también desarrolló actividad periodística.

Se desconocen los motivos de su traslado a Buenos Aires, donde lo encontramos hacia el año 1800.

Fundador del TELEGRAFO -del 1º de abril de 1801 hasta el 15 de octubre de 1802-, el Prof. Ariosto González expresa sus dudas acerca de que fuera realmente Cabello y Mesa uno de los escritores en español de la Estrella del Sur.

Se sabe sí que Cabello actuó en la defensa de Montevideo y que hecho prisionero fue trasladado a Inglaterra, como prisionero, a bordo del SARAH, que levó anclas el 26 de abril de 1807.

Por lo tanto no pudo estar de regreso en mayo, cuando comenzaron las publicaciones de La Estrella, según argumenta González. Liberado poco después, lo encontramos en La Coruña en febrero de 1808, donde solicitó y obtuvo licencia para trasladarse a su tierra natal.

En cambio Manuel Aniceto Padilla resulta cierto que fue uno de los redactores y traductores al español. Nacido en Cochabamba en 1765, completó sus estudios en Charcas.

Estuvo vinculado con un suceso policial que lo mantuvo preso por un tiempo, comprobación realizada por el Dr. Florencio Varela, según documento que se encuentra depositado en el Museo Mitre de Buenos Aires, donde se da cuenta de ello.

Está comprobado que colaboró con los periodistas ingleses de LA ESTRELLA DEL SUR traduciendo notas y escribiendo artículos.

Tan compenetrado quedó Padilla que, terminada la invasión, se retira a Inglaterra donde se le asignó una pensión. No terminaron allí sus gestiones. Volvió a aparecer años después, durante la Revolución de Mayo, en que Lord Strangford lo recomienda a la Junta de Buenos Aires, para la obtención de armamentos y otras actividades menos notorias.

            Para Carranza, historiador marítimo argentino, también interviene un tercer personaje, un presbítero que llevaba el nombre de Juan Francisco Martínez, aunque sin dar razones ni motivo.

FILOSOFIA

Para algunos autores el diario es una obra de adoctrinamiento. Presenta simultáneamente dos regímenes: el absolutismo español contrapuesto a la monarquía constitucional inglesa. Recalca que la naturaleza del gobierno inglés es diferente a la española, por cuanto al libertad, fundamentalmente de comercio, es el FUNDAMENTO DE LA CONSTITUCIÓN INGLESA. Sus leyes están basadas en la justicia y la equidad.

Se insiste en varios artículos en la decadencia de España y en la exaltación del poderío inglés. La monarquía española la sitúa degradada a una provincia del Imperio Francés y enteramente borrada del mapa de Europa, señalando que uno de los responsables del abatimiento es Godoy, instrumento de un tirano extraño y traidor a la Patria.

Si los montevideanos se someten al cetro inglés participarán de los mismos derechos y privilegios de que gozan los ingleses.

Tampoco presenta dificultades la religión por cuanto se trata de credos que reconocen esencialmente los mismos principios. Y la Corona inglesa respeta el culto cristiano. Y aún otro argumento: Inglaterra abriga en su propio seno al catolicismo. 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar