Historia y Arqueología Marítima

 

HOME

Argentina en la Antártida - 110 años de presencia permanente

22 de febrero de 1904

Indice Antartida

En vísperas del 22 de febrero, día del traspaso de la comisión científica escocesa a la Argentina en Orcadas, publicamos una pequeña reseña de nuestros comienzos en el Continente Antártico, redactado por la Doctora Verónica Aldazábal, investigadora del Conicet y el Museo Naval de la Nación.

El 22 de febrero se conmemora el Día de la Antártida Argentina y se cumplen 110 años de permanencia ininterrumpida de los argentinos en ese continente, de los cuales fuimos los únicos ocupantes permanentes en los primeros cuarenta.

 El 22 de febrero de 1904 la expedición escocesa dirigida por el Dr. Bruce realiza el traspaso formal de las instalaciones a la “1º Comisión en islas”  bajo dependencia argentina,  y el buque “Scotia” abandona definitivamente las islas, dejando instalado al nuevo grupo que estaba compuesto por:

-          Hugo Acuña, argentino, empleado de la División Ganadería del Ministerio de Agricultura de la Nación, encargado de la Estafeta postal.

-          Luciano Valette, uruguayo nacionalizado argentino, empleado de la Oficina de Zoología del Ministerio de Agricultura de la Nación, encargado de los estudios naturales y la fotografia;

-          Edgar Szmula, argentino naturalizado, empleado de la Oficina Meteorológica Argentina, encargado de las observaciones meteorológicas y magnéticas.

-          William Smith, inglés, cocinero

-          R.C.Mossman, inglés, meteorólogo, jefe de la expedición. Director interino del Servicio Meteorológico Nacional entre 1929 y 1930.

 Este primer Observatorio Meteorológico Argentino en la Antártida, realizó los pronósticos de toda la zona sur, en combinación con el de la isla de Año nuevo y Ushuaia, y desde entonces trabaja ininterrumpidamente.

Paralelamente, una disposición de la Dirección  General de Correos y Telégrafos, de fecha 20 de enero de 1904, designaba al sr. Acuña como empleado de segunda a cargo de la oficina postal “Orcadas del sur”, dependiente de Río Gallegos. Estos dos hechos  convirtieron a este asentamiento en la ocupación más antigua y continuada del continente antártico.

 Algunos antecedentes

Durante el siglo XIX la actividad humana en los mares antárticos se relacionó fundamentalmente con actividades de caza de lobos marinos, focas y ballenas,  pero con el inicio del siglo XX se produjo un cambio fundamental en relación a este continente. Distintas circunstancias llevaron a la Argentina a participar desde los comienzos y a desarrollar estudios de diversa índole.

Como resultado de los dos últimos Congresos Internacionales de Geografía, realizados a finales del siglo XIX  (Londres, 1895; Berlín, 1899)  se creó una Comisión Internacional de Estudios Científicos de la Antártida, con el fin de organizar  expediciones, que debían realizarse en forma coordinada entre las naciones, con el fin de explorar el último y desconocido rincón de la tierra y, como una forma de inaugurar el nuevo siglo, haciendo hincapié en la cooperación, en la ciencia y el conocimiento y no en la conquista de nuevos territorios. Pero para poder llevarse a cabo,  requerían de una estación en tierra, que funcionara regularmente, lo más cerca posible de las regiones a explorar.

Es entonces (1899) cuando la Argentina resolvió, por acuerdo general de ministros su cooperación, retomando un proyecto presentado años antes por el Tte. Ballvé al Ministro de Marina, referido al establecimiento de un observatorio en la isla de Los Estados. Finalmente el observatorio fue establecido en la Isla más oriental del grupo de Año Nuevo, denominada Observatorio, isla que por su localización más abierta no condicionaba las medidas. El instrumental necesario fue adquirido en Europa. En 1902 se levanta a su lado un faro que  aún hoy continúa en acción y que reemplazó al de la isla de los Estados establecido en 1884 por el Comodoro Laserre. 

Dentro de este programa de cooperación internacional, Argentina  tuvo asignado el funcionamiento del faro entre octubre de 1901 y abril de 1903. Aunque por iniciativa del mismo Ballvé el faro continuó funcionando aún después de las expediciones y el observatorio se desmantela recién en 1917.

Dos de estas expediciones, además, resultarían fundamentales para la actividad argentina en la Antártida.

La primera es la expedición  sueca del Dr. Nordensköld, para la cual la Argentina, por su cercanía a la zona de estudio, se constituyó en un apoyo importantísimo. Por un lado, con la creación del observatorio en la isla de Año Nuevo; y por otro, como base para el abastecimiento de víveres y recalada de la tripulación,  en Ushuaia. Finalmente, y dada su proximidad, en noviembre de 1903 tendría la posibilidad de realizar con éxito el rescate de todos los miembros de esa expedición, tras el hundimiento de su embarcación, “Antartic”. De ella participaba el alferez Sobral, que se convirtió así en el primer  argentino en invernar y realizar estudios en el continente antártico.

La segunda fue la expedición escocesa del Dr. William Bruce, que partió de Edimburgo el 2 de noviembre de 1902 con un plan de investigaciones de la Real Sociedad de Geografía de Escocia para  explorar el área del mar de Weddell, buscando los límites de la tierra firme y realizando observaciones  meteorológicas y magnéticas. En razón del congelamiento de los mares, Bruce tomó la decisión de anclar en la bahía sur de la Isla Laurie, en el Archipiélago de las Orcadas del Sur, donde construyó una cabaña sobre la costa, como casa habitación, y un pequeño depósito para el instrumental científico para realizar las mediciones desde tierra.

Llegado el verano, y teniendo la necesidad de realizar algunas reparaciones en el buque,  puso rumbo a Buenos Aires, donde propone al jefe de la oficina meteorológica, Sr. Gualterio Davis, la venta de  las instalaciones y de los aparatos científicos, por 5000 pesos moneda nacional, para volver a su país, y  con la condición de que se continúen las observaciones. De esas conversaciones participaron, además del Sr Davis, el Dr. Francisco Pascasio Moreno, el Ministro de Agricultura, Wenceslao Escalante y el subsecretario, Dr. Carlos Ibarguren, entre otros funcionarios. Como resultado de ellas, el Poder Ejecutivo Nacional,  mediante un decreto del 2 de enero de 1904, aceptó el ofrecimiento.

En este decreto, suscripto por el Sr. Presidente de la Nación, Gral. Julio A. Roca, se crea el Observatorio Nacional Magnético y Meteorológico de las Islas Orcadas.

 El Observatorio dependería del Servicio Meteorológico Nacional (creado en octubre 1872 como una repartición del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación) y que en 1904 disponía de 140 estaciones de líneas telegráficas y 420 puestos de observación pluviométrica; recibiendo también la información de países limítrofes.

             Así entonces, el 21 de enero de 1904, el “Scotia” zarpó de Buenos Aires con rumbo a las islas Orcadas del sur, para buscar a los que allí habían quedado y para dejar instalado al nuevo grupo de trabajo, dependiente del Gobierno Argentino, arribando a la isla Laurie el 14 de febrero.

 A ciento diez años de la realización de esta expedición, la base Orcadas cuenta con una dotación de invernada de 13 personas, sigue realizando observaciones geodésicas, magnéticas y meteorológicas y, durante la etapa estival,  hace relevamientos de control ambiental y de la fauna local.

 En reconocimiento al esfuerzo de esta primera comisión y al trabajo continuo de los diferentes grupos que a lo largo de este siglo han aportado conocimientos en diversos aspectos de ese continente, en el año 2000, se comenzó un proyecto de recuperación y puesta en valor del patrimonio edilicio y cultural, material e inmaterial, de las primeras comisiones en particular y de las investigaciones, actividades y aportes que se desarrollaron en este período. Las tareas fueron encomendadas a personal del Museo Naval de la Nación, el Lic. Pablo Pereyra, museólogo y la Dra. Verónica Aldazabal, arqueóloga, en coordinación con la FANA, DNA  y el IAA. Investigadores que continúan aportando información sobre diversos aspectos y difundiendo la tarea que la Argentina realiza en el continente.

                                                                                 Dra. Verónica Aldazabal

1904

2014

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar  - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar