Historia y Arqueología Marítima

HOME

BUQUES ANTARTICOS LOGISTICOS, DE INVESTIGACION O PATRULLAJE

Buques Logisticos Antarticos

EREBUS  HMS

Capitulo publicado con las imagenes y datos de Daniel Kuntschik - Ushuaia

Buques gemelos  HMS “Hecla”, HMS “Terror” y  HMS “Fury”

Bandera Británica

Buque  bombarda  de madera de la clase “Hecla”  diseñado por Sir Henry Peake y construido en Pembroke  Dockyard  de Gales , botado el 7 de junio de  1826.

Plano de lineas del Erebus en el National maritime Museum, Greenwich.

Operó por dos años en el Mediterráneo y luego fue puesto a cargo del  Servicio  de Descubrimientos del Almirantazgo, fue readaptado , para operar en zonas polares reforzándole la proa y estructura interna …..”allí junto a la proa había barras de hierro verticales, refuerzos cruzados de roble, puntales de apoyo de triple grosor, cuñas y escuadras  de hierro y enormes vigas de roble en diagonal, muchas tan gruesas como las propias cuadernas del casco  todas enlazadas de a un lado a otro con flejes de hierro”………”toneladas de refuerzos internos de hierro y roble , así como roble africano, mas olmo canadiense  y mas roble africano de nuevo que se había añadido al roble ingles  de los costados del buque como suficiente para formar una masa de madera de dos metros de espesor”………”el lugar mas delgado del casco tenía 35 cm de espesor, que era la “zona flexible” del casco para soportar las terribles presiones del hielo”……..

Eslora 32 mts Manga  8.8 mts  Calado 4.2 mts

Desplazamiento en rosca   370 tons  Desplazamiento total 726.8 tons

Propulsión a vela.  En   1843 para el viaje de la expedición de John Franklin , se le colocó 1 máquina de vapor  de 20 HP  con una hélice propulsora de 2 palas.

Tripulación    64

Viaje antártico 1840/43

Después de 1839 el estudio del magnetismo terrestre dio un impulso a la exploración en base a la  fructífera la labor desarrollada por el científico alemán Gauss, quien  ese año publica un tratado en el cual demuestra que tres factores determinantes , declinación, inclinación e intensidad  podían calcularse en cualquier punto del globo terrestre con tal que se conociesen los valores exactos en 8 lugares distintos de la tierra.

Se  dibujaron mapas magnéticos  de la superficie terrestre pero la escases de datos  del sector meridional de la tierra  hicieron que  Alexander  von Humboldt   invitara a la  comunidad científica británica a buscar  estos datos, pues Alemania había cubierto buena parte de las zonas restantes del globo. 

La Royal Society  de Londres  emitió una recomendación al gobierno…...…”que en atención a la trascendencia extraordinaria  de las investigaciones magnéticas  en las regiones del Polo Sur sea enviada una expedición a tal efecto por cuenta del estado…….” .El Almirantazgo designó al capitán James Clark Ross quien había logrado ya resultados notables  en las regiones árticas  siendo el primero en llegar al  polo magnético boreal en compañía de su tío el explorador John Ross .

Dos buques fueron puestos a disposición de la expedición:  el HMS “Erebus“ a cargo del mismo  James Clark Ross  y el “Terror” a cargo del capitán Irlandés Francis Rawdon Moira Crozier , famoso por la exactitud de sus cálculos astronómicos y  magnéticos, Crozier llevaba como 1er oficial al Tte Archibald Mac Murdo.

La tripulación del  “Erebus” era notoriamente superior a la del Terror según el medico de a bordo Dr. Joseph Hooker igual ninguno de los 128 tripulantes  (64 por buque) falleció en aguas antárticas.

 Ambos buques de características casi idénticas  habían sido  construidos  para la marina de guerra , fueron reforzados en su estructura y se le retiró  buena parte del  armamento y acondicionado para un viaje de 3 años de duración .

Al igual que en los viajes de James Cook  sesenta años antes, se cuidó minuciosamente la higiene, ventilación , aprovisionamiento de víveres , con especial dedicación a las verduras  y frutas. Pese a que se desconocían aún las vitaminas se tenían pruebas de los beneficios que una dieta con alimentos frescos para prevenir el escorbuto. También se tomaron medidas  respecto al almacenamiento del agua potable y los alojamientos  e higiene de los tripulantes .

Las instrucciones del Almirantazgo le permitían a Ross  gran libertad de acción, pero le imponían  el deber de desembarcar observadores  de fenómenos magnéticos en  las Is. Santa Elena, Cabo Buena Esperanza  y Tasmania. Obtenidos los resultados debía  poner rumbo sur, pero sin superponerse en la derrota  realizada por Cook con el “Adventurer” y el “Resolution” , hasta descubrir el Polo Sur magnético, posteriormente lograr cartografiar con la mejor precisión posible la Tierra de Graham (península antártica).

La expedición zarpó del Támesis  en septiembre  de  1839  y luego de recalar por varias islas del Atlántico e Indico entró  en Hobart , Tasmania (Tierra de Van Diemen) donde  Ross tomó contacto con el gobernador  y director del presidio , Sir John Franklin, quien había realizado 2 viajes de exploración al ártico , de quien recibió provisiones y consejos (posteriormente Franklin perecería en el ártico junto al Cap.  Crozier  con todos sus  tripulantes , con los mismos dos buques , el “Erebus” y el “Terror”).

Invernaron y durante  la estadía toman conocimiento de los viajes realizados por Dumont D´Urville con el “Astrolabe” y el “Zelee” entre 1837/40 y por Charles Wilkes  con el “Vincennes”, Peacock”, “Flying Fish” , “Porpoise”, “Sea Gull” y “Relief” entre 1838 a 1841, que recorrieron y relevaron  la zona Norte y Este de la Península antártica. Como  eran  parte de las tareas encargadas , Ross se sintió  liberado de esta responsabilidad y  decidió centrar la búsqueda de tierras al sur  de Tasmania  por el meridiano de 170º E ,  en un área no explorada hasta ese momento.

El 21 de Noviembre de  1840 la expedición  zarpó de Tasmania hacia la Antártida en navegación de conserva con el “Terror”.  Luego  de una sucesión  de interminables  tormentas  y el  avistaje  de abundante cantidad e ballenas  el 27 de diciembre  observan el primer iceberg en los 63º S . Al día siguiente  llegaron al borde de la banquisa de hielos (línea de hielo marino flotante normalmente viejo, a la deriva  que en verano puede llegar a  fracturarse  pero de consistencia  cerrada que en el Mar de Ross , suele formarse paralela a la costa o barrera de hielo , como un cinturón  ,  quedando  entre estas  un espejo de agua relativamente despejada, la banquisa en esa zona suele  tener unos 150 km de ancho y entre  de 1 y 5 mts  de espesor) .

El 1ro de enero de 1841  cruzan el círculo polar (66º 33´S)  y comienzan a bordear la banquisa  buscando el mejor lugar por donde penetrarla, el 5 de enero inician el cruce hacia lo desconocido con dos pequeños buques a vela  (hoy esa banquisa es cruzada solo por  los rompehielos de propulsión Diesel eléctrica  más potentes del mundo), luego de varios días de lucha y constantes maniobras entre los hielos lograron el 9 cruzarla y llegar a aguas más abiertas, habían hecho lo que nadie había siquiera intentado  y los únicos en realizarlo solamente a vela.

Inmediatamente orientaron los buques hacia donde  el instrumental les indicaba que estaba el polo sur magnético, pero el 11 de enero avistaron un cordón montañoso, al pico mas conspicuo lo bautizaron como monte Sabine (un promotor de la expedición)  continuaron hacia el sur y descubrieron que el polo sur magnético se encontraba unos 500 km al sudeste de ese cordón montañoso, vale decir en tierra , Ross los llamó  Montes del Almirantazgo y al cabo donde iniciaban Cabo Adare (donde invernó entre 1898-1900 el “Southern Cross” de Carsten Borchgrevink , el 1ro en hacerlo en el continente) , continuaron bordeando la costa bautizando cabos, islas  y bahías , desembarcaron en la costa y la bautizaron “Costa de la reina Victoria, a los pocos días alcanzó el punto más meridional que Cook había navegado marcando un nuevo record de penetración.

El 27 de enero de 1841  y con muy buen tiempo avistaron un inmenso monte que prontamente observaron que se trataba de un volcán que arrojaba por su caldera grandes cantidades de humo y llamas y a poca distancia otro cono menor  apagado,  la isla donde se encontraban  posteriormente sería denominada Ross  y los volcanes Erebus y Terror, la ensenada  en la que estaban  fue llamada McMurdo (nombre del 1er Oficial del “Terror” Archibald  McMurdo) . Se acercaron y descubrieron una gran muralla de hielo  de unos 50 a 90 mts de altura  y con una superficie perfectamente plana  y un frente recto que se perdía en el horizonte  hacia el este, la navegaron paralelamente por más de 160 MN  sin encontrar siquiera una hendidura , lograron nuevamente un record de penetración alcanzando los 78º 04´S superando el record de James Weddell con el “Jane” y el “Beaufoy” 17  años antes, aunque en otro mar.-

El 5 de febrero una banquisa compacta los obligó a detenerse y regresar hacia la Isla Ross donde pensaba desembarcar y hacer una excursión hacia el interior del continente y localizar el Polo Sur magnético, pero al arribar a la zona las condiciones de hielo habían cambiado drásticamente y decidieron regresar a Hobart  luego de 147 día en alta mar,  arribaron  en abril donde pasarían el invierno  haciendo un minucioso informe de lo descubierto.

 

En noviembre de 1841 zarparon nuevamente por la misma ruta con la intención de penetrar la banquisa por la misma zona que el año anterior , pero no lo lograron pues las favorables  condiciones de hielo no se repitieron y  una sucesión de  tormentas de nieve y nieblas hicieron que pasaran semanas capeando y corriendo   temporales uno tras otro.

El 18 de enero de 1842  todavía no habían logrado penetrar la banquisa y un huracán rompió cables de obenques  con lo que quedaron atravesados a las olas y sin verse con el otro buque, permanentemente disparaban cañonazos para poder localizarse pues no veían absolutamente nada;  de momentos se encontraban a sotavento de un gigantesco iceberg  de más de 2 MN de largo e inmediatamente derivando contra otro y sin poder gobernar prácticamente por no poder hacer portar  las velas, ……” las olas se elevaban a una altura espantosa y reventaban contra las grandes masas de hielo”…….” Los mástiles crujían  y el timón del “Erebus” se averió al punto de quedar inservible”…….”y el “Terror”  envió una señal que el suyo también estaba roto”…….. “La esperanza que el temporal amenguara adentro de la banquisa adonde habíamos sido arrastrados fue fallida  y pesados bloques de hielo golpeaban contra las bandas de ambos buques cuyo maderamen crujía  pese los desesperados esfuerzos de los tripulantes  que no podían impedirlo,  dominados por la angustia  y sin mas esperanzas que en aquel que  gobierna los vientos  y las olas”…. “sería ingrato  con mis compañeros si en este punto  no expresase mi admiración por la conducta que observaron  en aquel trance , por 48 hs nadie abrigó la esperanza de salir de allí  con vida y sin embargo no fallaron ni por un momento de calma y la disciplina dignas de la tradición de los marinos británicos”….”todos nos habíamos agarrado a algún sitio esperando confiados la voluntad del Todopoderoso”….

 Dos días después el temporal amainó y se amarraron a un témpano a realizar las reparaciones necesarias que incluía un timón nuevo para el “Terror” , finalizados los trabajos  comenzaron a navegar  intentando salir de la banquisa , cosa que lograron el 2 de febrero de 1942  por los 67º 30´S y 159º W,  encontrando mar libre,  fueron 56 días de temporales  entre los hielos.

Pero ni eso disminuyó el esfuerzo de Ross por descubrir la finalización de la gran barrera de hielo y se adentró nuevamente hacia el SSE ,  rompiendo su marca del año anterior y llegando a los 78º 10´S , aquí la barrera parecía menos elevada. Las condiciones de hielo impidieron continuar y Ross debió poner rumbo norte y nuevamente los temporales y la banquisa comenzó a castigarlos con más violencia que la vez anterior.

El 12 de marzo el temporal era de tal magnitud que decidieron dejar el “Terror”  al pairo pues no había velas que resistieran , de pronto  entre la nieve detectaron un enorme iceberg sobre el cual derivaban , cargaron velas, viraron en redondo y de la nada apareció  frente y a toda vela el “Erebus”.  Como no podían ceñir por la proximidad del iceberg la colisión fue tremenda … “mandé a bracear a estribor a la velocidad máxima pero con todo,  el choque fue tan violento que casi todos fuimos derribados. Nuestro bauprés, el mástil de mesana y parte del aparejo fueron arrancados, la jarcia del buque se enredaba  con las del otro a tal punto que la de ambos formaban una masa única y sin que al parecer nada pudiera remediarlo nos precipitábamos contra la masa del coloso  de hielo sobre el cual arremetían las espumantes olas . Los buques se encontraban  en una situación verdaderamente desesperada . Ora el “Terror”  se encontraba sobre la cresta de una ola, tan alto por encima del “Erebus”  que casi podíamos verle la quilla , ora nos tocaba el turno a nosotros , elevándonos de tal modo que el otro barco corría el riesgo de quedar sepulto debajo del nuestro, el crujido del maderamen al romperse y los botes al quedar aplastados  hacían aun mas terribles esos momentos . Al fin, y como por milagro fuimos separados cuando faltaba poco por entrar en colisión contra el iceberg que amenazaba aplastarnos. Con infinita alegría vimos al “Terror” escurrirse por el extremo de la montaña de hielo y dimos gracias a Dios. El “Erebus” era una masa de cabos maderas, mástiles y vergas  tiradas sobre cubierta , era imposible izar una vela, tampoco había espacio para virar . Nos hallábamos tan cerca del iceberg  que las olas que contra él  se estrellaban  venían a rebotar contra nosotros, la única posibilidad de salvarnos en aquel peligro  formidable consistía en la arriesgada maniobra de dar marcha atrás , recurso que en aquella tormenta  y con la mar tan embravecida , solo puede justificarse  por no existir otra posibilidad  para evitar la total destrucción contra el iceberg”………”El barco bandeaba  fuertemente y cada vez  que las vergas inferiores chocaban contra el iceberg  cuya altura sobrepasaba en mucho los extremos del palo mayor ,temíamos a estos precipitarse sobre la borda, en tales circunstancias resultaba peligrosísimo soltar la vela grande , pero apenas se hubo  dado la orden, manifestóse  de nuevo el ánimo de los marineros. Con toda destreza y agilidad , como si ningún peligro hubiera , pusiéronse a trepar  por las jarcias  y aunque mas de una vez los hombres fueron derribados  de las vergas , consiguióse   al fin soltar la vela mayor . Entre el bramido y el estruendo de la tempestad  y el mar  era casi imposible oír las ordenes , se necesitaron pues casi tres cuartos de hora para que las velas quedasen arriadas y arrolladas, verdadera hazaña de la que en tales condiciones muy pocos marineros podrían vanagloriarse . Logrando el resultado apetecido , empezó entonces la marcha atrás , mientras la pequeña chalupa y varios botes eran arrebatados de cubierta y la verga inferior rozaba la rugosa superficie del iceberg. A los pocos minutos habíamos llegado al extremo occidental de la enorme masa de hielo . Solo la furia con que eran repelidas las olas del pie del iceberg  , manteniéndonos a distancia de este, nos preservó de una total destrucción”….

……“Apenas nos habíamos librado del coloso cuando nos enfrentábamos  con un nuevo peligro bajo la forma de otro iceberg, hacia el cual nos veíamos impelidos  directamente. Era cosa  de maniobrar  de modo de dirigir  el barco con la habilidad  necesaria  para que pudiese pasar  por entre dos enormes bloques, por una abertura no mayor al triple de la anchura del buque. La maniobra resultó a maravilla e impulsados por el viento , a los pocos minutos discurrimos por el angosto canal a sotavento del iceberg”…..”Con inusitada alegría  pudieron cerciorarse entonces que los marinos de “Terror”  se habían salvado cuando la señal de “sin novedad”  fue contestada por la nave hermana”.

Permanecieron dos días a sotavento de las enormes islas flotantes haciendo reparaciones  mientras continuaba el temporal. Cuando todo estuvo mas o menos en orden pusieron proa a las Islas Malvinas   y el 3 de abril cruzaron el cabo de Hornos . Entrando en Puerto Luis el 9 de abril de 1842 tras 170 días en alta mar.

Ross quiso dedicar un tercer verano a la exploración antártica  por lo que zarparon y durante octubre y noviembre  cartografiaron  la Isla  los Estados  y  hacia finales de diciembre  de 1842 partió hacia las tierras descubiertas  por Dumont D´Urville (la zona NE de la península antártica denominada entonces Tierra de Luis Felipe, Is Joinville y canal Orleans)  quisieron penetrar en el mar de Weddell  hasta una alta latitud sur , pero las condiciones de hielo frustraron el intento, aunque descubrieron un golfo al que denominaron de Erebus y Terror, la Isla Vega,  la Isla James Ross y otras menores. Desembarcaron en la  tierra de Graham (rebautizada) e identificaron el extremo norte de la península como tal,  cruzándola de lado a lado, posiblemente por la zona de Esperanza  (glaciar Foca) o de Brown Bluff.

Se realizaron ilustraciones a cargo de George Robert Gray y Richard Bowder  Sharpe que al regreso del viaje publicaron  en un libro.

Regresaron  vía áfrica  hacia Inglaterra arribando en septiembre de 1843 y siendo recibido con justos honores.  

 Ambos buque fueron reparados y en vista al excelente resultado brindado afectados a nuevos viajes de exploración.

En 1843  a ambos buques se les colocó una caldera  a vapor con una línea de eje  y hélice  para el próximo viaje hacia el ártico.

En  1845, el “Erebus” y el “Terror” esta vez a cargo de Sir John Franklin  (el ex gobernador de Tasmania)  y de Francis Crozier , intentaron encontrar el Paso del Noroeste. Los dos barcos partieron de Londres  hacia Greenhithe,  Groenlandia  y el 19 de mayo de 1845 luego de aprovisionarse de carne de ballena y carbón  como para 4 años , en la factoría ballenera allí instalada , comenzaron la penetración hacia el NW.

Luego de penetrar por el  norte de la is.  Príncipe Edward   quedaron atrapado  por los hielos  en el actual estrecho Victoria en la Tierra de Baffin .  Luego de 2 veranos de espera a que quedaran  liberados la tripulación los abandonó  el 22 de abril de 1848  dejando los buques en malas condiciones.

Partieron con 135 hombres, y fallecieron todos, algunos por intoxicación de plomo  por el mal  sellado de las latas de conserva , otros por hambre debido a conservas en mal estado por mala preparación,  otros de neumonía, de disentería, de botulismo o de frío.

Al menos 50  expediciones  se enviaron  sucesivamente  por 30 años en busca de la Expedición Franklin. En  1853  se encontraron  algunos restos óseos  en la Is. Williams y  rastros de presencia.

 En 1866   hallaron pertenencias  de tripulantes y herramientas distribuidas por distintas islas  o en poder de algunos Inuits, los que mencionaron casos de canibalismo entre miembros de la expedición.

Los buques,  se supone que naufragaron destrozados  por el hielo.

En 1980 se realizaron estudios a los huesos encontrados que confirmaron la intoxicación por plomo y botulismo y marcas con elementos cortantes que confirmarían el canibalismo.

Entre agosto y septiembre de 2008  Canadá invirtió  750.000 CDN$  en la búsqueda de restos de ambos buques utilizando el rompehielos  CCGS “Sir Wilfred Laurier” durante 6 semanas  en el área de la isla O’Reilly , al W de la península  Adelaida.

En 2010 y 2011  los EEUU  también invirtieron en la búsqueda de los restos de los buques. Se desconocen los resultados .

Personajes de novela de Julio Verne , 20.000 leguas de viaje submarino están inspirados en  la historia de  la expedición Franklin.

Joseph Conrrad En el corazón de las tinieblas también toma elementos de la historia del viaje del Erebus Y Terror.-

Dan Simmons  escribió una intermianble y pesada novela histórica  denominada “El Terror”, relatando el viaje de Franklin ,  nada recomendable , pero exitosa.

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar