Historia y Arqueologia Marítima

HOME

ANTARTIDA Indice Antártida

Diario Orcadas del Sur

Carl Stålhandske

Introduccion Febrero  1913 Acomodarse Marzo Abril- Mayo -  Fallece Wiström Junio
Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
Enero 1914 Febrero1914 Fotos dotacion 1912 Otras fotos personales    

1 de abril 1913

Hoy he tratado de volar el barrilete. Anduvo  bien, es decir el mecanismo funcionaba sin problemas pero no había suficiente viento así que no llegó muy alto. Otra vez será. El ajedrez me gusta mucho. Sin duda es el juego más noble de todos. Tienes que aprenderlo para que podamos jugarlo por las noches. Sin embargo será difícil para ti callar tanto tiempo. No se puede hablar jugando al ajedrez sabes. Y tú, claro, querrás hablar sin pausa. Ahora voy a dormir, he trabajado mucho esta noche y ya es muy tarde. Buenas noches querida.

2 de abril 1913

Esta noche tuvimos una fiesta y siento un poco de resaca por el alcohol, nada común aquí. Hemos dedicado el día a fotografiar. La manía de Wiström es la fotografía.  Arma tomas, posibles e imposibles y siempre se olvida de algo importante, por ejemplo el diafragma y  hay que volver a hacerlo todo. Buenas noches querida Ingirid. No te puedes imaginar cuánto pienso en ti y cuánto te echo de menos.

3 de abril

Sigue el mal tiempo y derritiéndose la nieve.. Otra cosa no hay para contar. Te escribiré más esta noche. Creo que los barcos balleneros todavía llegarán.

7 de abril

Durante unos días no he escrito en el diario. En cambio te he escrito una carta. No ha pasado nada importante. Es media noche. He estado acostado  en la nieve desde las nueve midiendo las alturas de las estrellas con el sextante. Ojalá que lo haya hecho  bien. Ahora tengo que dormir. Buenas noches mi querida Ingirid.

8 de abril

Aquí estoy otra vez. Mis medidas de anoche estuvieron bien. Una preocupación menos. Últimamente hemos tenido unos días lindos. El tiempo ha sido excelente. Hoy pasó algo divertido. Wiström entró informando  que había un barco ballenero en la bahía de norte. Salimos y lo comprobamos.  Después de un rato  Andersson descubrió un vapor grande con chimenea y mástiles y todo, lo vio  muy claramente.  Es el “barco madrina” que regresa acompañada por todos los barcos balleneros. Nos pusimos muy tristes y maldijimos a tus compatriotas. Para ver mejor busqué el teodolito y lo apunté al vapor grande. Resultó que era un iceberg y que todos los barcos balleneros eran icebergs pequeños.  Pués, nos quedamos  desconcertados. Buenas noches querida Ingirid.

Iceberg

9 de abril

Esta noche he lavado ropa. La verdad no es una tarea placentera pero hay que hacerlo. Todos los demás dejan su ropa a Andersson para que la lave. Pero yo, lavando yo mismo ahorro 50$. Ves que hago todo lo posible para ahorrar. Esta noche tengo dolor de cabeza pero suele pasar si duermo. Pronto lo voy a hacer pero tengo que hablar un poco más contigo. He pensado mucho en ti hoy. En cuanto estoy solo cruzo las manos detrás de la nuca y miro al cielo pensando en ti. En todos los recuerdos maravillosos  de nuestros encuentros y en todos los momentos felices que tendremos en el futuro. Ahora el dolor de cabeza  empeora. Tengo que tratar de dormir. Buenas noches mi Ingirid tan amada.

10 de abril

Esta noche estoy bien de nuevo. Incluso he volado el barrilete hoy. A propósito estoy de mal humor esta noche. He perdido dos partidos de ajedrez.  La perdida me resulta difícil a aguantar. A lo mejor tú ya has notado esta característica en mí. La esperanza que lleguen los barcos balleneros la he perdido. Ningún mensaje más te puedo enviar este año. Vaya, el año me parece muy largo esta noche. ¿Terminará alguna vez? Estoy triste  pero no importa porque cuando leas este diario la tristeza ya había pasado.. Al leer estas lineas tienes que acordarte de darme un beso extra por todas las contrariedades que he vivido estando separado de ti. Si lo hubiera sospechado te habría raptado aquella noche de tormenta en Rosario. Por el momento no escribo más sino que me acuesto y pienso en ti. Puede ser que me alegre otra vez. Buenas noches mi querida Ingirid. De veras, tú eres una chica  maravillosa . PS Ahora he leído algunas de tus cartas y de repente me siento más alegre. Tal vez no sabes Ingirid,  el  tesoro que son tus cartas para mí.

11 de abril

Ahora un viento terrible sacude toda la casa. Traté  de volar el barrilete hoy pero tuve que dejar. Había demasiado viento. No tengo nada especial que contar esta noche. Todo sigue su curso. El viento me hace temblar en la cama. Qué bueno no tener que estar a el mar. Buenas noches mi pequeña Ingirid.

12 de abril

Hoy tampoco nada nuevo que contar. Temo que sea un diario aburrido y sin interés. Ha habido mucho viento y nos hemos tenido que quedar adentro. He terminado mis planillas del mes pasado. Debería tener tiempo para estudiar castellano ahora después de haberlo abandonado por unas semanas. Buenas noches mi querida. Voy a estudiar un poco antes de dormir.

13 de abril

Ahora estoy aquí otra vez después de un día lleno de trabajo. Es domingo y hemos tenido una pequeña cena festiva. Arenques exquisitos, perdiz, aguardiente de Lysholm. Es extraño el efecto del alcohol aquí . Tomamos dos copitas, pequeñas y todos se han vuelto muy habladores . Cómo se ha charlado!

 15 de abril

Ayer no escribí nada porque estaba ocupado hasta las doce con las observaciones astronómicas . Además no pasó nada ayer y nada ha pasado hoy pero escribo igual porque te lo he prometido y me distrae.  El mes que viene nos hubiéramos casado si me hubiera quedado en  Argentina. A pesar de que entiendo que es mejor así me resulta difícil aceptarlo. Hace mucho que no sueño contigo. Sólo sueño despierto. Deseo que pudiera soñar contigo. En el sueño, siento, creo y percibo que estás conmigo pero cuando sueño despierto se presenta la realidad cruel. Buenas noches, Ingirid querida.

16 de abril

Hoy he hecho un poco de alpinismo. Yo y Stuxberg. Mis músculos no están muy bien entranados y me siento un poco cansado. Por eso me acosté bastante temprano. Sólo son las nueve y media. Me gustaría que el invierno comience para que pueda esquiar más a menudo. Aparte de esto nada Nuevo. Buenas noches. 

Montaña Rasey

17 de abril

Ya pasamos la mitad del mes de abril. Te puedes imaginar que cuento los días. De momento parece desesperante que este año no termine nunca  pero, sin embargo , siguen los días uno tras otro. Me enfada que los barcos balleneros no hayan pasado antes de dejar la isla. A lo mejor no recibiré una carta tuya en diciembre cuando vuelvan. Espero que Sörle te visite y te des mis recuerdos. Buenas noches querida. Ahora voy a leer un poco.

18 de abril

Es la una de la madrugada. Me he encargado de la guardia de Wiström. Se enfermó de nuevo. Fuertes dolores del estómago. Ha vomitado todo el día y anda con mucho dolor. O sufre de cólico o inflamación estomacal. Es muy duro cuando alguien se enferma aquí. Espero que no sea grave. Buenas noches mi querida, tengo que dormir.

19 de abril

Sigue la situación igual. Puede ser que Wiström esté un poco mejor pero sigue muy enfermo. Vomita mucho. No sé diagnosticar si se trata de una inflamación del estómago o un  cólico. El tratamiento es totalmente diferente. No me atrevo a hacer otra cosa que colocarle paños fríos y darle unas gotas de opio cuando los dolores se le hacen insoportables. El año pasado sufrió de lo mismo pero parece ser peor ahora.

20 de abril

Tampoco hoy Wiström está mejor. Sigue vomitando pero los dolores se han apaciguado un poco . Tengo mucho sueño por las noches así que no puedo escribir casi nada. Hoy he volado el barrilete.

21 de abril

Hoy Wiström está un poco mejor pero sigue en la cama. Berg también se siente mal. Sufre de reumatismo y todos los dolores posibles que existan. Esto es un verdadero hospital este año. Sólo yo y Stuxberg estámos con buena salud actualmente. Sigo haciendo las guardias de Wiström y por eso tengo mucho sueño al acostarme. Entonces, buenas noches querida.

22 de abril

Hoy la condición de Wiström se empeoró. Es tan difícil, uno no sabe qué hacer. Por lo demás no tengo nada que contar. Ha hecho frío y buen tiempo unos días. Seguramente vendrá  el hielo. Siempre pienso en ti Ingirid. Buenas noches , hay que dormir.

23 de abril

Me gustaría tanto escribirte un poco más esta noche Ingirid pero el sueño me lo impide. Wiström se siente un poco mejor hoy pero demasiado flojo para poder trabajar. No tengo otra cosa que lo de siempre para contarte y pienso y sueño contigo los días enteros. Pienso en nuestro reencuentro. Vaya, se apagó la luz . Escribo en el último brillo. Buenas noches, muy amada.

24 de abril

Nada nuevo. Wiström todavía no ha vuelto a trabajar. Diós sabe cuando estará bien de nuevo. Sigo jugando un partido de ajedrez cada noche con Stuxberg. Los días pasan de manera bastante agradable. Si no fuera por lo de Wiström  lo pasaríamos muy bien aquí abajo. Sin embargo él es tan tonto que me da pena.

25 de abril

Muy querida Ingirid.  Esta noche te escribo durante la guardia. Tengo tanto sueño al acostarme que no soy capaz de escribir mucho. Wiström todavía no está en forma. Aparte de esto todo sigue igual sin cambios ni otros acontecimientos. Hoy he estado leyendo un libro de Jack London que me interesaba mucho. Además he jugado mi partido de ajedrez obligatorio . He empezado los estudios de castellano de forma intensa. Tengo que aprender bien los verbos. Si pronto se terminara el año! Yo te extraño tanto. En cuanto tengo un rato libre y estoy solo mis pensamientos vuelan lejos, lejos hacia ti. Entonces estoy a tu lado. Pienso tanto en ti y en nuestro matrimonio. Ingirid, verás que lo pasaremos muy bien. Casarme es una  responsabilidad muy grande pero si lo postergo hasta  que no tenga más problemas no nos casaremos nunca  me imagino. Es imposible aguantar más separado de ti. Si nos mantenemos  sanos verás que todo será fácil. Siempre estoy de buen humor pensando en ti como mi esposa. Ahora tengo que terminar. Buenas noches querida.

26 de abril

Nada , absolutamente nada pasó hoy. Wiström estuvo cenando con nosotros. Claro comió demasiado y ahora está vomitando. Dios sabe cómo terminará. Hay viento del sur y seguro que pronto tendremos bloques de hielo y pleno invierno. En el  momento  estoy aquí solo. Los demás duermen. He estudiado los verbos irregulares un rato pero me cansé y en cambio me puse a pensar en ti. Eso lo haré hasta que es la hora de las mediciones de medianoche. Buenas noches querida.

27 de abril

Ahora estamos en invierno. 13 grados bajo cero y tempestad. El frío penetra hasta los huesos al salir, pero es refrescante. Wiström está aun peor. Son 10 días que ha estado enfermo. Todo por hoy. Buenas noches Ingirid.

28 de abril

Aquí estoy otra vez. Como siempre nada que contar. Wiström sigue muy enfermo. Es muy difícil.  Necesitamos  charlar y bromear aquí pero resulta imposible cuando él está gimiendo por dolores. Si se pudiera hacer  algo para aliviar sus dolores. Sin embargo la culpa es suya. En cuanto se siente mejor come algo que le hace mal. Si fuera yo sólo comería “porridge”  el tiempo que queda. Es terrible estar enfermo aquí abajo. El tiempo parece aún más largo. Sí, querida Ingirid, el tiempo es eterno a pesar de todo. Me pregunto lo qué tú estás hacienda allá en casa. Cosiendo tu ajuar me imagino. Cosiendo y trabajando demasiado. Verás, una vez casados te cuidaré. Te voy a medir el hilo para que solo puedas coser cierta cantidad cada día. Será diferente. Seré un marido severo. ¿Tienes miedo? Pronto estaremos en el mes de mayo. Ay, todo un año antes de que te vea. Cuando me vaya de aquí y  me dirija hacia el norte otra vez todo será mejor. A lo mejor los últimos meses resulten los más duros. Siempre pienso en ti Ingirid. Nunca temo que me olvides. Sé que me esperarás. Gracias a Diós creo tanto en ti. Lo hace más fácil. Casi fue peor la vez anterior. En realidad no te amaba tanto como lo hago ahora y habría sido una pena grande si te hubieras comprometido con otro. Estaba bastante preocupado y inseguro . Ahora, en cambio sé que vos me perteneces para siempre como yo a ti. Basta por hoy, no te parece. A mí sí.

29 de abril.

Hoy Wiström está mejor,  sin dolores pero sigue flojo y cansado después del ataque. Espero que tenga más cuidado esta vez. Mal tiempo. La nieve se arremolina de manera que no se ve la mano. Ayer escribí mucho así que hoy debes contentarte  con poca cosa. Tampoco ha pasada nada. Buenas noches querida Ingirid. Tengo que dedicarme a mis observaciones.

30 de abril

Esta noche es la noche de Walpurgis, la noche de las brujas. Me pregunto lo que haces esta noche. Habrás salido a escuchar las canciones estudiantiles y mirado las hogueras de Walpurgis. La primavera se está acercando allá y aquí empieza el invierno. Tengo que vivir otro invierno antes de que venga mi primavera. En cambio ella durará mucho. Buenas noches mi querida Ingirid. Voy a dormir y soñar con una primavera eterna contigo.

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar