Historia y Arqueologia Marítima

HOME

ANTARTIDA Indice Antártida

Diario Orcadas del Sur

Carl Stålhandske

Introduccion Febrero  1913 Acomodarse Marzo Abril- Mayo -  Fallece Wiström Junio
Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
Enero 1914 Febrero1914 Fotos dotacion 1912 Otras fotos personales    

2 de julio

 Nada. Es un diario sumamente aburrido. Casi me da pena por ti que tendrás que leerlo. Sigue haciendo frío, de modo que uno no puede estar fuera por mucho tiempo. No tengo muchas ganas de escribir esta noche. No tendrás este diario antes de que te vea. Por eso, a veces todo esto me parece inútil. Si pudiera mandarte una carta sería otra cosa. Sin embargo es mejor continuar ya que lo he prometido y sea como sea, una vez que lo estoy haciendo disminuye mi tristeza. Todavía no pasó la mitad del tiempo. Qué horror. Ojalá que termine este año un día. Nunca un año me ha parecido tan largo antes. Ahora es tiempo de ir a la casa de medición magnética. Buenas noches pequeña Ingirid.

 4 de julio

 Hemos tenido un día lindo con temperatura aguantable. Las dos bahías están cubiertas de hielo de modo que se puede pasear por todos lados. Desgraciadamente no tengo tiempo. Estoy demasiado ocupado en estos momentos. Si todo mi trabajo diera un resultado más o menos positivo no diría nada. De veras, un año de pruebas duras pero ahora se trata de “no perder el ánimo” como sú sueles decir. Tengo que  animarme con un poco de humor noruego de vez en cuando. No me da tiempo para escribir más. Buenas noches, querida Ingirid.

 5 de julio

Hoy hice una pequeña excursión en esquíes con Berg. Subimos una montaña, llamada Lola, de donde se ve muy bien hacia el horizonte del norte. Ahora estamos rodeados por hielo hasta donde alcanza la vista. El regreso fue cuesta abajo y eso sí que fue rápido créeme. La nieve este año no está pareja si no que forma como hondonadas así que no nos pudimos deslizar bien. También me caí varias veces. Ahora sólo hce unos grados bajo cero y el aire se siente templado. Haré excursiones más a menudo. Me levanta el ánimo. Buenas noches Ingirid querida.

Monte Lola

8 de julio

Hoy hice una excursión larga con Andersson. Más o menos 25 kilómetros. Me cansé al volver, pero ahora me siento descansado. Son fantásticas estas excursiones, te animan mucho. Hizo 20 grados bajo cero pero nada de viento. Ahora he dibujado un mapa para que veas los alrededores y nuestra ruta. Se puede ir adonde uno quiere, tanto al sur como al norte. De otra manera uno queda encerrado en esta maldita península. Tengo que terminar ahora. Iré a la casa de medición. Buenas noches.

 

10 de julio

 Ahora he acabado con las planillas de este mes y es una buena cosa. Hemos tenido unos días lindos últimamente. Créeme, es extraordinariamente magnífico aquí. Me imagino que se parece a ciertas regiones de Noruega. Pero tan desolado. Creo que prefiero una belleza más bien viva. No lo creo, lo sé con certeza. Bueno, de qué escribiré? Es inútil. No pasa nada. La convivencia es buena. Me parece que es la mejor que hubo aquí en las Orcadas. Es bueno que no haya peleas. Me pregunto tanto cómo te va y si te preocupas por mí. Me pondría muy contento si supiera que no te preocupes por mí. Si recibiera una carta de ti con los barcos balleneros. Depende de que el capitán Sörle te haya visitado dándote saludos de mi parte. Pero capaz que no lo hizo. El prometió venir a buscar nuestras  cartas pero no lo hizo y aquí hay un montón de cartas listas para ti. Ahora tengo que terminar. Buenas noches, querida.

 11 de julio

 Ves, ahora me pongo a escribir cada día. Es un cambio para mejor. Hoy podríamos haber celebrado el quinto mes aquí en las islas, si habríamos tenido ganas pero pensamos que no valía la pena. Demasiados meses nos quedan para celebrar. Por el momento el tiempo es bastante benigno, sólo 8,4 grados bajo cero. Me pregunto tanto si estás de buen ánimo. Lo deberías estar si es que te conozco bien. Pero no debe ser tan divertido muchas veces. Debes creer que soy vanidoso pensando que te resulta difícil mantener el buen humor a pesar de echarme tanto de menos. Pero tan vanidoso soy actualmente. Te juzgo a ti por mi mismo, sabes, y sé que es difícil muchas veces. Y sé también que juzgo correctamente. Sé que tú me echas de menos tanto como yo a ti. Nadie no lo va a reprochar. Porque sólo juntos podemos encontrar felicidad y tranquilidad. Ansío tanto encontrar la tranquilidad contigo después de una vida perturbada y vacía. Sueño con tantas cosas bonitas en estos días aquí abajo, de felicidad contigo que podría llenar todo este diario. Sin embargo, por las noches cuando me pongo a escribir y los demás están hablando o simplemente alrededor de mi no me dan las ganas de escribir. Pero no importa, voy a vivir los sueños contigo en la vida real, de una manera más bonita y hermosa como nunca hubiera podido soñar. Ahora buenas noches mi querida Ingirid.

 12 de julio

 Esta noche no habrá muchas palabras. Pronto serán las doce. Sigue el buen tiempo pero se está poniendo un poco más frío. Hoy he volado el barrilete. Desde hace mucho no he podido hacerlo. O un hubo viento o hubo tormenta.

 14 de julio

 Idem esta noche. Toda la noche he estado ocupado con otra cosa. No hay nada para contar. Sólo quisiera decirte buenas noches a pesar de que estarás despertándote. Sin embargo, siempre duermo mejor cuando te he dicho buenas noches.

 15 de julio.

  Hoy tampoco hay nada para contar. Estoy cansado  y tengo sueño. Uno se vuelve perezoso con esta vida. Andersson está a mi lado leyendo y fumando una vieja pipa que hace un ruido irritante y por eso no puedo escribir. Hay que armarse de paciencia viviendo tan cerca el uno del otro, pero me imagino que los otros tienen que tener paciencia conmigo también así que no vale la pena quejarse. Buenas noches pequeña Ingirid.

 16 de julio

 Este diario no estará lleno de acontecimientos, seguro que no. No pasa nada , todo sigue el mismo rumbo y es la realidad, casi lo iba a decir, pero ciertamente han pasado demasiadas cosas este año. He leído un artículo hoy en una revista americana. Se llama Tackling Matrimony. Me gustó mucho. Se trataba de una pareja joven que decidió casarse a pesar de tener un sueldo bajo y de cómo lograron a vivir felices. Lo haremos nosotros también, y verás lo bien que nos irá. No hay peligro de que no funcione siempre que tú estés. Sabes Ingirid, tú eres la combinación más exitosa del sentido del humor y esposa que exista. Créeme, esto lo sé yo. Por lo demás estoy bastante deprimido respecto a mi trabajo magnético. Mis primeras mediciones magnéticas eran mejores que las que tomo ahora. No entiendo la razón. Hago la misma medición con facilidad ahora pero el resultado es cada día peor. Busco día y noche la causa pero no lo puedo entender. Sí, ahora no logro quejarme más. Voy  continuar mañana.

 17 de julio

 Sí, iba a continuar esta noche pero supongo que ya estás harta. Hemos tenido un tiempo “de Orcadas” hoy. No se ve la mano delante de la cara por la nieve. Es todo. Estoy muy cansado y con mucho sueño y no puedo escribir nada, ni siquiera quejarme. Puedes imaginarte cómo me siento. Buenas noches, pequeña Ingirid.

 19 de julio

 He estado perezoso nuevamente. Ayer no escribí nada. Muy mal tiempo con ráfagas de nieve pero sólo unos grados bajo cero. Todavía no pasó la mitad del año. Sabes, a veces pienso en el momento cuando te pueda abrazar de nuevo, me pregunto si esto llegará en algún momento. Parece tan lejano. No vale la pena pensar en esto, porque me siento aún más deprimido. No, sólo se trata de apretar fuertemente los dientes y seguir transitando día tras día con el sentimiento de que ese día llegará en algún momento, sólo hay que esperar, esperar y esperar. Todavía leo tus cartas antes de dormirme. Debería saberlas de memoria pero lo raro es que me parecen ser nuevas. Las he clasificado de otro modo ahora; en tres categorías. La primera categoría son pocas cartas que son para leer en ocasiones cuando me siento muy deprimido. Así, las he tenido clasificadas durante tanto tiempo pero  creo que las voy a ordenar cronológicamente otra vez hoy a la noche.

Sabes, las tengo en un estante encima de mi cabecera. Tu retrato está allí también. Tengo que pasar un trapo cada noche porque se junta siempre mucho hollín y humo allí.  A lo mejor todo esto te parece infantil y supongo que lo es, pero así soy yo Ingirid, o mejor dicho, así me ha vuelto. Temo que las Orcadas no sean el lugar ideal para el desarrollo de un joven. Seré aún mas callado al volver y seguro que ya era demasiado callado antes. Ahora, basta de charla esta noche. Buenas noches querida Ingirid.

 21 de julio

 Esta noche no voy a escribir mucho, pero como ya he salteado un día, no puedo dejar pasar este día también. Hoy hemos tenido 31 grados bajo cero, pero ya subió  hasta 14 grados bajo cero. El hielo se ha ido de la bahía norte pero el agua volvió a helarse casi en seguida. Pues. Fue todo. Buenas noches pequeña Ingirid.

 22 de julio.

 Sigue el frío. 27 grados bajo cero. Pronto termina el mes de julio, gracias a dios. El tiempo no puede pasar lo suficiente rápido. Una vez pasada la mitad del año, todo pasará más rápido, vas a ver. Entonces en un instante estaré contigo en Hasselbacken. Te puedes imaginar lo que nos esperará y por cierto lo merecemos. Imagínate no ver a tu novia en dos años. No tiene ningún sentido. No entiendo cómo lo aguanto. Sólo es la esperanza  la que me hace aguantar. Debes saber que es una gran cosa no dudar de ti ni un momento, nunca lo hago ni siquiera cuando estoy de lo más deprimido. Al contrario, en ese momento sólo el pensar en ti, es lo que me puede levantar el espíritu. La esperanza de pronto verte a ti es lo único que hace la vida aguantable acá. Buenas noches muy querida Ingirid.

 23 de julio

 Sigue el frío. Nada para contar. Sólo lo de siempre, y mi añoranza y la espera sin duda te cansan a ti. No es de sorprenderse ya que yo mismo no contengo ninguna otra cosa por el momento. Toda mi vida está dominada por estos dos sentimientos, no hay lugar para otra cosa. A veces, desgraciadamente no muy a menudo, mi añoranza le da alas a mi imaginación y se va, como una flecha directamente hacia ti, a tus brazos. Entonces soy feliz pero no pasa con mucha frecuencia. Siempre pienso en ti pero los ojos abiertos y con la conciencia de que faltan aún varios largos meses antes de que pueda estar allí contigo. Si sólo soñara contigo con más frecuencia. Duermo como un tronco. Muy raras veces sueño  contigo. Debe ser porque sueño poco, parece que duermo demasiado profundamente. Tardo en dormirme y mientras estoy despierto siempre pienso en ti y en nuestra vida de casados. Una vez endormido estás totalmente ausente. Pero de nada sirve quejarse, sueños con sueños, y la realidad no será un sueño, gracias a dios. Ella será más hermosa que cualquier sueño. No será revelación para nosotros, pequeña Ingirid, una vez juntos, que la realidad supera a los sueños. No, con ojos abiertos nos damos la mano, y mano y mano caminamos hacia el país de la felicidad. Nuestra vida superará cualquier sueño, Ingirid. Con ojos abiertos pedí tu mano con la certeza que jamás, jamás podía tener a una mejor esposa. Y con ojos abiertos me aceptaste a mí. Yo sé muy bien que hay grandes defectos en mí, pero también sé, que hay mucho bueno, y a la que amo no quiero causarle tristeza. Así  que nuestra felicidad está formada sobre una base segura, nuestro amor, y sabes cómo valoro el amor. Ahora debo terminar. He escrito mucho más que de lo que pensaba hacer el empezar, pero me ha sobrado el tiempo esta noche y estoy sólo. Buenas noches, Ingirid.

 24 de julio

 De qué voy a escribir esta noche. Sigue el frío y ya vino Andersson a sentarse a mi lado. Entonces se acabó. Su pipa hace un ruido desagradable. Para vengarme voy a escribir un poco sobre él. Es bueno y cocina bien de modo que engordamos, comida demasiado rica y sustanciosa, según Stuxberg., para gente con estómagos sensibles. Como otra ocupación se dedica a escribir y actualmente está con sus memorias. La idea es de mandarlas a su novia en Örebro. Ella las editará bajo el título:”La vida de un marinero”.

Andersson se ha vuelto escritor, créeme. Dice que esta noche no lo inspira a escribir, pero anteayer sí tuvo mucha inspiración. Escribió 4 páginas sin sacar el lápiz de la hoja etc. A veces, nos lee ciertas partes para nuestra gran culturización. En realidad no escribe mal pero muy recargado, por ejemplo vientos balsámicos, olas enormes brillantes de plata y cosas por el estilo. Ya la vez anterior escribió sus memorias pero no sirven ahora que tiene una novia escritora. Necesita reelaborarlas. Nada más por hoy. Buenas noches pequeña Ingirid.

 26 de julio

 Hemos tenido tiempo caluroso, 4 grados bajo cero y mar abierto en el norte, pero quedan unos meses de invierno. Debes saber que es un sentimiento agradable cuando el sol sube en el cielo y calienta  un pobre como yo con el brillo de sus rayas. También indica que el tiempo pasa. A Stuxberg le duelen los ojos, dice, pero yo creo que son los nervios. Es imposible tener tantos dolores a la vez digo yo. El tiempo es largo. ¿Lo has oído ya? Todavía no pasó la mitad del año. Buenas noches pequeña Ingirid.

 27 de julio

 Querida Ingirid, qué voy a escribir? La nieve se derrite y hay mal tiempo. Pronto habrá pasado julio, Aleluya, aleluya. Sí, el tiempo pasa si uno es paciente, y de eso se trata. Pues, creo que tengo tanta paciencia como Job. ¿No estás de acuerdo? Nada más por ahora. Pronto será medianoche. He tardado más de media hora en redctar estas líneas geniales. Digo como Andersson, no tengo inspiración. Buenas noches querida Ingirid.

 28 de julio

 Se ha puesto frío otra vez y sopla de modo que uno tiene que andar casi en posición horizontal para ir hacia delante. Grandes bloques de hielo vuelan por el aire. Bueno, tan grandes no son, pero al tocarte la cara, lo sientes. Tampoco salimos si no estamos obligados. Nada más. Buenas noches, mi querida pequeña Ingirid.

29 de julio

 Me siento un poco mal esta noche. Dolor de cabeza. Voy a tomar una aspirina al acostarme, así espero que estaré bien mañana. Mi dolor de cabeza no suele durar mucho. Buenas noches, pequeña Ingirid.

30 de julio

 Estoy un poco mejor de la cabeza pero no del todo bien. Hace frío otra vez, 25 grados bajo cero. Nada particular para contar sólo quería decir buenas noches.     

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar