Historia y Arqueologia Marítima

HOME

ANTARTIDA Indice Antártida

Diario Orcadas del Sur

Carl Stålhandske

Introduccion Febrero  1913 Acomodarse Marzo Abril- Mayo -  Fallece Wiström Junio
Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
Enero 1914 Febrero1914 Fotos dotacion 1912 Otras fotos personales    

1 de octubre

Ahora la capa de nieve empieza a bajar de diez centímetros por día. Unos grados bajo cero  y lluvia de vez en cuando. Hoy hice observaciones magnéticas y mañana las planillas.  Empiezo a sentirme más animado ahora. Se pone cada día más claro. Si los barcos balleneros me trajeran una carta tuya y supiera que todo está bien todo, estaría muy bien. Buenas noches, querida Ingirid.

2 de octubre

Sigue el calor con lluvias intermitentes. Parece que mis observaciones magnéticas están cada día mejor pero todavía no estoy del todo seguro que lo hago bien. Eso lo sabré en Pilar. Aparte de eso nada nuevo. Casi me canso de  escribir en este diario. Es extraño, cuando estoy sin ánimo me dirijo hacia este libro y cuando termino de escribir, en general estoy un poco más alegre. Sin embargo, cuando estoy de buen humor no tengo ganas de escribir.  Si estuviera del todo contento tal vez escribiría con ganas, pero del todo contento no estaré antes de volver a verte a ti. Entonces, sí. Ya verás. Brillaré como el sol todos los días. Buenas noches, mi querida Ingirid.

3 de octubre

Sigue la vida sin novedades. Estoy con mis planillas. Es aburrido pero hay que hacerlo. Hoy comimos pescado por primera vez desde hace mucho tiempo. Estoy cansado y tengo sueño no puedo pensar. Creo que te voy a decir buenas noches sentándome en una silla para soñar contigo. Buenas noches.

5 de octubre

Ayer no escribí nada, mi querida Ingirid. No me sentía bien anoche y por eso me tomé un baño y me acosté temprano. Dejé a Stuxberg cambiar los papeles en los aparatos. Creía que iba a estar en forma hoy pero no es así. He tomado antifebrina, a ver si me ayuda. No se trata de dolor de cabeza esta vez, que no me preocupa nunca, sino es como que sise tratara de una enfermedad verdadera. Ingirid,  me cuido y hago todo lo posible para pararla a tiempo. El año pasado me sentía bien todo el tiempo pero ahora últimamente no me ha sentido bien a veces. No me preocupo al sentir dolor en algún punto determinado, pero al sentirme flojo y sin ganas  sin saber de qué se trata, me preocupa un poco. Espero que pase para mañana. Aparte de eso , nada. No voy a escribir más. Voy a tratar de sumar una planilla sin tener muchas ganas de hacerlo pero tengo que hacerlo. Buenas noches, querida Ingirid.

6 de octubre

No me siento nada bien. Cansado y agotado. De veras, no sé lo que es. Pero no se pone peor. Mi apetito es bastante bueno pero el estómago está en desorden. En resúmen, no es para preocuparse pero he perdido todas las ganas de trabajar. Hago lo que debo hacer pero me cuesta mucho. Me pregunto lo que puede ser. Que no sea anemia. Estoy seguro de que viene de esta vida sedentaria. Nunca me ha hecho bien estar adentro mucho tiempo. Me acuesto más temprano ahora y dejo a Stuxberg  cambiar los papeles. Voy a acostarme ahora. Buenas noches, querida, bonita Ingirid.

7 de octubre

Estoy un poco mejor hoy. Por la mañana estuve esquiando  y por la tarde sacando nieve. Creo que poco a poca voy a quitarme esta sensación  de cansancio. Mañana voy a hacer observaciones magnéticas. Cansa mucho pero espero que salgan bien. Ninguna otra novedad. Espero pronto recobrar mi vigor de antes, es  muy triste sentirse medio enfermo. Buenas noches, Ingirid.

8 de octubre

Las mejoras siguen. Volé toda la tarde los barriletes y es un ejercicio excelente. Mientras los volábamos, de repente se acabó el viento. Los barriletes cayeron  y no tuvimos tiempo para rebobinar el hilo. Un barrilete cayó en la bahía del sur. Por suerte no se quebró nada. Todavía no me siento del todo bien pero casi.  Menos mal. A partir de ahora trataré de estar más fuera. Así me quedaré en forma. Buenas noches mi pequeña Ingirid.

9 de octubre

Hoy estoy un poco peor pero probablemente depende de las observaciones magnéticas. Me voy a acostar y dormir bien. Actualmente hace bastante frío, pero tiempo lindo. Si se acabara de una vez. Estoy harto de todo esto. No voy a escribir más. Buenas noches querida Ingirid.

10 de octubre

Ahora estoy del todo bien. No siento ningún cansancio. Mis observaciones magnéticas de ayer salieron bien a mi juicio. Han sido buenas durante un período largo. Te puedes imaginar como me alegro. A ver si pasan las críticas de Pilar. Lo espero. Entonces consideraré  que hice un buen trabajo este año a pesar de todo.  Sabes Ingirid, está bien que esta desgracia llegue hacia su fin y está bien que esté convencido, que mi trabajo no ha sido inútil. No creo que pueda soportar más hacer un trabajo que me parezca sin sentido. Ahora, gracias a Dios, trabajo con la certeza que lo hago bien y es otra cosa. Buenas noches querida Ingirid.

11 de octubre

Hoy hizo un día lindo. Estuve fuera toda la tarde arreglando el tejado. Puse cartón nuevo. Se había deteriorado bastante con el tiempo. Trataré de trabajar fuera lo más que pueda durante el tiempo que me queda y verás que me mantendré en forma. Estuve muy flojo esos días. Tengo que tener cuidado y moverme sino voy a terminar mal. Y tú, querida Ingirid, que haces y cómo estás. Tanto me lo pregunto. A lo mejor estés cosiendo y estás demasiado adentro tú también.  Verás cuando esté yo contigo. Entonces harás ejercicio. Te voy a enseñar a jugar al tenis. Vas a ir de caza conmigo.  Para mi es por necesidad que me quedo adentro, pero a ti seguro  que te gusta. Buenas noches mi querida Ingirid.

12 de octubre

Hoy nada. Voy a acostarme. Buenas noches Ingirid.

13 de octubre

No he escrito mucho últimamente debido a mi enfermedad. Ahora  me he sentido en buena forma por unos días y espero que siga así.  Tampoco esta noche escribo mucho. Lo he tenido que dejar para trabajar con Stuxberg. Ahora tengo tanto sueño  que tengo que irme a la cama. Buenas noches querida Ingirid.

 14 de octubre

Esta noche tendré más tiempo para escribirte.  Sigo sintiéndome con buena salud y estoy de bastante buen humor. Esta noche soñé contigo, Ingirid. Viniste hacia mí y me abrazaste y pusiste tu mejilla contra la mía. Nada más. No sé como fue o por qué estuvimos juntos. Fue maravilloso. Me alegro tanto  cuando apareces a mi lado.  Eras la misma de siempre.  Sentía claramente tu mejilla suave. Lo que me pasaba cuando sentía tu mejilla contra la mía no lo puedo describir. Sólo sé que me desperté muy feliz. Si vinieras un poco más a menudo.  Hoy hizo un lindo día de sol. Aproveché para hacer observaciones horarias. Me resulta un poco difícil determinar la hora este año. El teodolito se cayó y se quebraron  los primeros meses y sólo me quedó un sextante viejo, casi inútil, con que trabajar. No me he preocupado tanto porque tenemos tres cronómetros, de los cuales dos son excelentes.  Hoy logré saber con certeza que tal vez sólo tenga 20 segundos de diferencia. Es suficiente para este año que no tenemos observaciones internacionales que tienen que ser registradas al mismo tiempo en el mundo entero. Por lo tanto estoy bastante contento con mi mundo hoy. Sin embargo, tengo que decir buenas noches porque me entra el sueño. Ojalá que sueña contigo esta noche también.

15 de octubre

No soñé contigo esta noche. Stuxberg dice que yo estaba cantando en voz alta:” así cantaba ella para su querido sobre las aventuras de la vida y sonreía entre lágrimas, doña Blanca de Namur”. Pero yo no me acuerdo de haber soñado nada. A lo mejor sueño inconscientemente. Entonces no me sirve de nada. Hoy hice observaciones magnéticas otra vez. A ver cómo saldrán mañana cuando haya revelado la curva. Siempre estás en mis pensamientos. Buenas noches más querida, Ingirid.

16 de octubre

Esta noche no escribo nada. He trabajado con Stuxberg y se ha hecho tarde. Además no ha pasado nada. Sólo diré buenas noches.

17 de octubre

Ahora se ha puesto bastante frío 15 grados bajo cero. No ha pasado nada especial. Sigo en forma así que no tengo de qué quejarme. Debes de haber notado que estoy dispuesto a quejarme. Si no estuvieras tan lejos estaría  muy contento. Quiero decir,  para estar del todo contento tú tienes que estar cerca, muy cerca, tan cerca como en un abrazo fuerte. Bueno, el tiempo pasa y aquel día se va acercando pero, igualmente tarda demasiado. Ahora tengo que irme a la cama. Buenas noches querida pequeña Ingirid.

18 de octubre

Cambió el tiempo y está  bastante templado. Si todo fuera tan variado como el tiempo acá, la vida sería muy intensa y animada. A ver. Nos quedan noviembre, diciembre, enero, la mitad de febrero y la mitad de octubre. Son cuatro meses. No es para tanto. Si uno ha aguantado 8 meses, 4 meses más son soportables. Espero de todo corazón que este tiempo duro de espera haya sido fructífero para nosotros, aunque me resulta difícil verlo de este modo. Económicamente sabía que sería lo mejor para nosotros, pero no me parece una razón suficiente para postergar nuestro casamiento tanto tiempo. A lo mejor nos dirigen poderes superiores, Ingirid. Quiero creerlo. Tal vez haya sido mejor para nosotros en todos los sentidos, pero no lo puedo ver así. No es nada agradable vivir sin ti Ingirid, eso lo sabes sin duda y no debes asombrarte que me quejo a veces y acepto con dificultad mi destino. Sé perfectamente lo que he perdido este año y ha sido muy duro y difícil vivir separado de ti cuando había esperado vivir en felicidad y alegría. Gracias a Dios empiezo a ver el fin.  Mi esperanza aumenta y mi amor crece y mi confianza en ti siempre fue imperturbable. Creo que me pondré más contento y a cantar canciones de regocijo.  Si fuera poeta y podría describir mis sentimientos. Pero no lo soy. Tal vez puedas sentir mi amor cuando nos volvamos a ver. No lo sé expresar en palabras. Buenas noches Ingirid.

19 de octubre

Esta noche no te escribiré muchas palabras, querida Ingirid. Tengo sueño y debo acostarme. Además es tarde. Sólo te diré buenas noches.

20 de octubre

Hoy fue un lindo día por la mañana  pero por la tarde se puso feo otra vez. Estaba acostado en la nieve por la mañana registrando alturas del sol. Por la tarde cuando iba a registrar las alturas correspondientes, el sol había desaparecido detrás de nubes. Todo el trabajo en vano.  Pero no importa. Esta noche me sobra tiempo. Las planillas están hechas y todo está en orden. Podría escribir más esta noche, pero sobre qué? No ha pasado nada particular. Tomé un ponche esta noche, lo que no es común. Nunca se ha consumido tan poco alcohol acá como este año. Stuxberg se ha vuelto abstemio. Berg y yo tomamos un trago de aguardiente con la cena cuando comemos pescado. Como sabes el undécimo mandamiento  dice “debes tomar un trago de aguardiente al comer pescado”.  En total bebemos muy poco alcohol.  No obstante querida Ingirid ahora tengo que acostarme sin haber dicho nada en absoluto. Pero así es actualmente, si no quiero hablar de mi añoranza por ti no hay nada de que escribir.  Buenas noches Ingirid, querida.

21 de octubre

Ahora debes pensar que nieva tan terriblemente que da miedo. Pero por suerte se derrite bastante rápido. He estado de buen ánimo estos últimos días, a lo mejor lo hayas notado en lo que he escrito. La razón es que quedan sólo unos pocos meses. Sin embargo,  esta noche  estos meses me parecen horriblemente largos de nuevo. Sí, son muchos meses  y días largos  pero finalmente acabarán, no? Si sólo supiera cómo estás. Si tuviera una señal de vida tuya. Confío que lleguen los barcos balleneros en diciembre. Ojalá  que pasen por acá. Ahora me voy a acostar y soñar contigo. Buenas noches querida Ingirid.

22 de octubre

Hoy hice mediciones magnéticas . A ver mañana cómo salgan.  Ayer tuvimos una nevada terrible. Casi nos quedamos enterrados  por la nieve. Pero debería empezar a derretir pronto. Creo que no veremos el suelo sin nieve este año. Los pingüinos están en sus nidos de apareamientos, A finales de este mes tendremos huevos. Jamón tenemos suficiente y  jamón sofrito  con huevo no está mal.  No tenemos de qué quejarnos con respecto a la comida, de veras que no. Volveré gordo. Buenas noches querida Ingirid.

Pinguin Berg - Montaña de pingüinos.

23 de octubre.

Esta noche nada. Ya es tarde y tengo que ir a la cama. Buenas noches mi querida Ingirid.

24 de octubre

De nuevo he empezado a leer tus cartas. Largo tiempo no pude leerlas por falta de luz. Creíamos que no nos iba a alcanzar el combustible, y por eso tuvimos que economizar. No puedo leer tus cartas en  la sala grande, sabes, sólo después de haber ido a la cama. Hay un estante pequeño al lado de mi cabecera donde cabe una vela. Ahora puedo tener la vela encendida un ratito  y siempre leo algunas de tus cartas. Así la vida se hace más alegre.  Los días son bastante largos ahora . Hoy luz de día hasta las 8 de la noche. Pronto se acabará octubre, gracias a Dios.  El tiempo pasa. El día llegará cuando deje todo esto. Buenas noches, querida Ingirid. A lo mejor me canse de escribir acerca de nada, pero puedes estar segura de que no me canso de pensar en ti y en el futuro juntos.

25 de octubre

Esta noche no tengo nada que escribir. No puedo pensar en nada. Por fin llegó la primavera. Se nota en la fauna. Hay un montón de aves alrededor de nosotros. Constantemente estamos preocupados por los perros.  Estos tontos corren sobre el hielo en la bahía del norte.  Sólo hay bloques de hielo y aguanieve, estos  pueden alejarse en dos minutes al cambiar el viento. Es todo lo que puedo decir esta noche. Buenas noches querida Ingirid.

26 de octubre

Hoy ha nevado todo el día y cómo! La nieve nos hace infelices.  Casi no pudimos entrar en la casilla.  La nieve es tan mojada y pesada en esta época, que se queda sin moverse.  En invierno la nieve es liviana y se vuela al caer.  Aparte de esto nada nuevo. Pasado mañana iremos en busca de huevos de pingüino. No tengo nada que escribir, mejor me voy a la cama. Buenas noches.

28 de octubre

Ayer te traicioné. Estuvimos hablando hasta muy tarde y tuve que acostarme.  Además no hubo nada que contar. Tampoco esta noche hay nada. La nieve se acumula. Si sigue así no sé haremos. Incluso hace frío  y una ventisca incesante. Todavía no hay  huevos y pasarán unos días más sin que los tengamos.. Me duele un poco la cabeza  y me voy a acostar. Buenas noches mi  querida Ingirid.

29 de octubre

No estoy del todo bien pero no me preocupa sólo un poco de dolor de cabeza. Sigue el tiempo frío  y el viento. He quitado nieve toda la mañana. Me voy a acostar temprano  para tratar de curar mi dolor de cabeza durmiendo.  Mañana haré mediciones magnéticas. En realidad lo debería haber hecho hoy,  pero no quería por el dolor de cabeza.  Buenas noches querida Ingirid.

30 de octubre

Tiempo miserable estos últimos días. La nieve crece delante de la puerta y nos resulta difícil salir. El dolor de cabeza se fue, menos mal. No encontramos ningún huevo. Llegan  tarde este año.  Cuando estuve acá en 1911 hubo un tiempo más templado. Sin comparación.  Estoy harto de todo. Casi no puedo pensar en que se acabará de alguna vez. Hice mediciones magnéticas hoy. Ahora lo hago sin problemas.  Ojalá  que sean las correctas. He trabajado un rato con Stuxberg y ahora es tiempo de ir a la cama. Buenas noches mi querida Ingirid.

31 de octubre

El último día de octubre. Quedan tres meses y medio. El tiempo avanza aunque lentamente. Sigue el  frío con viento. Sin embargo, esta noche parece que llega un cambio. Sería bueno si la nieve se derritiera pronto . Por el momento tenemos que salir andando en cuatro patas. No es nada agradable. Siempre me levanto demasiado temprano y choco con la cabeza contra el techo. Tengo la cabeza dolorida.  Nada que contar, todo sigue su curso. Buenas noches pequeña Ingirid.

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar