Historia y Arqueologia Marítima

HOME

ANTARTIDA Indice Antártida

Los puertos del Plata en la ruta antartica durante la "etapa heroica"

Cristina Montalban  - Ricardo Capdevilla  (las fotos no son originales del etsudio de Capdevilla/ Montalban)

Los puertos platenses como recalada de expediciones cientificas antarticas

Pocos años mas tarde, Buenos Aires fue escala de la Expedicion Antartica Belga, comandada por  Adrien de Gerlache, e integrada por un equipo cosmopolita. La mision, recomendada por las sociedades cientificas, fue instrumentada en el convencimiento que sus resultados redundarian en un bien comun a toda la humanidad.

Adrian de Gerlache y el "Belgica"

Los objetivos que le alentaron podrian ser resumidos en:

-   resolver dudas e interrogantes (como las planteadas por Carsten Borchgrevink en el Primer Congreso International de Geografia, realizado en Londres en 1895, respecto a la existencia de vida vegetal que se aseveraba imposible en un clima de condiciones extremas),

-   mejorar el conocimiento geografico que se tenia hasta entonces del continente antartico, y

-   realizar observaciones cientificas comparativas con las ya verificadas en el Artico. En 1897 el Bélgica, zarpando de Buenos Aires, toco en Tierra del Fuego, Shetland del Sur y Tierra de Palmer, realizandose el estudio del estrecho que luego tomo el nombre de De Gerlache y alcanzando los 71 ° 31'S. El logro mas importante resulto de la circunstancia fortuita de haber quedado el buque aprisionado por los hielos, obligandoles a cumplir la primera invemada en el continente antartico. Cuando se verificó el regreso -entre abril y junio de 1899-, Buenos Aires y Montevideo recibieron a los miembros de la expedicion: Roald Amundsen, entonces segundo oficial del Belgica, Arctowski, geologo y oceanografo; Dubrowelski, asistente en meteorologia; Racovitza, naturalista; el medico Frederick Cook y el mismo comandante, que a pesar de las logicas reservas por los contratos que suscribian para informar sus descubrimientos, realizaron interesantes declaraciones sobre la experiencia, renovando en el Rio de la Plata las expectativas acerca de la Antartida.

La significativa expedition escocesa

La expedicion antartica escocesa que respondio a las recomendaciones del Segundo Congreso International de Geografia, reunido en Berlin en 1899, en lo atinente a continuar avanzando en la geografia asi como en las ciencias -especialmente en la meteorologia y magnetismo- fue organizada contemporaneamente con las de Alemania, Suecia, Inglaterra (y algo mas tarde la de Francia). La misma, al mando de William Bruce, fue particularmente significativa en base a la venta a la Republica Argentina de la Estacion Meteorologica y Magnetica Ormond House, que habian instalado en 1903, durante su invemada en Isla Laurie, de las Orcadas del Sur. Mientras se concretaba la gestion, se acondiciono al Scotia, reabasteciendo viveres y equipos para cumplir -con los fondos obtenidos por la citada venta- una segunda etapa en la campaña. Esta nueva etapa implicaba: proseguir las investigaciones oceanograficas, realizar relevamientos en latitudes mas hacia el Sur y establecer dos estaciones mas, una en las Islas Shetland y otra en la Tierra del Rey Jorge. El ballenero zarpo de Buenos Aires el 21 de enero de 1904 transportando a los miembros de la primera mision que ocuparia el observatorio.

Buque explorador en Buenos Aires. (Foto no identificada)

Dentro del equipo destacado a la Isla Laurie encontramos una prueba mas de los vinculos entre ambas orillas: la presencia, entre los argentinos de Edgard C. Simula y Hugo Acuña; de los escoceses William Smith y Robert Mossman; y del uruguayo Luciano Valette, mancomunando esfuerzos para realizar estudios que ampliaran los aun incipientes conocimientos cientiflcos sobre el helado continente. Asimismo, en referencia a dicho observatorio, se comprobo otro evento en comun, al dejar en claro que William Bruce, quien en 1908 quedo a cargo de la estacion de Orcadas, era homonimo de quien lo habia instalado en 1903, aunque tenian tantas circunstancias en comun que nadie se habia percatado de que no eran la misma persona. Signados por su interes antartico, el William Bruce que luego del naufragio del Austral en 1907 no desistio de su mision, formo su familia en Argentina, mudandose luego a Uruguay, donde trabajo largos años, y donde aun viven sus descendientes.

Las expediciones Charcot - Un momento especial

 

La expedicion comandada por el doctor Jean Baptiste Charcot arribo a Montevideo en la mañana del 15 de noviembre de 1903. Le Francois, con series desperfectos en la helice, fue remolcado por el vaporcito Solis, de Lussich, para reparalo en un dique en Buenos Aires. Charcot paso los dias previos a su partida en ambas capitales del Plata, donde sus conferencias fueron seguidas por academicos y publico en general con el interes creciente que provocaba la tension del continuar sin noticias de la expedicion de Norsdenkjold, y el alistamiento que se estaba practicando en la corbeta Uruguay, con el fin de zarpar a localizarles. En el marco de estas expectativas, la expedicion francesa recibió un particular apoyo. Tanto en Buenos Aires como en Montevideo, cientiflcos, numerosos integrantes de las colonias francesas, y la sociedad en general, demostraron su apoyo moral y economico, mientras las mas altas autoridades recibian y homenajeaban al expedicionario y sus colaboradores, que partieron hacia su meta antartica el 23 de diciembre.

Charcot y el Pourquoi-Pas

 

Con la intencion de proseguir los trabajos geograficos, cartograficos y cientificos, de su primera campana, Charcot protagonizo una segunda expedicion entre 1908 y 1910. En la oportunidad, el puerto montevideano sirvio de base para recomponer el Pour quoi pas cuyo casco habia sufrido graves averias. Su arribo se verifico en la noche del 6 de marzo de 1910, encargandose de las reparaciones la empresa francesa que estaba trabajando en el puerto. Durante esta estadia, bastante prolongada, los expedicionarios descansaron de la fatiga de la campana, recibiendo atenciones y homenajes en esa capital y en Buenos Aires, realizando extensas declaraciones que fueron recogidas por La Nacion. El 29 de marzo por la manana cruzo nuevamente el Plata, aprestando su partida que una fuerte sudestada dilato hasta el 6 de abril.

El envio de sus obras -donde registra sus experiencias antarticas-, asi como los numerosos toponimos con que el expedicionario bautizo los puntos geograficos en que realizo sus reconocimientos, resultan prueba fehaciente de su agradecimiento al apoyo brindado por los rioplatenses.

La visita de Amundsen. La expedicion Filchner

 

Un año mas tarde, cuando el objetivo antartico era el alcanzar el Polo, el Fram, del noruego Amundsen -antiguo colaborador de De Gerlache- toco en el puerto bonaerense el 8 de junio de 1911, anclando al dia siguiente en el antepuerto de Montevideo, donde un pampero le impidio entrar. El Fram zarpo para cumplir relevamientos oceanograficos en aguas del Atlantico Sur, regresando el 1° de setiembre a Buenos Aires, y partiendo el 5 de octubre hacia la Gran Barrera.

 

El Fram en Buenos Aires

 

El primer hombre que puso su pie en el Polo Sur, el historico 14 de diciembre de 1911, Ilegó a Montevideo el 21 de mayo de 1912 a bordo del vapor Remuera. El arribo, demorado por una densa niebla, seguida de una lluvia pertinaz, no desanimo a los curiosos que embarcaron en varios de los remolcadores de Lussich para llegar hasta el buque. La visita de Amundsend motivo una entusiasta recepcion, todo tipo de ceremonias, paseos y banquetes para honrarle, las cuales fueron presididas por el oficial mayor del Ministerio de Guerra y Marina, coronel Moller de Berg, quien habia trabado amistad con el expedicionario durante su desempeño como consul de Uruguay en la capital noruega. Sin querer hacer declaraciones sobre su experiencia, reservó las informaciones para el publico que iria a oirlo en Buenos Aires, adonde se traslado -en el Viena - en la noche del 23. Alli -en el Odeon- brindo a una audiencia multitudinaria, una serie de conferencias con proyecciones luminosas, cumpliendo la ultima el 12 de junio. Posteriormente, aparecio la noticia que Amundsen partiria hacia la estancia "El Carmen" de Pedro Christophersen, en la Provincia de Santa Fe, donde se concentraria para ordenar su obra.

 

Filchner

 

No debemos pasar por alto que al momento del regreso del Fram a Buenos Aires, el 1° de setiembre, se encontraba en dicho puerto el Deutschland, navio de la expedicion polar alemana. Dicho ballenero, que llevaba a bordo al doctor Filchner y a un equipo de cientificos germanos, zarpo desde la capital argentina el 4 de octubre al mediodia, arribando a Montevideo el 5, desde donde partio con destino al Sur el 30 de octubre. Su proyecto implicaba desembarcar en el Mar de Weddel y alcanzar, mar-chando sobre el hielo, el Mar de Ross. Con mas fortuna que las expediciones que trataremos a continuation, el Deutchsland, que fue atrapado por los hielos -en los 74° 05' S- Iogró zafar luego de diez meses, durante los cuales lograron concretar importantes observaciones.

La solidaridad rioplatense

Dos expediciones aisladas en la Antartida -en razon del naufragio de sus buques-dieron oportunidad de probar la actitud solidaria de los puertos rioplatenses. El primer evento refiere a la expedicion de Nordenskjold, arribada a Buenos Aires el 16 de diciembre de 1901, en el Antartic al mando de Carl Larsen, veterano de los mares polares. Luego de completar las cargas de viveres y carbon, y acordar con la Armada el embarque de un oficial -el alferez Jose Maria Sobral- capacitado en instrumental cientifico, que compartiria la experiencia de la invernada, iniciaron la ruta el 21 de diciembre. La incertidumbre acerca de la suerte de sus integrantes tras el  hundimiento del buque, separados en tres grupos (en Cerro Nevado, Isla Paulet y Bahia Esperanza), acaparo la atencion y los titulares mundiales.

Mientras en Suecia la familia del explorador contrataba en forma particular al ballenero Fritjohf, veterano de campaflas articas, las logicas razones de urgencia llevaron a que finalmente el rescate se instrumentara desde Argentina, Cuando el ballenero -al mando de Olof Gylden- arribó al Rio de la Plata, el 30 de octubre, la corbetUruguay ya habia partido el 8 del mismo mes. El 10 de noviembre, la corbeta, al mando del comandante Julian Irizar, culmino exitosamente su comision, embarcando a todos los expedicionarios en las islas Cerro Nevado y Paulet. El 1° de diciembre la nave regreso victoriosa, fondeando en balizas exteriores. Charcot se encontraba ese dia brindando una conferencia en el Centro Naval y, compartiendo el festejo general, resalto con elogiosas palabras el desempefio de los marinos argentinos. El reconocimiento a la dificil mision de rescate atrajo hacia el Plata la admiracion del mundo y significó -como lo planteó el propio Charcot- un respaldo para aquellos que se aventuraban en esas regiones inhospitas.

Ambas orillas se unieron en el justificado homenaje, que dividia honras entre los sacrificados expedicionarios que habian pasado dos añios entre los hielos, el pais por su desinteresada y humanitaria colaboracion, y los marinos, que habian dado irreprochable prueba de profesionalidad.

 

Desde Montevideo zarparon los vapores Colombia y General Artigas con la intencion de escoltar a la corbeta Uruguay hasta la darsena. De igual forma, autoridades y publico se sumaron en actos del mismo tenor cuando el explorador y su equipo llegaron al puerto de Montevideo en el vapor Tijuca -de paso para Europa-. Los actos realizados nos sorprenden aun hoy cuando apreciamos los documentos que los han perpetuado, peliculas de la epoca, fotografias y extensos articulos publicados por la prensa de ambas orillas, compartiendo el glorioso momento.

 

Afios mas tarde sera Montevideo quien organice una mision de rescate para la expedicion comandada por Ernest Shackleton, quien replanteaba en ese viaje el objetivo de atravesar el continente antartico, desde el Mar de Weddel al de Ross, pasando por el Polo.

Endurance

El 9 de octubre de 1914 el Endurance llego de arribada forzosa a Montevideo, para cargar carbon, zarpando de inmediato hacia Buenos Aires, desde donde -el 27 del mismo mes- tomo rumbo a las Georgias del Sur. Tras el naufragio del buque, y dejando la mayor parte de la tripulacion en la Isla del Elefante, Shackleton con algunos de sus hombres llegaron hasta la estacion ballenera de Georgias del Sur. Tras un intento fallido de llegar hasta los naufragos, lanzo una solicitud de auxilio, siendo Uruguay el primer pais en alistar una expedicion con ese cometido. Reacondicionandose prestamente el Instituto de Pesca N°l, zarpo el 8 de junio de 1916 al mando del teniente Ruperto Elichiribehety. El rescate no pudo llegar a concretarse por decision del propio explorador, quien ante el peligro de naufragar tuvo que oponerse ferreamente a la decision de los marinos uruguayos, quienes le exigieron la firma de un acta donde asumia la responsabilidad por no concluir el salvamento.

Ese ejemplo de solidaridad y la decision en el sentido de desafiar todos los peligros para cumplir la mision, les valió la admiracion del pueblo que les recibio al regreso, con calurosas celebraciones. Este episodio ha quedado registrado como un hito en los anales historicos de la marina uruguaya.

El 6 de octubre de 1916, luego de haberse concretado por fin el salvamento de sus hombres, Shackleton y ocho de sus compañeros arribaron a Montevideo con el objeto de agradecer al gobiemo el envio del auxilio. Colmados por numerosas y calidas manifestaciones, en las que participaron los marinos que habian integrado el viaje antartico, los expedicionarios partieron hacia Buenos Aires, donde se reiterarian los actos de agasajo.

Ambas campañas demostraron internacionalmente la faceta humanitaria de los gobiernos, aprestando especialmente -y en forma totalmente desinteresada- buques para misiones que pusieron a prueba la voluntad y pericia de comandos y tripulaciones. 1903 y 1916 dieron prueba de la premura y generosidad en el alistamiento de las respectivas expediciones de rescate, y a pesar de los imponderables que no permitieron concluir la mision uruguaya, nadie podria restarle meritos.

 

Europa y la pugna por las regiones australes - La Guardia del Plata El Proyecto Colonizador "Operativo Patagonia" - Proy. Econom Particulares. -  La Real Cia Maritima El Polémico descubrimiento del Continente Antártico - Las Expediciones Pioneras - La inquietud antártica en el Plata
Los puertos Platenses como recalada de exp. Cientif. Antárticas - Las Expediciones Charcot - La visita de Amundsen/ Exp Filchner - La solidaridad Rioplatense El Observatorio de Orcadas/ Campañas anuales de relevo - Conclusion Bibliografia

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar