Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Archivo Fotografico

ARCHIVO DE SANCTIS

Capitulo 11

  

El premio de la campaña. Carta del soldado Eulogio Villasante
 

Comentarios de la prensa con motivo de mi regreso

Comentarios de la prensa con motivo de mi regreso

Salvoconductos

Para poder regresar desde el frente hasta Asuncion se requiere: 1º el salvoconducto del Comando de la División con su puesto de Comando en los Campos de Saavedra. 2º La autorizacion personal del Comandante en Jefe del Ejercito en Campaña Coronel Estigarribia cuya firma autentica aparece en éste documento y 3º, la orden de embarcarse, en Puerto Casado firmada por el Jefe MIlitar de la Plaza.

El Cuartel General del Coronel Estigarribia se hallaba en Isla Poí, habiendo sido trasladado a este punto estrategico y seguro cuando los bolivianos amenazaron caer sobre Erce o Boqueron desde Platanillos segun el plan del General Kundt en su primera ofensiva, que fracasó.

Grato recuerdo de los Jefes y Oficiales de la Primera Division, con motivo de mi regreso. Copia fotografica iluminada.
De regreso. Terminada la batalla de Saavedra con la derrota boliviana del 27 de Diciembre, las acciones bélicas se paralizaron y ambos ejercitos se dedicaron a luchar en otros sectores.

No teneiendo objeto mi permanencia en el frente de Saavedra, en Enero el Comandante en Jefe del Ejercito en Campaña Coronel Estigarribia, que habia trasladado su Cuartel General hacia retaguardia ante la amenaza boliviana, me autorizó el pase para trasladarme a Asuncion.

Los pantanos de la carretera impiden el tráfico de camiones y el regreso debió efectuarse como se pudiera, en carreta, en camiones, en mulas, a pié, a traves del Chaco, empleando diez dias de rudo traqueteo y de penoso andar para hacer el trayecto desde e frente de Saavedra a la capital.

En la foto, me hallo en una carreta del 2 de Infanteria en la cual, gracias a la gentileza del Mayor Vera que en ella remitia equipajes a retaguardia, pude trasladarme desde Alihuatá hasta Arce.

La carreta volco en un pozo de la huella, tirándome con violencia contra las ramas y espinas del monte que se ve a la derecha. Estos buenos muchachos paraguayos nos secundan en la tarea de descargar el carro con el objeto d eponerlo en posicion para continuar la marcha. Como pueden observarse los bueyes arrastran traccionando con el pecho, al que se sujeta una horqueta.
En la carretera de Alihuatá a Arce. Detalle de lo que vé, el que esta sentado en el pescante de la carreta, al atravesar un cañadon.

La cruz indica la picana larga para los bueyes delanteros.

La carreta ha atravesado el cañadón y se interna en el bosque, avanzando lentamente en esta gran picada que es la carretera por donde se efectua el transito de las tropas. NO estamos tranquilos en esta parte del viaje, pues los bolivianos pueden aparecer entre los arboles y recibirnos con ametralladoras o tomarnos prisioneros y somos pocos para defendernos.

Llueve a intervalos, no hemos comido durante todo e día, el viaje es monotono e incomodo y estamos cansados. Desde estos momentos mis ansias de volver a mi terruño es grande y haría cualquier esfuerzo físico para acelerar el retorno.

Hemos llegado a Alihuatá, a mi regreso del frente de Saavedra. A mi izq. mi colega paraguayo Dr. Batilana esta tomando un tereré, o sea yerba con agua fria, sin azúcar, bebiendose con bombilla. En esta casa vivieron las enfermeras aristocraticas de la "Cruz Roja Paraguaya" cuando el Comando de Ejercito se hallaba instalado en los cmapos de Saavedra.

En estos dias lo ocupa el personal de Sanidad del Regimiento 7 de Infantería. Las enfermeras se han ido a Isla Poi siguiendo al Comando que ha debido trasladarse a retaguardia pues los bolivianos despues de haber tomado el Fortin Platanillos amenazan avanzar hacia Arce o Boqueron.

Esta construccion es boliviana y e ella vivía un alto Jefe boliviano con su familia en tiempo de paz, siendo la mejor que he visto en al linea de fortines del sector Casado.

En el Fortin Alihuatá; el Mayor Vera con un viejo criollo encargado de la conduccion de hacienda para el Ejercito.
En Arce, d eregreso. Casa en ruinas destrozada y quemada por los bolivianos a abandonar el fortin ante el avance paraguayo.

De Izq, a der.: odontólogo Dr. Galiano y médicos Dres. Gamarra (paraguayo), de Sanctis y González (paraguayo). Los cuatro regresamos del frente. estamos flacos y quemados.

De regreso; con el Mayor Vera con quien efectuamos gran parte del viaje y gracias al cual pude conseguir una mula atravesando grandes pantanos desde Campo esperanza hasta el Fortin Casanillo. He tomado esta foto desde mi mula.
A la izquierda: Es pesado el tránsito en las carreteras. De regreso, en un camion tomado a los bolivianos en el combate del 27 de Diciembre, s enos empantana varias veces hasta quedar metido hasta los ejes en el barro blando, sinificando dura tarea para todos ponerlo en condiciones para reanudar la marcha. Esto ocurre cada instante.  1. El Mayor Vera; 2, el Padre Valdez, Capellan Oficial del Ejercito Paraguayo, gran animador, activo y resuelto, a pesar de sus 55 años; se dirige a Puerto Casado a buscar correspondencia para distribuirla en la tropa.

A la derecha: Es necesario observar detenidamente esta foto para interpretarla. Yo he fotografiado mis botas metidas en el barro dle pantano, hasta las rodillas. Observese enprimer plano la correa del cinturon, despues los breaches y las botas, todo embarrado. En el fondo del barrial con toda clase de bichos.

Esto ocurrió en el trayecto a pie desde Isla Poí a Campo Esperanza, cinco leguas, en la época de las grandes lluvias en el Chaco, mes de Enero. Llegue a Campo Esperanza despues de una marcha penosa, con una sed, la sed chaqueña, que es interesante, pues no era tanto la necesidad organica del agua como la necesidad psíquica, pues al sentirla invade el temor de que algo pudiera ocurrir por su falta, maxime cuando el trayecto se hace solo y sin caramañola, por imprudencia mía. Se recuerdan entonces descripciones que abundan en el frente sobre soldados perdidos en el bosque y muertos de sed y se crea un estado de ánimo que hace tomar la primer agua que se encuentra, siempre mala, ante el temor de no encontrarla mas adelante.

Llegué, pues, con sed y postrado, no solo por esa marcha pesada, sino por el agotamiento que me determinaba una infeccion intestinal producida por el agua mala, trastorno que tanto deprime a la tropa en el Chaco.

En Campo Esperanza un rosarino, el practicante Vanucci, tuvo para conmigo entonces un gesto caballeresco; aprecio mi situacion, me brindo agua rica, me cedio su catre de campaña, me hizo lavar con sus ordenanzas los breaches, polainas y zapatones, todos empapados y embarrados, me proporciono su poca ropa personal, me preparó mate cocido con leche condensada y se dispuso a ir a buscarme en mula los elementos de mi equipo que habia dejado en el camion que se nos habia empantanado rompiéndose el eje, demostrando con todo ello una voluntad que solo se sabe apreciar cuando se satisfacen las necesidades sentidas!

Pero Vanucci no tuvo necesidad de ir a buscar mi equipo. Los paraguayos denotando un gran espiritu caballeresco, a la vez que una demostracion de simpatía hacia nuestro país, llevaron a Campo esperanza el equipo del "médico argentino". Y ello fué obra del Capellan del Ejercito, un hombre de 55 años, un verdadero soldado, que infundía ánimo y levantaba el espíritu en los momentos de debilidad.

Cargando con otros dos soldados sus efectos personales y los mis iniciaron la marcha desde el camion hasta Campo Esperanza; llegaron cansados, sudorosos y sedientos, pero satisfechos de haberle facilitado la tarea a un compañero de campaña.

Este vehiculo es el auto-via que hace el trayecto desde Puerto Casado hasta Km 145 en un viaje rapido utilizandose para Jefes y oficiales o bien para casos de urgencia.

Es un motor Ford con la carroceria adaptada a las vias del ferrocarril. En este autovia efectuamos el regreso, afortunadamente, pues, el viaje en tren, tanto de dia como de noche es un suplicio; se debe viajar apretadamante, en balastreras, con sol y calor durante el dia o con mosquitos y frio durante la noche.

Los heridos y enfermos regresan en el barco- hospital "CUYABA" cuya cruz roja se aprecia en la chimenea. Con gran avidez tomamos aqui agua helada, varios litros. En el puerto de Concepcion el barco permaneció dos horas; en estas circunstancias una escuadrilla de aviones bolivianos procedente de Villa Montes, efectuando un largo raid, ametrallo las afueras de la ciudad no ocasionando daños personales ni materiales.

Fue la ultima demostracion de la guerra que presencie en el Chaco.

De regreso: En el rio Paraguay, a bordo del "Cuayabá" desde Puerto Casado hasta Asuncion, cada vez mas cerca de Rosario.

A mi derecha el medico del barco. A mi izquierda, un oficial de morteros, el Tte Arce, de Asuncion.

De regreso. LA AVENTURA HA TERMINADO!!

Quemado por el sol, con diez kilos de peso menos, lejos del peligro. Al fin rodeado de Agua! En los momentos en que no podia saciar la sed, cuantas veces he pensado en laguna sy ríos! me hubiera zambullido y hartarme.

La campaña ha terminado; tengo un concepto de lo que es la guerra, he conocido muchas manifestaciones de los hombres, me conozco más, se como reacciono ante el peligro.

Cuando en el frente apreciábamos en alguien alguna pasion mezquina, orgullo, soberbia, vanidad, decíamos: "Ya vas a sonar!" Es una expresion grosera, chocante, pero sentenciosa y que hace pensar.

Si la adaptáramos a la vida civil, habria menos ridiculeces urbanas.

 

Prologo
Cap. 1: Desde Rosario hasta Asuncion y desde Asuncion a Puerto Casado Cap. 2: En Puerto Casado: La tolderia de indios Cap. 3: Hacia el frente: desde Pto. Casado hasta el fortin Boqueron
Cap. 4: Desde el Fortin Boqueron hasta el Fortin Alihuata. Cap 5: En el frente: primera division del ejercito paraguayo en los campos de Saavedra. Cap 6: En el frente: vida de campaña en el bosque
Cap. 7: Bombardeos aéreos Cap. 8:En el frente: sanidad militar durante la batalla. Cap 9: En el "Campo Jordan", el ataque boliviano del 27/12/1932
Cap 10: Combate de artillería. Navidad y año nuevo en el frente. Cap 11:El regreso: desde el "Cañadon de la Muerte" hasta el rio Paraguay Cap 12 Desde el Infierno del Chaco hasta la perla del Atlantico.
     

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar