Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Armada Argentina Indice Aviacion Naval

AVIONES DE TRANSPORTE DE LA AVIACION NAVAL

" LOCKHEED ELECTRA L-188 1973"

Los Electra en Malvinas - Foto enviada por el CN Daniel A Marinsalta - Aviador Naval

Notas Generales:

Fue diseñado a comienzos de la era del jet para vuelos intercontinentales, el Electra respondía a objetivos menos ambiciosos, sin embargo era el avión comercial propulsado a hélice más avanzado, comparable a los primeros reactores comerciales, con lo que las perspectivas de venta eran excelentes.
Sin embargo se presentaron algunos inconvenientes estructurales lo que desestimó el interés de los operadores civiles. Pero el proyecto se vió beneficiado con la solicitud por parte de la USN de un avión que sucediera al SP-2 Neptune, para lo cual Lockheed respondió con el desarrollo de una versión de patrullaje marítimo y antisubmarino del Electra, al combinar la electrónica del Neptune y la célula espaciosa del L-188, denominada P-3 Orion, que se ha convertido en el avión de patrullaje marítimo más empleado en nuestros días.

La Aviación Naval Argentina teniendo en cuenta la excelente reputación operativa con que contaba el Electra, decidió incorporarlos en 1973 en reemplazo de los antiguos DC-4 de la 1º Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil, ampliando la capacidad de transporte notablemente, cubriendo a partir de ese momento la línea de pasajeros aeronavales, entre todas las bases de la Aviación Naval.

Con la recuperación de las Islas Malvinas, los Electra serían los encargados de realizar el transporte de hombres y pertrechos, movilizados a la región patagónica para su defensa, de los encargados de la operación de las aeronaves que partían desde el continente los destinados al archipiélago, sirviendo además en el patrullaje marítimo y la búsqueda de los náufragos del crucero ARA "General Belgrano".
Este conflicto demostró la escasez de medios aéreos destinados al sostén logístico y al patrullaje marítimo, esto último debido al descargo de los Neptune y a la negativa estadounidense de suministrar los P-3 Orion; la solución para paliar este inconveniente se halló con la incorporación de más unidades de L-188, que podrian ser modificadas para cubrir las necesidades de la Aviación Naval de ser autosuficiente en cuanto al reabastecimiento en vuelo, transporte de carga, patrullaje marítimo y guerra electrónica. En tal sentido se encargo a la empresa Israel Aircraft Industries el desarrollo de estas modificaciones, que serían llevadas a cabo en el Taller Aeronaval Central.