Historia y Arqueologia Marítima

 

HOME

FLOTA DE LA ARMADA ARGENTINA INDICE ARMADA

GOLETA "CABO DE HORNOS" 

Goleta  “Cabo de Hornos” (óleo de A. A. Silvestrini en el Museo Naval de la Nación)

 

 Tipo: goleta

Año de referencia: 1878

Otros nombres: No se registran

             Construida en Christiansend, Noruega, en 1877. Adquirida por el estado, por consejo de Piedra Buena, en 1878, en el puerto de la Boca en la suma de $ 10.000.

             Datos del buque: Eslora 43,10 metros. Manga 8,80 metros. Puntal 4,50 metros. Calado medio 4,00 metros. Desplazamiento 397 toneladas.

             Armamento: 6 cañones, montados sobre cureñas de madera (3 por banda), en batería. En 1878 se le agregaron dos más, en cubierta, en crujía, uno a proa y otro a popa del palo mayor.

             Velocidad: 12 millas.

             Dotación: 100 tripulantes.

             Simple buque de comercio, sin modificación alguna, usado también para llevar carbón al sur y formar stoks (1885).

 HISTORIAL:

             1878 – Comandante: Luis Piedra Buena (designado el 29 de noviembre de 1878). Segundo comandante Martín Rivadavia.

Comprada por consejo de Luis Piedra Buena, llamado a Buenos Aires en consulta para informar sobre los territorios nacionales del sur. La goleta no era más que un buen buque de comercio que se encontraba en el Riachuelo y a la cual Piedra Buena eligiera con su ojo de buen marino. Su bautizo con el nombre de “Cabo de Hornos” era en si todo un desafío a Chile. El móvil principal de su compra fue contar con una unidad apta para la formación de marineros de mar, especialmente para tripular luego buques que operaran en el sur.

Se alistó en la Boca, y con su tripulación de bisoños efectúa a mediados de 1878 un primer viaje a Carmen de Patagones. Regresa a Buenos Aires a fines de 1878, cuando ya ha zarpado hacia Santa Cruz el grueso de la División Naval del comodoro Py, y recibe la orden de incorporarse a la misma. Su plana mayor se integra para esta misión de la siguiente manera: Comandante Luis Piedra Buena con el grado de teniente coronel de marina honorario; segundo comandante capitán Martín Rivadavia; tenientes Diego Laure, Leon Beguerie  y Guillermo Pintos; guardiamarinas Carlos M. Rojas, Urbano de la Fuente y Benigno Alvarez; comisario Juan Abelleyra; médico Dr. Federico Cuñado. En el Riachuelo completa su tripulación y armamento, carga carbón y alimentos para llevar a la División Py. 

En diciembre de 1878 zarpa hacia el sur, llegando al Cañadón de Misioneros, donde era esperada en su tardanza, el 4 de enero de 1870. Además de la orden de regreso para la ARA “Uruguay”, trae a bordo tros cincuenta hombres del regimiento de Artillería de Plaza, y al teniente Pastor Ramos Saravi y al subteniente Esteban Gandulfo, del Ejército Argentino, para reforzar las tropas que al mando del mayor Félix Adalid ocupaban la zona. También trae a su bordo a la lancha torpedera de botalón ARA “Segundo Torpedo”, del ex ARA “Fulminante”, que en la zona se rebautiza ARA “Monte León”. 

 

Goleta ARA “Cabo de Hornos” (óle del capitán de fragata Hugo Lebán, Museo Naval de la Nación

 1879 – Terminada su misión en la zona, y no siendo necesarios sus servicios, el buque, conjuntamente con la goleta “ARA “Santa Cruz” es despacho a Buenos Aires por el comodoro Py, zarpando de Misioneros en convoy el 31 de enero de 1879, y llegando en febrero a la Boca.

Recibidas en Buenos Aires la noticias de la ocupación de Santa Cruz, el buque vuelve a su función específica, es decir, a la formación del plantel de personal subalterno de mar y al amarinamiento del personal superior. En el año 1879 realiza no menos de cuatro viajes entre Buenos Aires y Río Gallegos, con la escuela de grumetes a bordo, transportando efectivos del regimiento Nº 1 de caballería de línea, y efectos y aprovisionamientos generales para las Subprefecturas del sur.

 1880 – Prosigue con su misión de formación de personal, y si bien realiza un solo viaje al sur, llegando a Santa Cruz, entre mayo y septiembre, efectúa numerosas navegaciones fuera de cabos, en el litoral marítimo de la provincia de Buenos Aires.

Prácticamente el capitán Martín Rivadavia, su segundo comandante, está a cargo del comando accidental durante todo el año, por la salud ya declinante de Luis Piedra Buena. Transporta maíz para la caballada del Ejército en operaciones en el sur. Realiza tareas de reaprovisionamiento de Subprefecturas. Su tripulación consta según listas de revista, de un efe, 15 oficiales y 89 tripulantes. Es destinado a integrar la Comisión de Expedición a los Mareas Australes, a las órdenes del ministerio del Interior, para lo cual se alista en el Riachuelo, a partir de octubre. Es su comandante accidental entonces, el sargento mayor Enrique Howard.

 1881 – Continúa siendo su comandante titular Luis Piedra Buena. De enero a abril permanece en la Boca, siempre con la escuela de grumetes a bordo, y realizando periódicas navegaciones entre cabos para el amarinamiento de su personal. En mayo zarpa al sur, llegando en su viaje, que abarca los meses de junio a octubre, más allá de Santa Cruz. Lo realiza en convoy con los cutres ARA “Patagonia” y ARA “Santa Cruz”, a quienes sirve de apoyo. Regresando al Plata en noviembre, se alista rápidamente para participar en la expedición Bove, zarpando a fin del año rumbo a la isla Pavón, formando parte de la aludida exploración. 

 

La ARA “Cabo de Horns” aparejada como corbeta (modelo del Museo Naval de la Nación)

 1882 – En enero llega a la isla Pavón, conduciendo a la expedición Bove, regresando luego a Buenos Aires, donde arriba en marzo. Permanece de estacionario frente a Montevideo durante los dos primeros meses del año, siendo asignado luego a la expedición de Bove al Atlántico sur. Se dirige a Tierra del Fuego, formando parte del equipo que observa el pasaje de Venus en órbita cercana a la Tierra. En este menester, y cerca de Puerto Cook, salva a 11 náufragos de la barca inglesa “Pactolus”, hundida cerca de la isla de los Estados. Permanece ocho meses en la zona, regresando a Buenos Aires a fin de año, fondeando en la Boca. Su comandante durante todo el año sigue siendo Luis Piedrabuena, a quien releva Enrique Howard en diciembre.

 1883 – Pasa a desarme, y en febrero se la destina a pontón estacionario en el río de la Plata. Sigue embarcada a bordo la escuela de grumetes, que provee marineros de mar a la escuadra. A mitad del año se decide acondicionarla para dedicarla nuevamente a navegar por el sur, entrando en reparaciones generales en el Riachuelo, y sobre todo en lo que hace a los alojamientos del personal. Hace entonces un par de viajes a Bahía Blanca, siendo aprovechados los mismos para llevar carbón. Se terminan las reparaciones, y se cambia su aparejo, arbolándose en barca. Con el comando de Enrique Howard, y teniendo por segundo comandante a Guillermo McCarthy, realiza un viaje extenso al sur.

 1884 – Conjuntamente con el ARA “Villarino” y la “María T”, trabaja en la zona de la isla de los Estados en la erección del faro, la instalación de la Subprefectura y la construcción del presidio. Regresa a Buenos Aires a fin de año, convertido su aparejo en el de fragata, cambio que se realizara en San Juan de Salvamento, aprovechando el tiempo disponible y las posibilidades del buque de aguantar más velamen.

 1885 – En enero se ordena su adscripción a la escuadra en evoluciones, y al mes siguiente pasa a depender de la Prefectura, para ser utilizado como estacionario de policía fluvial, sanitaria y aduanera. La tripulación militar es destinada a la corbeta ARA “La Argentina”. Se entrega entonces la ARA “Cabo de Hornos” a la Prefectura General Marítima, recibiéndola el comandante del ARA “Vanguardia”. El buque no se reintegra a la Armada Nacional, y luego de prestar algunos años de servicios como pontón, es vendido con anterioridad a 1890, sin poder haber precisado hasta la actualidad en que fecha.

 Datos iconográficos: Dibujo del capitán de navío Santiago J. Albarracín en su libro “Páginas de ayer”. Cuadro realizado sobre el antecedente mencinado por el capitán de ultramar Emilio Biggeri, actualmente en el Museo Naval.

 Fuentes documentales: AGM; DEHN; Memorias de Guerra y Marina.

 Información complementaria: Es el primer buque de la Armada con este nombre, que recuerda el accidente geográfico donde, según la opinión autorizada y valiente de su primer comandante, finalizaba la República Argentina.

 Bibliografía especial: Caracho: “Un viaje con la Cabo de Hornos: 1883”, en BCN, tomo 49.

 Addenda: Fallecido el capitán de navío (honorario) Luis Piedra Buena el 10 de agosto de 1883, la goleta ARA “Cabo de Hornos” se encontraba en Buenos Aires, y el día 11 concurre toda su tripulación al entierro de su comandante al cementerio de la Recoleta.