Historia y Arqueologia Marítima

 

HOME

FLOTA DE LA ARMADA ARGENTINA INDICE ARMADA

TRANSPORTE "MAGALLANES" 

Esquema del transporte "Villarino", similar al ARA "Magallanes", del que no se poseen imágenes

Tipo: Transporte

Año de referencia: 1886

Otros nombres: No tuvo

Los agentes marítimos de la plaza de Buenos Aires, señores Molero y Torrado, habían ordenado la construcción de este buque a los astilleros Harris & Mauxel, en el río Clyde, Glasgow, Escocia. Botado en julio de 1880, su costo fue de £ 17.000.

Dos años después llegó al Plata y fue matriculado en el país, para operar en cabotaje nacional con el nombre de “Gran Chaco”. Hizo varios  viajes de carga y remolques, entre los puertos de Montevideo, Colonia, Rosario, Santa Fe, Fray Bentos y Buenos Aires. También hizo dos viajes a las costas del sur hasta Bahía Blanca y Patagones.

A fines de 1885, el buque se encontraba atracado en los muelles de la Boca del Riachuelo, en perfecto estado, y al liquidarse la compañía propietaria se vendió en remate, siendo adquirido por el señor Juan Herrera.

            La Armada Nacional necesitaba reforzar las comunicaciones y el transporte hacia el sur. Mediante un acuerdo de ministros, el 6 de marzo de 1886, el Estado Nacional efectuó la compra del “Gran Chaco” a fin de destinarlo como transporte para el servicio  de las gobernaciones del sur y también de las Subprefecturas, las cuales en esa época dependían del Ministerio del Interior. La suma pagada por la compra fue de m$n 146.800, acto que se aprobó por Decreto de fecha 24 de marzo de 1887.

En febrero de 1887, se incorporó a la escuadra con el nombre de transporte ARA “Magallanes”, con dependencia del Departamento de Marina y este del Ministro de Guerra y Marina.

            Datos del buque: Eslora 64 metros. Manga 7,10 metros. Puntal: 4,8 metros. Calado medio: 3,85 metros. Registro 420 toneladas. Desplazamiento 1.200 toneladas.

Poseía una maquina alternativa sistema compound alimentada por dos calderas, con una potencia total del 500 shp, una hélice. Velocidad 8 nudos. Combustible: carbón. Arboladura: estaba constituida por dos palos, mayor y trinquete, con picos y verga de gavia, trinquetilla sin botalón: tipo pailebote.

 

Su casco era de acero de primera clase, con mamparos transversales de hierro para dividir la maquina, bodegas y cámaras de popa y departamentos de proa. Las planchas del fondo eran de solo 5mm.  El aspecto general del buque era muy similar al transporte “Villarino”. Embarcaciones menores: Una lancha a vapor, un lanchón para la carga y descarga denominado Leviatán, dos botes de tingladillo tipo ballenera y un bote.

Amamento: al salir el buque a la mar en su primer viaje, se le doto con dos cañones Vavasseur, de avancarga, de 20 libras, con cureñas de marina para cubierta, pero sin montar las piezas (iban en la bodega).

        Tripulacion: En el mes de marzo de 1887 fueron nombrados comandante y segundo, respectivamente, el teniente de navío Carlos Méndez y el teniente de fragata Gregorio Aguerriberry. Al zarpar de su escala en Patagones, el comisario de a bordo, informa que el buque contaba con 70 tripulantes en total. Sin embargo al producirse el naufragio uno de los desaparecidos es señalado como Juan Sastre o Cornelio Andrés, que habría integrado la tripulación como auxiliar del maestro de víveres o foguista, pero que no figura en las listas oficiales  de la dotación del buque, ni como pasajero. Si se lo considera como parte de la dotación del buque, la cantidad de tripulantes es de 71.

Terminadas por cuenta del tesoro las más necesarias reparaciones que se le hicieron en el amarradero de la Boca durante dos meses, quedó listo y a la orden en los primeros días del mes de junio de 1887.

HISTORIAL:

            1887 - Se dispuso la  fecha de zarpada del ARA “Magallanes” para  iniciar su primer viaje como Transporte Nacional y de inmediato dio principio la carga, consistente en víveres para tres meses, para todas las Subprefecturas Marítimas del Atlántico, vestuario de invierno para el personal de las mismas y algunas encomiendas de particulares.

El viaje había  sido ordenado también para llevar las autoridades y empleados de las gobernaciones de Santa Cruz y Tierra del Fuego, funcionarios de las gobernaciones, subprefecturas, algunos colonos, familias de pobladores y carga general.

Tenia previsto hacer escala en Carmen de Patagones, Puerto Roca, Puerto Deseado, Santa Cruz, Isla de los Estados y Ushuaia, partiendo de Buenos Aires el 5 de junio de 1887.

El pasaje que llevaba el ara “Magallanes” al naufragar era el que sigue, según la lista que el Jefe de la Subprefectura  Cándido F. Chaneton  comunicó al Gobernador del Territorio:

Pasajeros de Cámara

Ramón Lista, gobernador de Santa Cruz

Félix Mariano Paz, gobernador de Tierra del Fuego

Cándido F. Chaneton, *Subprefecto de Puerto Deseado

Teniente de Navío Francisco G. Villarino, Subprefecto de la Isla de los Estados

Alejandro Virasoro y Calvo, Subprefecto de Tierra del Fuego

Luis Fique, ayudante de Subprefectura

Tomas Rey, ayudante de Subprefectura

Pedro J. Martinez, ayudante de Subprefectura

Ernesto Togume, Escribiente

*Manuel Butti, escribiente

Luis Bottini, Jefe de Policía de Santa Cruz

Augusto Segovia, Comisario de Policía

Cornelio Villagran, Comisario de Policía

Alberto Aubone, Comisario de Policía

Félix Torrewocchia, Encargado de Faros

Polidoro Seguers, médico, su esposa y tres hijos

José Maria Beauvoir, Capellán

Elbi Baraige y Sra

Carlos Frechou

J.P.Paris

Julio Peracchini.

Eusebio Tudury

Señora de Echeverría y tres niños

Señora de Martinez y un niño

Señora de Frida e hija; una sirvienta y una menor

 

Pasajeros de Segunda

Ramón Javel

Rosa Cuello

Catalina Carrizo

Enrique Santana

José Lenzo

Manuel Bricheu

Dionisio Gutierrez

Santiago Cámara

Martín Choquis

Luis Silva

*Francisco Guillermos

*Manuel Monteros

*Manuel Rodríguez

Manuel González

Jorge Pazzanelli

Bautista Boigrasse

Rolando Estefano

Alberto Cerro

Agustín Celando

Cornelio Méndez

Fermin Castillo

*Diego Deseado

Ernesto Franco

Francisco Forsina

Juan Rodríguez David

Carlos Fernández

Filomena González y dos niños

Enrique González

Manuel Viedemonte

Jacobo de San Martín

*Gumersindo Escalante

Pedro Mayo

José Rodríguez

Pedro Justo

Sebastián Federich

Pascual Lemoite

Simon Aguirreveitia

Federico Castro

José Estil

Jaime Cominglen

Cesar Brunetti

Antonio Micoche

Isidro Alemanini

Guillermo Sandes

Cristino Jones

Enrique M. Entoche

Matías Goldes

José Rodríguez

Adolfo Clains

David de Elías

Silvestre Platero

Juan Nova

Antonio Chintes

Cesar Vilate

Alfonso Felipe

Eustaquio Bilbao

Antonio Olmos

Felipe Villagran

Manuel Rivas

Emilio de la Cruz

Alfredo Barreto

 

Total: 100 pasajeros

* Personal  que revistaba en la dotación de la Subprefectura  Puerto Deseado 1887

            Luego de varias escalas, el 26 de junio el ARA “Magallanes” intenta ingresar a la ría de Puerto Deseado, donde choca con la Roca del Diablo (actual baliza Magallanes), en la posición aproximada 47º 46’,5 S y 65º 50’,7 O, hundiéndose en el lapso de una hora., con la pérdida de la vida de dos miembros de su tripulación: el mayordomo Horacio González y el 2º cocinero Cornelio Andrés.

            El salvataje de los nӬufragos se hace con las embarcaciones menores del buque y el apoyo de la subprefectura local.

            Los náufragos debieron acampar en la playa, ya que en esa época Puerto Deseado contaba con apenas una docena de casas, y cinco hombres, con la falúa “Patagonia” de la subprefectura, partieron el día 5 a Carmen de Patagones en busca de ayuda, pues allí terminaba la línea del telégrafo.

            Arribada la falúa “Patagonia” a Carmen de Patagones el día 14, se telegrafió al Prefecto Marítimo Carlos Mansilla, quien contrató al buque “Mercurio”, dotándolo de aprovisionamientos y abrigo para todas las dependencias sureñas, el que zarpó el día 21.

            En tanto la Armada Nacional, por orden del ministro de Guerra y Marina, general Racedo, envía dos buques la cañonera ARA “Uruguay” (al mando del capitán Rafael Blanco) y el transporte ARA “Azopardo” (comandante Teófilo de Loqui), que arriban a Puerto Deseado el 24, dos días antes que el “Mercurio”.

             Los buques de la Armada prestaron los auxilios indispensables. El capitán Rafael Blanco de la ARA “Uruguay” comenzó a instruir el sumario correspondiente, habida cuenta que el buque siniestrado era de la Armada. Se juzgó inútil toda operación de salvamento de la carga y partieron el día 30 en conserva rumbo a Buenos Aires trayendo de regreso a toda la tripulación del ARA “Magallanes” y en carácter de detenidos al Piloto Maristany y a los maquinistas. El “Mercurio”  embarcó a  los pasajeros y autoridades de Prefectura y provinciales y zarpó con destino al sur para completar el viaje del buque siniestrado.

            Una  vez que fueron desembarcados en Buenos Aires los jefes y oficiales del ARA “Magallanes”, se les nombró de oficio el fiscal que debía instruir el consiguiente sumario, recayendo éste en el capitán de navío Emiliano Goldriz, quien designó al teniente de fragata Leopoldo Funes para actuar como secretario. Méndez designó defensor  al teniente de fragata  Santiago J. Albarracín.

Iniciada la causa y hasta que ella fue elevada  a plenario, el comandante del ARA “Magallanes” guardó arresto en el cuartel del Retiro, de donde fue trasladado a presencia del Consejo y luego recluido en su domicilio particular.

El 22  de Octubre, a las 1400 horas, se reunió el Consejo de Guerra en sesión pública. El defensor solicitó la absolución de Méndez “por no resultar comprobado cargo alguno en su contra”.

El Consejo se pronunció en sentido favorable, pero  con suspensión de mando para el comandante. Aquí la resolución del Ministro de Guerra y Marina General Racedo.

Tte.de Nav. Carlos Méndez:

Encontrándose ajustado al tratado 5to Título 5to Artículo 24 de las Ordenes de la Armada, el fallo dictado con fecha 22 de octubre ppdo. por  el Consejo de Guerra y atento lo aconsejado por el Auditor de Marina en el Dictamen que antecede
           

Se Resuelve:

Articulo 1ro - Aprobar el fallo dictado por el Consejo de Guerra, por encontrarse con arreglo a las prescripciones de las  Ordenanzas de la Armada; pero, usando el Poder Ejecutivo de las facultades que le son inherentes, queda limitado a dos años el plazo durante el cual el Teniente de Navío D. Carlos Méndez no podrá ejercer mando alguno y debiendo revistar durante ese tiempo en la Plana Mayor activa.

Articulo 2do - Amonéstese al defensor de esta causa, Teniente de Fragata D. Santiago J. Albarracín por haber hecho uso de lenguaje inadecuado en la defensa de este sumario.

Articulo 3ro - Comuníquese esta resolución al estado Mayor General de la Armada para su debido cumplimiento y avísese a quienes corresponda a sus efectos.

Fdo. General E. Racedo -  Ministro de Guerra y Marina

             Fuentes documentales: AGM; Legajo 43; Memoria de Guerra y Marina; años 1886/87.

            Información complementaria: Es el primer buque con este nombre, que a la par de recordar al navegante y descubridor Hernando de Magallanes, lo hace del estrecho de su nombre.

            Bibliografía especial: Relato de su naufragio e el diario La Prensa de Buenos Aires, 2ª semana de julio de 1887. Página web patagoniadatabase.com.ar.