Historia y Arqueologia Marítima

 

HOME

 ARMADA ARGENTINA INDICE ARMADA

CUTER "LUISITO " 

 

Construcción del cúter “Luisito” (acuarela sobre papel de Emilio Biggeri)  

Tipo: Cúter

Año de referencia: 1873

Otros nombres: Como alias se lo llamó “Sapo”

             Lugar de construcción: La isla de Año Nuevo.

             Forma de adquisición: Construido por Piedra Buena con los restos del naufragio del bergantín “Espora”.

             Datos del buque: Eslora 10,66 metros. Manga 3,96 metros. Puntal 1,52 metros. Calado medio 1,40 metros. Desplazamiento 18 toneladas.

             Cubierta corrida con una escotilla a proa  un tambucho a popa.

             Un palo, con vela trapezoidal, foque y trinquetilla. Timón a caña. Ancla chica del “Espora”.

             Cintón alrededor del casco. Una bomba de achique de madera.

 HISTORIAL:

             1873 – Naufragado el “Espora”, en marzo de 1873 en la isla de Año Nuevo, y descartada la posibilidad de salvar al buque, Luis Piedra Buena, su comandante y propietario, decide construir una embarcación para salir de la triste situación en que se encontraba conjuntamente con los miembros de su tripulación del bergantín hundido.

            En algo más de dos meses de trabajo casi personal, construye el cúter, en medio de temporales y vientos del sur.

            Botado el cúter, y alistado, zarpa hacia Punta Arenas, donde llega en once días de navegación, a fines del mes de mayo. Luego de una permanencia de varios meses (el invierno del sur) zarpa de la ciudad chilena rumbo a la isla de los Estados, y en esa navegación, en el mes de agosto, salva a los náufragos del bergantín inglés “Tagle”, seis personas que se encontraban en una roca, medio muertos de hambre y de frío. Conduce a os salvador náufragos a Punta Arenas, y vuelve a emprender el interrumpido viaje a Los Estados, donde al llegar, vuelve a efectuar un salvataje, esta vez a los náufragos del buque alemán “Dr. Hansen”, a quienes lleva a Punta Arenas.

             1874 – Este año lo pasa cazando y recorriendo las costas argentinas, con el fuerte barquito.

             1875 – Este año Piedra Buena debe dirigirse a Buenos Aires, donde el diputado Dr. Félix Frías requería de sus conocimientos del Sur, para aplicarlos en los problemas de los límites con Chile.

             1876 – Piedra Buena, que no pasaba en esos momentos por una situación desahogada (como que nunca la tuvo debido a su natural desprendimiento y desinterés) no piensa siquiera en pedir se le provea el pasaje hacia la Capital, sino que para procurarse el dinero que no tenía, resuelve vender a su obra maestra de construcción naval, y así lo hace a fines de 1875, principios de 1876.

             Desgraciadamente, no hemos podido seguir más allá de lo antedicho, el fin de esta unidad.

             Datos iconográficos: Reconstrucción arqueológica de este buque, por Pablo E. Arguindeguy, en el BCN Nº 648 de julio/septiembre de 1961, con dibujos de J. A. Llorente. Cuadro pintado en base a lo anterior por el capitán Emilio Biggeri, en el Museo Naval de la Nación.

             Fuentes documentales: Memorias de Guerra y Marina, 1873/1876; DEHN: Legajos 1873 a 1877.

             Información complementaria: Es el primer buque de la Armada con este nombre, impuesto por su constructor, Luis Piedra Buena, por razones afectivas familiares.