Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Armada

LA ARMADA DE LA REPUBLICA ARGENTINA Y SUS UNIDADES EN EL SIGLO XX.

Por Alberto Hernandez Moreno

Nuestro amigo Alberto Hernandez Moreno de España nos ha enviado con mucho cariño este aporte al conocimiento de nuestra Armada que nos honramos en publicar.

Tenemos por supuesto la evolucion de la Armada segun Arguindeguy, pero este trabajo nos da un punto de vista externo muy interesante, informado, con excelentes datos, que siempre es bueno ver.
Antecedentes Los Años de la Gran Guerra El Buen Obrar argentino durante la Década Difusa (1918/1928)
La Edad Dorada de la Armada Argentina - 1928/  1948 Los años dificiles y la voluntad de resurgimiento (1948/ 1968) Los 70: década de la recuperacion.
La ARA y las Malvinas El Canto del Cisne (1983 - 1990) El Ocaso
El futuro y conclusiones.

La Armada de la República Argentina y sus unidades en el siglo XX

Alberto Hernández Moreno

         El objetivo que se propone este artículo es analizar la política de incorporaciones navales argentinas a lo largo del siglo XX, un análisis que nos llevará a la siguiente conclusión: durante el pasado siglo, la ARA (Armada de la República Argentina) ha experimentado un movimiento pendular continuo a través del cual se han ido sucediendo etapas de incorporación de buques modernísimos -casi siempre los mejores disponibles en su tipo-, y etapas de estancamiento naval o de adquisiciones de buques pertenecientes a generaciones tecnológicas ya superadas. 

Habida cuenta que en la actualidad la ARA se encuentra en uno de esos periodos de postración y decadencia, sería lógico pensar en un próximo renacer de su poderío a un plazo no excesivamente largo. Sin embargo, especular sobre los futuros medios de la institución es algo aventurado, y en este artículo hemos preferido volver la mirada hacia el pasado; sólo al final reservaremos unas líneas para expresar nuestras personales previsiones.


 Antecedentes

A comienzos del siglo XX Argentina heredaba de la pasada centuria una sólida tradición naval, cuyos referentes más notables son la escuadra capitaneada por Guillermo Brown, vencedora de los realistas, y la flota creada durante el mandato del presidente Domingo Faustino Sarmiento. Pero no menos importante era la herencia material de buques procedentes de los años anteriores a 1900, que a principios de siglo conformaban la escuadra más poderosa de toda Iberoamérica.

 Efectivamente, a comienzos del siglo XX Argentina alineaba una importante fuerza naval constituida por cuatro núcleos esenciales, que describiremos someramente en orden de importancia: en primer lugar se encontraba la escuadra de cruceros acorazados, constituida por los Garibaldi, General San Martín, General Belgrano y General Pueyrredón. Los cuatro eran buques gemelos construidos entre 1895 y 1989 en Livorno y Sestri Ponente para la Regia Marina italiana, pero comprados por Argentina antes de su conclusión. Dos unidades más fueron encargadas ex profeso, a las que se asignaron los nombres de Mariano Moreno y Bernardino Rivadavia, pero la normalización de relaciones diplomáticas con Chile y la firma de unos acuerdos de desarme naval con el país vecino, conocidos como Pactos de Mayo (1902), hicieron que ambos cruceros fuesen vendidos a Japón, quien los empleó tanto en la guerra con Rusia de 1905 como en la Primera Guerra Mundial con los nombres de Nisshin y Kasuga. Como complemento, aludiremos a los otros cruceros que conformaron esta prolífica y exitosa serie: el trío de italianos (Garibaldi, Varese y Ferruccio), que se batieron en la Gran Guerra  (el primero de ellos fue hundido por el submarino austriaco U-4 el 18 de julio de 1915), y el solitario y desgraciado Cristóbal Colón español, que sucumbió en la batalla de Santiago a los pocos meses de su entrega y sin haber podido contar con su artillería principal.

El segundo componente de la flota lo constituían los tres pequeños acorazados costeros y fluviales: el Amirante Brown y los gemelos Libertad e Independencia. Eran unidades menos válidas que las anteriores y concebidas -sobre todo las dos últimas- para cometidos específicos como un enfrentamiento localizado con los buques brasileños. Sólo el Brown, gracias a una importante modernización de media vida, era al inicio del siglo XX un buque con valor militar importante. Pero era evidente que un acorazado multicalibre, y además de primera generación (fue entregado en 1881) no se ajustaba a los ambiciosos planes navales de Argentina, lo cual motivó su arrinconamiento cuando se incorporaron los dos flamantes dreadnoughts en los años posteriores.

El tercero era el formado por la escuadra de cruceros protegidos. Nos encontramos aquí con un heterogéneo grupo de buques de diferentes clases y procedencias (aunque tres de ellos se habían construido en el mismo astillero, el Armstrong Mitchell de Elswick) que en nada diferían del resto de cruceros protegidos de las demás marinas mundiales. Sus nombres eran Patagonia (la rara avis del grupo, ya que era el único no construido en el Reino Unido, sino en los astilleros de Trieste, entonces perteneciente al Imperio Austrohúngaro), Veinticinco de Mayo, Nueve de Julio, Patria y Buenos Aires. Relativamente rápidos y bien armados (el Patria era el menos potente, con sólo dos cañones de 120 mm., pero los demás montaban piezas de 152, 203 y 250 mm.), eran una fuerza lo suficientemente respetable como para mantener a raya a la Marinha brasileña, al menos hasta que ésta incorporó su pareja de dreadnoughts.

Por último, Argentina había logrado reunir una abundante colección de torpederos y pequeños destructores (británicos también) con los que se conformaba una marina realmente respetable para la entrada del nuevo siglo: con los cuatro cruceros acorazados podía hacer frente sin problemas a Chile, que sólo disponía de tres buques acorazados (el Capitán Prat, el O'Higgins y el Esmeralda), y con los cruceros protegidos a las principales unidades brasileñas, los también cruceros protegidos Tamandaré y Almirante Barrozo. No obstante, el equilibrio (que no era tal, ya que la superioridad naval de Argentina sobre los otros dos países del "ABC" -Argentina, Brasil y Chile- era manifiesta) se quebró definitivamente en el año 1904, cuando Brasil emprendió la renovación de su flota.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar