Historia y Arqueología Marítima

HOME

Buque Museo Fragata Presidente Sarmiento

Indice Fragata Sarmiento

LA  QUERIDA  Y  RECORDADA  FRAGATA  “SARMIENTO”

Marinero.jpg    

Por Carlos Héctor Cerutti - Villa Allende, Pcia. de Córdoba - Enero del 2010.

Mi padre yá fallecido, entró como grumete en A.R.A.   Fue por 1914 ó 15  y tuvo el orgullo de viajar en la Fragata “Presidente Sarmiento”. En rueda de familia, nuestro querido viejo solía precisarnos datos acerca de la misma. Y de sus enriquecedoras charlas me informé, que fue el Comodoro Martín Rivadavia, nieto del prócer, el promotor de la construcción de esta nave.  Al descendiente de don Bernardino, le interesaba de sobremanera que la Armada tuviera un verdadero buque escuela. No fue mucho tiempo en que se demoró la idea (no más de tres años) y por 1899 ó 1900 ya había sido entregada a la Institución.  Casi de inmediato realiza un extensivo viaje por alrededor del mundo que no estoy muy seguro si abarcó el año y medio o más. Los Almirantes Domecq García  (oriundo de Paraguay) y Julian Irizar fueron de los que supervisaron en Inglaterra el desarrollo de la obra.

Aquellas travesías de la Fragata y hasta que comenzara la Segunda Guerra Mundial, comprendían prolongados períodos, llegándose a tocar hasta casi cuarenta puertos.

Hubo un encuentro muy significativo y trascendental que se llevó a cabo a bordo de la misma, cuando se encontraron en Punta Arenas, los respectivos Presidentes de Argentina y Chile (Roca y Errázuriz). 

Los viajes en este buque escuela eran exclusivamente de instrucción para los cadetes, donde asimismo se invitaba a similares de otros paises. Era un  viaje en la cual tenían que desarrollar muchas tareas, como era la normativa para estos casos.  A su arribo a puerto, se les confería el título o grado de Guardiamarina, que significaba el primer escalafón dentro de la Oficialidad. 

Muy pocos camarotes tenía este navío. El privilegio si así se le podía denominar, era para los Comandantes y Oficiales. El resto dormía (mi padre entre los tántos), en aquellas clásicas hamacas paraguayas que en Marina se les dice o denominaba coy.  A partir de 1939 cesan los viajes al exterior –más que nada porque eran momentos de la conflagración bélica mundial-  y de allí en más (hasta 1958 ó 59) se realizan espaciadamente unos tres o cuatro trayectos o periplos por el Río de la Plata, Ríos Paraná y Uruguay. En uno de ellos se le rinde homenaje  en Concepción del Uruguay, a aquellos ilustres marinos caidos en siglos pasados, en la Batalla de Arroyo de la China.  Y es desde 1962, cuando la Fragata “Libertad” pasa a reemplazarla.

“La Sarmiento”, estuvo en importantísimos actos de asunciones de presidentes, coronaciones de reyes, o conmemoraciones  trascendentales de paises. Fueron incontables las personalidades que la visitaron.

De mi propio progenitor y de otros, recogí testimonios que iba equipada de cañones “Armstrong” de distíntos tipos; unos tubos lanzatorpederos y ametralladoras.

¡Cómo habrá sido importante nuestra querida Sarmiento, que hasta se llegó a rodar una película, que se estrenó en 1940, con Angel Magaña, Felisa Mary, Alita Román…Oscar Valicelli. Carlos Borcosque la dirigió. Y hubo un verdadero grande de nuestro cine nacional, que también realizó viajes en ella como cabo artillero:  Enrique Muiño.

Son muchas las calles y escuelas que llevan su nombre: Una arteria de Caballito y Barrio Mitre de Capital Federal, otras en Bahía Blanca, Córdoba por ejemplo; establecimientos primarios como la N° 13 de Gral. Villegas que hace dos años cumplió el centenario, la N° 16 de Zárate, la N° 25 de Victoria, Entre Ríos, la N° 42 en Ramos Mejía y la lista sería más que extensa para citar a todas.   Asimismo, al estadio de fútbol donde juega Almirante Brown de San Justo, se lo bautizó “Fragata Sarmiento” . Hay monumentos como el del Pasaje Caminito en la Boca, obra de Angel Ibarra García, canciones o tangos que compusieron Felipe Navas y Diego Centeno etc.

Cabe hacer mención sobre este tema que en particular nos ocupa, que su designación o llamada como tal, obedece al gran sanjuanino y Presidente de la República. A él le debemos la creación de la Escuela Naval (Escuela Náutica en sus comienzos), el Arsenal de Zárate y es el que asimismo ordena que se construyan los primeros acorazados. 

Hablar de la Fragata Sarmiento…es llenarnos los ojos de lágrimas. Una conmovedora emoción me envuelve en estos dias su recuerdo. ¿Y por que digo esto?. Porque mi aflicción en esta semana tiene un doble mensaje:  Mi padre cumpliría  casi como el buque insignia la misma edad .  

Dos veces visité a “La Sarmiento” en su condición de Museo. Y lo que experimenté en ese momento no tuvo parangón. Pensé muchas cosas: lo imponente y sobérbía que yá se apreciaba en esos primeros tiempos…su gallardía cruzando mares y afrontando tormentas y tempestades.   

En ella y a través de sus treinta y siete u  ocho travesías, nuestro pabellón flameó con toda su gloria; y fue un orgullo que nos representara como verdadera embajadora, en cada país que arribara. Soy uno más querida Fragata Sarmiento, que hoy te dice simplemente ¡Gracias por habernos hecho conocer al Mundo…y haber instruido a tantísimos Marinos!.                                                 

P:D.:  Simplemente soy el hijo de un Suboficial fallecido (Vicente Cerutti) Señalero, que se retiró de A.R.A. en 1960 ó 61. Fue uno de los co-fundadores de uno de los COM (filiales) no recuerdo exactamente cuál. Su No. de Socio

era 185. Lo tuvo de Comandante en el “Moreno” y el Acorazado “Rivadavia”, al Almirante ¡ Domec García!.  Aún no tratándolo por razones de jerarquía, conoció a otros notables marinos  como el Alte. Julían Irizar.

Pido desde yá disculpas por mi humilde y sencilla exposición. No soy ni un catedrático ni versado en la historia naval.  Solamente he volcado en esta memoria,  lo que aprendí de él a través de sus testimonios.