Historia y Arqueología Marítima

HOME

Buque Museo Fragata Presidente Sarmiento

Indice Fragata Sarmiento

  FRAGATA  “SARMIENTO”

     VIAJE  de Instruccion N° 39 de 1928 - Crucero Acorazado Pueyrredon

Del Libro "Los Viajes de la Sarmiento 1899/1931" editado en 1931

La "Sarmiento " es sometida a reparaciones -  La substituye el "Pueyrredón" - Modificación del itinerario

ITINERARIO:

Zarpó el 20 de marzo de 1918 y regresó el 25 de noviembre de 1918. Mar del Plata • Miramar - Puerto Militar - San José - Ushuaia - Gallegos - Comodoro Rivadavia - Madryn - Puerto Militar - Buenos Aires - Bahía - San Juan - New Orleans -Vera Cruz - Habana - Colón - La Guayra - Barbados - Maldonado - Buenos Aires Navegó 19.440 millas.

LISTA DE JEFES, OFICIALES Y SUBOFICIALES
Comandante: Capitán de Fragata D. Pedro Gully; Tenientes de Navio: D. Lf.ón Scasso, Juan CÁ-nepa; Tenientes de Fragata: D. Benito Sueyro, Eduardo Jensen, Torcuato Monti, Pedro Florido, Juan O. Güell; Alféreces de Navio: D. Alberto Grif.ben, José S. Zuloaga, Pedro Luissoni, Ismael García To-rrp.s; Ingeniero Maquinista Principal: D. Alberto Siches; Ingeniero Maquinista de 1.a: D. TemÍstoclus Perna. Ingenieros Maquinistas de 2.a; D. José E. Lagomarstno, Luis D. Pistarini; Ingenieros Maquinistas de 3.a: D. Pedro J. Mazzoleni, Alfonso Nahuys; Ingeniero Electricista de 2.a: D. Andrés Raciiard; Cirujano Principal: Dr. Alberto Ibañez; Contador de 1.a: D. Francisco S. Boullosa; Auxiliar Contador: D. Alfredo O. Bonnani; Capellán: D. Julio Comaschi; Aspirantes 5°. Año, Cuerpo General: D. Julio L. Castro, Francisco Alvares Colodrf.ro, Julio C. Rodríguez Ocon, Aquiles M. Villanueva, Juan A. Alonso, Jorge C. Radivoj, Leandro N Elizondo, Carlos Ponce Laforquu, Julio E. Rodríguez Blanco, Carlos Mac-chiaveli.i, Pedro V. Ghirimoldi, Ezequiel T. del Rivero, David A. Vidal Luque, Ricardo Méndez Casariego, Ricardo A. Roca, Luis Iribarne; Aspirantes de j°. Año, Cuerpo de Ingenieros: D. Juan Sodoti, Pedro,). Fiorini, Máximo Rosner, Juan N. Cruz, Luis J. Devoto, Ramón Vera, Juan Pacciani, Carlos Orgaz, Dante J. Bazzana, Elias Chalier; Contramaestre Principal: D. Ángel Fernández Rivera; Contramaestre de i.": José Romero; Contramaestre de 2.a D. Guillermo PÁez, Sergio Zarate; Condestable Artillero Principal: D. Eduardo Rkyna; Condestable Artillero de 1.a: D. Justo R. Báez, Arturo Luna; Condestable Artillero de 2.a: D. Emilio González; Condestable Torpedista de 2.a: D. José Mulo; Sub-oficiales Maquinistas de 1.a: D. Guido A. Calzf.tta, José Selva; Sub-oficiales Maquinistas de 2.a: Alejandro Casalmorto, Julio Laykra; Mecánicos Maquinistas Principales: D. Luis S. Biísozzi, José B. Imperiale, Miguel Mamerto; Mecánicos Maquinistas de 1.a: D. José Isola, Alberto Matthews, Antonio Pessina, Jacinto Piazzo, Julio C. Vega; Mecánicos Maquinistas de 2.a: D. Salvador Cristino, Francisco De Angelis, Alberto González Castro; Sub-oficial Electricista de I.a: D. Ramón Lacabe; Mecánicos Electricistas de 1.a: D. José M. Escalante, Santiago Devereaux; Mecánicos Electricistas de 2.a: D. Octavio de la Cruz, Willy P. C. Norel-mann; Mecánico Radiografista de 2.a: D. Cristóbal Bonard; Maestro de Armas de 1.a: D. Jesús S. Sánchez; Maestro de Armas de 2.a: D. Candelario Díaz; Carpintero de 1.a: D. José Guidobaldi; Maestro de Banda de 1.a: D. Federico di Neubourg; Maestro de Banda de 2.a: D. Emilio Martinini.

CONSCRIPTOS
Arias Pedro, Blanco Alberto, Caffaro José, Coronel Zenón, Campero José, Cruz Sixto, Díaz Ruiz Patricio, Díaz de la Cruz J., Durail Mario, Fernández Ubaldo, Fernández Juan, Gremisult Félix, Gioia Antonio, Grecco Juan, Gallay Enrique, Gumán Pedro, Hernández Sebastián, Herrera Miguel, Jerez Pedro, Juárez Domingo, Mettifoco Domingo, Montes Sebastián, Nicoletti Pascual, Lencian Felipe, Padilla Fernando, Pacheco Arsenio, Pastor Pedro, Peralta Ramón, Picatto Francisco, Ramírez Rosario, Reynoso Pablo, Salas Manuel, Salinas Tomás, Sánchez Miguel, Terrile Ángel, Venegas Ramón, Vi-Uanueva Antonio, Almeida Anastasio, Darbatti Benito, Cruz Anastasio, Gómez Hipólito, Ibáñcz Felipe, Romero Gerónimo, Romano José M., Valeriano Serapio, Villacetrú José, Delingue Carlos, Pendullo Antonio, Perales Juan, Ruiz Bernabé, Acosta Segundo, Etchandy Miguel, Bernardi José, Sartori Ángel, Valentimizzi José, Joselevich Mateo, Olivera Milcíades A., y Chávez Pastor.
Escribientes: Brossard Emilio J-, Finí Eduardo.

LA PARTIDA
Por haber sido sometida la fragata "Sarmiento" a reparaciones, el ministerio de Marina resolvió que fuera autorizado para continuar los viajes de instrucción de los aspirantes de la Escuela Naval, el crucero acorazado "Pueyrredón".
Este buque de la Armada Argentina salió de Buenos Aires con destino a Puerto Militar el 20 de marzo de 1918. Antes de zarpar se hicieron en el buque diversas reparaciones a fin de prepararlo para la campaña que iba a emprender. Con excepción de la transformación de la camareta de guardiamarinas en "toilette" para aspirantes, el resto de las reparaciones efectuadas las requería en gran parte el buque como unidad de combate desde tiempo atrás. El barco fue tripulado con un rol especial propuesto por el Comandante Gully, dado el carácter del viaje y considerando que no convenía que su personal fuera muy numeroso. Esta disposición puede sintetizarse diciendo que se cubre toda la artillería de una banda y que el personal de máquina es el número correspondiente a tiempo de paz, de modo que los aspirantes pueden practicar en todos los servicios de un buque de combate.

NAVEGACIÓN COSTANERA POR EL SUR
El buque fué despedido en la Dársena Norte por el Ministro de Marina y los Directores Generales de la Armada. En el momento de la partida, se congregó, como de costumbre en estos casos, un gran número de familias para despedir al personal superior, cadetes y tripulación. Después de una breve estada en el puerto de La Plata se continuó navegando hasta Mar del Plata a donde se llegó el 22 a la noche. A las 2 de la mañana se zarpó el día 23 continuando la navegación cerca de la costa marítima de Buenos Aires. El 25 entró el buque en la Dársena de Puerto Militar. En Puerto Militar el "Pueyrredón" permaneció siete días, visitando los aspirantes el acorazado "R¡-vadavia", varias dependencias de! puerto Belgrano y realizando ejercicios de instrucción.

El día 28 por la tarde un remolcador del Arsenal salió a las (5.3 0 para Puerto Ingeniero White, en donde fueron visitados los elevadores de cereales. Después los aspirantes se trasladaron en un tren puesto a su disposición por la Empresa del Ferrocarril al Pacífico, a Puerto Galván. De Puerto Galván, salieron en tren para Bahía Blanca en donde fueron invitados a almorzar por las autoridades locales.

El 31 de marzo a las 19, terminadas las visitas a los buques de la Armada y al Arsenal, se zarpó de Puerto Militar para el Golfo San José, navegando sin novedad hasta el fondeadero Pueyrredón, en el cual se dio fondo el 2 de abril a las 6. El día 6, habiéndose terminado de desarrollar el programa consistente en la asistencia de los aspirantes a las distintas subcomisiones de la Comisión Hidrográfica que trabaja en dicho Golfo, se zarpó con destino a Ushuaia.

Se fondeó en este puerto el 12 a las 4. De Ushuaia salió el buque para Puerto Gallegos el 15 de mayo; el 2 3 salió para Comodoro Rivadavia, realizando navegación costanera desde Punta HUÍ hasta Cabo Blanco. Después de visitar les Yacimientos Petrolíferos Fiscales se zarpó de Comodoro Rivadavia para Puerto Madryn, en donde se permaneció diez días.

En el parte oficial fechado el 3 de julio de 1918, el capitán de fragata, D. Pedro Gully, coincide con su colega Sr. Yalour, respecto a las deficiencias de la fragata "Presidente Sarmiento", como buque-escuela para guardiamarinas. Dice que el viaje realizado por el acorazado "Pueyrredón", ha demostrado las ventajas de que la instrucción de los aspirantes se efectúe en un buque de ese tipo. La "Sarmiento", agrega, buena quizás hace veinte años cuando se puso en servicio, deja grandes vacíos para que los aspirantes puedan hacer práctica eficiente sobre el servicio en general que están llamados a desempeñar, al ser graduados como oficiales en los buques de la escuadra.

En Puerto Madryn, los aspirantes visitaron el valle del Chubut, utilizando un tren especial que fué Duesto a disposición del comando del buque por la Empresa local. En Trelew los pobladores se pusieron a disposición de los visitantes y les ofrecieron una cena y un almuerzo campestre, atenciones que fueron retribuidas a un grupo de pobladores con una comida a bordo. El 12 de junio el buque entró a Puerto Militar en dique seco, permaneciendo en ese punto quince días. El 25 del mismo mes zarpó de dicho puerto para la Dársena Norte a donde llegó el 28 a las 4.

SOLDADOS PARA EL FRENTE DE FRANCIA
De Buenos Aires reanudó el buque su viaje de instrucción con rumbo al Brasil. Se navegó sin novedad de Bahía a San Juan de Puerto Rico, en donde se fondeó el 6 de agosto a las 19. En este puerto en donde según el itinerario debía permanecer 3 días, estuvo 8, a la espera de la orden expresa del Ministerio para seguir viaje. Los oficiales y aspirantes visitaron en Puerto Rico el campamento en donde se entrenaban 12.000 hombres para ir al frente de Francia. En el Palacio de la Gobernación se dio una recepción al personal superior y aspirantes, siendo el buque visitado por el Gobernador de la Isla y por numerosas familias. El 12 se salió para Nueva Orleans, de acuerdo con las instrucciones recibidas del Ministerio de Marina.

EL RECIBIMIENTO EN VERA CRUZ
El 11 por la noche se le comunicó al Ministro Argentino en Méjico que el buque llegaría a Vera Cruz el 13 por la tarde a fin de asistir a la fiesta nacional mejicana. El Ministro Argentino contestó que el Gobierno de Méjico deseaba que la tripulación del buque tomase parte en el desfile militar del día 16, para lo cual habría trenes listos para salir de Vera Cruz en la mañana del 14. Con ese objeto fué alistada una compañía compuesta de 102 hombres de tropa, 24 aspirantes y 3 oficiales, además de la banda de música.
Antes de entrar al puerto de Vera Cruz fué a bordo el Ministro Argentino, Dr. Manuel Malbrán, quien había ido allí especialmente para recibir al buque. Luego fueron a bordo varias delegaciones para dar la bienvenida en nombre del Ayuntamiento, de la prensa de Vera Cruz, del Centro de Estudiantes de Méjico, del Ministerio de Relaciones Exteriores, de la Secretaría de Guerra y Marina, presidida por el General Bouchez, la que por orden del Gobierno mejicano acompañó constantemente a los oficiales argentinos.
El Comandante se trasladó a la ciudad de Méjico acompañado por seis oficiales a fin de asistir en carácter oficial a las fiestas que se habían preparado con motivo del Aniversario de la Fiesta Nacional. También dispuso que fueran todos los aspirantes para que pudieran conocer la ciudad.
El 13 a la noche fué obsequiada la plana mayor con un banquete por el General Jefe de la Guarnición de Vera Cruz.

LA FIESTA NACIONAL DE MÉJICO
El 14 a las 5 de la mañana, en un tren especial puesto a disposición del personal del buque por el Gobierno mejicano, salieron de Vera Cruz los marinos argentinos para la capital, llegando ese mismo día a las 11 de la noche. En la estación diversas delegaciones de instituciones oficiales y particulares dieron la bienvenida a los marinos argentinos. El personal de tropa y los aspirantes fueron alojados en el cuartel de la Academia del Estado Mayor; los oficiales en el Hotel Regis.

El 15 a la 1 p.m. el Presidente de la República, acompañado de todos sus Ministros, recibió en audiencia especial al Comandante y oficiales, expresando el primer magistrado la inmensa satisfacción con que veía que el gobierno argentino habla querido asociarse a la fiesta nacional, y que era un gran deseo de su gobierno, que nuestras tropas de marinería encabezaran el desfile del día 16. Por la noche del 15 los marinos del buque escuela argentino, concurrieron al Palacio de Gobierno en donde se realizaba un acto para rememorar el grito de Hidalgo y en el que personalmente el Presidente de la República repite los toques de campana históricos. Después, los oficiales argentinos participaron de la recepción que se realizó en el mismo Palacio.

El 16 por la mañana asistieron a la ceremonia de la lectura del acta de la Independencia Nacional, que se celebra al pie del respectivo monumento y que es presidida por el primer magistrado^ de la Nación. En seguida se realizó el desfile militar, en el que tomó parte la compañía de desembarco del buque. La marcha de la compañía argentina se realizó con toda corrección, siendo muy aplaudida y recibiendo además el homenaje de las damas que presenciaban el desfile, las que arrojaron flores al paso de los marinos argentinos. El total de tropas mejicanas que desfilaron, inclusive las de marinería, fué de 8000 hombres.

EL PROGRAMA DE AGASAJOS
El 17 por la mañana el Comandante visitó al Ministro de Relaciones Exteriores y durante esa visita fue confeccionado el programa general de agasajos. El mismo día se visitó la Fundición Nacional de Artillería y la Fábrica de Cartuchos. La Dirección de este establecimiento obsequió al comando del buque argentino con dos muestrarios de las espoletas Saint Chaumont, que allí se fabrican, las que fueron remitidas al Museo Naval Argentino. Después se realizó una visita al Palacio de Chapultepec. El 18 el Comandante Gully visitó al Ministro de Guerra y Marina y al Jefe de la Sección Marina. Los oficiales y aspirantes visitaron el Museo Nacional y la Academia San Carlos. Ese mismo día la marinería hizo una excursión a Xochimilco y fué obsequiada con un almuerzo por la marinería mejicana que había ido a la Capital a tomar parte en el desfile del 16.

Los marinos argentinos desfilando por la Avenida Madero. Méjico

También ese mismo día fué ofrecido por el Ayuntamiento de Méjico un almuerzo en el Restaurant de Chapultepec al Comandante y oficiales del buque. Por la noche se realizó en la Alameda de Santa María una audición especial dada en honor del buque por la banda de las fuerzas de seguridad.

El 19 a primera hora partieron en el tren ordinario para Vera Cruz cuatro oficiales para relevar a cuatro de a bordo, de modo que estos últimos pudiesen visitar la capital. El 19 por la mañana fué visitada la Escuela Naval de Aviación, realizándose varios vuelos. Por la tarde, respondiendo a una invitación de oficiales de la marina mejicana, se realizó una visita a establecimientos fabriles de la ciudad. Por la noche, en el restaurant de Chapultepec, el Ministro de Relaciones Exteriores ofreció un banquete, al que excusaron su asistencia los diplomáticos de las naciones aliadas, a causa de que concurrirían los diplomáticos de los imperios centrales. Al final de este banquete, el Ministro de Relaciones Exteriores pidió de parte del Presidente de la República que el Comandante del "Pueyrredón" diera pasaje a dos oficiales mejicanos que el Gobierno deseaba mandar a Buenos Aires, uno de ellos para sintonizar la estación radiotelegráfica de Buenos Aires con la de Méjico, y el otro con el fin de visitar las fábricas argentinas de armas y talleres.

El 20 por la mañana el Comandante Gully ofreció e hizo entrega al Presidente del Ayuntamiento de Méjico, de una corona de flores naturales en homenaje a la memoria del procer mejicano Hidalgo. El acto se realizó en la Catedral, concurriendo los oficiales y la tropa. Después los oficiales y aspirantes hicieron una excursión a Xochimilco, en cuyo restaurant la Secretaría de Guerra les ofreció un almuerzo.

Los cadetes en la plaza de toros. Méjico

EN EL CONVENTO DE CHURUBUSCO
El 21 por la mañana se hizo una excursión por los alrededores de la ciudad, visitando el histórico convento de Churubusco, las casas de Alvarado y de Hernán Cortés en Coyoacan, y el vivero Municipal. Luego la Secretaría de Guerra y Marina ofreció un almuerzo en el restaurant de San Ángel Inn. Por la noche la Compañía del teatro de Virginia Fábregas dio una función de gala en honor del buque.
En la mañana del 22 se realizó en la academia de Estado Mayor una fiesta deportiva y luego se sirvió un almuerzo.Por la tyarde la Legacion Argentina dio una recepcion, que estuvo muy concurrida por representantes del gobierno, d la Municipalidrad y de las altas esferas.

 Por la noche la plana mayor, oficiales y aspirantes fueron muy agasajados en la recepción y baile que se realizó en su honor en la Academia de Estado Mayor. El 24 por la noche la Legación Argentina dio una recepción a las autoridades mejicanas como retribución por las atenciones tenidas con el personal del buque. La fiesta resultó muy interesante y extraordinariamente concurrida. Además de los festejos mencionados, que figuraban en el programa oficial, hubo diversas fiestas y bailes, ofrecidos por distintos centros y asociaciones culturales y sociales.
El Comandante había dispuesto que el personal de marinería regresase al buque el día 19, pero debido al insistente pedido del Ministerio de Relaciones Exteriores, fué aplazada la partida para el 22, y luego para el 23, día éste en que debía regresar la marinería mejicana a Vera Cruz.
Debido a una gripe que atacó a la mayor parte de los aspirantes, el buque tuvo que demorar dos días su salida a fin de que los enfermos se restablecieran.
El 26 el Comandante Gully visitó al Presidente de la República a fin de despedirse y agradecer las atenciones y agasajos de que habían sido objeto los marinos argentinos durante su permanencia en Méjico. También hizo lo mismo con el ministro de Relaciones Exteriores. Tanto el primer magistrado como su secretario de Estado, renovaron sus sentimientos de simpatía y su agradecimiento al Gobierno Argentino por haber enviado un buque de la marina de guerra para asociarse a las fiestas nacionales.

POR OTRAS CIUDADES MEJICANAS
El Comandante y parte de los oficiales salieron de Méjico el día 27, debiendo detenerse al anochecer en la ciudad de Córdoba para asistir a un banquete ofrecido por el Gobernador del Estado y a un baile organizado por la sociedad cordobesa en el Casino de la ciudad. El 28 a primera hora se continuó viaje, llegando a Vera Cruz a mediodía. A la noche los marinos argentinos fueron invitados a un baile organizado en su honor por el Ayuntamiento de dicha ciudad. Habiendo regresado el 28 todo el personal al buque, se dispuso zarpar el 29, dándose antes una matinee a bordo para retribuir los agasajos recibidos por la sociedad y las autoridades de Vera Cruz.

En esta ciudad el personal superior que quedó a bordo y los aspirantes recibieron diversas invitaciones para fiestas organizadas en ¡su honor, siendo el buque muy visitado por familias y pueblo. El día 16 por la mañana se corrió una regata y el Club local entregó al buque una copa de plata. Después de esa reunión deportiva se realizó una fiesta y un baile organizado por el Club de Regatas. Esa misma mañana se concurrió, por invitación del Ayuntamiento, a una fiesta escolar, y por la tarde del 16 al desfile cívico militar, al que asistieron todas las autoridades civiles y militares de la localidad.

Los cadetes ante el monumento de los defensores del Castillo de Chapultepec, México

El 17, el General en Jefe de la Guarnición invitó a los marinos argentinos a una audición musical en honor de los mismos. Se realizaron, además, otras fiestas de carácter no oficial y finalmente el Ayuntamiento ofreció a los jefes, oficiales y aspirantes del buque argentino un gran baile, fiesta de la que participaron las familias de mayor significación social de la localidad. Durante la estada en Méjico los principales periódicos se ocuparon continuamente, dando a grandes títulos amplias informaciones de los agasajos que se tributaban al buque-escuela argentino, con abundantes notas gráficas.

"El Ministro Argentino — dice el parte oficial — que como se dijo, fué a Vera Cruz a recibir al buque y que demostró una especial atención a todo lo que se relacionaba con nuestra visita, siendo diligente v afable con los oficiales y con el Comandante, acompañó también hasta a bordo, juntamente con la Comisión de la Secretaría de Guerra y el Jefe del Protocolo, a la delegación del buque. "Puede afirmarse sin temor a equivocarse, — agrega el parte — que sin distinción de clases sociales se ha acogido con las más expresivas manifestaciones de fraternidad a la delegación Argentina y  a la marinería, y que en verdad se guardará en las esferas del Gobierno y en el pueblo mejicanos, grato  recuerdo de la visita de este buque".

Los cadetes argentinos en la Exposición de Arte Nacional. Méjico

VISITAS A ESTABLECIMIENTOS INDUSTRIALES
En el parte oficial del Comandante Gully, se da y cuenta en capítulo especial de las visitas realizadas por los marinos argentinos a varios establecimientos industriales de los Estados Unidos de Norte América, a

Después de una detenida visita hecha por los oficiales y aspirantes a la Navy Yard (Brooklyn), en donde fueron atendidos y agasajados por las autoridades superiores de dicho establecimiento, se realizó una visita a la Dupont Powder Factories (Haskell).

 "Se realizó el 29 de agosto — dice el parte oficial — por la mañana, la visita a este establecimiento, acompañados los oficiales y aspirantes por el Teniente de Navio, Honorio Acevedo, de la dotación del "Rivadavia", profesor de explosivos de la Escuela Naval, razón por la cual esta visita fué muy provechosa, pues pudo ajustarse el recorrido de la fábrica y las explicaciones a los conocimientos que los aspirantes ya tenían estudiados en los libros del explosivo del citado jefe, que se utilizan como texto en nuestra Escuela Naval. Fueron recorridas sucesivamente todas las secciones, desde donde entra el algodón a la fábrica hasta que se expide la pólvora envasada".

EN CUBA Y PANAMÁ
El 4 de octubre de 1918 se fondeó en la Habana, procedente de Vera Cruz, habiendo empleado casi cinco días en hacer la travesía debido a la mala calidad del carbón, embarcado como ensayo por orden del Ministro de Marina en el último de los puertos mencionados. En la Habana el buque permaneció tres días, y no cuatro como marcaba el itinerario, a fin de recuperar los días de atraso. El Ministro de Relaciones de Cuba devolvió personalmente la visita que le hizo el Comandante del buque.

El 7 se zarpó con destino a Colón, en donde los oficiales por mitades y todos los aspirantes hicieron un viaje a Panamá a fin de conocer las obras del Canal, regresando en el día a bordo, El Comandante Gully visitó en Panamá al Presidente de la República y al Ministro de Relaciones Exteriores, los que lamentaron que no estuviera el buque en aguas panameñas para poderlo visitar. El 16 se zarpó para La Guayra, fondeando en ese puerto el 20.

UNA VISITA A CARACAS
"En La Guayra — dice el parte oficial — se supo que el gobierno venezolano había puesto a disposición del personal del buque un tren especial para que pudiera trasladarse a Caracas en dos horas de viaje, así como también que había dispuesto alojamiento en un Hotel de dicha ciudad. Se resolvió que los oficiales por mitades, y todos los aspirantes, visitasen Caracas, pero aprovechando un tren ordinario, debiendo regresar aquellos últimos en el día a bordo. El Comandante se trasladó en el día a Caracas y visitó a los Ministros de Relaciones Exteriores v de Guerra, quienes le devolvieron la visita y lo acompañaron en diversos paseos por la ciudad. Esa misma noche el Ministro de Guerra ofreció un banquete, al que concurrió también el Ministro de Relaciones Exteriores y el de Instrucción Pública.

"Al día siguiente el Presidente de la República, en audiencia especial, recibió al Comandante, quien después de visitar, acompañado del Ministro de Guerra y de Relaciones Exteriores, regresó a bordo. Esa misma tarde del día 22, el Ministro de Relaciones Exteriores acompañado de altos funcionarios visitaron el buque hasta el instante de zarpar, lo que se hizo a las 9 de la noche".

MODIFICACIÓN DEL ITINERARIO
En Bridgetown, a donde llegó el buque el 22, el personal superior fué gentilmente recibido por la colonia inglesa. El Gobernador ofreció una recepción en su residencia el día 6 y lo mismo hizo el Cónsul norteamericano al día siguiente. En Barbados se recibió el día 2 5 la orden del Ministerio de Marina de regresar directamente a Buenos Aires, dadas las malas condiciones sanitarias del Brasil. Por esa circunstancia se hizo una buena provisión de carbón y se zarpó con rumbo a la Argentina el 27 de octubre, habiéndose llegado a la Dársena Norte sin novedad el 2Í de noviembre de 1918.

AMABLES RECUERDOS
De sus visitas a diversas ciudades los marinos guardan recuerdos amables con motivo de las fugaces relaciones que 'hacen al pasar. Tal vez, mientras más rápida es la vinculación, más perdurable es el recuerdo que se conserva al través de la distancia y del tiempo. Una prueba de ello es la siguiente página llena de hondo sentimiento, que figura en "La novela del mar" del contraalmirante Beascochea. Hela aquí:
"Guardaré siempre un recuerdo amable de mi estada en Caracas, y de su puerto La Guayra. Allí tuve una amiga, bella por las formas y las líneas de su hermosura griega; bella por las bondades de su alma y por los atractivos de su vivaz inteligencia.
"Se llamaba Belén y su recuerdo, al través de los años que han pasado, vive aún fresco en la memoria mía. ¿Dónde estará ahora? Hace 27 años, tenía 18 entonces. No puedo imaginarte sino tal cual te dejé, en aquel amanecer en que nos despedimos para siempre! Te acompañaban varias amigas; juntos vinimos de Caracas al puerto en tren expreso ¿te acuerdas? ¡feliz media hora aquella! El tren descendía con lentitud, casi cerrados los frenos de su pujante máquina, salvando los escarpados declives en un continuo zig-zag por entre pendientes rocosas, soberbios acantilados y vertiginosos precipicios. Retumbaban las ruedas y los engranajes sobre los rieles de acero que los guiaban entre las angostas gargantas de granito. ¿Te acuerdas? Tus mejillas eran rosadas,
¿han palidecido acaso? Tus ojos verdes, tus pestañas negras y arqueadas como las alas de un cuervo; tus labios más rojos que el bermellón y más dulces que la miel de Atenas ¿no conservan ya su colorido? Pueden haberse modificado sus tonos, pero tu alma, tus idealismos, tus bondades, tu despierta y cultivada inteligencia, eso no debe, no puede ¡haber cambiado. ¡Eras una morocha encantadora! Aún siento el perfume fresco de tu aliento, aún escucho tu voz, aquel concierto de palabras dulces, que yo quería devorar, ¿te acuerdas? para quedarme con ellas. ¡No han perdido su encanto los recuerdos de tus suspiros, de tus lágrimas ahogadas en sollozos en el momento triste de la prevista despedida!"

     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar