Historia y Arqueología Marítima

HOME

Buque Museo Fragata Presidente Sarmiento

Indice Fragata Sarmiento

     VIAJE  27

VIAJE  50 de INSTRUCCION/27 de  LA FRAGATA 1929

Del Libro "Los Viajes de la Sarmiento 1899/1931" editado en 1931

Por las Repúblicas Sudamericanas • Ovaciones en Hamburgo -Baile de Gala en la Exposición de Sevilla

ITINERARIO: Zarpó el 14 de abril de 1929 y regresó el 2 de diciembre de 1929. Buenos Aires - Dock Central - Madryn - Comodoro Rivadavia - Rada Cazadores -Ushuaia - Puerto Garibaldi - Puerto Edwards - Puerto Soffía - Magallanes - Puerto Borja - Puerto Field Anchorage - Talcahuano - Callao - Guayaquil - Buenaventura -Balboa - Colón - Santiago de Cuba - Azores - San Sebastián - Hamburgo - Kiel - Stokolmo - Copenhague - Christianía - Amberes - Sevilla - San Vicente de Cabo Verde -Santos - Dock Central.
Navegó 22.360 millas.

LISTA DE JEFES, OFICIALES Y SUBOFICIALES
Comandante: Capitán de Fragata Arturo Monkes; 2.a Comandante: Teniente de Navio Carlos M. Scturano; Teniente de Navio Ernesto BasÍlico; Tenientes de Fragata: Juvenal Muñoz Silvio J. Leporace, Carlos Macchiavelli, Ernesto R. Villanueva, José Schwarz, Alféreces de Navio: Pedro Insussarry, Joaquín Mora, Alféreces de Fragata: Guillurmo D. Plater, Raúl J. Faüaldk; Ingeniero Maquinista Principal: Eduardo N. Otaño; Ingeniero Maquinista de 2.a: Domingo S. Salamonk, Juan J. Graztani; Ingeniero Electricista de 2.a: Juan M. Montone, León Guarrochena; Cirujano de 1.a: Julián Echeverría; Contador de 1.a: Rodolfo A. Muzzio; Auxiliar Contador: Adolfo Razetti; Capellán: César P. Zoni; Cuerpo general, Cadetes: Juan J. Alcoba, Vicente Baroja, Ricardo Blanco, Atilio Codermatz, Juan B. Dato Montero, Víctor Raúl Franzini, Juan M. Gómez, Félix M. Guerrini, Juan J. Jáuregui, Juan Germán Enemark Kay, Carlos Korimblum, Juan C. Maggi, Laudelino H. Márquez, Enrique M. Molina Pico, Ricardo L. Mir, Julio R. Pocii, Rafael H. Quijano Alvarez, Milton M. A. Rivera, Miguel D. Street, Román Sayus, Ángel R. Vaccari, Julio E. Zavalla; Cuerpo de Ingenieros, Cadetes: Pedro C. F. Amarantb, Rogelio L. Alcántara, Pedro R. Boronat, Abel R. Fernández, Alberto Fonticelli, Augusto P. L. Gautiiier, Víctor I. Lanteri, Rafael V. Picchiello, Eduardo I. Rumbo, Marcelo R. Nf. Rodríguez, Manuel A. Valiente, Rogelio H. Zeitz; Suboficial 1." de Mar: Rafael Rivera; Suboficial Maquinista Principal: Juan F. Discoli; Suboficial Maquinista de 1.a: Eduardo Mux, Enrique Santamaría; Suboficial Maquinista de 2.a: Juan Bokstein; Suboficial Electricista de 1.a: Carlos S. Fernándkz; Carpintero de 2.a: Manuel Barcia; Maestro de Banda de 2.a: José Morastoni.

CONSCRIPTOS
Barros Catalino R., Comliti Gino, Caro Héctor A., Capra Martín F., De Gregorio Miguel, Falconc José D., Ferrando Santiago M., Grange Isidoro S., González Maximiliano, Giménez Dámaso J., Hartman Ángel, Lagostena Arturo A., Leive Fermín, Luna Antonio, Muñoz Luciano, Molina Regino, Pretto Ramón, Petralla José A., Ruíz Moreno R., Ríos Germán, Schiavo Salvador, Sánchez Eduardo J., Sandoval Juan A., Sachi Carlos M., Sosa Eusebio, Várela Santiago A., Araujo Mario J., Cortechini Julio C, López Cosme, I.indón Ramón S., Martínez Remigio, Medina Ciríaco J., Núñez Lucas, Spelsini Héctor, Ambord Pablo, Acosta Tomás, Bontempo José, Calvo Casimiro, Duar-te León, Gallo Enrique, Lacuadra Benicio, Miranda Claro, Núñez Juan, Nochelli Apolinario, Oviedo Nicanor, Paterlini Avelino S. P., Painecura Dionisio, Quintana Juan B., Sayago Roberto, Tdlo Ambrosio, Zapatiel Ramón R., Ubaldo Ramón, Rasaldúa Ernesto B., Bruno Roberto R., Canavesio Rodolfo A., Deeour-ges Gervasio, Eizmendi Federico M., Lupachini Roberto C, Leme Tomás E., Meneses Evaristo, Martínez Ricardo, Pasculli Rafael, Pantaleón Cristóbal, Vega Ramón B., Zotta Mario V., Puente Julio, Pascuale Leocadio, Sabatini Luis, Camaño Julio A., Espinosa Juan J., Homs Juan V., Pena Luis, Rodríguez Eduardo, Wenkcr Augusto A., Badino Carlos J., Sixto Alfredo.

UNA RECORRIDA POR EL SUR
El XXIX viaje de instrucción de ios guardiama-rinas se realizó en la "Sarmiento" que salió del puerto de Buenos Aires, al mando del capitán de fragata D. Arturo Monkes, el 14 de abril de 1929. La fragata realizó un crucero por el sur visitando los puertos de Madryn, Comodoro Rivadavia, Ushuaia y Magallanes. "Con el objeto de levantar el espíritu patriótico del pueblo de Ushuaia — dice la parte del historial correspondiente —- el gobernador solicitó al comandante que una compañía de desembarco concurriera al acto de izar el pabellón nacional en el asta del muelle, por lo que se dispuso la concurrencia de la plana mayor, cadetes y la compañía de desembarco y que en ese acto hiciera uso de la palabra el capellán del buque. La ceremonia se realizó con toda solemnidad, asistiendo gran cantidad de público. Los alumnos de las escuelas cantaron el Himno Nacional y luego fué oficiada una misa impetratoria en la iglesia de la ciudad. Por la noc'he el gobernador del territorio ofreció una comida a los cadetes".

El 17 de mayo fondeó la fragata en Magallanes y después de realizar y retribuir las visitas de ceremonial, al día siguiente a las 11.30 de la mañana se efectuó una recepción ofrecida por la Municipalidad, a la que concurieron el comandante con un grupo de oficiales y los cadetes. En ese acto hizo acto de presencia el cuerpo consular, la Junta de Alcaldes en pleno y autoridades mari timas y militares, haciendo uso de la palabra el primer Alcalde, quien al dar la bienvenida se expresó en términos elogiosos para la República Argentina, su mandatario y la marina de guerra. El Comandante en jefe del Apostadero Naval ofreció por la noche una comida en su residencia a la que fué especialmente invitado el Comandante y cuatro oficiales. Fueron, además, comensales las autoridades civiles y militares y lo más representativo de la región. El 19 el Rotary Club ofreció un almuerzo a! que concurrió el Comandante acomipañado de varios oficiales y quince cadetes. A la tarde el Vicecónsul Argentino, Sr. Mango, ofreció una recepción en el Club Español en honor de los jefes, oficiales y cadetes de la "Sarmiento".

Al fondear en el puerto de Talcahuano, la fragata recibió los saludos de los buques chilenos y extranjeros surtos en el puerto, siendo especialmente saludada por un avión del crucero acorazado francés Tourville, que voló constantemente alrededor de buque hasta el momento de atracar. El Comandante hizo en Talcahuano y Concepción las visitas de ceremonial a las autoridades chilenas.

AGASAJOS EN CHILE, PERÚ Y ECUADOR
El 28 por la tarde el Comandante en Jefe del Apostadero Naval ofreció en su residencia una recepción en honor de los comandantes y planas mayores de los buques extranjeros surtos en la bahía, a la que concurrió el Comandante de la "Sarmiento" con un grupo de oficiales. El 29 fué servido un almuerzo a bordo del buque Madre, acorazado "Prat", en honor de los comandantes y oficiales de los buques extranjeros. Ofreció la demostración el Comandante del "Prat" y Jefe del Servicio de Submarinos de Chile, contestando el Comandante de la "Sarmiento" en nombre de todos los oficiales extranjeros, por pedido especial que le hicieron los comandantes de los otros buques agasajados. Por la tarde tos comandos de los cruceros Caradoc y Tourville, dieron un te danzante como retribución a las atenciones recibidas, concurriendo a los dos buques el Comandante de la "Sarmiento" con varios oficiales y cadetes. Por la noche de ese mismo día el Comandante de la fragata se trasladó a Concepción, acompañado de un grupo de oficiales y todos los cadetes a fin de asistir a un baile dado en el Club de Concepción por la Sociedad Penquista, en honor de los marinos extranjeros. Esa misma noche una delegación del personal subalterno, compuesta de quince hombres, concurrió a un baile popular ofrecido a las tripulaciones de los buques extranjeros, en los salones dril Departamento del Bienestar Social de Talcahuano. En retribución de las atenciones recibidas en ese puerto, fué servido a bordo de la fragata un almuerzo el día 3 0 de mayo, al que concurrieron especialmente invitados el Intendente del Territorio, el Comandante en Jefe del Apostadero Naval, el jefe de la Zona Militar, los respectivos ayudantes de dichos jefes, el Alcalde de Concepción, el Vicecónsul Argentino y el Agregado Naval Argentino a la Embajada de Chile, Capitán Capanc-gra, quien se trasladó a Talcalhuano expresamente para recibir al buque por orden del Embajador Argentino. Al mismo tiempo que se servia ese almuerzo a bordo de <h fragata, los guardiamarinas chilenos embarcados en la Baquedano, ofrecieron otro a los cadetes de la "Sarmiento" a bordo de dicha corbeta chilena.

El 7 de junio llegó el buque al Callao. Después de efectuarse los saludos y visitas de práctica, el 8 de junio por la mañana el Comandante, en compañía de seis oficiales, se trasladó a Lima para concurrir a la Embajada Argentina a fin de ir a la Casa de Gobierno, en donde fué recibido con dichos oficiales en audiencia especial por el Presidente de la República, Señor Augusto B. Leguía. Durante la audiencia, que se prolongó alrededor de veinte minutos, se conversó sobre temas generales, exteriorizando el Señor Presidente en sus manifestaciones, su afecto y el de su país hacia el nuestro. El 9 de junio la Dirección de la Escuela Naval Militar ofreció una matines en honor de la plana mayor y cadetes de la "Sarmiento", a la que asistió el Ministro de Marina, Jefes y oficiales del ejército y armada y familias de la sociedad de Lima.
También se hizo una visita al Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, Dr. Rada y Gamio, quien luego agradeció el saludo por escrito. El 10 el Comandante General de la Escuadra ofreció un almuerzo a bordo del crucero "Almirante Grau" al que concurrió el Comandante con un grupo de oficiales. El día 11 por la tarde el Embajador Argentino ofreció en su residencia otra recepción a la que concurrió el cuerpo diplomático y lo más representativo de la sociedad de Lima.

El 17 de junio llegó la "Sarmiento" a Guayaquil. "Desde el primer dia — dice el Comandante en el parte correspondiente — me di cuenta, por la cordial acogida que me dispensó el Sr. Gobernador durante la visita que le hice, de los sentimientos de confraternidad y amistad que le animaban a él y demás autoridades de Guayaquil. Supe luego que tenía instrucciones ded Supremo Gobierno del Ecuador, de atender y agasajar al personal de la fragata en forma especial, no perdiendo éste oportunidad de exteriorizar en todo momento el gran aprecio que siente el Gobierno y pueblo ecuatoriano por la Nación Argentina. Con este motivo y como inicia-
ción de la serie de agasajos preparados en nuestro honor, el día de la llegada por la tarde, las autoridades locales recibieron al Comandante de la "Sarmiento" y a un grupo de oficiales y cadetes en el Palacio Municipal, a donde habíamos sido especialmente invitados, dando la bienvenida en esas circunstancias en nombre de la ciudad el Presidente del Concejo Municipal de Guayaquil. En su discurso se expresó en términos elogiosas y muy significativos para nuestro país y nuestra Marina de Guerra en particular, contestando el Comandante para agradecer la demostración con iguales frases de simpatía hacia la nación ecuatoriana y su marina. El Vicecónsul Argentino ofreció el 18 por la tarde una recepción en su residencia, a la que concurrió el Comandante con un grupo de oficiales y cadetes. Por Ja noche de ese mismo día, el Gobernador de Guayaquil dio a nombre del Supremo Gobierno del Ecuador, un banquete en honor de los marincls argentinos, en los salones del Palacio de la Zona Militar, al que concurrió el Comandante con ocho oficiales y cuatro cadetes. El Gobernador en esa oportunidad, leyó un discurso muy elogioso para la Argentina y ofreció la demostración en nombre del Supremo Gobierno del Ecuador y del Gobierno y autoridades de Guayaquil, al que contestó el Comandante de acuerdo a los puntos tocados, tomando como argumento principal1 nuestra tradicional amistad y las figuras culminantes y hechos gloriosos que nos ligan por razones históricas. El día 20 de junio por la mañana, como un acto de simpatía y de reconocimiento hacia el Gobierno y pueblo ecuatorianos, fué depositada una corona de floreu naturales en el monumento a los héroes de la Independencia Nacional, a donde concurrió el Comandante con una delegación de oficiales, formando al pie del monumento veinte cadetes y cuarenta tripulantes sin armas. El Capellán del buque pronunció en ese acto un elocuente (discurso, ofreciendo la corona de flores y enalteciendo la memoria de los héroes ecuatorianos, discurso que fué contestado con verdadera emoción por el Sr. Gobernador de Guayaquil. A esa ceremonia asistió numeroso público y dos regimientos de la guarnición de la ciudad rindieron los honores al pie del monumento, ejecutándose los Himnos Argentino y Ecuatoriano".

EN COLOMBIA
A las 7 del dia 25 de junio se inició la entrada a la ría de Buenaventura. A las 11 llegó a bordo una comisión compuesta por el Dr. Primitivo Crespo, secretario de Gobierno a cargo de la Gobernación del Territorio del Cauca, el Comandante de la Tercera División Militar del Ejército, General de División Gregorio F. Victoria, y su señora esposa; el Alcalde Mayor de Gali, Dr. Gustavo C. Lloreda y señora; el Administrador de la Aduana Nacional de Buenaventura, Dr. Alberto Niño y un grupo de señoritais de la sociedad de Gali, a fin de presentar los saludos de bienvenida y anunciar que tenían a su cargo los agasajos preparados en honor de la "Sarmiento", por haber sido designados en comisión especial por un decreto del Supremo Gobierno de Colombia. El Gobernador, como Presidente de la Comisión invitó al Comandante, oficiales y cadetos a trasladarse a Gali a fin de ser recibidos y agasajados por las autoridades y sociedad de la capital del Cauca, por no disponerse en Buenaventura de los medios adecuados y ser una población pequeña que constantemente es azotada por las lluvias tropicales, lais que impiden la realización de actos de esa naturaleza. Al retirarse de a bordo la comisión mencionada, que fué atendida debidamente, se hicieron los honores al cañón al Gobernador. A las 15 el Comandante bajó a tierra con su ayudante a fin de devolver la visita que en la mañana había sido hecha por dicha comisión y saludar a las autoridades locales, siendo recibido en el Hotel Estación por el Gobernador. La banda municipal de Buenaventura ejecutó en ese acto los Himnos Argentino y Colombiano, siendo los marinos obsequiados con una copa de champaña. El Gobernador pronunció en esa oportunidad un discurso de bienvenida, que fué contestado por el Comandante. Momentos después se improvisó en el mismo Hotel un baile, al que asistieron un grupo de oficiales y cadetes. En el hall del Hotel el Gobernador ofreció una comida a la que asistieron un grupo de oficiales, contestando en esa ocasión el Comandante un brindis que hizo el Gobernador y en el que tuvo palabras de elogio para la República Argentina y sus instituciones armadas. En la tarde de ese mismo día una comisión del Concejo Deliberante de Buenaventura hizo entrega al Comandante de la "Sarmiento" de una plaqueta de oro grabada con la siguiente leyenda: "La Municipalidad en su nombre y en el del pueblo que representa saluda y declara huéspedes de honor a los jefes, oficiales y cadetes del buque escuela argentino "Presidente Sarmiento". La plaqueta iba firmada por todos los miembros del Concejo. El Comandante agradeció verbal-mente esa distinción y luego se pasó una nota a la referida corporación. El 26 de junio, aceptando una invitación del Gobernador, se efectuó la visita a la ciudad de Gali, concurriendo el Comandante con un grupo de oficiales y todos los cadetes. En tren especial y acompañados por la Comisión de Recepción se realizó el viaje a dicha ciudad.

 

Grupo de Conscriptos y marineros

Debido a un retraso en la llegada del tren especial a Cali, fué suspendida la manifestación pública que se había organizado para recibir a los marinos argentinos y el almuerzo preparado en el Club Colombia y la recepción oficial en la Municipalidad de Cali, limitándose los actos por esa causa, y en atención a la escasez de tiempo, al baile organizado en el mencionado Club, que fué muy concurrido, asistiendo a él lo más representativo de la sociedad de Gali. Se pernoctó en la ciudad, para lo cual la comisión había preparado alojamientos en dos hoteles. Al día siguiente a las 9 se inició ol regreso a Buenaventura, haciendo el camino en una caravana de automóviles hasta Dagua. En este punto esperaba un tren especial en el que se hizo la otra parte del trayecto hasta Buenaventura.

PANAMÁ, CUBA Y AZORES
El día 29 dé junio se encontró el buque en el canal de acceso al puerto de Balboa. El día 1' de julio a la tarde con cínco oficiales y el Vicecónsul Argentino, se trasladó el Comandante a Panamá para saludar al Presidente de la República.

El 8 de julio a las 10 se fondeó en la bahía de Santiago de Cuba, efectuándose el saludo a la plaza. Los funcionarios que visitaron el buque fueron informados por el comando, de que con motivo del aniversario patrio del 9 de julio, sería oficiada una misa de campaña a bordo, a la que fueron invitados a concurrir, como también a beber una copa de champaña. El 9 de julio fué empavesado el buque de toda gala y se efectuaron los honores de ceremonial. A las 9.3 0 fué a bordo el Secretario de la Gobernación, a fin de hacer entrega de una nota y presentar los saludos en nombre del Gobernador, excusándolo al mismo tiempo de no poder asistir a la misa, por residir fuera de la ciudad y serle imposible trasladarse por motivos ajenos a su voluntad. Momentos después llegó el Presidente del Concejo Municipal, acompañado de un comisario de policía, que es el secretario del Alcalde de Santiago, para devolver la visita oficial y asistir a la misa en representación de aquél. Por la tarde se dio una recepción a bordo, rememorando el 9 de julio, que resultó muy animada.

El Cuabitas Club ofreció un baile en sus salones en honor del comando y plana mayor de la "Sarmiento", al que concurrió el Comandante con un grupo de oficiales y cadetes. De la fiesta participó lo más representativo de la sociedad de Santiago. El 11 estuvo a bordo el Vicecónsul Argentino a fin de despedirse, y momentos después, a las 16, zarpó la fragata con destino a Azores, siendo acompañado el buque a lo largo del canal por familias que veranean en las islas de la entrada de la ría, en señal de simpatía y como demostración afectuosa de despedida.

En la mañana del 29 de julio, previo el saludo a la plaza, se fondeó en Punta Delgada (Azores), Con la anticipación suficiente a la llegada a ese puerto se recibió un telegrama del Sr. Albano da Ponte, caballero acaudalado y vinculado extensamente al mundo social y comercial, en el cual anunciaba que el Cónsul Argentino en Lisboa, le había encomendado que lo representara para facilitar las gestiones oficiales y atender a los marinos argentinos durante la estada en la isla. El día de la llegada a las 11, fué a bordo dicho 'señor y anunció que había arreglado las horas para las visitas oficiales. El 29 de julio a la tarde el Sr. Albano da Ponte organizó una excursión por los alrededores de Punta Delgada, que luego se extendió hasta el puerto Capelias, población situada al norte de la isla. El 30 de julio por la mañana asistió el Comandante con diez, oficiales a otra excursión por la isla hasta la laguna das Furnas, paseo organizado también por el Sr. da Ponte.

El día 31 a mediodía fué servido un almuerzo a bordo de la fragata retribuyendo atenciones, al que fué invitado especialmente el Gobernador Civil, el Sr. da Ponte, el Comandante Militar, el Comandante del buque escuela "Sagres", el Secretario del Gobernador, Capitán del Puerto y varias personas caracterizadas de la localidad que habían tenido atenciones con los jefes y oficiales durante la excursión del día anterior.
Por la tarde del día 31 de julio asistió el Comandante con seis oficiales y veinte cadetes a un "gar-den party", dado en honor de los marinos argentinos por el Sr. da Ponte en la residencia del Sr. Bensaude, al que asistieron también por invitación especial el Comandante y varios oficiales y cadetes del "Colombo". A esa fiesta asistió lo más representativo de la ciudad de San Miguel y las autoridades civiles, navales y militares de la isla. Por la noche el Gobernador ofreció en la Gobernación civil un banquete en honor del Comandante y oficiales de la "Sarmiento".

A las 13 se regresó a Punta Delgada, siendo los marinos argentinos acompañados hasta el muelle para despedirlos por todos los concurrentes a la excursión, en cuyo acto fueron objeto de una afectuosa demostración. A las 17 se zarpó con destino a San Sebastián, siendo en ese momento objeto la fragata de una simpática demostración por parte del buque italiano "Colombo", que cubrió sus puestos de honores, mandando al personal a las vergas para dar luego los "hu-rras" de despedida acompañados al mismo tiempo con tres toques de sirena; también el buque escuela portugués, despidió a la fragata con todo el personal coronando las bordas.

EN ESPAÑA
La "Sarmiento" llegó a San Sebastián el 8 de agosto de 1929, permaneciendo en ese puerto seis días. El 9 de agosto el Embajador Argentino, Dr. Daniel García Mansilla dio un almuerzo en el Hotel Continental, al que concurrió el Comandante con cuatro oficiales y seis cadetes. Fueron también invitadas las autoridades civiles y militares de San Sebastián, el General Argentino Aníbal Vernengo y otras personas. Durante el Almuerzo el Gobernador Civil recibió un telegrama del Presidente del Consejo de Ministros, General Primo de Rivera, que lo leyó en la mesa, por el cual aquél enviaba un saludo de bienvenida al Comandante y tripulación de la "Sarmiento". Por la tarde del mismo día se jugó un partido de pelota en el Frontón, organizado por el Ayuntamiento de la ciudad, y al que asistieron los oficiales y cadetes francos de servicio. La Diputación Provincial ofreció un banquete en la sala de audiencias del palacio, en honor del Comandante y oficiales de la "Sarmiento", del que participaron el Comandante, diez oficiales y diez y nueve cadetes. Terminado el banquete todos los comensales se trasladaron al teatro Victoria Eugenia, en donde la Compañía de Camila Quiroga, ofreció una función de gala en honor de Jos marinos argentinos. La sala en donde se realizó el espectáculo estaba adornada en forma que llamaba la atención por la profusión de luces y flores; la presencia de los marinos de la fragata fué saludada por el público con salvas de aplausos y vítores a la Argentina y a España. El día 10 de agosto la colonia americana y la Asociación de Españoles de Ultramar, ofrecieron un almuerzo en honor de los marinos de la "Sarmiento". Los cadetes fueron muy agasajados en Eibar, Placencia y Villafranca.

OVACIONADOS EN HAMBURGO
En Hamburgo la "Sarmiento" permaneció desde el 21 de agosto a las 10 hasta el 29 a las 17, en que zarpó con destino a Kiel. El 22 de agosto a la tarde él Ayuntamiento de Hamburgo ofreció un almuerzo, que se realizó en el gran salón de fiestas que posee el Palacio del Ratt-haus. El almirante pronunció un discurso, en el que, refiriéndose a la Argentina, expresó conceptos de gran simpatía, tuvo además, palabras de elogio y agradecimiento para el Comandante Monkes por su actuación al salvar a varios de sus compatriotas en el doloroso suceso de Villa Encarnación, formulando después votos por el éxito del viaje de la "Sarmiento". El discurso fué contestado por el Ministro Argentino. El 23 a mediodía todos los cadetes y noventa hombres de la tripulación, al mando de un oficial y acompañados por el Capitán Klingner, en correcta formación se trasladaron hasta el Ayuntamiento de Hamburgo (Rathaus) a fin de colocar una corona de flores en el busto erigido en dicho palacio al Presidente de la República Alemana, Dr. Ebert. Durante la marcha los tripulantes de la "Sarmiento" fueron ovacionados por el pueblo que se habla estacionado en las calles e inmediaciones del palacio, arrojando, además, flores a su paso, al extremo en que hubo momentos en que debido al entusiasmo de la multitud, la marcha se hizo difícil porque los cadetes y marineros eran tomados del brazo por la gente del pueblo, que deseaba acompañarlos en la formación. Los autos en los que se trasladaron a la ceremonia el Comandante y oficiales de la "Sarmiento", fueron también cubiertos de flores que arrojaban las damas y señoritas estacionadas en los alrededores del Palacio del Ayuntamiento.

Por indicación del ayudante del Almirante Gayer, el Comandante, el Cónsul Argentino, ayudantes y oficiales, esperaron con el público que se había aglomerado frente al Ayuntamiento, la llegada del Burgomaestre, quien apareció pocos momentos después en compañía del Almirante Gayer y un grupo de senadores. El Burgomaestre en un elocuente discurso dio la bienvenida en nombre de la ciudad a los marinos argentinos, como huespedes de honor de Hamburgo. Inmediatamente se pasó al interior del Rathaus y un grupo de cadetes depositó la corona de flores al pie del busto de Ebert, ofreciéndola el Comandante en breves palabras, como un homenaje a la memoria del primer Presidente de Alemania.

Desfilo de la compañía de desembarco. Pasando bajo el puente de Hecules en Hamburgo

Después de ese acto los jefes, oficiales y cadetes recorrieron las diversas dependencias del palacio y luego se pasó a un gran restaurant que existe en los sótanos del mismo, que se llama "Ratsweinkeller", en donde fue servido un almuerzo que ofreció el Burgomaestre a todo el personal de la fragata, al que asistieron también varios jefes y oficiales del ejército y de la marina alemanas, algunos senadores y altos funcionarios de la Policía. Terminado el almuerzo, los concurrentes se trasladaron a presenciar un partido de football entre un team de la Escuela de Policía y el de la "Sarmiento". Al finalizar el partido uno de los senadores entregó un premio a cada uno de los teams. El Jefe de Policía ofreció un te a todo el personal de la "Sarmiento", y después los oficiales y la tropa fueron conducidos hasta la fragata en automóviles y ómnibus. El 24 a las 15, 120 hombres de la tripulación acompañados por dos oficiales y el Capitán ayudante Klingner, concurrieron al Jardín Zoológico de Hamburgo, donde después de visitarlos les fué servido un te, siendo además obsequiados con un libro en castellano, titulado "Animales y Hombres", del que es autor el Director del establecimiento, Dr. Hagenbeck.

HUESPEDES DE HONOR EN BERLÍN
Habiendo sido el Comandante declarado huésped oficial de la ciudad de Berlín, se trasladó el 25 con dos oficiales, el segundo Comandante, el ayudante y el Capitán Klingner. En la estación de Bcrlin los marinos argentinos fueron recibidos por el Capitán de Corbeta Suadicani, ayudante del Director de la Marina, por el Cónsul Argentino en Berlín, por el Agregado Naval argentino, Capitán Moneta, y por el secretario de la Legación Argentina, quienes los acompañaron basta el Hotel Kaiserhof, en donde el gobierno había dispuesto alojamiento para los marinos argentinos durante su estada en esa capital. A la tarde se realizó un paseo por la ciudad, llegando hasta Postdam, en donde fué visitado el Palacio Sans Souci y la tumba de la ex Emperatriz de Alemania. Por la noche el Capitán Saudicani, en nombre de la marina alemana, les ofreció a los marinos argentinos una cena en el restaurant Dressel. Después se trasladaron al Luna Park, en donde se realizaba una función en honor de] personal de la "Sarmiento", anunciada bajo el título de "Noche Argentina". A esa función concurrieron todos los cadetes que habían ido a Berlín, el Ministro Argentino y el personal de la Legación y del Consulado.

Ese mismo día en Hamburgo, el Almirante Gayer ofreció en su residencia particular un te danzante, al que asistieron ocho oficiales y cuatro cadetes. El día 22 de agosto a las 14 el Director de la Marina, Almirante Raeder, ofreció en nombre del gobierno del Reich al Comandante y oficiales un almuerzo en el gran salón comedor del Hotel Kaiserhof. A la noche el Ministro Argentino, Dr. Restelli, ofreció una comida en honor de la, plana mayor de la "Sarmiento" en la Legación. A esa misma hora en Hamburgo, la Cámara de Comercio dio un baile en honor de los marinos argentinos, al que asistieron el Jefe de estudios, en representación del Comandante de la "Sarmiento", un grupo de oficiales y todos los cadetes que habían regresado de Berlín. Ofreció la fiesta el presidente de la Cámara y habló también el presidente de la Asociación Ibero-Americana, Dr. Grossmann, contestando el jefe de estudios. El día 27 fue dedicado a visitar la ciudad de Berlín y el Comandante ofreció un almuerzo en el restaurant Kempinshy a los capitanes Suadicani y Klingner y al confidente del Gobierno Alemán en España, Sr. Messerchmit. A la tarde, por especial invitación del teatro Scala, los marinos argentinos asistieron a una función dada en su honor. El 28 por la mañana, el Comandante y los oficiales que lo habían acompañado a Berlín, regresaron a Hamiburgo.

El Burgomeeatre, el Cónsul Argentino y la plana mayor en Hamburgo

A mediodía se ofreció en Hamburgo un almuerzo a bordo de la "Sarmiento" al Ministro Argentino, Dr. Restelli, y al Agregado Naval, Capitán Moneta, los que concurrieron en compañía de sus respectivas esposas. Por invitación especial del Almirante Gayer, asistió un oficial del buque al almuerzo que ofreció ese mismo día en su casa particular al General Heye, A la tarde se dio a bordo una recepción, concurriendo el Burgomaestre, el General Heye, el Almirante Gayer, la señora de Staud y un grupo de familias de militares, marinos y caballeros de Hamburgo. Presidió esa recepción el Comanidantc con el Ministro Argentino y señora, acompañado también del Cónsul General en Hamburgo, del personal de la Legación y sus familias. La reunión se prolongó por espacio de varias horas en un ambiente de franca animación, habiendo participado de la fiesta alrededor de trescientas personas.
F.l 29 por la tarde se zarpó con destino a Kiel, habiendo concurrido a despedir a la "Sarmiento" una gran cantidad de público que se había estacionado en la ribera y muelles, el que exteriorizó afectuosas demostraciones, agitando manos y pañuelos. Hasta varias millas de distancia la fragata fué escoltada por muchas lanchas ocupadas por familias.

AFECTUOSO RECIBIMIENTO EN KIEL Y ESTOCOLMO
En Kiel permaneció amarrada la "Sarmiento" en el muelle Blücher, desde el 30 de agosto hasta el 2 de septiembre, fecha en que salió para Estocolmo. Coincidió la visita de la fragata con la del grupo de Exploradores Españoles, constituido por los buques "Alcedo", Velazco", "Juan Lazaga" y "Sánchez Baácaiztegui", al mando de un Capitán de Navio.

"Momentos después — dice el parte del comando de la "Sarmiento" — las autoridades visitadas retribuyeron los saludos, siendo de observar que el Gobernador de Kiel, como él mismo lo declaró después, permaneció a bordo por espacio de una hora, porque, según sus manifestaciones, se encontraba a gusto en un buque perteneciente a un país que él quería de corazón, por ser tierra hospitalaria, noible y de hombres libres, amparados por una democracia de verdad".

El Alcalde de Kiel, Dr. Lucken, ofreció en el Hotel Holst, el mismo día de la llegada a las 20, una comida en honor de los marinos argentinos y españoles, a la que concurrió el Comandante de la "Sarmiento" con un grupo de oficiales. El Alcalde, en un discurso muy elogioso para la Argentina, ofreció la demostración brindando por el Rey de España y el Presidente Argentino, contestando el Jefe de la Flotilla Española y el Comandante de la "Sarmiento". Después de la comida, y por invitación especial del Almirante Hansen, el Jefe del grupo español y el Comandante de Ja fragata argentina fueron invitados a presenciar una fiesta que el Alcalde había organizado en Schlosshof, para el personal subalterno de los buques de guerra extranjeros surtos en. el puerto. Las tripulaciones argentina, española y alemana confraternizaron con gran espíritu de camaradería, recibiendo toda clase de atenciones los marineros extranjeros por parte de las familias que concurrieron a la fiesta. El 31 el Gobernador Civil ofreció un almuerzo en el Hotel Holst.

Por invitación especial del Jefe del grupo de Exploradores Españoles, el 31 a las 17, concurrió el Comandante con un grupo de oficiales a la recepción que en honor de las autoridades de Kiel se había organizado en esos buques, antes de su partida. A las 20 del mismo día el ayudante, Capitán Klingner y el ingeniero naval de submarinos, Dr. Eriedrich Schü-ser, confidente del Gobierno Alemán, ofreció al Comandante, a su ayudante y al segundo Comandante de la "Sarmiento", una comida en el Yacht Club del Baiser. El 10 de septiembre a las 13, el Comandante en compañía de un grupo de oficiales, asistió a un almuerzo que ofrecía en su residencia el Almirante Hansen y su señora, en honor de los mismos.

El 2 de septiembre fué servido a bordo Un almuerzo a las autoridades civiles y militares y a las 16 la fragata zarpó con destino a Estocolmo. En el momento de la partida se encontraba en el muelle una gran cantidad de público, que había concurrido a despedir al buque, siendo éste a su salida escoltado por varias lanchas a motor, ocupadas por familias de la ciudad. La Municipalidad de Kiel mandó al puerto su banda de música, que ejecutó varias marchas y el Himno Argentino en el momento de desatracar. El Almirante Hansen con su lancha acompañó a la fragata por espacio de veinte minutos, saludando amablemente al virar para despedirse.

Después dé haber hecho el saludo a la plaza de Estocolmo, que fué contestado por uno de los fuertes, se fondeó en ese puerto el día 5 de septiembre a las 10.30. El 8 de septiembre el Ministro Argentino hizo saber al Comandante de la "Sarmiento" que el Rey Gustavo V de Suecia, había resuelto recibirlo a las 14, pero como se enterara luego el Soberano de que el Comandante tenía un compromiso anterior para con el Señor Johnson, de la firma naviera Johnson Line, que lo había invitado a almorzar en su residencia y en virtud de la consideración de que goza dicho señor ante el Rey, éste postergó la audiencia para las 14.45, hora en que concurrió el Comandante al Palacio con su ayudante y acompañado del Ministro Argentino, Dr. Labougle, El 5 de Septiembre ¡a la noche el Ministro Argentino ofreció en su residencia una comida en honor del Comandante y varios oficiales de la "Sarmiento".

El 6 de septiembre la Asociación de Oficiales de Marina ofreció una comida en¡el Hotel Hasselbaeken, a la que asistió el Comandante acompañado por diez oficiales y dos cadetes. El Almirante Riben ofreció la demostración en términos muy afectuosos, contestando el Ministro Argentino y el Comandante. Luego habló el Dr. Hultgren, quien después de recordar la acogida afectuosa de que fué objeto por parte del Presidente de la República, el explorador Nordenhjol, agregó: "Puede usted, Comandante, transmitir a su país las expresiones de gratitud de todos los suecos que hemos gozado de la amable hospitalidad argentina y que ahora, aún cuando estamos lejos, vivimos bajo el calor de aquel recuerdo grato, hoy doblemente estimulado con la simpática presencia de ustedes, que nos han venido a honrar con su visita en un buque tradicional e histórico como es la fragata "Sarmiento", conocida en todo el mundo".

El día 7 de Septiembre el Sr. Johnson ofreció en su residencia un almuerzo en honor del Comandante y oficiales de la "Sarmiento". La Municipalidad de Estocolmo ofreció una comida en Skansen, asistiendo dos oficiales argentinos y dos suecos, seis suboficiales argentinos y tres suecos y 130 marineros argentinos acompañados de un núcleo de camaradas suecos. El 8 a la tarde, se dio a bordo una recepción, la que resultó muy animada, concurriendo alrededor de doscientas cincuenta personas, entre las cuales se encontraban varios ministros y cónsules extranjeros, Jefe de la Base Naval, Capitán del Puerto, Dr. Hultgren, diplomático jubilado que representó durante varios años a su país en la República Argentina, y muchas otras personalidades, acompañadas de sus respectivas familias. El 9 de septiembre el Comandante con sus ayudantes y el segundo Comandante, se trasladaron a tierra por la mañana para despedirse del Ministro Argentino y agradecerle las atenciones dispensadas durante la permanencia en Estocolmo. A las 14 fué a bordo el Ministro Argentino, con el Secretario de la Legación y el Cónsul General Argentino y momentos después se zarpó con destino a Copenhague, habiéndose embarcado a bordo el Dr. Labougle, que acompañó a los marinos argentinos varias millas, desembarcando a las 15.25 para ocupar una lancha que lo llevaría a la ciudad.

COPENHAGUE, OSLO Y AMBERES
Previo el saludo a la plaza, la fragata entró al puerto de Copenhague el 12 de septiembre a las 9, permaneciendo amarrada en ol muelle de Langelinie-kagen, frente a uno de los paseos más hermosos de la ciudad, hasta el 16 del mismo mes.

El 13 de septiembre el Inspector General de la Marina, Almirante Andrup, dio un almuerzo en honor de los marinos argentinos en su residencia particular, al que concurrió el Comandante con dos oficiales. A la noche en el Club Naval se dio una cena seguida de baile, ofrecida por el Director General del Ministerio de Marina, Contraalmirante Rechnitzer, en honor del Comandante, oficiales y cadetes de la "Sarmiento". La comida resultó muy anima¡da, habiendo concurrido varios ¡funcionarios del Gobierno Dinamarqués y algunos oficiales de marina con sus respectivas familias, dando motivo a una amable reunión social que se prolongó hasta las dos de la mañana. El domingo 15 se dio a bordo una recepción a las autoridades civiles y militares, asistiendo alrededor de trescientas personas entre las cuales figuraban varios ministros, almirantes, otros jefes de marina de alta graduación, oficiales, representantes diplomáticos y consulares, y altos funcionarios de la Administración, la mayor parte con sus respectivas familias. El 16 de septiembre se ofreció a bordo un almuerzo, al ayudante del Ministro de la Defensa Capitán de Fragata Pontoppidan, y al Cónsul interino, Sr. Mouret. A las 16 de ese día la "Sarmiento" zarpó de Copenhague con destino a Oslo, siendo despedida en el muelle por una gran concurrencia que le tributó una cariñosa manifestación de simpatía, que fué retribuida desde a bordo con hurras dados por la gente en los altos.

La "Sarmiento" atracó al muelle de Filipstad, en el puerto de Oslo, el día 18 de septiembre a las 9, permaneciendo hasta el 22 en que zarpó para Amberes. Se había preparado con anticipación a la llegada de la "Sarmiento" un programa de festejos que fué necesario reducir a fin de que los oficiales y cadetes dispusieran del tiempo suficiente para poder visitar la ciudad y lugares vecinos a Oslo, que son interesantes por sus panoramas y bellezas naturales. El mismo día de la llegada, a las 16, un grupo de oficíales con todos los cadetes efectuaron una excursión a las colinas más altas de la localidad en el lugar denominado Frognersetcrcn, en donde existe un buen hotel y un club de patinaje. El 19 el Ministro de la Defensa ofreció un almuerzo en el mencionado hotel al que concurrió el Comandante acompañado de siete oficiales.

El 21 de septiembre se dio a bordo un almuerzo. Terminado el almuerzo se dio por la tarde una pequeña reunión de carácter social, a la que concurrieron varias familias vinculadas con las autoridades civiles y militares y también las que participaron de la fiesta dada por el Sr. Sundt en el Moulin Rouge. A las 15 del domingo 22 de septiembre se largaron amarras, siendo despedida la fragata por los representantes consulares argentinos y las autoridades, como también por el público que había concurrido especialmente al muelle.

El día 20 de septiembre atracó la "Sarmiento" al puerto de Amberes, siendo las 9.30 de la mañana. Después de realizadas las visitas de ceremonial, el sábado 28 a las 16 las autoridades militares ofrecieron un te en el Casino del 6" de Infantería de linca, concurriendo el Comandante, con cinco oficiales y quince cadetes. Al llegar los marinos argentinos, con los honores militares correspondientes izaron el pabellón argentino en un mástil que existe en el patio del cuartel y después de los saludos de práctica, el Jefe del Regimiento invitó al Capitán de la "Sarmiento" a pasar revista a la tropa que estaba formada. Terminada esa ceremonia se procedió a depositar en nombre del personal de la fragata una corona de flores al pie del monumento levantado en el cuartel a la memoria de los soldados de la guarnición, muertos en la defensa de Amberes, haciendo entrega de la corona el Comandante con breves palabras, que fueron contestadas con emoción por el Jefe del regimiento.

El 29 de septiembre a las 16 la Municipalidad dio un lunch en el Jardín Zoológico, al que concurrió un grupo de oficiales, cadetes y ciento veinte hombres de la tripulación. A las 20 el Comandante con siete oficiales concurrió al banquete y baile, que el Gobernador y su señora ofrecieron en el Palacio de la Gobernación en honor del personal de la "Sarmiento". Al finalizar la comida habló el Gobernador, dando la bienvenida a los marinos de una nación por quien Bélgica tuvo especial estima. Hizo elogios de la Argentina y luego formuló votos porque la estada en Amberes de la "Sarmiento", a la que la ciudad tenía el placer de recibir después de veinticinco años de ausencia de esas playas, fuera grata para todo el personal y que al salir de Bélgica pudiera llevar la seguridad del sincero afecto y buena amistad de los belgas para con los argentinos. Contestó el Comandante agradeciendo los conceptos vertidos y brindando por Bélgica y por su Rey. Terminada la cena se pasó a los salones contiguos, en donde se inició el baile con la llegada de los cadetes y otro grupo de oficiales que habían sido citados para las 22. La reunión se prolongó animadamente hasta las dos de la mañana. El Comandante se trasladó a Bruselas a fin de concurrir a la audiencia que le había sido fijada para el 3 0 de septiembre por el Rey Alberto lv de Bélgica. El Comandante, a quien acompañaba el Ministro Argentino fué recibido por el Rey a las 11.30 del día indicado. Después de la audiencia real, el Comandante de la "Sarmiento" se trasladó a la tumba del soldado desconocido en donde depositó una corona de flores naturales. La corona fué conducida por un oficial y un cadete, asistiendo a ese acto además del Ministro Argentino, un general en representación del ejército belga, el personal de la Legación Argentina, el General Costa, Jefe de la Comisión Argentina de Armamentos y todos los oficiales de la referida comisión, como así también numeroso público. Luego se pasó al Hotel Astoria en donde el Ministro Argentino ofreció un almuerzo en honor del Comandante de la "Sarmiento" y al que asistió el General Costa, personal de la Legación, Cónsul General Argentino y otras personas. A la noche el Burgomaestre de Amberes ofreció en el Hotel de Ville un banquete en honor del Comandante y plana mayor del buque. El jueves 3 de octubre por la tarde se dio a bordo de la "Sarmiento" una recepción, que presidió el Ministro Argentino, Sr. García Uri-buru, y a la que concurrió el Gobernador, Burgomaestre, General Chenot, autoridades civiles y militares con sus familias y otras personas de figuración social en Amberes y en Bruselas. También concurrieron el personal de la Legación y Consulado Argentino y los jefes y oficiales de la Misión Militar con sus respectivas familias.

El viernes 4 a las 12 se zarpó de Amberes con destino a Sevilla. En el momento de largar amarras fueron al puerto a despedir a la fragata, los representantes diplomáticos y consulares argentinos y numerosas familias. Durante la estada en Bruselas, los oficiales y cadetes visitaron la ciudad y realizaron una excursión a París, en donde visitaron los lugares más importantes de esa capital.

BAILE DE GALA EN LA EXPOSICIÓN IBERO-AMERICANA
El 12 de octubre a la 1 amarró la "Sarmiento" en el puerto de Sevilla, en donde permaneció hasta el 23 del mismo mes en que salió con destino a San Vicente.
El Embajador Argentino, el 12 de octubre a la tarde, comunicó al Comandante que el General Primo  de Rivera, le había manifestado sus deseos de almorzar a bordo de la "Sarmiento" el día 13, antes de partir para Madrid a recibir al Rey, y que haría extensiva la invitación al Capitán General de Andalucía, Infante D. Carlos, Gobernador Civil,. Alcalde de Sevilla, Presidente de la Exposición Ibero-Americana, Capitán del Puerto y algunas otras autoridades. El almuerzo se realizó el día indicado con la presencia de las personas anteriormente mencionadas. Al Infante D. Carlos y al General Primo de Rivera se les hicieron los honores correspondientes a sus jerarquías y una vez que les fueron presentados los oficiales y cadetes, recorrieron el buque con la comitiva, pasando luego a la cámara del Comandante en donde se sirvió el almuerzo, al que asistieron 18 comensales, los que se retiraron a las 15. El 12 de octubre por la noche un grupo de oficiales y cadetes concurrieron, por invitación del Director de Ja Exposición Ibero-Americana, Sr. Cruz Conde, al baile de gala que en honor del Jefe del Gobierno Español y cuerpo diplomático, se realizó en el Casino de Sevilla para rememorar el día de la raza. Por invitación dal Embajador de Cuba y del Comisionado General de dicho país, concurrió el Comandante al Pabeílón de esa Nación el día 13 a las 18 con un grupo de oficiales y cadetes, participando de una fiesta que se había organizado en dicho pabellón.

El Ministro Argentino Sr.Alvares de Toledo, a bordo

El 13, por invitación del Director de la Exposición, un grupo de oficiales y cadetes concurrieron a un baile que se daba en el Casino de la misma para celebrar la semana de Cuba en dicho certamen. El 14 por la mañana, por invitación del Alcalde de Sevilla, Sr. Díaz Malero, el Comandante con varios oficiales y cadetes, concurrieron al barrio de Triana, asistiendo al acto de la colocación de la piedra fundamental del monumento a Sebastián El Cano, que debía levantarse en la plaza de Cuba (ex Convento de los Remedios). Al terminar el acto se pasó al Pabellón, en donde se realizó la ceremonia de descubrir el bronce, colocado en honor del Presidente de la República Argentina por la Municipalidad de Sevilla como testimonio de agradecimiento y homenaje por la institución del día 12 de octubre como fiesta de la raza. A ese acto concurrió también el personal subalterno de la fragata, formado sin armas, con la banda de música. El Alcalde y el Presidente de la Exposición pronunciaron conceptuosos discursos, elogiando la actitud de la Argentina y de sus autoridades. Terminada esa ceremonia se pasó a visitar el kiosco que tiene instalado "La Prensa" a un costado del pabellón, y luego el Sr. Ramón de Franch, corresponsal de dicho diario, ofreció un lunch a todos los oficiales y cadetes asistentes a dicho acto. Después el Comandante con seis oficiales se trasladaron al Hotel Alfonso XIII, en donde habían sido invitados por el Embajador Argentino a un almuerzo, del que fueron además comensales el General Mi Han D'Astray, el Director de la Exposición, el Alcalde-de Sevilla, el Comandante de la carabela "Santa María", el Capitán del Puerto, el delegado argentino a la Exposición, Sr. Noceti, representantes de la United Press y Associated Press, personal de la Embajada Argentina y otras personas de significación. En esa oportunidad dijo breves palabras el Embajador Argentino, referentes a las relaciones cordiales que han existido siempre entre España y la Argentina, brindando luego por España y su Rey.

Sevilla. Oficialidad y guardlamarinas en el salón de sesiones del_Ayuntamiento

 Contestó el General Millán D'Astray, pronunciando un sentido y elocuente discurso, en el que hizo un cálido elogio del pueblo argentino y de la forma exquisita y amistosa en que había sido recibido en su última visita. A las 18 los marinos argentinos asistieron a una exhibición cinematográfica de panoramas de la provincia de Córdoba, que se dio en el teatro del Pabellón Argentino.
El 15 se sirvió a bordo un almuerzo al que concurrió el Presidente de la Diputación de Vizcaya, el Dr. Asuero con su esposa y secretaria. El Dr. Asuero realizó en presencia del cirujano de la fragata algunas operaciones de su especialidad.El Embajador Extraordinario y el Comisionado General de Chile a la Exposición, invitaron a una recepción en el Pabellón Chileno, dada en honor de la sociedad de Sevilla, a un grupo de oficiales de la "Sarmiento". Otro grupo asistió más tarde a un concierto dado en el mismo pabellón con motivo de la iniciación de la semana de Chile.
 

El 22 a las 12, conforme a lo anunciado al comando en su oportunidad, fué a bordo S. M. el Rey Alfonso XIII, a quien se le hicieron los 'honores previstos por el ceremonial. El Rey, para esta visita que se le dio carácter militar, vestía el uniforme de Almirante y concurrió acompañado del General Primo de Rivera, Conde de Maceda, un contraalmirante y un general ayudante de campo y otras personas de su séquito, permaneciendo a bordo por espacio de cuarenta y cinco minutos aproximadamente.

El 23 se ofreció a bordo de la "Sarmiento" un almuerzo al Embajador Argentino y personal de la Embajada, concurriendo además el Cónsul Argentino y el Sr. Ramón de Franoh, con sus señoras; el Secretario de la Embajada, el Agregado Naval y el delegado argentino, Sr. Noceti. A la tarde, siendo las 16.30, fué a bordo el Presidente del Consejo de Ministros, General Primo de Rivera, acompañado del Alcalde de Sevilla, Gobernador Civil, Comandante del Puerto, Presidente de la Exposición y otros funcionarios a despedir a la "Sarmiento" en nombre del Rey, que no podía hacerlo personalmente por encontrarse indispuesto, y del gobierno y pueblo españoles, llevando también las condecoraciones del Mérito Naval, conferidas por el Rey al Comandante y cuatro oficiales. Los distinguidos visitantes permanecieron a bordo por espacio de media hora, retirándose luego con los honores del ceremonial. El pueblo de Sevilla que concurrió al muelle c inmediaciones a despedir a la "Sarmiento", en virtud de un llamado hecho por el Alcalde de la ciudad, se congregó en apreciab'e número y tributó una calurosa y simpática demostración al buque en el momento de desatracar, la que fué contestada con la gente en los altos y los tres hurras reglamentarios.

Durante la estada en Sevilla los cadetes efectuaron una visita a la carabela "Santa María", construida a base de los datos históricos existentes, sobre la empleada por Colón en su viaje a América. Preparado de antemano un programa de excursión con una agencia de turismo y habiendo obsequiado la dirección de la Exposición, por disposición del Presidente del Consejo de Ministros, General Primo de Rivera, treinta y cinco pasajes de primera clase de ferrocarril hasta Madrid, el 15 de octubre emprendieron viaje a la Capital de España, treinta y tres cadetes y dos oficiales, haciendo escala previamente en Córdoba, a fin de visitar la ciudad y sus principales monumentos, entre ellos la Mezquita. En Madrid recorrieron la ciudad en ómnibus y visitaron el Museo del Prado, el Senado y la Iglesia de San Francisco el Grande. El 17 realizaron una excursión al Escorial y visitaron la casita del Príncipe. El 18 asistieron a una función teatral dada en honor de los marinos argentinos por la Compañía de Lola Memhrives, en el teatro Fontanela, a la que fué el Ministro de Marina en representación del Gobierno, el Consejero de la Embajada Argentina, Agregados Naval y Militar y el Cónsul Argentino. El 1.9 emprendieron el regreso a Sevilla, llegando a bordo a las 18. Los días de permanencia en Sevilla fueron aprovechados para realizar varias visitas a los pabellones de la Exposición, lugares, edificios y monumentos históricos de la ciudad.

REGRESANDO POR SAN VICENTE Y SANTOS
La "Sarmiento" permaneció fondeada en San Vicente (Cabo Verde), desde el 31 de octubre hasta el 4 de noviembre, fecha en que zarpó para Santos.
El día 3 a las 21.30 el Delegado del Gobierno y autoridades de San Vicente ofrecieron un baile en la Municipalidad en honor de los marinos de la "Sarmiento", concurriendo el Comandante con varios oficiales y todos los cadetes.
El 4 se ofreció a bordo un almuerzo a las autoridades. El 22 de noviembre llegó la "Sarmiento" a! puerto de Santos. El 25 fué servido a bordo un almuerzo en honor de las autoridades. El 26 de noviembre la fragata zarpó del puerto de Santos con destino al Dock Central de la Plata a donde llegó el 2 de diciembre a las 10, dando por finalizado el viaje.

En este viaje la fragata-escuela "Presidente Sarmiento" recibió la cantidad de setecientos veintinueve mil setecientos sesenta y ocho pesos moneda nacional (729.768 $), que fueron invertidos en la siguiente forma: sueldos, $ 364.768; gastos generales, $ 55.000; gastos de representación y visitas de cadetes, $ 65.000; víveres, $ 120.000; combustibles y materias grasas, $ 100.000; reposición de materiales, $ 25.000.
Los gastos que origina cada viaje de la "Sarmiento" ascienden a sumas equivalentes a la anterior, salvo el caso que por razones de economía como en el último, se supriman algunas partidas acomodando al efecto el itinerario.
 

Comandante de la fragata-escuela en este viaje fue el capitán de fragata Arturo Monkes. El 14 de abril de 1929 lanzaban amarras del Dock O :ntral del Puerto de La Plata, con destino a Madryn. Tras ejercita-dones marineras llevadas a cabo en aguas del Golfo Nuevo, se zarpó con destino al Sur, recalando en Comodoro Riva-davia y Ushuaia. Desde este puerto fueguino se navegó en demanda de Punta Arenas, luego se recaló en Talcahuano. Durante la permanencia en este puerto falleció el músico de 3a Ricardo Frossio, que fue sepultado en el cementerio local.

El Callao fue la próxima etapa y el comandante de la nave fue recibido en Lima, en audiencia especial, por el presidente del Perú, Dr. Augusto Leguía.

Guayaquil, Buenaventura, Balboa y Colón fueron escalas previas a la arribada a Santiago de Cuba. En este puerto se celebró la fiesta patria de nuestra Independencia.

Se zarpó de allí rumbo a Punta Delgada (islas Azores), luego se navegó en demanda de San Sebastián.

Al dejar este puerto, el rey Alfonso XIII dispuso que una escuadrilla integrada por cuatro destructores acompañase a la Sarmiento hasta encontrarse en mar abierto.

La siguiente etapa del viaje fue la recalada en Hamburgo. En este puerto desembarcó una compañía para rendir honores al ex presidente Ebert, fallecido cuatro años antes, que había visitado la nave en 1923.
Kiel fue la próxima recalada y luego Estocolmo, donde el rey Gustavo V de Suecia recibió en audiencia especial al capitán Monkes.

Arribó la fragata a Copenhague para zarpar más tarde rumbo a Oslo y posteriormente hacia Amberes. El rey Alberto I de Bélgica recibió en su palacio en Bruselas al comandante de la nave. El 12 de octubre se anclaba en el puerto de Sevilla y nuestros marinos participaron en los actos del Día de la Raza y asistieron a la inauguración de la Exposición Iberoamericana.

El 22 de octubre el rey Alfonso XIII, acompañado por el general Primo de Rivera, permaneció por espacio de una hora a bordo de la Sarmiento.

Poco después se zarpó rumbo a Cabo Verde y luego se recaló en Santos. El 12 de diciembre de 1929 se ponía fin a este viaje cuando la nave amarró al Puerto de Buenos Aires.

1929 Situación mundial

• Entra en crisis la economía mundial.

• A consecuencia del Tratado de Letrán se crea el Estado del Vaticano.

• Fleming descubre la penicilina.

• El político francés Aristide Briand propone la creación de los Estados Unidos en Europa.

• Graves disturbios en Palestina entre árabes y judíos.
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar