Historia y Arqueología Marítima

HOME

Buque Museo Fragata Presidente Sarmiento

Indice Fragata Sarmiento

     TERCER VIAJE  1902/1903

(Viaje 23 de Instruccion / 3° de la Fragata)

Del Libro "Los Viajes de la Sarmiento 1899/1931" editado en 1931

La "Sarmiento" es cordialmente agasajada en España - Una jira (sic)provechosa - La coronación de Alfonso XIII

ITINERARIO:

Zarpó el 6 de abril de 1902 y regresó el 1" de febrero de 1903. Bahía - San Vicente - Cádiz - Lisboa - Ferrol - Bilbao - Brest - Portsmouth - Christianía - Copenhague - Stokolmo - Cronstadt - San Petersburgo - Cronstadt - Riga -Sttetin - Kiel - Wilhelmshaven - Hamburgo - New Castle - Amsterdam - Amberes -Londres - Havre - Cherburgo - Plymouth - Dublin - Glasgow - Liverpool - Las Palmas - Río de Janeiro - Buenos Aires. Navegó 18.486 millas.

LISTA DE JEFES, OFICIALES Y SUBOFICIALES

Comandante: Capitán de Navio D. Félix Dufourg, 2." Comandante: Capitán de Fragata Daniel Rojas Torres; 3er. Comandante: Teniente de Navio D. Ramón González Fernández; Tenientes de Fragata: D. Francisco Borges, Ricardo Hermelo, Nicolás Barbará, Abel Renard; Alféreces de Navio: D. Eduardo Campi, José J. Cros, Teófilo Salustio, Felipe Fliess, Carlos M. Llosa, Daniel P. Velázquez; Alféreces de Fragata: D. Julio Ayala Torales, Luis F. Orlandini; Cirujanos de 2a: D. José Villa, Daniel Moreno (Médico civil); Contador de l.:l: D. Antonio H. Albacetti; Capellán: D. Agustín Piaggio; Maquinista de 1.a; Juan L. de Bertodano; Maquinista de 2.a.' Gregorio Pereyra; Maquinista de 3.a: Alberto Cichero; Fotógrafo: D. Carlos L. Bustos; Profesor de Inglés: D. Guillermo Dillon; Profesor de Esgrima: D. Tiberio Robles; Maestro de Banda: D. José Grande; Maestro de Gimnasia: D. Enrique Wilkinson; Aspirantes a Guar-diamarinas: D. Eduardo Harriot, Carlos Sastre, José Gregores, Pedro Acevedo, José Guisa-sola; José Merediz; Tulio Guzmán, Germán Fació, AmÉrico Fincatti, Arturo López, Octavio de la Vega, Leopoldo Lagardere, Julio Villegas, Gustavo Morís, Francisco Steward, Ignacio Spíndola, José Quintana, Juan E. Mihura, Adolfo Garnaud, Carlos Rufino, Eduardo Lezica, Toribio Pacheco, Aquiles Valarche, Gerónimo Costa Palma, Mario Storni, Eduardo Ader, Domingo G. de Oro, Ángel Miranda, Enrique Mac Carthy, Fernando Gómez; Peruanos: Juan Althaus, Manuel A. Clavero, Ernesto Salaverry, Julio Goicochea, José R. Gálvez; Contramaestre de 3.a.' D. Manuel Becco; Contramaestres de 2.a.' D. Rafael Lemos, Enrique Salgado y Juan B. Torres; Condestable de 2.a: D. José Olmos; Condestable Torpedista de 2.a.' D. Arturo Haurie; Mecánico Electricista de 2.a.' D. Pedro Fort; Mecánicos Electricistas de 3.a.' D. Desiderio Casanova, D. Pedro Vadale; Maestro de Armas de  D. Eduardo E. Snites; Maestro de Armas de 2.a.' D. Carlos A. Wirth; Carpintero de 1º; D. Jesús M. Salazar

CONSCRIPTOS

Aguilera Fermín, Altamirano Fermín, Ambrosoni Alfredo, Armoya Aníbal, Arzac Ignacio, Berro Gregorio, Biscardi Roberto, Burgos Avelino, Borsi Pedro, Cabrera Zenón, Calderón Libardo, Caprara Donato, Carrizo Ciríaco, Carrizo Damián, Cepeda Benito, Chaparro Manuel, Colaso Lucas, Colmenares Luis, Cornet Luis, Cornejo Luis E., Cuestas Manuel, Díaz Ángel, Díaz Manuel, Faría Abdón, Fernández Fulgencio, Fernández Néstor, Fopiano Gregorio, Galarce Vicente, García Francisco, García José, Gatti Francisco, Guillermón Sebastián, Lea Normand, Ledesma Juan, Lestard Alberto, López Francisco, López Primitivo, Limpitay Pedro, Maure Ramón, Medina Estanislao, Méndez Juan, Mendoza Juan, Molina José, Molinari Domingo, Muñoz Juan, Negri Juan, Oliva Francisco, Orchani José, Orellana Ramón, Passo Roberto, Pelayo Marcelino, Pereyra Serviliano, Quiroga Anselmo, Quiroga David, Quiroga Nicolás, Quiroga Remigio, Riera José, Rodríguez Ambrosio, Rodríguez Antonio, Saráchaga Carlos, Sein Carlos, Silva Nemesio, Soñé Ruperto, Veloz Pedro, Villegas Juan, Viola Domingo, Arigós Florencio, Campos Jacinto, Arizmendi Federico, Barrios Ignacio, Benítez Gabino, Escobar Juan, Invernos Claudio, Nenda José, Puebla Manuel, Ramírez Rómulo, Blanda Arturo A. Escribientes: Pays Luis J. y Lancelotti Guido.

  SALIDA DE BUENOS AIRES  
Aspirantes Banda de musica y marineria Matinee a bordo
   
  Despedida en Buenos Aires  
  BAHIA-SAN VICENTE-CADIZ  
 
Rio de janeiro- Buque de guerra Puerto de Bahia, Brasil, tomando agua  
Lanchon aguatero- San Vicente Embarco en San Vicente San Vicente. Paseo en burro

RECEPCIÓN POR LOS REYES DE ESPAÑA

EL comandante de la "Sarmiento" en el tercer viaje, capitán de navio, D. Félix Dufourg, refiere en los partes oficiales, detalladamente, la participación que tuvo la fragata en las fiestas que se realizaron en España con motivo de la coronación del Rey Alfonso XIII. Es también prolijo en las referencias relacionadas con los agasajos de que fué objeto la "Sarmiento" en los diversos puertos en que hizo escala. Dentro de la rigidez de un parte oficial el comandante de la nave hace crónica objetiva y subjetiva. Por eso será él quién dirá mejor lo que fué este viaje del buque-escuela.

  LAS PALMAS  
  La Fragata Sarmiento en Las Palmas  
   

He aquí los partes, en sus capítulos más interesantes: Brest - Junio 14 de 1902

El 8 de mayo p. pasado una vez fondeado el buque a dos anclas, frente a Punta Puntales hice las visitas de práctica a las autoridades civiles y militares del puerto de Cádiz; pedí órdenes al Señor Ministro en Madrid con respecto a la forma en que la fragata se adhería a los festejos que con motivo de la coronación del Rey Alfonso, se celebrarían. Comunicóme el Ministro que de acuerdo con el gobierno español se había convenido en que el Comandante y dos oficiales de la fragata concurrirían con carácter oficial a los festejos de la coronación.

Considerando lo extenso de la estadia en puerto y para que con las licencias que en ellas se concedieran no se resintiese demasiado la instrucción de los Aspirantes dispuse que los oficiales quedaran divididos en dos grupos que gozaran sucesivamente de licencias de modo que siempre quede a bordo uno de ellos que tiene a su cargo el servicio y clases de Aspirantes. De acuerdo con las instrucciones recibidas del Señor Ministro Argentino en Madrid D. Epifanio Pórtela, me trasladé a Madrid acompañado del Teniente de Navio Ramón González Fernández y Alférez de Navio, D. Felipe Fliees el 13 de mayo ppdo. llegando el día 14. En esa ciudad fuimos instalados en el Palacio del Conde de Vilana que a objeto de alojar a los representantes extranjeros había sido arreglado por el Gobierno Español.

Ese mismo día por la tarde fuimos presentados por nuestro Ministro al Señor Ministro de Estado de España y al siguiente día, designado por SS. MM. para dar audiencia a todas las Misiones extraordinarias.

Durante la corta entrevista tenida con S.S. M.M. la Reina regente se interesó por nuestro país haciendo varias preguntas sobre la fragata y recordando con cariñoso afecto a V. E. y la visita que a bordo de la "Sarmiento" hiciera por primera vez a la madre patria. Terminada esta audiencia fuimos recibidos por S.S. A.A. los príncipes de Asturias con quienes departimos largo tiempo sobre nuestro país, la colonia española en la Argentina y los viajes de la Fragata "Sarmiento" encargándome S. A. la princesa al retirarme que os saludase al regreso.

En los siguientes días tuvieron lugar gran número de festejos oficiales a los que habiendo sido especialmente invitados concurrí con los oficiales a mis órdenes; en todos ellos nos fueron señalados puestos de distinción.

El 20 por la noche el Sr. Malagrida en representación de la Asociación Patriótica Española de Buenos Aires ofreció un banquete en honor de los marinos de la Fragata "Sarmiento", asistieron a él, el Ministro Argentino Señor Pórtela, los Ministros de Estado, duque Almodovar del Río, de Marina, duque de Veragua, de Guerra, General Weyler y de Agricultura, Señor Canalejas, ex - ministros y jefes de partido, Señores: Silvela, Romero Robledo, Azcárraga, Muro, Senador Sampedro, Sánchez Guerra, Benlliure y gran número de personalidades y miembros conspicuos de la Colonia Argentina en Madrid.

Esta fiesta ha sido de grandes proyecciones por haber asistido una numerosa representación oficial; el tema de las conversaciones fué nuestra patria, los lazos que la unen a España, el poder de la colonia ibérica en el Río de la Plata, el rápido desarrollo de nuestra marina, llamándoles mucho la atención la circunstancia de haber sido la Fragata el único buque extranjero venido expresamente a España para tomar parte en las fiestas de la coronación, este hecho ha causado muy buena impresión no tan sólo en el mundo oficial sino también en toda la población pues todos los diarios hicieron resaltar el hecho. Los Ministros y hombres públicos en sus brindis hicieron siempre votos porque los lazos de unión entre la Argentina y España sean sellados por tratados de comercio y amistad que redunden en beneficio de ambos países, igualmente muéstranse deseosos que nuestras relaciones con Chile sean decididas en forma pacífica.

El Ministro de Estado, representante del Gobierno recordó en su brindis la visita de la Fragata "Sarmiento" a España en los momentos dolorosos del desastre y agradeció en nombre del Gobierno y pueblo la grande muestra de cariño, terminando su brindis con un saludo, a S. E. el Presidente de la República y Ministro de Marina. El siguiente día partí de Madrid para incorporarme en Cádiz a la Fragata; en la estación me despidieron varias personalidades entre ellas el Señor Ministro de Guerra General Weyler. Durante mi comisión en Madrid, el Ministro Señor Pórtela me prestó su más decidida cooperación.

ESTADÍA EN CÁDIZ

La estadía en el puerto de Cádiz fué prorrogada hasta el 24 de mayo de acuerdo con una orden telegráfica de V. E. accediendo a un pedido del Señor Ministro Pórtela. Motivó este pedido el haberse postergado la fiesta de la coronación en 4 días a causa de la muerte del Rey Don Francisco de Asís y habiendo sido especialmente invitada una comisión de oficiales del buque para tomar parte en los festejos el Señor Ministro Argentino no creyó oportuno que ésta se retirara hasta el día indicado en el programa oficial para despedida de las Misiones por S. M. el Rey.

Durante mi ausencia en Cádiz quedó a cargo del buque el Señor 2" Comandante que de acuerdo con mis instrucciones hizo visitar todos los establecimientos navales y militares a los aspirantes. La Fragata y su dotación fueron muy agasajados en este puerto siendo continuamente invitados a fiestas en tierra.

El Ayuntamiento de Cádiz dio un banquete en honor de los jefes y oficiales, a él asistí con los oficiales francos; reinó en él la mayor cordialidad y pude palpar el interés que por nuestra patria muestran en España. En retribución de los festejos recibidos en ese puerto, reunió en un banquete a todas las autoridades del Departamento a saber: Gobernadores civil y militar, Capitán General del Departamento Marítimo, Alcalde, Almirante Cervera varios diputados y cónsules argentinos.

El día anterior habíase organizado a bordo una matinée la que estuvo concurridísima con la asistencia de la mejor sociedad de la ciudad. El Señor Cónsul Ángel Picardo me prestó su más decidida cooperación contribuyendo en mucho al buen recibimiento que se nos hizo.

     
 
Cadiz - toreo Cadiz - toreo Cadiz - toreo
 

TRES DÍAS EN LISBOA

Durante la estadía en Lisboa que fué de tres días, hice visitar a los Aspirantes, el Arsenal, Escuela Naval y Estación de Torpedos para lo cual me fué galantemente concedida la autorización por el señor Ministro de Marina. El 25 de Mayo, conmemorando el aniversario patrio empavesé el buque de toda gala, efectuándose las salvas reglamentarias, por la noche se encendió el empavesado eléctrico.

Previa invitación mía los buques de guerra portugueses surtos en el puerto se asociaron a nuestra fiesta izando su empavesado de gala. Al llegar solicité audiencia a S. M. el Rey quién había manifestado al Ministro de Marina su deseo de conocer el buque.

Concedida que me fué dicha audiencia fui recibido por el Rey D. Carlos el día 28 de mayo a las 2 horas y 3 0' p. m.; la entrevista prolongóse por más de media hora durante la cual S. M. me pidió informes sobre la Argentina y demostró conocer el progreso hecho por nuestra Marina, asimismo felicitóme por el engalanado eléctrico que el buque lució la noche del 2 5 de Mayo, mostrando también sumo interés por conocer la Fragata.

A pesar de que de acuerdo con el itinerario tenía yo señalado ese mismo día para la partida del buque, puse a la disposición de S. M. la Fragata para visitarla el siguiente día, el rey excusóse, pues justamente ese día tenía ya anunciada su visita a una ciudad del interior del reino; sin embargo agregó que esperaba que no sería la última vez que la Fragata haría escala en Lisboa y por lo tanto, en la primera ocasión que lo efectuase trataría de llenar su deseo.

Me permito manifestar a V. E. que el Rey de Portugal es marino de profesión, pues, ha hecho sus estudios navales completos y que además sigue con interés los progresos efectuados en el arte naval y el desarrollo de las marinas sudamericanas. Nuestro cónsul general Señor Felipe Moré me prestó su más decidida cooperación durante la estadía.

  PORTUGAL  
  La Fragata Sarmiento en Portugal, el 25 de Mayo  
                                 
Buque Escuela portugues y Vista de Lisboa

EN EL ARSENAL DE FERROL

Habiendo el Almirante Capitán General del Departamento Marítimo accedido a mi pedido de permiso para visitar el Arsenal del Ferrol, hice visitar todas sus dependencias a los Aspirantes que fueron guiados y recibieron explicaciones de oficiales y de ingenieros españoles. También visitaron oficiales y aspirantes la Escuela Naval instalada a bordo de una antigua fragata de dos puentes "La Asturias". El Señor Director de la Escuela Naval regaló a la biblioteca del buque los programas y varios textos de la Escuela.

La ciudad recibió con gran entusiasmo a la Fragata habiendo embanderado todas sus calles, balcones, etc., con los colores nacionales, españoles y argentinos, e iluminado eléctricamente calles y paseos.

El Ayuntamiento de la ciudad dio una recepción en nuestro honor v la Sociedad del Ferrol, nos obsequió con un espléndido baile dado en el teatro de la localidad. El Almirante Cámara, ex-capitán general del Departamento y actualmente Ayudante del Rey Alfonso, vino expresamente de Madrid para presidir un banquete con que dicha Capitanía nos obsequiaba.

En la Escuela Naval de Aspirantes instalada a bordo de la antigua Fragata "Asturias" los Jefes y Oficiales de ella nos obsequiaron con un banquete y los Aspirantes Españoles lo hicieron con sus colegas los Argentinos; en esta fiesta que fué totalmente familiar se hicieron votos para el engrandecimiento de ambas marinas. Los jefes y oficiales de la corbeta "Nautilus" nos ofrecieron una comida a bordo de su buque. Para retribuir estas dos fiestas íntimas reuní en una comida a bordo a los jefes y oficiales de la Escuela Naval y "Nautilus". En agradecimiento de los agasajos recibidos de las autoridades y sociedad, invité lo más selecto para una marinee que tuvo lugar el 1* de junio con gran concurrencia de distinguidas familias.

Los clases de la corbeta "Nautilus" obsequiaron a los de esta Fragata con un pic-nic campestre el mismo día 1º de junio, durante esta fiesta, la mayor armonía reinó entre los camaradas sin que hubiera que lamentar accidente alguno. El siguiente día 2 de junio, falleció el cabo de mar de 2ª, Miguel Escatto a consecuencia de un síncope cardiaco producido probablemente por los excesos de la fiesta del día anterior; sus restos fueron inhumados en el cementerio de la ciudad con los honores que por nuestra ordenanza le correspondían.

Este sepelio dio lugar a una muestra del profundo cariño que la población del Ferrol tiene para los argentinos pues a él concurrieron inmenso pueblo y representaciones oficiales del Capitán General del Departamento, el alcalde en persona, el Vicario Castrense acompañado de gran parte del clero local, varias asociaciones religiosas con sus estandartes, el comandante de la Escuela Naval Española acompañado de varios oficiales y una guardia de marineros de dicha escuela, oficiales de la corbeta "Nautilus", los clases del mismo buque y una comisión de cada uno de los regimientos militares de la guarnición.

A todas estas autoridades pasé nota de agradecimiento en nombre del Superior Gobierno Nacional. Me permito recomendar a V. E. al Señor Cónsul en la Coruña, Olmos, que de antemano había preparado el ánimo de la población en nuestro favor, durante nuestra estadía cooperó con la más decidida voluntad al fácil cumplimiento de nuestro cometido.

  FERROL  
Ferrol - Cadetes españoles y argentinos Ferrol - Oficiales españoles y argentinos Ferrol - Cerucero Cisneros
Ferrol - Lancha a vapor de la sarmiento Ferrol - Puerto visto desde a bordo Ferrol - Visita
   
  Puerto Real - La casa del Almirante Cervera  

LA CALLE BUENOS AIRES EN BILBAO

Pocos momentos después de fondear rodearon el buque gran número de remolcadores, vaporcitos y lanchas completamente llenas de pasajeros que vitorearon continuamente a la Argentina, Fragata "Sarmiento", Marina y nuestras autoridades; todos ellos traían bandas de música que repetidas veces hicieron oír el Himno Nacional. A las 2 h. 3 0' p. m. atracó al costado un vaporcito conduciendo todas las autoridades de la ciudad de Bilbao y provincia de Vizcaya, eran ellos, los Señores: Gobernador Civil de la Provincia, Gobernador Militar, Comandante de Marina (Un capitán de navio) una Comisión de Diputados presidida por el Vice-Presidente de la Diputación, Ingeniero director de las obras del Puerto v varias otras personalidades civiles y militares, además nuestro Cónsul y Vice-Cónsul y una Comisión de exresidentes argentinos que forman parte de la Comisión organizadora de los festejos con que se nos obsequió en esta ciudad.

Cambiados los saludos con las altas autoridades que habían tenido la deferencia de venir a bordo a saludar la Fragata antes de que, como lo dispone la cortesía internacional, fuese yo a presentarles mis respetos, hice pasar a mi cámara a tan distinguidos señores y al beber una copa de champagne se cambiaron los más expresivos y fraternales brindis entre ellos y los oficiales del buque, en ese momento presentes. Retiradas las autoridades, que fueron despedidas con los honores reglamentarios, concedí autorización para que el numeroso público que se hallaba en los vaporcitos, visitaran el buque.

El 6 de junio por la mañana devolví la visita a las autoridades y a las 10 hs. 3 0' acompañado del 2" Comandante, terceros oficiales francos y aspirantes fui al Ayuntamiento de la Ciudad donde se nos hizo una recepción oficial. Introducidos al salón principal, fuimos presentados al Señor Alcalde, primera autoridad de la población y demás miembros del Ayuntamiento; acompañaban al Alcalde, los Gobernadores Civil y Militar y otras altas autoridades.

  BILBAO  
Bilbao - Visita a aceria Bilbao - Lanchas con turistas Bilbao - üente colgante
Bilbao  - Puente Bilbao - Vendedores al costado de la Sarmiento Turistas para ver a la Sarmiento

Ese mismo día a mediodía, se celebró un banquete en honor de la "Sarmiento" ofrecido por los españoles ex-residentes en la Argentina, por la tarde presenciamos un partido de pelota en uno de los frontones y por la noche concurrimos a un baile en el Club Social "Bilbaíno". Galantemente invitados por el Director de la Sociedad "Altos Hornos" visité dicho establecimiento con todos los aspirantes, los que, al regreso hicieron los informes respectivos, después de la visita se nos obsequió con un espléndido banquete. Por la tarde asistimos a un garden-party especialmente organizado.

El 8 de junio, domingo, invité varias familias a bordo para oír la misa que como de costumbre debía oficiar el Capellán, con este motivo se reunieron a bordo muchas distinguidas familias de la localidad. Para las doce del día estaba señalada la ceremonia pública del cambio de nombre de la calle Sierra por el de "Buenos Aires". Manifestaré a V. E. que la calle Sierra es una de las más importantes de la ciudad.

A las doce y media salió del Palacio Municipal todo el Ayuntamiento al que acompañábamos los Jefes, Oficiales y Aspirantes de la Fragata, ambos Gobernadores y demás autoridades y personalidades de la ciudad, seguidos de un numerosísimo público; la comitiva iba precedida por el estandarte de la Ciudad. Llegados a la boca-calle de la Sierra donde la placa con el nombre de "Buenos Aires" se hallaba cubierta por las banderas Argentinas y Españolas, se detuvo la Comitiva, pronunciando el Señor Alcalde un sentido discurso que en breves palabras agradecí en nombre del Superior Gobierno. Al tocarse el Himno Argentino y descubrirse la placa que tenía impreso el nombre de "Buenos Aires" la multitud que llenaba la cuadra prorrumpió en vítores y aclamaciones a la Argentina.

De regreso la comitiva (con la misma solemnidad que a la ida) nos retiramos del Ayuntamiento para concurrir por la tarde a la plaza de toros donde tenía lugar un festival taurino en nuestro honor. La plaza encontrábase totalmente llena y al penetrar en compañía de los oficiales al palco que nos había sido destinado, las aclamaciones del público fueron inmensas, rayando el entusiasmo de las 10.000 personas que se hallaban en el Coliseo, en el delirio, en el momento de cubrirnos los Argentinos con boinas vascas encarnadas.

La Diputación Provincial, había organizado para el 9 de junio una excursión a la zona minera a la que concurrí con los Oficiales francos y aspirantes. Al descender del tren en la estación cercana a la misma fuimos recibidos por inmensa multitud que aclamaba a la República Argentina, sus mandatarios, Marina y Fragata "Sarmiento", el entusiasmo de esta gente es imposible de describirlo.

Esta excursión consistió en una visita a las minas "Las Ocho Conchas" donde presenciamos la descarga de treinta y tantos barrenos, pudiendo los Aspirantes darse cuenta exacta de la forma de extracción y explotación de este Mineral.

VISITA AL ÁRBOL DE GUERNICA

Terminadas las explosiones y examinados sus efectos embarcamos nuevamente en el tren y regresamos al Pueblo de Portugalete, donde se nos sirvió un suntuoso banquete; al llegar el momento de los brindis, el Señor Pedro Bilbao, presidente de la Comisión de ex residentes en Argentina y acaudalado comerciante con vinculaciones en la plaza de Buenos Aires leyó un telegrama que por la mañana había recibido de S. E. el Señor Presidente Roca; la lectura de este telegrama llevó el entusiasmo de los concurrentes al mayor punto, aclamóse al Presidente con vivísimo cariño, como también a la Argentina, V. E. y Marina.

Ese mismo día por la tarde, previa invitación del Director visitamos los Astilleros del Nervión donde han sido construidos los cruceros acorazados, "Vizcaya", "Aquendo" e "Infanta María Teresa"; a esta visita hice concurrir a todos los aspirantes pues los dichos astilleros son de gran importancia. Por la noche, recepción oficial de los Jefes, Oficiales y aspirantes de la Fragata "Sarmiento" en el espléndido palacio de la Diputación Provincial. Al entrar al palacio acompañado de mis oficiales, se tocó el Himno Argentino y fuimos recibidos en la puerta por el Presidente y varios diputados. La fiesta que comprendió un baile fué concurrida por la mejor sociedad de la ciudad.

Otra fiesta organizada por la Diputación Provincial fué la excursión a Guernica, pueblo vecino de renombre histórico en la provincia vascongada, por estar representada en un árbol secular ahí plantado, la libertad que tuvieron esas provincias. A dicha fiesta asistí con los Oficiales y aspirantes francos.

Al descender del tren en la estación de Guernica nos dirigimos hacia el lugar donde se conserva el histórico árbol, el camino lo recorrimos entre dos compactas hileras de público que en más de 10.000 personas, se agruparon para ver nuestro paso y vitorear a la Argentina, Marina y Fragata "Sarmiento". Manifestaré que la población de Guernica, no alcanza el número de personas que en ese momento hallábanse presentes, pero de todos los pueblos vecinos, había afluido enorme concurrencia a objeto de dar mayor brillo a la fiesta.

La provincia de Vizcaya, que por sus fueros puede mantener cierto número de tropas independientes de las Reales, había enviado una compañía para rendirme honores al descender del tren. Después de visitados los monumentos, que como reliquia conservan, fuimos obsequiados con un banquete que dio motivo a las manifestaciones más cordiales. El regreso se efectuó por la tarde, siendo la despedida no menos brillante que la recepción.

Por la noche concurrimos al teatro de Arriaga donde se celebraba una función de gala en nuestro honor. Manifestaré a V. E. que la Diputación de Vizcaya ha puesto trenes expresos para las dos excursiones.

A excepción de las dos excursiones y recepción en el Ayuntamiento, fueron fiestas oficiales, las demás también brillantes y suntuosas, fueron organizadas y costeadas por una comisión de festejos compuesta de treinta bilbaínos, que han residido por muchos años en la Argentina y que mantienen un comercio importantísimo con nuestras playas, estando además unidos a nuestra patria por su descendencia nacida en la República. Todos estos señores hanse mostrado fieles amigos de la Argentina, a la que verdaderamente aman y por todos los medios a su alcance prestigian entre sus compatriotas; su propaganda influye mucho, sin duda alguna, en la corriente inmigratoria que de esta provincia se ha establecido hacia el Plata.

Nuestro Cónsul, Señor Olaso, y su hermano y Vice-Cónsul, José R. Olaso, son distinguidas personas de la localidad de gran prestigio y que han contribuido en mucho al esplendor de nuestra recepción, a pesar de no ser argentinos de nacimiento lo son por los muchos años de residencia que tuvieron en ese país, por íos intereses comerciales que en él tienen y más que todo por su acrecentado amor y agradecimiento al país donde crearon su bienestar, por todo lo cual creo de mi deber recomendarles a V. E.

El día 11 de Junio a objeto de retribuir la fraternal y brillante acogida que nos habían dispensado, obsequié con un banquete a bordo a las altas autoridades y personalidades de la ciudad y provincia. Asistieron, entre otros, ambos gobernadores, Civil y Militar, Presidente y Více-Presidente de la Diputación, ocho diputados provinciales, dos senadores del Reino, tres diputados a las Cortes, Alcaldes de Bilbao y Portugalete, Comandante de Marina, Presidente de la Audiencia, tres Concejales, ambos cónsules, Jefes de la Guarnición y los miembros más conspicuos de la Comisión de ex-residentes en la Argentina, sentándose también en ella los oficiales del buque.

El banquete fué servido en la toldilla convenientemente arreglada y sentándose a la mesa cerca de sesenta comensales; el banquete había sido preparado para setenta cubiertos, pero varios de los invitados no pudieron concurrir, excusándose después por cartas. Brindóse por la prosperidad de ambas naciones y ambos gobernantes.

Después del banquete celebróse una matinée para la que se había repartido invitaciones. Esta fiesta ha superado en mucho el éxito que yo me esperaba, pues, la concurrencia alcanzó a dos mil personas; todas ellas de la mejor sociedad de la ciudad. La fiesta se prolongó hasta la entrada de la noche, hora en que se retiraron las familias completamente satisfechas de la recepción. Para refresco de los invitados habíase instalado a bordo un abundante ambigú.

Por la mañana del 12 de junio, día de mi partida, convine con el capellán del buque en que se oficiara una misa en el Santuario de la Virgen de Gagoña (muy venerada en esta ciudad) en demanda de protección para la feliz terminación de nuestro viaje, como también pidiendo beneficio a esta región que tan fraternal acogida nos tributó. A esta ceremonia religiosa asistió la mejor sociedad y autoridades, pronunciando el capellán, Señor Piaggio, un brillante sermón.

Habiendo anunciado mi salida para ese día a la tarde, fui despedido al zarpar en forma emocionante; presentáronse a darnos la despedida en nombre del gobierno y población las autoridades representantes de S. M. el Rey, y de la provincia y pueblo, como también representantes de la colonia argentina; además gran número de vaporcitos y remolcadores, sonando himnos y marchas, nos acompañaron hasta pocos momentos antes de zarpar, pues el tiempo duro del N. O. les impedía salir del puerto.

Me he extendido en la exposición de estas fiestas, pues creo de mi deber poner en conocimiento de V. E. en forma oficial, la cariñosa y fraternal acogida que se nos ha dispensado por medio de manifestaciones nunca vistas en estas provincias, que por su origen son muy serias y retraídas.

LA NAVEGACIÓN

El 24 de mayo a las 7.15 a. m. zarpé del puerto de Cádiz con destino al de Lisboa, donde amarré el 25 de Mayo a las 3.05 a. m. Durante esta travesía tuvimos viento flojo del primer cuadrante, habiéndose hecho la navegación a máquina sin que ocurriera novedad alguna.

El 28 de mayo a las 5 p. m. zarpé del puerto de Lisboa con destino al del Ferrol, donde fondeé el 30 del mismo a las 9.40 a. m., habiendo hecho la travesía con viento flojo y fuerte bruma.

La salida del Ferrol debió haber tenido efecto el 2 de junio, pero ese día desencadenóse un muy fuerte temporal del N. O. que batiendo de frente la costa de España, hacía muy difícil la travesía a Bilbao; por esa causa, como lo telegrafié a V. E., suspendí mi salida hasta tanto amainase el fuerte viento, lo que sucedió al día siguiente.

Bueno ya el tiempo, el 4 de junio a las 4.10 a. m. zarpé del Ferrol con destino al puerto de Bilbao, donde amarré el 5 de junio a las 12.20 p. m. en el puerto exterior. La travesía se hizo con un mar completamente calmo.

El 12 de junio a las 7 p. m. zarpé de Bilbao con destino al puerto de Brest, donde amarré el 14 a las 5.2 5 p. m. Durante toda esta travesía hemos tenido viento fuerte del N. O. que levantaba mucha mar, haciendo trabajar al buque. Largado cangrejo y estays disminuyó en mucho el rolido del barco.

Nuestra estadía en España ha puesto nuevamente de manifiesto los sentimientos de amistad y afecto que este pueblo tiene por nosotros, habiendo notado el que suscribe que todas esas manifestaciones han tenido comienzo y brotado con entusiasmo desde el primer viaje que la "Sarmiento" hizo por las costas del Mediterráneo, pues en todas las conversaciones, brindis v discursos pronunciados, dicen ser estos agasajos bien pocos al parangón del inmenso placer que la Argentina dio a España con el envío de la fragata a saludar a la madre patria en los momentos luctuosos.

Otra observación que me sugiere esta visita, es la consecuencia que para el país tendría el establecer una vasta corriente inmigratoria de las provincias vazcongadas, que por el espíritu de moralidad y trabajo de sus habitantes difieren mucho de los andaluces y dejan atrás a los de las provincias gallegas. Bilbao es una ciudad donde se trabaja y no se vive del presupuesto como en casi todo el resto de España.

Al despedirse las autoridades de Bilbao, me fueron entregados con toda solemnidad, varios obsequios con destino al buque, entre los cuales un pequeño cofre de plata y un cuadro con dos medallas (gran tamaño), conmemorativas de la Coronación del Rey Alfonso XIII.

LA ESTADÍA EN BREST

Desde Copenhague — informa con fecha 16 de julio de 1902, el comandante de la "Sarmiento", — las novedades ocurridas desde el puerto de Brest hasta el de Christianía.

  BREST  
   
     

"El 14 de junio próximo pasado — dice el parte respectivo — una vez amarrado el buque a la rada de Brest hice las visitas de práctica a las autoridades marítimas.

"En dicho puerto encontrábase la Fuerza Naval del Atlántico, compuesta de una división de cuatro acorazados y cuatro guardacostas, teniendo las dos divisiones de cruceros destacadas en la Isla de la Martinica. Esta Escuadra hallábase en el período preliminar de las maniobras que debían tener efecto muy próximamente; el plan general de las maniobras de este año comprendían el ataque y defensa del puerto de Cherbourgo, haciendo entrar por primera vez en juego los submarinos en conjunto, que en el número de nueve debían probar su eficacia en el ataque a buques en movimiento; los detalles y reglas de los simulacros no ha sido posible obtenerlos, dado el gran misterio que en ese país se guarda con respecto a los submarinos, hasta el punto de no permitir la visita a nuestros aspirantes a los talleres donde se construyen ellos.

"En este puerto cargáronse 240 toneladas de carbón Cardiff, que resultó de muy buena calidad.

"Habiéndome el Señor Almirante Rowston, Prefecto Marítimo del Departamento, ofrecido proveerme de agua potable, acepté y recibí doscientas toneladas. Al irse a efectuar el pago el Señor Almirante comunicó que esa provisión se hacía a los buques de guerra absolutamente libre. Agradecí por nota esa distinción, comunicándolo al mismo tiempo al Ministro Plenipotenciario en París.

"El día antes de nuestra partida, obsequió el Vicealmirante, de Courthelles, Jefe de la Fuerza Naval del Atlántico, con un almuerzo al que suscribe, al segundo comandante y oficial más antiguo del buque. Asistí en compañía de dichos oficiales al banquete en el que el Señor Almirante brindó por S. E. el Señor Presidente de la República Argentina y prosperidad del país; al contestarle brindé por su primer magistrado, Francia y su Marina.

"El Almirante en Jefe, como asimismo los dos Contraalmirantes Jefes de División, se mostraron muy al corriente de la capacidad de nuestro país.

"El Almirante, Prefecto Marítimo, tuvo la cortesía de poner el palco de la Prefectura a nuestra disposición para una de las funciones del teatro local.

"Durante mi permanencia en el puerto el agregado naval en Francia, teniente de navio Beascochea, ha residido a bordo, contribuyendo con su decidida e inteligente cooperación al buen desempeño de mis obligaciones, lo que me permito poner en conocimiento de V. E.

SE SUSPENDIERON LAS FIESTAS EN PORTSMOUTH

"El mismo día de nuestra llegada a Portsmouth se comunicó privadamente de la enfermedad de S. M. el Rey, y al siguiente día, al efectuarse la visita oficial al Almirante en Jefe de la Flota, fué arbolada su insignia en el "London" y se me comunicó oficialmente la suspensión total de las fiestas.

"Inmediatamente solicité se me concediera permiso para que los aspirantes acompañados por oficiales, pudieran visitar los Arsenales, Escuelas y algunos de los buques surtos en Spithead. El Almirante concedióme la autorización recién para el lunes 30 de junio y martes 1º de julio, por haber sido declarados feriados los días 26, 27 y 28 de junio y por consiguiente se hallaban cerrados esos establecimientos. "Por esta causa postergué mi salida hasta el 2 de julio por la mañana, de acuerdo con las instrucciones que V. E. me envió por telegrama del 26 y en el que ordenaba visitar los Arsenales antes de zarpar. El buque destinado para visitarlo fué el "Majestic", nave capitana de la Escuadra del canal al mando del Vicealmirante Wilson.

"Los establecimientos visitados fueron varios. Durante la estadía del buque en Spithead el Gobierno Británico puso a mis órdenes en calidad de ayudante a un teniente de su Real Marina que conquistóse las simpatías de nuestros oficiales, por lo que se realizaron varias visitas a buques ingleses y viceversa.

"El Almirante, segundo jefe de la flota (pues el Jefe no asumió el mando más que por un solo día) se manifestó muy agradado por los vínculos de amistad notados entre los oficiales nuestros e ingleses, llegando a decir que era uno de los buques más simpáticos de los extranjeros que habían concurrido a la revista. Además, el Almirantazgo puso a nuestras órdenes para el servicio del buque un pequeño aviso y envió a bordo (previa consulta) un timonel para así tenerme al corriente de todas las novedades. Antes de zarpar agradecí por nota sus atenciones al Señor Almirante, como asimismo sus servicios al Señor oficial, mi ayudante momentáneo.

"Desde Portsmouth me trasladé a Londres, respondiendo a una invitación de nuestro Ministro Plenipotenciario y además con el objeto de facilitar el despacho de varios cheques del dinero de sueldos que a nuestra orden teníamos en Portsmouth, y que con motivo de las fiestas no era posible liquidar. Habiéndome solicitado invitación para concurrir a bordo unos cincuenta distinguidos miembros de la colonia argentina, los invité a almorzar a bordo el domingo 29. Asistieron el Secretario de la Legación, Sr. Domínguez, Sres. Montes de Oca y otros.

Habiéndome participado el Almirante Wilson que él saldría del puerto el 2 de julio a las 9 a. m. con parte de la flota surta en Spithead, comuniqué al Almirante que yo saldría a su continuación.

"La flota componíase de 44 buques entre acorazados, cruceros y cazatorpedos y 15 destróyers. Salieron del puerto en formación de columna de línea de fila con distancias mínimas, aproximadamente 60 metros entre columna y 300 entre los buques mayores y aún menor en los medianos, teniendo a vanguardia una división de cruceros y a sus flancos destróyers y cazatorpedos.

"Salida la Escuadra zarpé a continuación, saludando al alejarme la insignia del Almirante, saludo que fué contestado en seguida.

"A mi llegada a Portsmouth fui recibido por el agregado naval a nuestra Legación, teniente de navio D. Julián Irizar, quien con extremo celo me había tenido al corriente de antemano de todos los detalles de los festejos. Asimismo durante mi estadía en el puerto su decidida cooperación ha sido un eficaz auxilio para el buen cumplimiento de mis funciones, por lo que creo de mi deber llevarlo a conocimiento de V. E.

  PORTSMOUTH  
Portsmouth -  Playa Portsmouth - flota inglesa Portsmouth - transbordador
 

EL ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA FESTEJADO EN CRISTIANIA (hoy Oslo)

"En este puerto, con motivo de nuestra fiesta patria del 9 de julio, invité al Gobernador de la plaza a asociarse a la rememoración, invitando igualmente al crucero griego "Tafra", que se hallaba en el puerto. Ambos aceptaron, empavesando el último de toda gala al tiempo nuestro y haciendo por la mañana y tarde una salva de 21 disparos de cañón. El Fuerte de la ciudad saludó también con las mismas salvas. La del mediodía, hecha por este buque y el griego, lo fueron en honor de S. M. la Reina de Suecia y Noruega, cuyo natalicio es este día.

"Este saludo fué hecho a invitación recibida por parte del Señor Ministro de Marina, y de común acuerdo con el Almirante en Jefe noruego se arreglaron en esa forma los festejos. Al siguiente día invité a mi mesa al coronel argentino, Sr. Duborgh, y al cónsul italiano, que habían tenido muchas atenciones con nosotros, concurrieron también dos miembros conspicuos del alto comercio. El cónsul argentino retribuyó esta fiesta invitando para un banquete a jefes y oficiales del buque, con asistencia del Almirante en Jefe, Sr. Sparre, y miembros del comercio y banca.

"La exposición o muestrario de productos del país, que recién aquí he creído conveniente instalar, ha llamado inmensamente la atención, mostrando a este país consumidor e importador por excelencia la facilidad y conveniencia de nuestra exportación. Noruega introduce todo su trigo de consumo y con una buena propaganda opino sería mercado ventajoso para nuestras producciones.

NORUEGA
La Fragata Sarmiento en Cristiania (Olso actual), el 9 de Julio de 1902
  Puerto de Christiania  
Calle de Christiania Paisaje noruego
 
Puerto de Christiania Castillo en Noruega  

LA NAVEGACIÓN ENTRE BREST Y PORTSMOUTH

Respecto a la forma en que se efectuó la navegación entre los puertos de Brest y Portsmouth, informa el comandante de la "Sarmiento" en los siguientes términos:

"A las 5.45 p. m. del 22 de junio zarpé del puerto de Brest gobernando a la voz en demanda de la salida del puerto. Durante esa noche y hasta el siguiente día a las 5.3 5 p. m. espesa niebla cerraba el horizonte, avistándose al despejar la Isla Aldemey por la aleta de estribor. A las 7.3 0 p. m. se avistó tierra por babor reconociendo ser Darlstone Lead. A las 10 p. m. avistóse el faro de Catherine Point. A las 13.45 se levantó densa niebla, quedando completamente cerrado el horizonte. A las 14.40 despejó un instante, viéndose el faro Nab e Isla Wight; al tener este faro por el través volvió a cerrar completamente la niebla a pesar de lo cual continué navegando en demanda del faro Warner situado a una milla de la boca del Canal de Spithead, donde fondeé a las 4.45 del 24 con el objeto de esperar el momento oportuno en que abriéndose algo la niebla, me permitiese entrar al puerto. Mi fondeadero a trescientos metros del faro Warner lo tenía guiado por sus señales acuáticas, pues era imposible distinguirlo.

A las 8 a. m. del 24, permitiendo la niebla distinguir buques a unos 2 50 metros, levé anclas navegando en demanda del puerto, que con anticipación el agregado naval, teniente de navio Irízar, me había indicado en plano recibido en Brest; para lo cual tuve que desfilar entre dos columnas de buques. A las 9.50 a. m. fondeé en mi puesto sin haber tomado piloto. La navegación entre Brest y Portsmouth la efectué a velocidad reducida, pues el Almirantazgo inglés había rogado a los buques extranjeros llegaran al puerto el 24 de junio y no antes, pues hasta la víspera a la noche no tendrían ellos reunida toda la flota y también porque los servicios de comunicación no habíanse preparado.

"La circunstancia de haber sido el primer buque que entró en la fecha pedida, y el haber entrado con neblina y sin piloto, pues los demás buques extranjeros lo tomaron, valió a la Fragata una felicitación del Almirante segundo jefe y se conquistó la simpatía de toda la Escuadra, como lo demostraron las atenciones de que fuimos objeto.

"Los buques alemán, chileno y otros más, que no recuerdo, hicieron su entrada el 23, lo que dio una mala impresión en el comando inglés. Los demás buques extranjeros hicieron su entrada cuando despejó completamente la niebla. "A las 9.45 a. m. del 2 de julio zarpé del puerto de Portsmouth con destino al de Cristianía en la boca de cuyo puerto estuve el 5 de julio a las 11 a. m.

"Del puerto de Cristianía saldré el día 11 del mes en curso para llegar a Copenhague el 12 a mediodía, de modo de quedar en dicho puerto de acuerdo con las fechas indicadas en el itinerario; en adelante trataré de ganar los cuatro días necesarios para efectuar la visita al puerto de Cherburgo sin alterar las fechas de terminación del viaje.

Desde Riga informa el comandante de la "Sarmiento", con fecha 14 de agosto de 1902, la forma y condiciones en que se ha realizado el viaje desde Cristianía a Copenhague.

"Como lo anunciaba en mi parte anterior — expresa — el día 11 de julio zarpé del puerto de Cristianía llegando al de Copenhague en la fecha fijada por el itinerario.

"La salida de San Petersburgo ha sido postergada en un día, pues habiéndome comunicado oficialmente nuestro Encargado de Negocios y Cónsul General que, según aviso del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Emperador de Rusia deseaba visitar el buque en el puerto de Cronstadt el día 9 de agosto, resolví zarpar el día 8 para fondear a las 9 p. m, en la rada interior de Cronstadt. Una vez  el Emperador hubo visitado el buque no consideré oportuno zarpar inmediatamente, pues ese mismo día acompañábamos (por invitación) una de las fiestas nacionales rusas; este día de retraso lo recuperaré antes de la llegada a Kiel.

SEIS DÍAS EN COPENHAGUE

"El día 12 de julio, después de haber fondeado en el puerto interior, recibí la visita de nuestro cónsul general, quien me acompañó a hacer la visita al Ministro de Relaciones Exteriores de Dinamarca; manifestéle el objeto del viaje de nuestra fragata, de acuerdo con lo expresado por V. E. en la Orden General de despedida. El Ministro se manifestó agradecido al gobierno argentino por la visita del buque y me anunció que el Príncipe Heredero Regente, por ausencia de S. M. el Rey, había resuelto concederme una audiencia a la que asistí acompañado del segundo comandante y tres oficiales. Durante la entrevista el Príncipe interesóse por nuestro país y nuestra marina y expresó el sentimiento que tendría su augusto padre en haberse encontrado imposibilitado por su ausencia de recibirme y también de visitar la fragata, deseo que había manifestado al tener conocimiento que un buque argentino recalaría en Copenhague.

"En la visita al Ministro de Marina, éste se puso a mi disposición en todo lo que fuera necesario, como asimismo concedió autorización para visitar los establecimientos de la Armada. El 15 de julio concurrí, acompañado de diez oficiales y 20 aspirantes, a un pic-nic que el Ministro de Marina daba en nuestro obsequio en los alrededores de la ciudad. A esta fiesta concurrieron también los oficiales del acorazado griego "Psara".

"El 16 asistí, acompañado de dos oficiales, a un almuerzo que nos ofrecía el contraalmirante Zacha-riac, Jefe de los Arsenales. En retribución de estas atenciones, ofrecí el 16 por la noche un banquete a bordo, al que concurrieron el Ministro de Marina, Vicealmirante Yohuke, el contraalmirante Zachariac, el Jefe de Estado Mayor de Marina, capitán de navio Arfold Hansen, el Capitán de Navio Howgoard, el Cónsul argentino y los ayudantes de los almirantes. El Ministro de Marina al brindar por la Marina Argentina y por el Excmo. Señor Presidente, me encargó agradeciera a V. E. la visita de nuestra nave a Dinamarca.

"Habiéndome anunciado el Ministro de Marina que el 17 de julio a las 11 a. m. llegaría S. M. el Rey, embarcado en el Yacht Real, e invitándome a asociarme a los honores que con tal motivo se tributarían, resolví postergar mi salida hasta ese día a la 1 p. m.

"A las 11 a.m. del 17 entró al puerto el buque conduciendo a S. M. Se le hicieron los honores de ordenanza al cañón y a la voz. Tan luego el yacht hubo amarrado me trasladé a su bordo a presentar los respetos al Rey, quien me recibió cariñosamente, manifestándome la intención que tenía de visitar el precioso buque (según sus palabras) ; yo le ofrecí retardar mi salida para que pudiera satisfacer sus deseos, pero él, agradecido, me contestó que no quería retardar mi plan.

"Desde el momento de nuestro arribo hasta el de zarpar, el Ministro de Marina agregó al buque, en calidad de ayudante, al teniente de fragata Yopsen Joensen, cuyos útiles servicios agradecí por nota. "Accediendo a la invitación del buque-escuela francés "Duguay", empavesé y saludé al cañón el día 14 de julio, asociándome así a la rememoración de la fiesta nacional francesa.

  DINAMARCA - COPENHAGEN  
  Yate Real con Cristian IX a bordo  
     

UNA BREVE VISITA A STOCKHOLM - SUECIA

"A las 10 de la mañana del 19 de julio se dio fondo en el puerto de Stockolmo, saludando la plaza al cañón. Poco después se presentó el vicecónsul argentino, Señor Th. Caspersson, actualmente encargado del consulado general, quien me acompañó a efectuar las visitas de regla al Ministro de Relaciones Exteriores, Ministro de Marina y Jefes superiores marítimos y militar de la plaza. Estas visitas me fueron devueltas en el día.

"El 21 asistí, acompañado del segundo comandante y catorce oficiales, a una comida que nos ofreció el cónsul argentino, y a la que asistieron también el Comodoro Jefe de la plaza y un general del ejército.

"El 23, acompañado de catorce oficiales y 34 aspirantes concurrí a una excursión en vaporcito al lago Hislaren, la que era ofrecida por nuestro cónsul, Sr. Caspersson, asistiendo también especialmente invitadas varias distinguidas familias de la sociedad sueca.

En retribución de las atenciones recibidas, el 24 por la tarde dióse a bordo una sencilla matinée, a la que concurrieron numerosas familias. Por la noche ofrecí un banquete al que invité a nuestro cónsul, al Comodoro Jefe, al General Siliehork, explorador Norsdenjold, ingeniero Malinen y varios jefes superiores de la marina sueca.

"Durante nuestra permanencia el buque fué diariamente muy visitado por la sociedad y pueblo de Stockolmo. La exposición de productos nacionales, que se había instalado nuevamente, fué objeto de la curiosidad de los visitantes.

"El Ministro de Marina agregó al buque durante la estadía al alférez de navio Gustaffern, cuyo útiles servicios agradecí debidamente.

  SUECIA  
Estocolmo Puerto de Estocolmo La Fragata Sarmiento en Estocolmo
La Fragata Sarmiento e Estocolmo Parte del puerto Buque escuela Sueco
 
Canal de Beckholmen  

LA ESTADÍA EN KRONSTADT

"El 27 de julio a las 8.45 a. m. se hizo el saludo a la plaza de Cronstadt, que contestó inmediatamente; poco después se fondeó en la rada interior del puerto. Hallábase la División de los Yachts Imperiales y el crucero austriaco "Zwitgebar".

"El mismo día hizo visita a bordo el cónsul general y Encargado de la Legación Argentina en San Petersburgo, Sr. Eduardo García Mansilla, acompañado del vicecónsul, Sr. Jorge Boktman; en compañía del primero hice las visitas oficiales a las autoridades marítimas de la isla, su Gobernador, el vicealmirante Makaroff, quien mostróse muy al corriente de los adelantos de la marina argentina y se expresó en términos muy lisonjeros sobre las maniobras efectuadas por nuestra Escuadra en los meses de enero y febrero de este año. Las visitas me fueron devueltas al siguiente día.

"Por la tarde del mismo fondeó en el puerto el acorazado griego "Psara", con el que se cambiaron las visitas de estilo, como asimismo con el crucero austriaco "Zwitgebar".

"El 28 por la tarde concurrí acompañado de tres oficiales a una comida en casa del Señor vicealmirante Macaroff, concurriendo también el jefe y oficiales de los buques austriaco y griego, en nombre de todos los cuales contesté el brindis del Señor Almirante Macaroff, por haberlo pedido dichos jefes.

"El 29 concurrieron a bordo por invitación nuestra el Contraalmirante, Príncipe de Austrusky y varias familias de los almirantes, jefes y oficiales de la marina rusa y obsequíeles con un té.

"Durante dos días consecutivos se visitaron los arsenales de la Isla.

  KRONSTADT  
Muelle Puerto de Kronstadt
   
  Torpedera rusa  
  SAN PETERSBURGO  
Puerto de San Petersburgo La Fragata Sarmiento en San Petersburgo Puerto de San Petersburgo
 
Puerto de San Petersburgo   Puerto de San Petersburgo

UNA VISITA AL ZAR DE RUSIA

"Tan luego hubo fondeado el buque en San Petersburgo el Sr. Encargado de Negocios de la república Argentina se presentó a bordo a anunciarme que el Emperador de Rusia me había señalado audiencia para ese día a las 12.30 p.m. A la hora convenida acompañado de nuestro representante y un oficial me trasladé al Palacio Imperial de verano en Peterhogt donde fui recibido por S. M.

En la entrevista que duró cerca de quince minutos, el zar me pidió datos sobre nuestro país, marina, comercio y relaciones con Rusia y me anunció que deseaba visitar nuestra fragata. Yo expresé a S. M. que el viaje de la "Sarmiento" era no sólo de instrucción sino también de amistad y concordia y al mismo tiempo que traía para S. M. las salutaciones amistosas del Excmo. Señor Presidente de la República, expresiones que mucho agradeció el Zar con afable palabra. Antes de retirarme puse a disposición de S. M. el buque para el día en que quisiera visitarlo.

"En San Petersburgo dedicáronse todas las tardes de los días hábiles a visitar los modernos e importantes Astilleros del Estado, la Usina del Báltico, la Escuela Naval, Museo de Marina (visita esta muy interesante y muy instructiva para los aspirantes), la Usina de Obonkhoff, donde se construyen los cañones de la marina y ejército, planchas de coraza, torpedos y todo el material de guerra para la flota rusa. Esta visita se prolongó desde las 8.3 0 a.m. hasta las 5 de la tarde, pudiendo los aspirantes ver la mayor parte de las operaciones de fabricación de cañones. Durante la visita fueron obsequiados oficiales y aspirantes con un lunch en el establecimiento que está dirigido por el Estado.

"El día 4 de agosto por invitación de las autoridades rusas y en asociación de la fiesta del natalicio de S. M. la Emperatriz madre se empavesó el buque de toda gala y por la noche encendióse el empavesado eléctrico hasta las 12 p.m. Acompañado de catorce oficiales y los aspirantes concurrí al Tedeum que en homenaje a la Emperatriz se celebró en una iglesia ortodoxa.

"El 2 por la noche acompañado del segundo comandante, tres oficiales y cuatro aspirantes asistí a una comida con que nos obsequiaba el Sr. Encargado de Negocios, D. Eduardo García Mansilla, asistieron también el Ministro Plenipotenciario del Brasil y señora y varias personalidades de la diplomacia rusa.

"El 6 se dio una comida a bordo a la que asistieron S. E. el Señor Embajador de España en Rusia, Príncipe Pío de Saboya, el Señor Encargado de Negocios Argentino, el General ruso Zenner y los Secretarios de la Embajada Española. "El segundo comandante y oficiales asistieron el 7 a un almuerzo que en retribución ofreció el Embajador de España.

"El tercer comandante y nueve oficiales invitados por un oficial del Regimiento de Coraceros de S. M. la Emperatriz, con autorización del Jefe de Estado Mayor del ejército ruso, concurrieron a presenciar las maniobras preliminares de dos fuerzas de las tres armas que ese día ejecutarían un simulacro de combate; terminadas las maniobras fueron obsequiados con un banquete en el cuartel del Regimiento de Coraceros.

"Debo hacer notar a V. E. que al permitir asistir a las maniobras se hacía una gran distinción en nuestro favor, pues no les fué permitido asistir a los attaches militares de las naciones europeas, pero al concederse la autorización se pidió que no deberían hacerse de ellas crítica alguna por escrito. Los oficiales retribuyeron las atenciones de los oficiales rusos invitándolos a una comida a bordo.

EL ZAR DE RUSIA A BORDO DE LA "SARMIENTO"

"El 8 de agosto fondeé en la rada interior de Cronstadt, donde se hallaban los cruceros norteamericanos Chicago y Albany y el griego Psara.

"Al siguiente día 9 de agosto se empavesó de toda gala asociándose previa invitación al aniversario de una victoria naval de Pedro el Grande, que la Escuadra rusa festejaba ese día.

"A las 10.05 subió a bordo S. M. el Zar de Rusia, acompañado de S. M. la Emperatriz madre, la Reina Olga y princesa de Grecia, Gran Duque Imperial Heredero, Grandes Duques Alexis y Pablo, Ministros de Guerra y de Marina, varios almirantes y generales del ejército. Al subir a bordo los reales visitantes fueron rendidos los honores prescriptos por nuestras ordenanzas.

  VISITA DEL ZAR Y ZARINA DE RUSIA A LA SARMIENTO  
El Zqar Nicolas II llega a la Sarmiento La Zarina Madre y la Zarina (de blanco) hablando con el comandante Saludos del Zar
 
Inspeccion de la fragata El Zar y su comitiva se retiran de la Fragata Sarmiento  
     

"Habiendo S. M. pasado a la toldilla se hizo desfilar por su frente toda la tripulación, con armas en columnas de honor. A pedido de S. M. todos los oficiales fueron presentados a los Emperadores, Reina, Princesas y grandes duques, con los que departieron largo rato. Como el Emperador manifestara deseos de visitar el buque, ordené a la oficialidad y tripulación concurrir a sus puestos de inspección. Cumplida esa orden, S. S. M. M. y séquito visitaron detenidamente todo el buque durante cuarenta y cinco minutos.

"Antes de retirarse los eminentes huéspedes fueron obsequiados con una copa de champagne, dando motivo a que S. M. pronunciara un brindis por el engrandecimiento de la Argentina, por S. E. el Presidente de la República y por su brillante marina.

"Contesté a S. M. agradeciendo el alto honor de haber visitado nuestro buque y brindé por su felicidad personal, la de su imperio y marina en nombre del Gobierno Argentino.

"El desfile de la tropa llamó justamente la atención del Emperador y militares que lo acompañaban, siendo motivo de conceptos muy elogiosos la sección de aspirantes que formaban a la cabecera de ella. Varios generales en conversaciones que sostuvieron con los oficiales de a bordo, se manifestaron sorprendidos por el aspecto tan robusto de nuestra gente.

"Después que el Emperador permitió sacar su fotografía en un grupo de oficiales, la Emperatriz, pidió a los oficiales formasen un grupo para poder ella sacar una instantánea con su propio aparato.

"Me es grato manifestar a V. E. que tanto el Emperador, la Emperatriz y demás personas del séquito, se mostraron muy complacidos de su visita y de hablarse entre ellos en idioma ruso (como pudo interpretarlo nuestro Encargado de Negocios que conoce el idioma). Esa manifestación la reiteraron frecuentemente.

"Al retirarse S. S. M. M. se les despidió con los honores reglamentarios al cañón y las voces de ordenanza.

"En la recepción, representando al Gobierno Argentino, actuó el Señor Encargado de la Legación, D. Eduardo García Mansilla, a quien sin duda alguna débese en gran parte el haber obtenido una audiencia de S. M. Creo de mi deber agregar que durante mi primera conversación con el Emperador, éste me manifestó que la Argentina tenía por representante en Rusia a un distinguido caballero, a quien él apreciaba muy particularmente. El Señor García Mansilla, además, está relacionado con la más alta sociedad del Imperio, lo que le facilita sobre manera el buen desempeño de las funciones que ad honorem ejerce.

OBSERVACIONES DE VIAJE

"A las 7 de la mañana del día 11 de julio zarpé del puerto de Cristianía con destino al de Copenhague donde fondeé el día 12 a las 11.10 a.m. El 17 a las 1 p.m. zarpé del puerco de Copenhague navegando para salir al mar Báltico. El 19 a las 9.5 5 de la mañana se fondeó en el puerco interior de Stockolmo en 10 brazas de agua.

"El 2 5 de julio a las 12 m. zarpé del puerto de Stockolmo con destino al de Cronstadt, donde fondeé el 27 a las 9.45 a.m. "La travesía se hizo con suave brisa del S.E. y O, lo que nos permitió navegar todo el tiempo con el paño largo.

"El 30 de julio a las 5 a.m. zarpé del puerto de Cronstadt fondeando en San Petersburgo, frente al puente de San Nicolás el mismo día a las 7.40 a.m. después de navegar por el canal del Río Nieva.

"El 8 de julio a las 6 de la tarde zarpé de San Petersburgo para fondear a las 9 de la noche en la rada interior de Cronstadt.

"Me permito — dice el informe del comandante de la "Sarmiento" — hacer notar a V. E. la práctica establecida en las marinas de Dinamarca, Suecia y Rusia, de agregar un oficial a todo buque extranjero durante su estadía en un puerto nacional, si ésta fuera corta, o durante los primeros días si ella se prolongase por largo tiempo. Esta práctica, sin duda alguna, facilita mucho a los comandantes de buque sus relaciones con las autoridades, pues con ello salva las dificultades del idioma y las del desconocimiento de las costumbres y hábitos propios del país y su marina. Además, y probablemente los oficiales extranjeros tendrán sus instrucciones, les permite observar el grado de adelanto de las marinas respectivas y palpar las ventajas o desventajas de los diferentes sistemas de reglamentación de los buques.

"En las estadas en los puertos del norte, hemos apreciado el alto concepto que se tiene de los oficiales de marina en general, como así mismo el espíritu de hospitalidad para los buques extranjeros de parte de la más distinguida sociedad de las poblaciones.

"Por lo poco que he podido conocer y observar la marina de guerra rusa, he formado la más alta idea de su organización y sistema de preparación para la guerra. Sin duda alguna, en varias aplicaciones prácticas marcha a la cabeza de otras similares europeas.

"En ella se ha dado a la artillería su verdadera importancia, creándose al efecto una división llamada de tiro, con asiento en Reval comandada por uno de sus más sobresalientes almirantes. Cuenta con un presupuesto de más de tres millones de rublos o sea tres millones setecientos mil pesos moneda nacional.

"Al cerrar esta parte del informe, me permito manifestar a V. E. que el Cónsul en Stockolmo, Sr. Cas-persson, me ha prestado su más decidida cooperación y 'ha colmado de atenciones a la oficialidad y a la tripulación. El Cónsul en Cristianía, Sr. Dubarych, de quien hablaba en mi parte anterior, demostró igualmente, el mayor celo en el cumplimiento de mi pedido de aprehensión de un desertor. Ambos señores son fuertes comerciantes de la plaza y bien colocados en la sociedad de los respectivos centros en que actúan.

"La exposición de productos argentinos ha sido objeto de estudio de parte de muchos comerciantes de Suecia y Noruega y probablemente lo será también en los demás países que visitemos. Sería conveniente para propender a la conquista de nuevos mercados, que el Ministro respectivo enviara colecciones completas y reducidas con los datos estadísticos necesarios a los señores cónsules para que ellos las entregaran a las cámaras de comercio o las exhibieran en las continuas exposiciones que en sus países se celebran.

"Desde Amsterdan, con fecha 14 de Septiembre de 1902, el comandante de la "Sarmiento" continúa la relación de su viaje, en la siguiente forma:

"Para recuperar el día de retraso con que habíamos zarpado de San Petersburgo resolví salir del puerto de Riga exactamente el día fijado en el itinerario, de manera que en dicho puerto quedó disminuida en un día la estada; lo que a objeto de la instrucción de los aspirantes no perjudicaba en nada, por cuanto Riga es una población sin importancia marítima militar alguna.

"A causa de la visita al puerto de Hamburgo, que me fué ordenada telegráficamente, el itinerario quedaba un tanto alterado y de acuerdo con las órdenes telegráficas procedí a modificarlo en la forma ya por V. E. aprobada.

"Para poder llenar las condiciones fijadas telegráficamente he debido modificar en dos días la estada en New Castle y Amsterdan y calcular las travesías con mayor velocidad de la primeramente estimada para el resto del viaje.

"Desde la llegada a Londres y puertos siguientes no se altera el programa confeccionado por V. E.

EN STETTIN Y BERLÍN

"El 12 de agosto a las 6 de la tarde, después de haber saludado a la plaza, amarramos en el puerto de Riga en el paraje denominado Andreas Holm, margen derecha del río Duina.

"Al siguiente día efectué las visitas de estilo al Gobernador Militar, Almirante Jefe del Puerto y Burgomaestre de la ciudad (primera autoridad civil). Estas visitas me fueron devueltas en el día.

"Durante nuestra estada fué el buque muy visitado por todas las clases sociales de la población. "A las 3.30 de la tarde del día 17 de agosto quedaba el buque amarrado en el puerto de Stettin, habiendo previamente saludado a la plaza en la embocadura del Río; este saludo fué contestado por uno de los fuertes.

"El buque fué muy visitado por la clase popular de la ciudad, habiendo recibido muchas propuestas (que eran desechadas) de individuos que deseaban ingresar al servicio de nuestra marina. Se visitó durante la estada el importante establecimiento Vulcano, en el que actualmente se encuentran en construcción varios buques de guerra y uno de los paguebots más grandes a flote, el Kaiser Wilhelm II, cuya velocidad de travesía constante debe ser de veintitrés y media millas horarias.

"La dirección del establecimiento concedió todas las facilidades para que pudieran visitarse sus dependencias, designando varios de sus ingenieros para que al acompañarnos nos ilustraran con sus explicaciones. "A la maestranza que había observado buena conducta se le concedió permiso por 48 horas y autorización para trasladarse a Berlín.

"Desde este puerto me trasladé a Berlín a saludar al Señor Ministro Plenipotenciario, que oficialmente me había anunciado a las autoridades navales de la Capital y las que ya me habían señalado hora y día de recepción. Según supe después, es costumbre en todos los buques de guerra, que llegan a ese puerto desprovisto de autoridades navales, que se trasladen a Berlín a efectuar las visitas de cortesía al Ministerio de Relaciones Exteriores y de Marina Imperiales.

"El Señor Presidente del Gobierno de la Provincia Pomeriana me invitó a asistir a una comida, a la que con motivo de mi ausencia excúseme, agradeciendo la atención. A las 9.3 0 de la mañana del día 22 fondeé en el puerto de Kiel con un día de anticipación al fijado en el itinerario, pues habiendo salido de Stettin a primera hora del 21, pude hacer la travesía en 28 horas.

"Poco antes de llegar al fondeadero un oficial ayudante del Almirante en Jefe de la Estación Naval de Kiel, pasó a saludarme en su nombre e indicarme la boya que se había destinado para amarradero del buque, ofreciéndome en nombre del Almirante los servicios del Arsenal para el caso de que me fueran necesarios, como también anuncióme que el Príncipe Imperial Adalberto se encontraba en la ciudad y que debía saludar su insignia con 21 cañonazos, lo que efectué después de haber saludado la plaza en la forma de estilo. Ese día hice las visitas oficiales a los Almirantes de la plaza, que eran el Jefe de la Estación Naval, Vicealmirante Bendemann, un vicealmirante inspector de los Establecimientos de enseñanza naval y el contraalmirante Jefe del Arsenal Imperial. En esta visita solicité y obtuve la autorización para visitar con los aspirantes todos los establecimientos de la marina, quedando desde ya convenido el programa. Debo hacer notar que en la visita a la Escuela Naval como al Arsenal, nos fué permitido hacerlo con todo detenimiento. Por ofrecimiento del Contraalmirante Barandon de la Marina Imperial, Director dé los Astilleros Germania, de propiedad de Krupp, visité con los oficiales y aspirantes esa fábrica la más importante y moderna en la actualidad de todas las similares europeas.

"Habiéndome S. E. el Señor Ministro Plenipotenciario en Alemania, Don Ernesto Quesada, comunicado que deseaba visitar oficialmente el buque, convine con él que se efectuase esta visita el domingo 24, como efectivamente se realizó, siendo recibido el Sr. Ministro con los honores reglamentarios. El Sr. Almirante Bendemann, Jefe de la Estación Naval, me invitó, como también a un oficial, a una comida en la cual tuve la ocasión de agradecer las atenciones que me habían dispensado.

Con seis oficiales y dos aspirantes asistí a un almuerzo con que nos obsequió el Director del Establecimiento Germania. En retribución a estas invitaciones invité para comer a bordo al Sub Almirante en Jefe, su Jefe de Estado Mayor, Jefe del Arsenal y directores superiores del Establecimiento Germania. Previo pedido por la vía diplomática se me comunicó que se me había concedido la autorización necesaria a los buques de guerra extranjeros para cruzar el canal Kaiser Wilhelm del mar Báltico al del Norte.

"La noche anterior a la salida de Kiel recibí un telegrama suscrito por la compañía de vapores Hamburgo Sud Americana, en que manifestaban que esa plaza, la primera de Europa en su comercio con la Argentina, veía con agrado la visita por primera vez de un buque de guerra nacional, además, el Sr. Cónsul General, Dr. López, en telegrama me manifestaba que un periódico de la localidad había dado la noticia de que la "Sarmiento" no visitaría ese puerto, que tan importante comercio mantenía con nuestro país, lo cual era poco explicable cuando el buque había visitado los de Riga y Stettin, que no tenían relaciones comerciales con el Plata, ni tampoco son asiento de autoridades soberanas del país. Además decía que en el itinerario del viaje anterior, Hamburgo figuraba como puerto de estada. En forma concisa creí de mi deber comunicarle a V. E. para que resolviera lo que creyera más conveniente, zarpando, sin embargo del puerta de Kiel con destino a Wílhelmshaven, como lo mandaban mis instrucciones.

Habiéndome el Sr. F. Krupp ofrecido por nota facilitarme una visita al establecimiento de Essen y una excursión a la exposición de Dusseldorf, donde dicho establecimiento exponía sus productos y considerando que dicha visita en la forma propuesta redundaría en mucho provecho instructivo de los aspirantes con relativo poco gasto, resolví contestarle aceptando su proposición y anunciándole la visita de todos los aspirantes y seis oficiales, lo que se efectuaría desde el puerto de Wilhelmshaven el más cercano de Essen.

"El día 27 el tercer comandante, siete oficiales y seis aspirantes asistieron a una comida ofrecida por el Sr. Cónsul del Paraguay, D. Emilio Kraus, que a su ofrecimiento había sido encargado por la Legación Argentina durante la estada de la fragata en el puerto, pues en el mismo no hay cónsul argentino. "El 29 a las 12 m. amarraba en una de las dársenas del puerto de Wilhelmshaven, cambiándose en el día las visitas oficiales. Inmediatamente despaché con destino a Essen y a cargo del Sr. tercer Comandante y cinco oficiales a los aspirantes, los que llegaron ese mismo día a las ocho de la noche a su destino.

"En esa ciudad fueron alojados en el Hotel de propiedad del Sr. Krupp especialmente habilitado para recibir las corporaciones extranjeras. Al día siguiente terminadas las visitas oficiales me trasladé a Essen para acompañar a los aspirantes en su visita. La inspección de la mayor parte de las instalaciones de las usinas se efectuó de acuerdo con un programa especial. Los gastos ocasionados por la estada de oficiales y aspirantes en el Hotel no quisieron ser cobrados por la casa Krupp, a pesar de mis insistentes instancias. Durante toda nuestra permanencia nos acompañaron permanentemente un director y siete ingenieros de la casa que daban las más detalladas explicaciones en español de todo lo que se visitaba.

"En el pabellón Krupp, de la Exposición de Dusseldorf, vimos funcionando un obús de 28 c|m. Este era idéntico a los adquiridos por nuestro Gobierno para las baterías de Puerto Militar. También nos fueron mostrados en todos sus detalles (efectuándose ejercicios) los nuevos cañones de 28 c|m. de tiro rápido a instalarse en los acorazados alemanes, como también tuvimos ocasión de ver un variado material de defensas de costas con modelos en hormigón de las diversas construcciones de fortalezas y de defensas de artillería gruesa.

"En Wilhelmshaven se visitó el Arsenal de la Marina y aceptando el ofrecimiento del Almirante en Jefe cargué 220 toneladas de carbón del perteneciente a los depósitos de reserva de la Marina Imperial. Habiendo muy poca existencia de cargas de saludo para cañones de 57 m|m. ordené a la casa Krupp, me proveyese de 500 saquetes de pólvora común; no siéndole a esa casa proveer el pedido antes de mi partida de Wilhelmshaven y para facilitar él gran aumento de precio por el transporte por ferrocarril, el directorio se dirigió a los Jefes del Arsenal de Wilhelmshaven paira que facilitara la munición, quien la efectuó al precio de 210 marcos los 500 saquetes. La provisión de este material por una casa de Londres hubiera exigido el desembolso de 40 libras esterlinas, según me lo comunicó el Agregado a la Legación Argentina en Londres, debido al enorme costo del transporte de pólvora.

STETTIN - ALEMANIA
  Fragata Sarmiento en Stettin - Alemania  
  Puerto de Stettin  
     
  CANAL DE KIEL  
  HAMBURGO  
     
     
  WILHELMSHAVEN  
     

LA ESTADÍA EN HAMBURGO

El 4 de septiembre a las 7.30 de la mañana quedaba amarrado el buque en el puerto libre de Hamburgo. A mediodía recibí la visita del Señor Cónsul General en dicha ciudad, Dr. López, y en su compañía hice esa misma tarde las visitas oficiales que me fueron devueltas al día siguiente.

El día 5, acompañado del segundo comandante y catorce oficiales asistí a un banquete ofrecido por el Señor Cónsul General. Asistieron a él las autoridades de la ciudad, directores dé las compañías dé vapores y principales comerciantes de la plaza. La banda de música fué cedida al Señor Cónsul para que amenizara la fiesta.

Al día siguiente, acompañado del tercer comandante, ocho oficiales y treinta y cinco aspirantes asistí a un almuerzo con que nos obsequiaba la Compañía Hamburgo Sud Americana en nombre del comercio de la plaza.

En retribución de las atenciones y con el objeto de mostrar el estado de adelanto de la Marina Argentina, resolví obsequiar a la sociedad de la ciudad con una matinee, la que se efectuó el día 7 de septiembre de 3 a 7 de la tarde. Asistieron a la fiesta todas las autoridades, miembros del Senado, Cuerpo Consular residente en la localidad y gran número dé distinguidas familias de la sociedad hamburguesa. Puedo expresar que los invitados salieron de la fiesta gratamente impresionados, por las diversas manifestaciones de agradecimiento y de simpatía de que fuimos objeto. Esta fiesta que fué motivo de largos artículos en los periódicos locales, inició una serie dé publicaciones referentes a nuestro país, muy favorables al comercio argentino".

Desde Cherburgo, con fecha 23 de octubre de 1902, el comandante del buque-escuela, informa al Ministerio de Marina, en los siguientes términos:

"El 6 de septiembre recibí un telegrama de V. E. por el cual me autorizaba a permanecer algunos días más en Londres; a esa comunicación contesté manifestando lo innecesario de prolongar nuestra estada en ese puerto, pues, habiendo ya visitado todos los establecimientos navales del Gobierno, cuya autorización se había conseguido, y también el establecimiento de la Casa Vircken, Marin Sons, con los demás establecimientos hubiera sido imposible hacerlo, pues el aumento de estada se habría perdido en solicitar nuevos permisos para visitarlos. Además, lo alejado del fondeadero que las autoridades nos dispensaron, hacía difíciles y dispendiosas las comunicaciones con la ciudad. En cambio, propuse aumentar la estada en el Havre y la visita al puerto de Cherburgo, esta última escala autorizada por V. E. para hacer con posterioridad a la recalada en Portsmouth. Motivó esta petición el tener conocimiento oficial de que tanto en el Havre como en París, las autoridades nos preparaban un gran recibimiento y que S. E. el Señor Presidente de la República había comunicado oficialmente al Ministro Argentino que me recibiría en audiencia, además, por conducto particular tenía conocimiento de que el Señor Ministro de Marina de Francia tenía intenciones de hacer ir al Havre o mostrarnos en Cherburgo las experiencias de dos submarinos, como también darnos facilidades para visitar detenidamente los establecimientos navales de Cherburgo en contra de lo sucedido en Brest, en que se nos permitió visitarlos con cierta reserva.

"Además, proponía suprimir la llegada de Beslfast, aún cuando ello ya lo solicitaba en mi parte del mes próximo pasado, con el objeto de aumentar la estada en Liverpool para hacer las reparaciones que serán necesarias efectuar. El 10 de agosto, después de saludado a la plaza amarrábamos en el río Tyne, a 6 millas dé la ciudad de New Castle. No habiendo autoridades militares ni marítimas en la localidad no se cambiaron visitas oficiales.

El Señor Cónsul Pellegrini, se puso a nuestra disposición. El Señor Teniente de Fragata, Daireaux, me participó que había arreglado con la Casa Armstrong las visitas que podían hacer los aspirantes al establecimiento, y que efectuaron los días 11 y 12 por la mañana y por la tarde. Estas visitas se hicieron con bastante detenimiento, para lo cual los directores del mencionado establecimiento habían dado todas las facilidades necesarias. El día antes de nuestra salida el Señor Cónsul nos obsequió con un te, al que concurrí acompañado de siete oficiales.

NEWCASTLE U.K. AMSTERDAM  
 
  AMBERES - BELGICA  
Puerto de Amberes- El Ministro Argentino en Belgica, Eduardo Wilde, con su joven esposa visita la fragata. Guillermina Oliveira Cézar de Wilde con los aspirantes Puerto de Amberes
Puerto de Amberes Amberes-Palacio de Justicia Puerto de Amberes
 
Puerto de Amberes Berlin -El Nuevo Dom  

VARIAS VISITAS Y RECEPCIONES EN AMBERES

A las 11 de la mañana quedó el buque amarrado en el puerto interior, frente a la ciudad Amsterdam. A la entrada no se efectuó el saludo a la plaza por habérsenos avisado anticipadamente que en este puerto no existían baterías encargadas de contestarlo.

El Señor Vicecónsul en Amsterdam se puso a nuestra disposición y me acompañó a realizar ese mismo día las visitas oficiales que me fueron devueltas antes de las 24 horas. Los aspirantes acompañados por oficiales visitaron el Arsenal de la Armada y una fábrica de cartuchos instalada a distancia de una hora de la localidad. Con doce oficiales asistí a un banquete que el Señor Cónsul General en Rotterdam, D. Otto Rem-kiln, y el Cónsul en Amsterdam nos obsequiaron. También asistí con el segundo comandante y seis oficiales a una comida que nos ofreció el Vicealmirante Yegen Vilckers, Jefe de la Flota.

El 18 de septiembre a las 4.3 0 de la tarde, quedó el buque amarrado en el puerto de Amberes, en el amarradero más próximo al Palacio Municipal. Antes de llegar a las aguas territoriales belgas, fui recibido por un vaporcito del Gobierno, que conducía a los oficiales del ejército, teniente coronel Von Wetter y teniente Luis Moulin, ayudante este último del General de la plaza, los que se pusieron a mis órdenes y nos dieron la bienvenida.

Frente al Fuerte du Saillant hice el saludo al cañón, que me fué contestado acto seguido. En el amarradero esperaba al buque la banda de música del Regimiento N'-' 6, la que hizo oír el himno argentino en el momento de atracar al murallón. El Jefe de Estado Mayor del General Gobernador vino a presentarme su saludo de bienvenida. En los murallones se había estacionado numeroso pueblo para presenciar nuestra llegada. Al día siguiente por la mañana, acompañado del Señor Cónsul General D. Belisario Montero, efectué las visitas oficiales, las que me fueron retribuidas en el día.

En las visitas oficiales a las autoridades civiles y militares, quedó convenido el programa de inspección a establecimientos militares e industriales de la ciudad, como también acepté cierto número de invitaciones para varios festejos.

Acaecido el fallecimiento de la Reina de Bélgica esa misma noche y decretado luto riguroso por el Superior Gobierno, quedaron suprimidos del programa todos los festejos, quedando, sin embargo, subsistentes todas las visitas instructivas. Para conocimiento de V. E. elevo el programa de las fiestas que debieron realizarse en este puerto. Las visitas instructivas a que asistieron todos los aspirantes fueron:

Día 22. — Visitas a las instalaciones hidráulicas y nuevas construcciones del puerto.

Día 23. — Por la mañana, visita al Fuerte de Saint Marie, que se efectuó en detalle, presenciando ejercicios de tiro, maniobras con las diversas piezas, un simulacro de defensa del río que fué atacado por un vaporcito simulando un acorazado, y para dar más interés a este simulacro se efectuaron cinco disparos de salva con cada uno de los cinco cañones de 24 c|m. Krupp de la batería; además, se hicieron explotar varios torpedos submarinos fondeados expresamente para nuestra visita.

Durante esta inspección una compañía de ingenieros construyó un puente de barcos sobre el canal que circunda y protege el fuerte; este puente, de 60 metros de largo, fué construido en doce minutos y probó su resistencia en varios ejercicios que se efectuaron en nuestra presencia.

Por la tarde fué visitado el Fuerte du Saillant, donde se halla instalada una de las modernas cúpulas con cañones de 24 cjm.

Antes de la primer visita, el General Denis, presidente de la Comisión de estudio de la defensa de Bélgica, nos dio una conferencia interesantísima sobre el valor estratégico de esos fuertes y las razones del por qué de su ubicación. A los aspirantes les dio las mismas explicaciones un comandante diplomado del Estado Mayor. En la segunda visita, con planos en la mano, como la primera, el Jefe del Fuerte dio todas las explicaciones del caso.

Día 24. — Por la tarde se presenciaron experiencias de telegrafía sin hilos e instalación de teléfonos de campaña por un destacamento del Regimiento de Ingenieros.

Antes de efectuarse la experiencia, el comandante Jefe del Escuadrón (Oficial de Estado Mayor) dio una brillante conferencia en la que expuso en forma rápida y sencilla el principio de la telegrafía sin hilos, describiendo los aparatos usados en la actualidad. El mismo destacamento efectuó el tendido y explosión de varias líneas de fugares y dos líneas de pequeños torpedos submarinos, dando siempre las explicaciones más detalladas.

Hízose también en nuestra presencia una experiencia con el motor de pruebas prácticas de pólvoras. Considero las experiencias efectuadas en este día como una de las de mayor provecho para los aspirantes, pues, todos ellos las presenciaban por primera vez y recibieron una explicación clara y convincente.

Día 25. — Por la mañana y por la tarde los aspirantes y oficiales visitaron varios establecimientos industriales (astilleros, talleres metalúrgicos, etc.), siendo obsequiados con un almuerzo a bordo del vapor que los conducía. Esta excursión fué organizada por el Gobierno Civil.

Día 27. — Fué visitado el Fuerte de defensa terrestre de Walken, uno de los más modernos de Bélgica. Su artillería está montada en cúpulas de elipce de cañones de 5 7 mm. para defensa contra asaltos. Antes de realizar la visita al Fuerte, su Jefe, un mayor del ejército belga, explicó detalladamente, teniendo a la vista planos, cartas graduadas y reglas de graduación del tiro, la forma en que se efectuaba la apreciación de la situación del enemigo a largas distancias cuando los obstáculos materiales que el terreno presenta impiden efectuar el tiro directo. No solamente dio la explicación teórica sino que tambien hizo el trazado práctico en varias circunstancias, mostrando las diferencias.

Debo agregar que a todas estas visitas concurrieron siempre el teniente general Nintte, Jefe de la Región, el General Denis, Presidente de la Comisión de estudios de la defensa, el General Jefe del Estado Mayor y gran número de oficiales especialistas que deseaban informarnos hasta de los últimos detalles de las experiencias.

Además, todos los gastos ocasionados por nuestras visitas, como ser de trenes, tranvías y carruajes, fueron abonados en general por las autoridades militares, debiendo observar que el Fuerte Walken se encuentra a más de una hora y media de tren de la ciudad.

En vista de los gastos que ocasionábamos a las autoridades propuse desistir de esa visita, pero el General manifestó que tenía instrucciones del Ministro de Guerra, quien había designado los establecimientos a visitarse; no insistí en ello viendo el deseo manifiesto de agasajarnos. La supresión de los festejos oficiales me fué comunicado en una nota en que se expresa el sentimiento que ha causado a las autoridades el encontrarse imposibilitados de efectuarlos.

El Señor Gobernador de la ciudad, como también el Burgomaestre y sociedad de Amberes habían preparado varios festejos, que por el duelo nacional debieron ser suspendidos. De esas autoridades hemos recibido también muchas atenciones. Para el funeral de la Reina fui especialmente invitado, y al retirarme de la catedral, fui presentado al Señor Ministro de Guerra, a quien presenté mis condolencias en nombre de la tripulación de la fragata y agredecí en nombre de V. E. las atenciones que por su orden se nos habían dispensado.

Ofrecí al Señor Ministro Argentino en Bélgica, Dr. Wilde, propusiera al Gobierno Belga que una guardia de honor de 150 hombres de la fragata, asistieran a los honores fúnebres de la reina, en el caso de que ellos se celebrasen en forma pública. El Gobierno Belga contestó agradecido en términos efusívos y altamente honrosos para el Gobierno Argentino esa atención, y manifestando que la forma privada en que se celebrarían los funerales no permitía aceptar el ofrecimiento.

El Ministro Dr. Wilde obsequió a oficiales y aspirantes con un te en el local de la Legación. Los que participaron de esa recepción fueron 48, entre ) jefes, oficiales y aspirantes. El que suscribe, el segundo Comandante y catorce oficiales asistieron en la Legación a un banquete con que nos obsequiaba el Sr. Ministro Wilde y su señora, D Guillermina Oliveira César de Wilde. Como complemento ilustrativo histórico y a inidativa del Ministro Argentino, se organizó una excursión con oficiales y cadetes al campo de batalla de Waterloo, donde el Señor Ministro nos obsequió con un almuerzo.

El día 29, el Señor Ministro Wilde visitó oficialmente la fragata, siendo recibido a bordo con los honores correspondientes. Retribuyendo sus atenciones se le ofreció una comida a la que concurrieron su señora y varias otras distinguidas damas y caballeros de la sociedad local. A las autoridades y familias de la ciudad no fué posible ofrecerles ninguna fiesta, debido al duelo nacional.

Creo de mi deber poner en conocimiento de V. E., que tanto el Señor Cónsul General, D. Belisario Montero, como el Señor Vicecónsul, D. H. Le Maire, me han prestado su más decidida cooperación durante mi permanencia en el puerto.

Durante toda la estada quedaron agregados al buque para darnos toda clase de facilidades el Jefe del regimiento 6 de línea, teniente coronel von Wetter, y el teniente 1" D. Luis Muolin, Oficial del Estado Mayor.

La despedida fué muy afectuosa. Una gran masa de pueblo se había estacionado en los murallones y saludaba entusiasmada al buque, desde donde se conestaba en la misma forma. La banda de música del Regimiento N* 6, puso en ejecución el Himno Nacional Argentino, que fué escuchado desde la fragata con la honda emoción que es de imaginar.

En forma tan cariñosa y emotiva fuimos despedidos por los belgas, que comprometieron con sus atenciones y demostraciones de simpatía nuestra gratitud.

Diariamente se concedía permiso para que fuera visitado el buque, el que era constantemente concurrido por la mejor sociedad. Tal era la gran cantidad de gente que quería visitar el buque, que la policía se víó obligada a organizar una vigilancia especial, estableciendo cordones y disponiendo que la entrada a bordo se realizara en grupos poco numerosos.

Por lo anteriormente expuesto verá V. E. que el recibimiento que se ha tributado al buque en este puerto ha sido grandioso, y no tan sólo social y popular sino esencialmente oficial.

Al partir hice presente estos sentimientos a nuestro Ministro para que agradeciera en nombre del Superior Gobierno todas las atenciones que se nos había dispensado.

EN LONDRES

El 1º de octubre, a las 10 de la mañana, amarrábamos a una boya frente al pueblo de Grovissend, situado sobre la margen izquierda del Támesis, a 28 millas de Londres. Momentos después presentóse a bordo, poniéndose a mis órdenes, el Agregado Naval en Londres, teniente de navio D. Julián Irizar. El Cónsul General, Sr. García Uriburu, efectuó el viaje a bordo desde Amberes a Londres, en cuya primer ciudad se hallaba casualmente. En el día efectué las visitas oficiales, que me fueron devueltas antes de las 24 horas.

De acuerdo con mis pedidos, el teniente de navio Irizar, había obtenido del Gobierno Británico y varios establecimientos industriales autorización para visitar astilleros, etc. Estas visitas se efectuaron en la siguiente forma:

El 3 de octubre. — Astillero Real de Chatham en donde no se nos mostraron más que los buques en construcción, pues los talleres y grandes almacenes, como también todo lo relativo a torpedos, es reservado. Durante la visita, oficiales y aspirantes, que en número de cuarenta y uno asistían, fueron obsequiados con un almuerzo a bordo del buque estacionario.

El 4 de octubre. — Visita al Royal Naval College, de Greenwich, en donde vimos el Museo, Hospital y ciertas dependencias. Los Oficiales y aspirantes fueron acompañados por empleados subalternos y tan sólo momentos antes de retirarse fueron atendidos por un oficial de la Armada.

El 6 de octubre. — Visitaron los aspirantes, acompañados de seis oficiales, el Establecimiento de Wirckens, Maxim, Sons, en donde fueron obsequiados con un lunch.

El 7 de octubre — Por la mañana se visitó el Observatorio de Greenwich, en donde los oficiales y aspirantes fueron muy bien atendidos. Por la tarde se visitó el Arsenal Militar de Woolmich, en donde nos mostraron todas las dependencias sin reserva alguna, habiendo presenciado el aforro con alambre de cañones de 30 c|m., operación que en los establecimientos privados se hace en forma reservada.

El 5 dé octubre — Acompañado del tercer comandante y ocho oficiales, asistí a un banquete que nos ofrecio el director de la casa Wirckens, Maxin Sons, Sr. Loewe.

El 6 fui invitado a un almuerzo por el Coronel Jefe de la Guarnición.

En retribución de ambas atenciones ofrecí un almuerzo al que invitamos también a los miembros dé la colonia argentina.

El 8 zarpé del puerto con destino al de El Havre.

  LONDRES  
Londres - Picadilly Circus Londres -  Puente de Londres Londres - Recepcion a la colonia argentina
Londres - Thames y Cleopatra´s needle    

RESUMEN DEL VIAJE

Aún cuando en. mis partes mensuales he dado cuenta detallada de nuestras relaciones con los países extranjeros, vuelvo a manifestar a V. E. que en todas las naciones que hemos visitado fuimos recibidos con gran afectuosidad de parte de los representantes de los gobiernos y por miembros de la alta sociedad, y también por las clases populares, espe-ciaJmenite en los puertos de España en donde se nos tributaron grandiosas manifestaciones de cariño, imposible de ser superadas.

En nuestra primera recalada en Francia (Brest), al principio se nos recibió un tanto fríamente, pero después de haber entablado relaciones a consecuencia de las visitas oficíales, aquella actitud cambió muy favorablemente en beneficio de nuestras relaciones, facilitándonos todos los medios para visitar los establecimientos marítimos militares y siendo despedidos con un banquete a bordo del "Formidable", en el que estuvieron presentes todos los Almirantes y en el cual se cambiaron conceptuosos brindis de afectuosa amistad internacional y franca camaradería.

Durante nuestras estadas en Havre, París y Cherburgo, fuimos objeto de manifestaciones de simpatía del Superior Gobierno y pueblo, habiendo aquél ofrecido reservadamente al que suscribe, en caso dé que el buque no recalase en Cherburgo, hacer llegar al puerto del Havre dos embarcaciones submarinas a fin de que presenciáramos sus ejercicios, atención ésta que no han tenido con representantes de Nación alguna. Tanto en España como en Francia, Gobierno y pueblo manifestaron deseos de estrechar aún más sus relaciones amistosas y cordiales con nuestro país.

En Rusia fuimos acogidos con la mayor simpatía, viéndose el interés que las altas clases demostraban por el conocimiento de nuestro país y su representación. Igual interés despertamos en la Marina rusa, recibiendo visitas de altos funcionarios militares, entre ellas, la del Almirante Makaroff, quien se mostró muy conocedor de nuestro material marítimo y asombrado del progreso efectuado en nuestra organización al conocer los sistemas dé reclutamiento, escuelas, movilizaciones, maniobras y ejercicios, habiendo pedido mayores datos sobre las maniobras efectuadas en 1902 en enero y febrero, de las que había tenido conocimiento por las revistas europeas.

Habiendo S. M. el Zar de Rusia concedídome una audiencia, lo visité en su palacio imperial, y como ya tuve el honor de comunicarlo a V. E., durante esta audiencia tuve el gran placer de observar que S. M. se hallaba enterado del progreso de nuestro país, especialmente de la marina de guerra, manifestando su satisfacción por la circunstancia de que por primera vez un buque portador del pabellón argentino visitase sus puertos, ofrecióme visitar el buque, pues habiendo leído su descripción y la relación de los viajes e instrucción que había efectuado en sus tres cruceros anteriores tenía deseos de conocerlo detenidamente.

El 9 de septiembre dé 1902 quedó fijado para esta visita que efectuó el Zar, acompañado por la Emperatriz madre, Príncipe Heredero y un numeroso y brillante cortejo, mostrándose sumamente complacido después de haber inspeccionado prolijamente y con esa curiosidad de observación propia del profesional, todos los detalles del buque y presenciado el desfile de honor de toda la tripulación.

En Suecia, Noruega y Dinamarca, fuimos perfectamente atendidos por los gobiernos y sociedades respectivas, especialmente en Stokolmo, en donde fuimos objeto de mayores demostraciones de afecto.

Los representantes del comercio de dichos países visitaron con interés el muestrario de productos nacionales instalado a bordo, solicitando mayores datos, que no pudiendo siempre darlos completos, les indicaba se dirigiesen, para obtenerlos al Ministerio de Agricultura o a la Bolsa de Comercio. A este propósito ya he manifestado en uno de mis partes mensuales la conveniencia de enviar a los cónsules en aquellos países que podrían sin grave dificultad ser un mercado de nuestros productos agrícolas, como Suecia y Noruega, un pequeño muestrario de nuestras producciones, con datos y descripciones detalladas en varios idiomas a objeto de que dichos funcionarios puedan exhibirlos en las exposiciones que se organizan en esos países, en las bolsas de comercio o en los locales de los consulados.

En los demás países nuestras relaciones con autoridades y pueblo fueron sumamente cordiales.

  FRANCIA  
Le Havre Le Havre Le Havre
 
Le Havre - demostraciones de un submarino frances  
Paris - Sena y torre Eiffel Paris - Iglesia de Sta Magdalena Paris - La Gran Rueda
Paris - Palacio de la Exposicion Paris - PuenteAlejandro III Paris - puente
Paris - Tour Eiffel Paris - Trocadero Paris - Entrada al trocadero
  Visita al monumento y sitio de la batalla dw Waterloo  
 

 

  DUBLIN, GLASGOW, LIVERPOOL  
Dublin Glasgow Glasgow
Glasgow Glasgow Liverpool
 
Liverpool Liverpool  
Liverpool - La Fragata Sarmiento entra a Dique Seco.

En todos los puertos, con motivo de nuestra estada, los periódicos locales y dé las capitales respectivas, publicaron artículos tendientes a hacer conocer el estado de adelanto de nuestro país, su fuerza como potencia marítima, dando detalles de nuestros buques y relaciones de nuestras maniobras navales, su posición la más favorable en Sud América, clima, producciones, facilidades de vida y ventajas que se ofrecen al extranjero que se establece en nuestro país.

Para obtener esos resultados de buena propaganda en favor del país, cada v&z que visitaban el buque los periodistas les hacía acompañar por oficiales encargándoles les dieran el mayor número posible de datos relacionados con la República. En puertos como Hamburgo, cuyo comercio con nuestro país es tan apreciable, nuestra visita dio motivo a publicaciones de carácter financiero y económico, en las que se hacían deducciones muy favorables para la República Argentina.

Hemos observado que en todos los países interesados en nuestro comercio se ha recibido como una seguridad de mayor progreso las noticias respecto al arreglo de las cuestiones internacionales pendientes.

Una nave de guerra es considerada como el espejo de una nación, mostrando su estado de civilización, costumbres y adelanto, y es conveniente, para obtener mejores juicios en el extranjero, mantener constantemente en aguas europeas un buque de nuestra marina de guerra.

Manifestaré a V. E. que ha facilitado la tarea de representar al país en las naciones extranjeras, la decidida cooperación que me han prestado SS. EE. los Ministros Plenipotenciarios en los diversos países, como asimismo la ayuda y facilidades que nos han proporcionado los cónsules locales, con todos los cuales hemos mantenido las más cordiales relaciones.

Creo de mi deber hacer especial mención de los Sres. Daniel y Eduardo García Mansilla, Encargados de Negocios en Francia y Rusia, respectivamente, que pusieron la mayor dedicación para el buen desempeño de mis obligaciones. Igualmente manifiesto a V. E. que ha sido muy grande y eficaz la colaboración prestada por los Agregados Navales, tenientes de navio Irizar y Beascochea."

El parte final fechado en Río de Janeiro el 18 de enero de 1903, consigna las siguientes referencias:

"El 18 de enero fondeé en el puerto de Río de Janeiro sin novedad a bordo. Durante nuestra, estada en este puerto, y después de cambiadas las visitas de cortesía con las autoridades militares y civiles, se entablaron las más cordiales relaciones.

Al efectuar la visita a S. E. el Ministro de Relaciones Exteriores, acompañado del Ministro Argentino, Dr. Manuel Gorostiaga, éste recibió aviso de que el Excmo. Presidente de la República se complacería en recibirme inmediatamente; accediendo a esta invitación el Señor Ministro Gorostiaga me presentó al Jefe de Estado, que en su conversación se mostró muy interesado por la marina de guerra argentina y se expresó en términos muy conceptuosos recordando la visita del crucero Buenos Aires.

El día 19 recibí la visita oficial de S. E. el Ministro Argentino y de S. E. el Ministro de la República del Perú, Sr. Amador de la Fuente, a quien recibí con los honores reglamentarios, obsequiándolos con un almuerzo.

Invitado por dichos señores ministros a concurrir a una fiesta que el del Perú daba en honor de los aspirantes peruanos embarcados en esta Fragata, me trasladé a Petrópolis, acompañado del segundo comandante, nueve oficiales y los aspirantes peruanos, para concurrir a dicha fiesta y regresar al siguiente día 21 de enero. Con el segundo comandante y tres oficiales asistí al banquete ofrecido en honor del Estado Mayor del buque por S. E. el Ministro de Marina del Brasil. A esta suntuosa fiesta asistieron la mayor parte de los almirantes y jefes superiores brasileños.

Ese mismo día 21 de enero, cinco oficiales concurrieron a un almuerzo obsequiado por sus camaradas del acorazado Riachuelo; y cinco oficiales de mar y 19 de tropa al almuerzo ofrecido por sus colegas del Riachuelo. Ambas fiestas fueron sumamente cordiales y de franca amistad.

Retribuyendo esta atención los oficiales de la Fragata invitaron a comer a dos oficiales de cada uno de los barcos surtos en el puerto, que lo eran los acorazados Riachuelo y Mariscal Floreano, y cruceros Barrozo y Tamayo.

Vime obligado a declinar el ofrecimiento del presidente del Club Naval, contraalmirante Da Rocha, de obsequiarnos con un garden party en el Jardín Botánico, considerando inconveniente que los aspirantes bajaran a tierra, dado el estado sanitario poco satisfactorio de la ciudad.

En retribución a todas estas atenciones ofrecí un banquete a bordo a S. E. el Ministro de Marina, almirantes, Jefes de divisiones, del Estado Mayor, Arsenal y comandantes de buque. Este lo presidió y lo ofreció en un conceptuoso brindis el Ministro Gorostiaga.

Al efectuarse una de las salvas de saludo a los varios almirantes que retribuyeron mi visita, ocurrió un accidente involuntario en uno de los cañones. Al hacerse el disparo el cartucho no dio fuego y habiendo el cierre sido abierto precipitadamente por uno de los sirvientes, el cartucho explotó en las manos del otro sirviente que lo retiraba, produciéndole una herida de carácter grave en la mano derecha, que obligó según indicación médica a trasladarlo al Hospital de Caridad, en donde le fué amputada la mano, dicho individuo de tropa es el conscripto marinero, Nemesio Altamirano. Fué también herido el condestable de segunda José Olmos, en el ojo izquierdo, produciéndole una lesión en la córnea la introducción de un cuerpo extraño, que se alojó en la cámara anterior del ojo; a este suboficial fué necesario enviarlo a un hospital para ser operado por un especialista. Además, resultó con quemaduras leves en la cara el conscripto marinero Luis Colmebares.

  EN EL BUQUE  
     
     
     
     

El 22 de enero salimos del puerto de Río de Janeiro y el 30 a las 22 fondeamos en las cercanías del Faro Banco Chico. El día 31 a las 0.40 levé anclas y continué navegando hasta las 4.10 que fondeé en la rada de Buenos Aires a objeto de esperar las órdenes de V. E.

De acuerdo con las órdenes recibidas el 1' de febrero a las 6 de la mañana levé anclas y navegando por el canal Norte entré al puerto Nacional, quedando a las 8.30 amarrado el buque en el costado Este del dique N'-' 4.

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar