Historia y Arqueología Marítima

HOME

Buque Museo Fragata Presidente Sarmiento

Indice Fragata Sarmiento

Ultimo Viaje de Instruccion de la Fragata

VIAJE  61 de INSTRUCCION/37 de  LA FRAGATA 1938

Ver tambien: Cadete en la Sarmiento.

PLANA MAYOR

Capitán de Fragata Luis S. MALERBA Comandante; Teniente de Navío Rodolfo A. CALDERÓN 2º Comandante Teniente de Navío Álvaro GÓMEZ VILLAFAÑE Jefe de Estudios Teniente de Fragata Ricardo P. GAGGINO Teniente de Fragata Julio R. POCH Teniente de Fragata Juan J. JÁUREGUI Teniente de Fragata Oscar Ricardo SOLARI Alférez de Navío Rodolfo N. M. PANZARINI Alférez de Navío Elías T. SANZ Alférez de Navío Emilio L. DÍAZ Alférez de Navío Miguel A. ACEVEDO Teniente 1º Art. de Costas Rafael A. CAMBIASSO Ingeniero Maquinista de 1º Américo M. DOGLIA Ingeniero Maquinista de 2º Pedro M. CARRICART Ingeniero Maquinista de 2º Ludovico F. MASSIMINO Ingeniero Electricista de 2º Gabriel J. FONTENLA Cirujano de 1º Víctor P. J. ROBERT Contador 1º Juan PICASSO Auxiliar Contador Alberto ALONSO Capellán José Agustín TRABUCO

PROMOCIÓN Nº 65º del Cuerpo General - CADETE NAVAL EMBARCADO CUERPO GENERAL Aldo A. PANTIN Miguel MORAGUES Benigno Ignacio M. VARELA Aurelio C. LÓPEZ de BERTODANO Darío H. COPELLO Juan C. A. BALCAZAR Carlos LÓPEZ Alejandro A. MACHADO Atilio J. BARNEIX Enrique L. SÁNCHEZ MORENO Alfredo O. SÁNCHEZ PUPPULO Julio QUES Arnaldo N. V. HANSEN Francisco Luis D. MORELL César Eduardo GORIA Santiago J. ZERVINO Francisco G. MANRIQUE Pedro Alberto José GNAVI Haroldo M. ORDOQUI Juan Ramón SANMARCO Jorge R. MEZZADRA Néstor S. NORIEGA  Guillermo LESSA Jorge A. RAYNAUD Miguel S. MARCET Jorge A. BASSI Luis Alberto MARTÍN José I. A. MARTÍNEZ de HOZ Juan A. MARQUOIS Luis BELASCOAIN

PROMOCIÓN Nº 26º del Cuerpo de Ingenieros Maquinistas CADETE NAVAL EMBARCADO CUERPO INGENIEROS Florencio BLASER Ítalo A. CERRI Fernando MÁRQUEZ Jaime J. MARTÍNEZ

PROMOCIÓN N° 9 del Cuerpo de Ingenieros Electricistas CADETE NAVAL EMBARCADO CUERPO INGENIEROS Rafael JORNET Salvador CASTRO Rodolfo W. H. BLUTHGEN

DOTACIÓN:

Cuerpo de Marinería SSMA Emilio PRADO CPMA Silvano BARRIENTOS CPMA Francisco CACCABALLO CPMA Enrique FERNÁNDEZ (fallecido en navegación) CPMA Juan FRANCOVIH CPMA Loreto GIMÉNEZ CPMA Gonzaga Luis ROMERO CIMA Felipe R. CARUSSO CIMA Ballón Ángel FERNÁNDEZ CIMA José M. IGLESIAS CIMA José IMBROGNO CIMA Aniceto ANAHORRA CIMA Fausto LARREA CIMA Rafael MÁRQUEZ CIMA Pedro PIEDRABUENA CIMA Nicolás RUDARI CIMA Julio VALENZUELA CSMA Néstor N. ARAMAYO CSMA Serafín F. FRANCES CSMA Robustiano L. GEREZ CSMA Carlos MARTINO CSMA Antonio MORANO CSMA Ángel PARONCINI CSMA Egidio TORCHETTI MIMA Cornelio ALEGRE  MIMA Felipe F. ALEGRE MIMA Jacinto G. .ALONSO MIMA Mantín ALUSTIZA MIMA Modesto ÁLVAREZ MIMA Roque ÁLVAREZ MIMA Andrés E. ALBOUY MIMA Eusebio AMARILLA MIMA José B. ARANDA MIMA Clemente ARJONA MIMA Luber BURGOS MIMA Ignacio CALVO MIMA Emilio CARNEVALE MIMA Pedro COMOGLIO MIMA Joaquín CORNEJO MIMA Oscar COZZI MIMA Jesús Ángel CUELLO MIMA Carlos DÍAZ MIMA Francisco ESPINA MIMA Abraham ESTEBAN MIMA Valentín GÓMEZ MIMA Cayetano Héctor GONZÁLEZ MIMA Sócrates A. IBARRA MIMA Luis IGLESIAS MIMA Ricardo LARA MIMA José LEANI MIMA Indalecio Héctor LEDESMA MIMA Juan LEGUIZAMÓN MIMA Osvaldo LIEBANA MIMA Florencio LÓPEZ MIMA Ernesto LÓPEZ de CALLE MIMA Gregorio MARTÍN MIMA Constantino A. MARCHIO MIMA Eliseo A. MONTENEGRO MIMA Vicente NÚÑEZ  MIMA Abraham ORELLANA MIMA Gervasio I. ROBLES MIMA Julián ROLDAN MIMA José ROTTA MIMA Antonio ROVIELLO MIMA Paulino SÁNCHEZ MIMA Julio C. SILVEIRA MIMA NemesioVALLERO MSMA Leonardo PARLATTONE MSMA Miguel PERRETA MSMA Pedro L. PIERGENTILI MSMA Domingo E. REBAGLIATTI MSMA José Alberto REY MSMA José D. RIBOLI MSMA Aquiles TARANTO Cuerpo de Artilleros CPAR Artillero Francisco GALVÁN CSAR José P. FERNÁNDEZ CSAR Orlando PACIFICO MIAR José G. GÓMEZ  MIAR Antonio VALLE MIAR Ángel RICOTTA (fallecido en navegación) Cuerpo de Radiotelegrafistas SSRT Félix SOVERON CPRT León GRINSTEIN MIRT Máximo LÓPEZ MIRT Eduardo MORATTI Cuerpo de Señaleros CPSE Pascual ESCOBAR CSSE Indalecio H. LEDESMA Cuerpo de Maquinistas SPMQ Domingo SCOTTO SIMQ Mamerto I. MORALES SSMQ Dante BERTOLOTTI SSMQ Alejandro PEROCESCHI  CPMQ Curt Juan FORSTER CPMQ Roberto GIUFFRE CPMQ Antonio VEGA CIMQ José T. BEORTEGUI CIMQ Damián A. LUQUE CIMQ Manuel L. RODRIGUEZ CSMQ Emanuele BIONDO CSMQ Luis BONGIOVANI CSMQ Juan José CAMPOS CSMQ Jorge SOLARI MIMQ Manuel ÁLVAREZ MIMQ Alejandro BLANCO MIMQ Claudio S. CORZO MIMQ Juan B. DUFAU MIMQ Cristino FLORES MIMQ Tomás GIMENEZ MIMQ Marcos LÓPEZ MIMQ Carlos MATOZ MIMQ Osme A. MARCERAT MIMQ Evangelista M. PEREA MIMQ Mario PUETE MIMQ Salvador SCHILLIACI MIMQ Napoleón TORRES Cuerpo de Electricistas SPEL Radamés A. ALLEVI CIEL Mario PROTTO CSEL Jesús Maria SAL MIEL José M. PAPATANASI MIEL Manuel L. J. DANERI. MIEL Mario José SOMMARUGA Cuerpo de Furrieles CPFU Francisco CARDESO CIFU Carmelo BAMBASI CSFU Antonio J. M. VILANOVA MIFU Félix MATEOS MSFU José E. CABALLERO MSFU Juan A. STANFIELD Cuerpo de Enfermeros CPEN Ricardo DEGIAMPIETRO CIEN M. GONZÁLEZ de la ROSA MSEN Julio Humberto DALIO Cuerpo de Maestranza CPCr. Eduardo SENDRA CIHr. Roberto LEMUS MIPl. Asís F. GUTIÉRREZ CSPr. Gregorio Elía s SALVO Servicios Auxiliares Mayordomo Principal Luis GALARZA Mayordomo 1º Gumersindo ARIAS Mayordomo 2º Anabio L. NARANJO Cabo 2° camarero Juan J. JARA (fallecido en navegación) MI Cam. Emilio GRASSETTI MI Cam. Alfredo V. TARTAGLIA MI Cam. Abraham ESTEBAN MI Cam. Juan Antonio NIETO MI Cam. Ramiro SEVILLA Cocinero Principal Juan de LUZ Cocinero Principal Zapeto RINCA Cocinero 1º Pedro D. DA GRACA Cocinero 2º Apolinario PERALTA Cocinero 2º Gerardo PEREZ Cocinero 2º Encarnación J. MERLO Peluquero 1º Clemente ESPINOLA Peluquero 2º José PEIRONEL MS Pel. Álvaro NAVARRO CP Sastre Ángel PIANGIOLINO CI Panadero David TABUYO MI Panadero Julio C. SILVEIRA Lavandero 2º Demetrio SZKARABYUK Cuerpo de Infantería de Marina Cabo 1° IM Pedro CREIXELL Banda de Música SPMS Ottorino A. CUPPARO CPMS Juan BARBIERI CPMS José GUNTIN CIMS Pedro LIZARRAGA CIMS Benito RODRÍGUEZ CIMS Constanzo SARLO CSMS José J. GONZÁLEZ CSMS José Guillermo NÚÑEZ CSMS Oscar R. PORRO CSMS Manuel Ramón VILA Soldado 1° Músico Orlando DI FALCO Soldado 1° Músico Luis DODERO Soldado 1º Músico Rodolfo GALVÁN Soldado 1° Músico Ángel GREGUI Soldado 1° Músico Juan F. RENZI Soldado 1° Músico Emilio ROJAS  Soldado 1° Músico Alfonso L. P. MEDINA Soldado 1° Músico Enrique J. ROMERO Soldado 1° Músico Ricardo UZZO Soldado 1° Músico Juan YAQUET Soldado 2º Músico Lahor V. BLASUTTI Soldado 2º Músico Adolfo PASANO Soldado 2º Músico Adolfo PASSANO Soldado 2º Músico Domingo VAZZIOLI Banda Lisa Soldado 1° Músico Alberto MARRERO Soldado 1° Músico Cándido L. ZAPATA Marineros Segundos MSMA Aníbal BARAFANI MSMA Mauricio CASTRO MSMA Temistocles DI FONZO MSMA Alberto Delfino DÍAZ MSMA Leopoldo DÍAZ MSMA Horacio A. ETCHEVERRY MSMA José Luis FERREYRA MSMA Ángel A. FERNÁNDEZ MSMA Federico GÓMEZ MSMA Luis Reynaldo GIGENA MSMA Miguel KACHUKA MSMA Eduardo C. LANFOSSI MSMA Antonio LEONE MSMA Severino LIBARDI MSMA Fermín LÓPEZ MSMA Francisco MEDINA MSMA Anastasio MENDOZA MSMA Juan Bautista MIGUELES MSMA Juan Carlos RIBAROLA MSMA Hipólito I. RODRÍGUEZ MSMA Osvaldo J. ROSSINI MSMA Juan STRILCHUK MSMA Mauricio V. TURCUTTU MSMA José E. VALDEZ MSMQ Luis J. ALESANDRONI MSMQ Pedro CUNSOLO MSMQ Juan B. CHIVISCHINI MSMQ Ernesto Luciano DÍAZ MSMQ Alfredo FANKHAUSER MSMQ Víctor IGLESIAS MSMQ Mariano J. MARTÍNEZ MSMQ José Pascual NARDUCI MSMQ Saturnino PÉREZ MSMQ José PIRATO MSMQ Emilio N. REYES MSMQ Marcial SANTANA MSMQ Antonio D. VILLARINO

Conscriptos Juan M. AGUILAR Martiniano AMADO Juan Lucio ARÉVALO Guillermo ARANGUE Arnoldo BOUCHE Alfredo BONILLA BANCORA Adolfo BALLERINI Juan BERTIOA Alfredo O. CERINI Carlos CABANO Héctor S. CARO Alejo CORES Mariano CANAVO Simón L. CHEMES Julio A. DELUCA Mario DAVINI Atilio DUPERTUIS Ramón EBERBACH Francisco ESPEJO Blas FLORES Ceferino D. GODOS José E. GONZÁLEZ Jorge E. JONES Rodolfo M.  LÓPEZ Pablo MUEZ Natalio MANDRINI Humberto MONTICHIESI Julio MUCHUTTI Guillermo F. MARTÍNEZ José NACAJA NICOLINI José Oscar OTERO Conrado PFENING Ramón N. PÁEZ Reinerio PUEBLA Salvador PAGANO Abel C. QUIROGA José A. RODRÍGUEZ Oscar RODRÍGUEZ Raúl Emilio RÍOS Julio S. SALVADOR Guerrino SERRA José SOPAGA Carlos Alejo TABORDA Jorge F. URRICARRIET Alberto VÁZQUEZ Marcelino VALLEJOS Timoteo VERON

“Este es el último Viaje de instrucción alrededor del mundo”

NOTA: SM: Suboficial Mayor, SP: Suboficial Principal, SI: Suboficial Primero, CP: Cabo Principal, CI: Cabo Primero, CS: Cabo Segundo, MI: Marinero Primera. MA: de Mar, SE: Señalero, AR: Artillero, RT: Radiotelegrafista MQ: Maquinista, EL: Electricista, FU: Furriel, EN: Enfermero.

37° y último viaje de aplicación. 1938. Promoción 65? del Cuerpo

General y 26? del de Ingenieros (4 de la orientación Máquinas y 3 de la de Electricidad)

El último viaje de aplicación de la veterana fragata le correspondió realizarlo al Capitán de Fragata Luis S. Malerba, nombrado el 10 de marzo de 1938; para el cargo de segundo comandante fue designado el Teniente de Navio Rodolfo Calderón y para el de jefe de Estudios, el Teniente de Fragata Alvaro G. Villafañe.

Los cadetes embarcados fueron 37, correspondiendo 30 al Cuerpo General (promoción 65®) y 7 al de Ingenieros (promoción 26®); de estos últimos cuatro eran de la orientación Máquinas y tres de la de Electricidad.

Además de los cadetes formaban parte de la dotación 20 jefes y oficiales, 7 suboficiales, 69 cabos, 93 marineros de mar, 31 de máquinas, 18 soldados de infantería de marina y 48 conscriptos de la clase de 1916, lo que significaba un total de 323 hombres.

En el viaje de aplicación anterior la fragata escuela había sido despedida como el último de su meritoria existencia. De acuerdo al contrato firmado con el astillero británico que construía al crucero La Argentina, que debía reemplazarla, esta unidad realizaría sus pruebas de recepción a comienzos de 1938, que daba un margen, aunque estrecho, para su utilización como buque escuela. La situación internacional imperante que desembocaría en la II Guerra Mundial y la aceleración del programa británico de rearme para la defensa del Imperio, postergó esas pruebas para el segundo semestre de aquel año, imponiendo como consecuencia un nuevo viaje de la fragata.

Se procedió a una recorrida general y a efectuar algunas reparaciones, para luego realizar las tareas propias del alistamiento para un viaje calculado entre siete y ocho meses, por ambas costas del Atlántico Norte y Sud.

Fijado el día 18 de abril de 1938 para el comienzo del viaje, al mediodía llegó a bordo el Presidente de la República Dr. Roberto M. Ortiz, sirviéndose un almuerzo en su honor; lo acompañaban los ministros de Marina Vicealmirante León L. Scasso, Interior Dr. Diógenes Taboada, Relaciones Exteriores y Culto (interino) y Obras Públicas D. Manuel Alvarado, Justicia e Instrucción Pública Dr. Jorge A. Coll, Guerra General Carlos Márquez, Ha-cienda Dr. Pedro Groppo y Agricultura Ingeniero José Padilla, altos jefes navales y el director de la Escuela Naval Militar Contraalmirante Dalmiro Sáenz

 

465. Trigésimo séptimo viaje de aplicación. La fragata escuela zarpando de Buenos Aires para emprender el viaje, que sería el último de aplicación. 18 de abril de 1938,

Ante la tripulación formada en cubierta y la Escuela Naval y un batallón de la Escuela de Mecánica en el muelle, se leyó la Orden de Buque N? 1, suscripta por el Presidente de la República, que se transcribe:

Al Comandante del Buque Escuela “Presidente Sarmiento”.

Expresión fiel de la institución cuyos jefes y oficiales pasaron todos por sus cubiertas y asimilaron en sus camaretas de estudios las primeras lecciones de su aprendizaje práctico y fecundo para las luchas del mar, la “Sarmiento”, larga nuevamente sus amarras para otro crucero de instrucción. Lleva a puertos de naciones hermanas y amigas, el prestigio moral y el sello de dignidad y respeto que la Argentina ha adquirido en el orden internacional, y que desea mantener como una conquista valiosa de su tradición diplomática, siempre encaminada al mantenimiento de una cordialidad ejemplar y una solidaridad permanente con todos los pueblos del mundo. Cuando esta nave, con su silueta inconfundible, detenga su marcha en ellos, toca a vosotros, oficiales y tripulantes del nuevo viaje, exhibirlo como perfil propio de la nacionalidad, en las tierras extrañas que vais a visitar.

Comandante: a vuestra pericia queda confiada la seguridad de esta nave; a vuestro carácter y condiciones de mando, la disciplina y convivencia del personal que la tripula; a vuestra prudencia, tacto y habilidad, la representación de la Armada que es parte integrante de la Nación. Todo ello importa un compromiso que debéis cumplir durante el comando de esta nave que os sirvió de escuela y en la que recibisteis vuestro bautismo profesional.

Este comando, honroso como todos, involucra en este caso una responsabilidad mayor: la de moldear el espíritu y el carácter de esos jóvenes cadetes que, al incorporarse mas tarde al escalafón de oficiales, deben llevar al mismo, el entusiasmo y la fe que deriven de su cultura moral y profesional.

Oficiales: La misión de educar las mentes de vuestros futuros alumnos ha sido ya cumplida en la Escuela Naval por otros camaradas y profesores. A vosotros os toca ahora la tarea más difícil e importante: educar el espíritu y templar el carácter de los futuros oficiales, en su primer contacto definido con el elemento en que tendrán que actuar en sus primeras funciones de responsabilidad. Contraer por ésto un compromiso de honor con la institución naval y con el país. Rectitud y caballerosidad son las primeras virtudes que os han de reconocer los cadetes y tripulantes; con ellas será fácil para vosotros inculcar en el espíritu de todos el culto al deber, el respeto a la disciplina y el sentimiento de la responsabilidad que transforma al subalterno en el cooperador eficiente y entusiasta y le da la conciencia de su propio valer.

Cadetes: Se inicia hoy el período de transición entre el estudiante y el profesional. Poco a poco iréis dejando la mano del guía para ir tomando el paso seguro del que se siente fuerte y animoso para afrontar responsabilidades. Prestad atención a ese pasaje; de vuestra actitud para efectuarlo y de la voluntad que os anime a ese respecto, depende el feliz resultado del mismo.

Entusiasmo y voluntad de vencer han de ser las bases de vuestra actuación a bordo. Lealtad, subordinación, fe en el futuro y conciencia de vuestra función, son las obligaciones que debéis imponeros y ellas han de resultar llevaderas si mantenéis el propósito inquebrantable de superaros cada vez más.

Suboficiales y tropa: Función mas modesta pero no menos eficaz e importante que la de vuestros superiores, es la que os corresponde; continua  con el rumbo que os han marcado vuestros predecesores, manteniendo siempre el elevado espíritu patriótico y el entusiasmo por la profesión que tan bien os caracterizan. No os olvidéis que el pueblo todo os sigue de cerca con el cariño e interés de que hace gala siempre cuando la oportunidad de estar a vuestro lado se le presenta.

Comandante: Zarpad; que la suerte acompañe a todos y que los vientos sean propicios a la gallarda fragata, para que ella pueda cerrar con broche de oro el ciclo de su brillante actuación de cuarenta años de mar.

Roberto M. Ortiz

Retiradas las autoridades, el público y los familiares que habían concurrido a despedirla, zarpó en la tarde para fondear y pasar la noche al S. del kilómetro 37 del canal, para la tarea de rutina de arrancho y compensación de compases.

El 19 por la mañana levó anclas saludando a la insignia del jefe de la Escuadra de Ríos a la altura de los malecones de La Plata pasando la noche fondeada en la cercanía del pontón faro Recalada, para levar al día siguiente rumbo a Santos, puerto al que arribó cinco días después, amarrando a puerto el 26 de abril, efectuándose las visitas de ceremonial; el 27 el comandante, varios oficiales y los cadetes se trasladaron a Sao Paulo, siendo recibidos a la llegada por el Interventor Federal D. Adhemar de Barros, realizando durante la estadía visitas instructivas al Museo de Arte, al instituto Butantan y a la represa Light Co.

Los agasajos recibidos en Santos fueron retribuidos con un almuerzo a las autoridades brasileñas. Mientras la fragata se encontraba en este puerto, entró el paquete alemán Cap Arcona en el que viajaban el ex Presidente de la República General de división Agustín P. Justo y el ministro argentino en Dinamarca Dr. Ibarra García; un oficial de la fragata fue destacado para saludarlos en nombre del comandante; en la tarde, el ex presidente y el ministro visitaron la fragata.

El día 30 de abril se largaron amarras rumbo a San Juan de Puerto Rico, avistándose el 11 de mayo la isla de Fernando de Noronha, trazándose entonces la derrota para recalar a Barbados, isla que se avistó el 21, entrando al mar Caribe al día siguiente. La llegada al puerto indicado de destino se produjo el 24, luego de un recorrido de 4.108,2 millas, casi en su totalidad mixtas, a vela y máquina.

Realizadas y retribuidas las visitas protocolares, se intercambió la de cámara con el guardacostas Unalga, de la marina de los Estados Unidos, que asociándose a nuestro festejo patrio, el 25 de mayo largó empavesado.

El alcalde de la ciudad declaró huéspedes de honor al comandante, oficiales, cadetes y tripulantes de la fragata. Se intervino en la ceremonia de homenaje a los soldados americanos muertos en la I Guerra Mundial y se depositó una ofrenda floral en la tumba del marinero Martiniano Toledo, que formando parte de la dotación de la fragata en el 25° viaje de aplicación (1927-1928), había fallecido luego de su internación en el hospital  militar de San Juan de Puerto Rico el 29 de enero de 1928, siendo sepultado en el cementerio militar.

El 1° de junio largó amarras y frente a la fortaleza del Morro que domina la entrada de la bahía, hizo una salva de despedida de 21 cañonazos, que fue contestada por la batería del fuerte.

El 5 de junio arribaba a la costa colombiana y a la tarde, frente a la Boca Chica de Cartagena, se embarcó un oficial de la marina de guerra de Colombia del aviso Carabobo, que había sido nombrado ayudante del comandante, amarrándose poco después en el puerto.

La estadía en este histórico lugar de la historia americana fue desafortunada para la dotación de la fragata escuela; en la playa del balneario Marbella pereció ahogado el 6 de junio el marinero 1° artillero Ángel Ri-cotta, que a pesar de la búsqueda de su cadáver por lanchas y aviones, no pudo ser hallado; el día 7 por la mañana el capellán ofició una misa a bordo por el eterno descanso de su alma y a la tarde, un síncope cardíaco puso fin a la existencia del cabo 2° camarero Juan J. Jara, que al día siguiente fue sepultado en el cementerio local, previa una misa de cuerpo presente del capellán de la fragata José A. Trabucco.

Formaron parte de la comitiva que condujo sus restos la compañía de desembarco, comandante y plana mayor, formaciones navales colombianas, autoridades y numeroso público, hablando en el momento de la inhumación, un oficial, un cadete y un cabo de la fragata, pronunciando, asimismo, unas palabras el alcalde de Cartagena.

Los agasajos fueron suspendidos y el 9 de junio partió rumbo a Cristóbal, saludando a la plaza con 21 cañonazos, que fueron contestados por el cañonero Mariscal Sucre.

El 11 de junio atracó en Cristóbal, visitándose al alcalde de la ciudad, al gobernador del Departamento y otras autoridades que fueron retribuidas a bordo; expresamente invitados, una delegación de oficiales y cadetes se hicieron presentes en las bases de submarinos y aérea americanas y en la represa de Gatun.

El día 15 se sirvió en la fragata un cóctel retribuyendo las atenciones recibidas y la salida, prevista para el día siguiente, fue demorada a causa de la internación en el hospital de la base de submarinos del cadete Juan R. Sanmarco, cuyo estado de la salud así lo requería.

El día 17 poco después del mediodía, zarpó rumbo a New Orleans, saludando a la salida con una salva al fuerte de Lesseps, que fue contestada. Luego de cumplir una navegación sin novedad de 1.364,9 millas, recaló en la boca del Mississippi el 24 de junio por la mañana, embarcando al práctico del puerto y atracando al muelle.

Las autoridades de New Orleans habían constituido una comisión de recepción que se hizo presente a bordo a la llegada, presentando el saludo de bienvenida del alcalde Mr. Robert Maestri, que fue agradecido por el comandante, sirviéndose una copa de champaña en su cámara. Otros visitantes fueron el Cónsul argentino D. Manuel Durand, el Cónsul de Bélgica,  decano del Cuerpo Consular, Sr. Fernand Gobert y representantes de la Marina y del Ejército.

Cumplidas con las visitas hechas a las autoridades, la comisión de recepción llevó al comandante, oficiales y 15 cadetes a Baton Rouge, capital del estado de Louisiana, visitando el Congreso estatal, la universidad, cuyo rector representó al gobernador por encontrarse ausente y a otra universidad, la de Loyola.

En la base de aviación de Pensacola, conocida por los marinos argentinos por haber cursado estudios en ella los que se dedicaron a esa rama al comienzo de la creación de la aviación naval, el segundo comandante y cinco oficiales realizaron un vuelo en uno de los aviones.

El día 28 se sirvió a bordo un cóctel retribuyendo atenciones y al día siguiente un almuerzo, por la misma causa.

Al día siguiente, la compañía de desembarco formó frente al mástil recordatorio de los muertos de New Orleans en la I Guerra Mundial, ceremonia en la que estuvieron presentes el comandante, plana mayor, cadetes, el Cuerpo Consular y los miembros de la comisión de recepción, desfilando luego la compañía por las calles de New Orleans.

El 30 de junio a la tarde largó amarras rumbo al puerto de La Habana, navegando con práctico aguas abajo del Mississippi a 10,5 por nudos, que se cambió por otro en “Head of the Passes”, que fue desembarcado al tomar el rumbo al puerto de destino. En la noche del 3 de julio se avistó el resplandor de las luces de la ciudad y por la mañana entró la fragata amarrando a muelle, luego de saludar al fuerte del Morro. Desde la salida de New Orleans había navegado 608,2 millas, incluidas las 96 del río Mississippi.

Se hicieron presente a bordo el Encargado de Negocios en Cuba Dr. Aguirre Ugarte y el Cónsul Dr. Murga, visitando el comandante a los ministros de Estado y Defensa, al alcalde de La Habana y al jefe de la Marina y, posteriormente, el presidente de la República, Dr. Federico Laredo Bru.

El día 7 se rindió homenaje al procer peruano Marty, colocando una ofrenda floral al pie de su monumento; los cadetes durante esta estadía fueron huéspedes de la Escuela Naval y visitaron la universidad; por su parte, el comandante hizo lo propio con el Capitolio, en el que se le sirvió un vino de honor.

El 8 de julio la fragata abandonaba La Habana rumbo a Charleston, recalando primeramente al faro Cayefort, en la costa de Florida; el 9 cazó paño y tomando situación en todos los puntos de la costa que se reconoció y navegando con corriente a favor, el día 11 se avistó el faro de Charleston y por la mañana, embarcado el práctico, entró al canal con las salvas de saludo, atracando al muelle.

Efectuadas las visitas de rigor, el comandante, algunos oficiales y todos los cadetes se dirigieron al día siguiente por tren a Washington, para cumplir con las visitas de ceremonial a nuestro embajador Dr. Felipe Espil y acom- pañado de éste y del agregado naval, Capitán de Navio Sabá H. Sueyro, visitaron al ministro de Estado Mr. Cordell Hull, al subsecretario de Relaciones Exteriores Mr. Summer Welles, al jefe de Operaciones Navales Almirante Leahy, al de Informaciones de la Armada Almirante Holmes y al jefe del Estado Mayor del Ejército General Craig, en ausencia del secretario de Guerra.

Durante la estada en Washington visitaron la Unión Panamericana que dirigía su veterano director Sr. Rowe, la Navy Yard y los cadetes, la Academia Naval de Annápolis y el Observatorio Naval. Los homenajes rendidos lo fueron ante la tumba del Soldado Desconocido en el cementerio de Ar-lington, la de Washington en Mount Vernon y al General San Martín frente a su monumento.

El 15 de julio la Embajada Argentina y la Comisión Naval en los Estados Unidos despidieron a los marinos de la fragata con un cóctel danzante en el Mayflower Hotel, con asistencia de autoridades navales y militares americanas, encontrándose asimismo presentes el comandante, oficiales y cadetes del buque escuela brasileño Almirante Saldanha, que hicieron entrega con destino a la fragata Presidente Sarmiento de un plato artístico. Estos a su vez, en la recepción que dieron en Nueva York a la que participaron marinos argentinos, fueron obsequiados por los nuestros con un recuerdo alegórico.

El 17 de julio regresó a Charleston la delegación que se había trasladado a Washington y el 21 se realizó a bordo el almuerzo de despedida, zarpando la fragata a la tarde con destino a Hamilton (isla Bermudas), cubriéndose el recorrido de 812,9 millas a vela y máquina. Efectuados a la llegada los saludos de estilo, que incluyó al gobernador británico, zarpó nuevamente el 30, luego de una estadía de cuatro días, esta vez rumbo a Ponta Delgada (isla San Miguel de las Azores); tratando de aprovechar en lo posible el viento, se cazó el paño varias horas en el día y a partir del 2 de agosto se lo mantuvo así, para entrar el 9 de dicho mes al punto de destino, saludando a la plaza y a la insignia izada en el Bartolomeu Díaz del comandante portugués de una escuadra de siete buques que se encontraba fondeada. La travesía cumplida fue de 1.978,7 millas, de las cuales 137,8 a máquina y 1.840,9 a máquina y vela.

Se realizaron las habituales visitas a las autoridades y las de cámara con los buques de la mencionada escuadra y en especial, con su comandante en jefe Comodoro A. Botehlo de Souza, que de inmediato la devolvió; asimismo, el comandante Malerba visitó al gobernador interino Dr. José Bruno Carreiro.

Los marinos argentinos fueron objeto de diversos agasajos y atenciones y la banda de música de la fragata ofreció un concierto en la plaza 5 de Octubre, de Ponta Delgada.

El día 11, se dio un almuerzo de despedida en el que estuvo presente el gobernador y el 13 largó amarras para cumplir con el siguiente puerto del itinerario, el francés de Burdeos; el 14 la fragata cazó paño tratando de utilizar el viento del N.N.E., el que se mantuvo hasta el 17, para avistar tres días después los faros de la entrada al río Gironda, tomándose práctico y atracan-  pañado de éste y del agregado naval, Capitán de Navio Sabá H. Sueyro, visitaron al ministro de Estado Mr. Cordell Hull, al subsecretario de Relaciones Exteriores Mr. Summer Welles, al jefe de Operaciones Navales Almirante Leahy, al de Informaciones de la Armada Almirante Holmes y al jefe del Estado Mayor del Ejército General Craig, en ausencia del secretario de Guerra.

Durante la estada en Washington visitaron la Unión Panamericana que dirigía su veterano director Sr. Rowe, la Navy Yard y los cadetes, la Academia Naval de Annápolis y el Observatorio Naval. Los homenajes rendidos lo fueron ante la tumba del Soldado Desconocido en el cementerio de Ar-lington, la de Washington en Mount Vernon y al General San Martín frente a su monumento.

El 15 de julio la Embajada Argentina y la Comisión Naval en los Estados Unidos despidieron a los marinos de la fragata con un cóctel danzante en el Mayflower Hotel, con asistencia de autoridades navales y militares americanas, encontrándose asimismo presentes el comandante, oficiales y cadetes del buque escuela brasileño Almirante Saldanha, que hicieron entrega con destino a la fragata Presidente Sarmiento de un plato artístico. Estos a su vez, en la recepción que dieron en Nueva York a la que participaron marinos argentinos, fueron obsequiados por los nuestros con un recuerdo alegórico.

El 17 de julio regresó a Charleston la delegación que se había trasladado a Washington y el 21 se realizó a bordo el almuerzo de despedida, zarpando la fragata a la tarde con destino a Hamilton (isla Bermudas), cubriéndose el recorrido de 812,9 millas a vela y máquina. Efectuados a la llegada los saludos de estilo, que incluyó al gobernador británico, zarpó nuevamente el 30, luego de una estadía de cuatro días, esta vez rumbo a Ponta Delgada (isla San Miguel de las Azores); tratando de aprovechar en lo posible el viento, se cazó el paño varias horas en el día y a partir del 2 de agosto se lo mantuvo así, para entrar el 9 de dicho mes al punto de destino, saludando a la plaza y a la insignia izada en el Bartolomeu Díaz del comandante portugués de una escuadra de siete buques que se encontraba fondeada. La travesía cumplida fue de 1.978,7 millas, de las cuales 137,8 a máquina y 1.840,9 a máquina y vela.

Se realizaron las habituales visitas a las autoridades y las de cámara con los buques de la mencionada escuadra y en especial, con su comandante en jefe Comodoro A. Botehlo de Souza, que de inmediato la devolvió; asimismo, el comandante Malerba visitó al gobernador interino Dr. José Bruno Carreiro.

Los marinos argentinos fueron objeto de diversos agasajos y atenciones y la banda de música de la fragata ofreció un concierto en la plaza 5 de Octubre, de Ponta Delgada.

El día 11, se dio un almuerzo de despedida en el que estuvo presente el gobernador y el 13 largó amarras para cumplir con el siguiente puerto del itinerario, el francés de Burdeos; el 14 la fragata cazó paño tratando de utilizar el viento del N.N.E., el que se mantuvo hasta el 17, para avistar tres días después los faros de la entrada al río Gironda, tomándose práctico y atracan- do al muelle de Burdeos el 21 de agosto, luego de un recorrido de 1.277,2 millas.

Cumplimentadas las autoridades de Burdeos, el comandante, oficiales y cadetes y días después, parte de la dotación en uso de licencia, se trasladaron a París.

Los marinos de la fragata presentaron sus saludos al Encargado de Negocios Dr. Enrique Loncan y a nuestro embajador en Gran Bretaña Dr. Tomás Le Bretón, al Vicealmirante F. Darían jefe del Estado Mayor General de la Armada y a otros altos jefes navales. Se rindió homenaje floral ante la tumba del Soldado Desconocido en el Arco de Triunfo.

De regreso a Burdeos, se realizaron diversas visitas instructivas a establecimientos navales e industriales, como los astilleros de la Gironde y las famosas bodegas y establecimientos vinícolas de la región.

El 5 de septiembre se realizó a bordo el almuerzo de despedida y a la tarde emprendió la fragata la nueva travesía a Lisboa, despedida por no menos de seis mil personas que se habían congregado en el muelle.

Con el práctico a bordo navegó aguas abajo del Garonna y del Gironda, desembarcando a ése en la madrugada del siguiente día. El 8 a la tarde, navegando frente a la costa de Portugal y a distancia de 44 millas de ella, con viento en popa de 12 metros por segundo y mar de fuerza 5 de igual dirección N., cayó al agua desde el peñol del sobre juanete del trinquete, el marinero 1° de mar Abraham E. Orellana, procediéndose de inmediato a ejecutar las maniobras del zafarrancho de hombre al agua; los esfuerzos hechos para rescatarlo fueron inútiles, debido al estado del mar y a la fuerza del viento. Su tumba abierta en las olas está registrada en los 41° 27’ Lat. N. y 9<? 46’ long. O.

El día 9 a la hora 15, se embarcó el práctico para entrar al río Tajo y una vez atracada a muelle se recibió a bordo la visita del ministro argentino Sr. Edgardo Pérez Quesada, la del Cónsul General Ramón Oliveira Cézar y Cónsul Auxiliar José de la Cuesta. Realizadas las visitas de ceremonial, acompañado de nuestro ministro residente, el comandante Malerba presentó los saludos de nuestros país al presidente de la República General Carmona.

El 11 de septiembre se realizó a bordo una misa, por cumplirse ese día el 50*? aniversario de Domingo F. Sarmiento, con la concurrencia del ministro Pérez Quesada.

El 14 el comandante y cuatro oficiales asistieron al banquete dado por el presidente de la República en el Palacio Belem, oportunidad en que el comandante fue condecorado con la “Orden Militar de Aviz”, en el grado de comendador. En ese día el ministro de Marina visitó la fragata, dando lugar a la fiesta de retribución de atenciones.

Al día siguiente desembarcó la compañía para rendir homenaje ante su monumento a los portugueses caídos en la I Guerra Mundial, depositando una corona de flores rindiendo honores formaciones del ejército y de la armada portuguesa y autoridades civiles.

Rumbo a Casablanca zarpó el 16 de septiembre, donde arribó el 18,  saludando a la plaza con el pabellón marroquí al tope. Se recibieron las visitas del Cónsul argentino en Rabat D. Ángel C. Martínez y del Vicecónsul en Casablanca D. René Renard; las autoridades francesas fueron cumplimentadas y al Pashá de Casablanca al devolver la visita a bordo, se lo recibió con una salva de siete cañonazos.

Durante la estadía parte de la dotación superior y subalterna de la fragata, visitó la antigua y típica ciudad de Marrakech y el día 23 el comandante y oficiales se trasladaron a Rabat para saludar al Residente General francés, General Mognes; en una ceremonia preparada fue condecorado por éste con la Orden de S. M. Cherifien, “Ouissam Alouitte” en el grado de comendador y su ayudante, el Alférez de Navio Miguel Acevedo, en el de oficial. En recuerdo de la visita le fue obsequiado al Residente General, una medalla de oro conmemorativa del viaje que estaba realizando la fragata.

La fragata fue visitada, encontrándose atracada en Casablanca, por diversas personalidades; el día 23, estuvieron a bordo la duquesa de Guisa, el Príncipe Charles Murat y el Príncipe y Princesa Pierre Murat.

El día 25 se realizó en la fragata el almuerzo de despedida y retribución de las atenciones recibidas, al que concurrieron las autoridades civiles, navales y militares acompañadas de sus esposas.

A la tarde de ese día largó amarras, ante la asistencia de un público numeroso que había concurrido al puerto a presenciar su salida.

En navegación normal recaló en Santa Cruz de Tenerife el 28 de septiembre, saludando la entrada al puerto con una salva de 21 cañonazos, con el nuevo pabellón de España nacionalista al tope.

Se efectuaron las visitas de estilo a las autoridades españolas, Gobernador civil D. Vicente S. Orbaneja, Gobernador militar Luis Moreno Alcántara, Alcalde D. Eusebio Ramos González, etc.

En esta escala se cumplió un variado programa de agasajos y excursiones, con la característica cordialidad que siempre encontró la fragata escuela en las estadías en puertos españoles.

El 3 de octubre abandonó la fragata esta provincia insular de España con rumbo a Dakar, cazando velas y con viento del N. N. E., durante los días 3 al 7. En navegación apareció un polizón que se identificó como Francisco Díaz Rodríguez de nacionalidad cubana, que a la llegada a Dakar se lo entregó a las autoridades francesas, que se encargaron de reintegrarlo al lugar de origen.

El día 8 de octubre se tomó puerto, luego de saludar a la plaza, visitando a las autoridades locales civiles, navales y militares. Se realizó una excursión a la isla Gorée para visitar la ciudad, que estaba en decadencia.

El 14 se sirvió un almuerzo de despedida y a la tarde una reunión danzante, para agradecer y retribuir los agasajos recibidos durante la estadía, largando amarras la fragata poco después y saludando a la plaza.

A la salida se cazaron los foques, estays y cangrejos, navegándose con viento de fuerza 3 del N.N.E. variables hasta el día 29 en que se tomó rumbo para recalar en Cabo Frío, que un viento E.N.E. de fuerza 6, permitió dar hasta 12 nudos y continuar la travesía al Río de la Plata; antes de arribar falleció el 3 de noviembre el Cabo Principal de Mar, Enrique Fernández, cuyo cadáver fue trasbordado al aviso Fulton el día 5, nombrándose una comisión para su velatorio y entierro.

Este mismo día la fragata se cruzó con la división naval del Comodoro Henry H. Harwood formada por los cruceros Exeter, Ajax y Achilles; se saludó al cañón a la insignia de ese jefe naval arbolada en la primera de las unidades citadas, que fue respondido tiro por tiro.

El día 7 la fragata realizó ejercicios de tiro al blanco y el 9 se embarcó la comisión examinadora e inspectora presidida por el Capitán de Navio Francisco Lajous, director de la Escuela Naval Militar; cumplido su cometido, la fragata levó anclas y el día 10 atracó al Dock Central del puerto de La Plata.

El recorrido total aproximado de este viaje, el último de aplicación, fue  de 19.183 millas, a los que deben agregarse 799 por nuestros ríos entre el 16 de noviembre y 7 de diciembre en los de la Plata, Paraná y Uruguay, durante el cual se visitaron los puertos de Santa Fe, Diamante, Rosario, San Nicolás, San Pedro y Concepción del Uruguay.



 

 

 

 

 

 

 

 

Éste fue el último viaje de aplicación de la Sarmiento. El capitán de fragata Luis S. Malerba desempeñó el comando de la nave.

El 18 de abril de 1938 fue el día de la partida desde el Puerto de Buenos Aires. El presidente de la nación, Dr. Roberto C. Ortiz, acompañado por sus ministros, almorzó en la nave y luego ante la tripulación formada en cubierta, y la Escuela naval y un batallón de la Escuela de Mecánica de la Armada en el muelle, se leyó la orden del Buque n° 1, suscripta por el Dr. Ortiz, quien refiriéndose a los cadetes, les expresaba:

"Se inicia hoy el período de transición entre el estudiante y el profesional. Poco a poco iréis dejando la mano del guía para ir tomando el paso seguro del que se siente fuerte y animoso y ansioso para afrontar responsabilidades."

Por último constaba en esa orden:

"Zarpad: que la suerte acompañe a todos y que los vientos sean propicios a la gallarda fragata para que ella pueda cerrar con broche de oro el ciclo de su brillante actuación de cuarenta años en el mar."

Santos fue el primer puerto de recalada. San Juan de Puerto Rico fue la segunda escala del viaje.

El 25 de Mayo, la Sarmiento estaba anclada en este puerto y en conmemoración de nuestra fiesta patria largó el empavesado de gala; el alcalde declaró huéspedes de honor a todos los tripulantes de la nave y se depositó una ofrenda floral en la tumba del marinero Martiniano Toledo, que formando parte de la dotación de la fragata en el 25° viaje de aplicación (1927-1928), falleció allí. Se arribó después a Cartagena (Colombia), donde el 6 de junio se produjo el fallecimiento del marinero primero artillero Angel Ricotta, que pereció ahogado mientras se bañaba en el balneario Marbella. Su cadáver no pudo ser hallado.

La fatalidad parece haberse enquis-tado en este puerto, pues al día siguiente, víctima de un ataque cardíaco, falleció el cabo 2o camarero Juan J. Jara, que fue sepultado luego en el cementerio local. El 9 de junio partió
la fragata rumbo a Cristóbal y tras su estadía en ese puerto zarpaba hacia nueva Orleáns. En esta ciudad, una compañía de desembarco formó frente al mástil recordatorio de los muertos de nueva Orleáns en la Primera Querrá Mundial y a ellos le rindió homenaje. Además, parte de la dotación visitó la base de Aviación naval de Pensacola, donde el 2o comandante y cinco oficiales realizaron un vuelo en uno de sus aviones.

La Habana fue el siguiente puerto de arribada. El comandante efectuó una visita al presidente de Cuba y se rindieron honores ante el monumento del héroe nacional José Martí.

Desde la capital cubana navegaron luego hacia Charleston en la costa de Estados Unidos. Hamilton (islas Ber-mudas) fue la escala siguiente y después recalaron en Ponta Delgada (isla San Miguel, Azores). Desde este puerto se navegó en demanda de Burdeos y posteriormente se zarpó hacia Lisboa. Durante la navegación en demanda de la capital lusitana cayó al mar desde el peñol del sobrejuanete del trinquete, el marinero Abraham E. Orellana y, a pesar de las maniobras de zafarrancho de hombre al agua que se realizaron, no pudo ser rescatado.

El 14 de setiembre el comandante y cuatro oficiales asistieron al banquete ofrecido por el presidente de la República en el Palacio Belén. Una compañía de desembarco rindió homenaje ante el monumento a los portugueses caídos en la Primera Guerra Mundial.

De Lisboa se navegó rumbo a Casa-blanca. El comandante y oficiales se trasladaron a Rabat para presentar sus saludos al Residente Francés, general Mognes.

Santa Cruz de Tenerife y Dakar fueron escalas antes del arribo al Dock Central del puerto de La Plata, producido el 10 de noviembre de 1938.

Al regresar la Sarmiento al país, el 16 de noviembre y el 7 de diciembre, a modo de despedida de la misión motivo de su construcción (instrucción de los cadetes de la Escuela naval Militar), realizó un viaje por los ríos Paraná y Uruguay, recalando en los puertos de Santa Fe, Diamante, Rosario, San nicolás, San Pedro y Concepción del Uruguay.