Historia y Arqueología Marítima

HOME

Buque Museo Fragata Presidente Sarmiento

Indice Fragata Sarmiento

     Viaje de Instruccion 7 de 1906

(Viaje 27 de Instruccion / 7° de la Fragata)

Del Libro "Los Viajes de la Sarmiento 1899/1931" editado en 1931

Las ansiedades de una larga travesia - Un temporal en el Cabo de Hornos - Navegando entre témpanos

ITINERARIO:

Zarpó el 8 de febrero de 1906 y regresó el 30 de noviembre de 1906. Punta Arenas - Honolulú - Shangai - Kiau Cbau - Wei Hai Wei - Chefú - Port Arthur -Dalny - Fusan - Nagasaki - Kure - Yokohama - Sidney - Hobart - Christchurc -Ushuaia - Puerto Militar y Buenos Aires.

LISTA DE JEFES, OFICIALES Y SUBOFICIALES

Cap. de Navio Adolfo M. Diaz

Comandante: Capitán de Navio D. Adolfo M. Díaz; 2." Comandante: Capitán de Fragata D. Eze-quiel J. Guttf.ro; Teniente de Navh; D. Arturo Celery; Tenientes de fragata: D. Porohatan Page, José ,). Cros, Pedro M. Escutary, Félix S. Tiscornia, Pedro Gully, Andrés M. Laprade; Alféreces de Navio: D. Luis F. Orlandini, Pedro Etchepare; Cirujano de 1.a: D. Gregorio S. Tejerina; Contador de 1.": D. Emilio J. Castaing; Maquinista de i.'V Carlos E. Nunes; Maquinista de 2.a/ D. Francisco Barbará; Maquinistas de 3.a: D. Natalio Ageno, Guillermo Fargus; Capellán: D. Aurelio Alcoba; Profesor de inglés: D. Tomas Dennkhey; Profesor de Esgrima: D. Enrique Chauciño; Profesor de Fotografía: D. Emilio Devrie; Aspirantes a Guardiamarinas: Luts M. Iglesias, Ernesto Grieben, Santos Rodrícsuez Aravena, José Boer Charlone, Luis Ochagavia, Adolfo Perna, Juan G. Sol, José Silva, Mario Fincatti, Ramón Pereda, Mario Percovicii, Heraclio Fraga, Adolfo Pages, Esteban Repetto, Enrique Navarro, Ignacio Barbarrosa, Jorge SicnES, Alberto Sadous; Contramaestre de 2.a: D. Rafael Mateo; Contramaestres de 3.a: D. Sebastián Duran, Manuel González, Antonio Orfila, Manuel Pérez; Condestable Artillero de l.:í: D. José Del Valle; Condestable Torpedisfa de 2.a: D. Federido Wartjes; Mecánico Electricista de 2.a/ D. Arturo Zinelli; Mecánico Electricista de 1.*: D. Manuel González Duran, Emegidio Guili.ermet, Maestro de Armas de 1.a: Miguel Sosa; Maestro de Armas de 2.a: Luís P. López; Carpintero: D. Juan García; Maestro de Banda de 1.a: D. José Wembajer; Maestro de Banda de 2.a: D. Diego Manoscalco.

CONSCRIPTOS

Bruno Abraham, Corbalán José, Díaz Aristóbulo, Fernández Gerónimo, Galíndez Claudio, Mendoza Ber-nardino, Pérez Dionisio, Pérez Juan, Peralta Andrés, Quevedo Victoriano, Sangre Manuel. Escribientes: Coquengniot José, Sarmiento Pedro V.

LA ANSIEDAD POR LLEGAR A PUERTO

Mas de nueve meses duró el viaje que realizó la "Sarmiento", al mando del capitán de navio D. Adolfo Díaz, en el año 1906. Tras una detenida jira por el Japón, la fragata emprendió una larga travesía. Navegó desde el 3 de agosto hasta el 14 de septiembre sin mayores dificultades, pero con esa ansiedad que despierta un largo recorrido en la monotonía del mar. Es la ansiedad por llegar a otro puerto, que se traduce en las variadas presunciones acerca de las novedades que esperan a la llegada, y que fomentan los camaradas que ya conocen el puerto próximo con descripciones a veces fantásticas, otras humorísticas, y que despiertan una viva curiosidad en los que por primera vez van a pisar una tierra desconocida. A esa ansiedad se mezcla el deseo de disfrutar, aunque sea rápidamente, de las comunes distracciones que ofrece una ciudad después de una prolongada navegación. Lo más vulgar, lo que se hace en todas partes, se presiente como algo extraño, porque la imaginación se complace en anticipar extravagantes sensaciones, que la realidad no proporcionará. El misterio de lo desconocido, es en estas largas travesías, un consuelo, una ilusión, un capricho. Se formulan las más raras suposiciones acerca de las cosas que no sufren variación en ninguna parte del mundo. Se imagina, a veces, que las mujeres, por ejemplo, deben tener algún atractivo extraordinario. En este caso, yendo de parajes de costumbres exóticas, como las del Japón, hacia otros pueblos de civilización distinta, se presumen otros usos diferentes a los que se han visto recién y a los que ya se conocían.El arribo al nuevo puerto de la ruta desvanece muchas ilusiones y el buque vuelve a salir en busca de nuevas aventuras.De regreso al Atlántico sur, la "Sarmiento", al aproximarse al Cabo de Hornos, sufre los embates producidos por un gran temporal. La gallarda nave, como siempre, soporta las furias de los elementos sin experimentar ningún inconveniente serio, y después de capear el temporal, proporciona a la tripulación una tregua a la fagina pesada a que ha estado sometida.

CON BUEN TIEMPO HASTA PUNTA ARENAS

En el primer parte oficial del comandante, D. Adolfo Díaz, fechado en Punta Arenas el 24 de febrero de 1906, se refiere lo siguiente:
"El día 8 del corriente largué amarras del dique 4, zarpando del puerto Madero con la fragata de mi mando en demanda de la Rada de La Plata, en donde se fondeó a las 7.40 p.m. dándose principio a cumplir las instrucciones en lo referente al arreglo de roles, servicio y administración interna. El día 10, mientras se esperaban los víveres, se levó anclas con el objeto de efectuar la compensación de los compases, tomando parte en ella los aspirantes. Recibidos los víveres y próximamente a las 6 p. m. se zarpó de la Rada de La Plata en demanda del faro Recalada, el que dejamos por la popa a las 2.30 a.m. del día 11.
Como el tiempo de que disponíamos para llegar a Punta Arenas era escaso, dado los vientos reinantes, se continuó navegando a máquina, dándose ocasionalmente las cuchillas para disminuir los balances hasta mediodía del 17, en que se paró la máquina y se dio todo el paño. A las 10 a.m. de ese día se avistaron las tierras de Deseado y poco después el faro de Pengüin, haciéndose rumbo al sur hasta la roca Bellaco, después de lo que se trazó rumbo a lo largo de costa. Habiendo escaseado el viento, el día 18 a media noche, se aferró totalmente el paño. El día 19 por la mañana se entró al Estrecho de Magallanes, dándose fondo en Bahía Posesión a las 6 p.m. donde se permaneció fondeado, haciendo lanzamientos de torpedos y otros ejercicios hasta las 6 a.m. del día 21 en que se zarpó para Punta Arenas para fondear en su puerto a las 5.15 p. m. Al hacerlo se saludó la plaza, contestando el crucero chileno "Zenteno".

 

Pescando con red (detalle)

Bahia Posesión

De Punta Arenas salió la "Sarmiento" el 26 de febrero de 1906 con rumbo a Honolulú, en donde fondeó el 15 de abril.

 

El Gobernador de Magallanes (Punta Arenas) a bordo

Durante la estadía en Punta Arenas se cambiaron las visitas oficiales de práctica y concurrí a un banquete ofrecido por el cónsul argentino, Señor Miguel Maigueriat, acompañado por Jefes, oficiales y aspirantes.
Habiendo terminado de cargar carbón, el día 26 de febrero a las 5 a.m. se largaron las amarras del pontón y nos pusimos en franquía del puerto haciendo rumbo al sur, yendo a fondear a Field Anchorage al anochecer. Al día siguiente a primera hora dejamos el fondeadero ya mencionado con la esperanza de poder tomar otro en el canal Smith y proseguir así la navegación por los canales hasta golfo Peñas. El tiempo estaba muy fosco y los continuos chubascos, cerrazón y mar gruesa, hacían sumamente dificultosa la navegación. Antes de estar por el través del puerto Tamar, el horizonte se cerró del todo y no siendo posible tomar puerto alguno en esas condiciones, resolví regresar a Field Anchorage y desistir de la navegación por los canales pues no iba a tener tiempo suficiente para realizarlo y salir de Golfo Peñas el 1 de marzo

 Ese día al aclarar, se dejó nuevamente el fondeadero de Field Anchorage, teniendo a cabo Pilar por el través a las 4 p.m. El tiempo bueno y favorable nos permitió hacer la navegación en las proximidades del meridiano 78" hasta la Isla de Juan Fernández, que se avistó el 10 de marzo y en cuya latitud empezamos a sentir las calmas del trópico Capricornio y que se encontraron comprendidas entre 25'20' y 3 3''3 0' de latitud sur y que pasamos a máquina.
Habiendo notado experimentalmente que el buque perdía gran parte de su velocidad (25 a 30 %) debido a la hélice, se hicieron varias experiencias desconectando aquélla, cuando el buque navegaba a poca velocidad, sin resultado por el momento. El día 26, caminando el buque más de seis millas, repetimos el experimento con tanto éxito, que se ha dejado así hasta el puerto de Honolulú, habiéndose obtenido el incremento de velocidad que nos ha permitido llegar con tres días de adelanto a este puerto.

ESTADÍA EN HONOLULÚ

Anclada en Honolulu

El día 15 de abril, estando junto a la barra del puerto se recibió a bordo la visita de sanidad que dejó el buque en libre plática, entrando en seguida al puerto interior donde amarramos frente a la ciudad.
El Jefe de la Estación Naval, contraalmirante Lyon, envió un oficial a cumplimentar, y durante los siguientes se realizaron las visitas de práctica visitando al buque el Gobernador del Territorio y el contraalmirante mencionado.
EÍ 18 de abril por la tarde recibí de V. E. un telegrama comunicando el fallecimiento del Señor Presidente Quintana. Inmediatamente di las órdenes del caso y comuniqué la noticia al Jefe de la Estación Naval, quien dispuso que éste nos acompañara en el duelo haciendo salvas y poniendo la bandera a media asta, todo lo cual se efectuó el día siguiente de acuerdo con el ceremonial marítimo.
El día 20 pasé con la fragata a amarrar al muelle de la Estación Naval, el cual fué cedido a precio de costo por el Jefe de aquélla. Deseando retribuir las múltiples atenciones recibidas de las autoridades, invité a una comida y los oficiales invitaron a sus relaciones a un te, que gozaron de la mayor animación.

En la ciudad de Honolulú, los aspirantes visitaron el buque cable inglés "Restorer", transporte de los Estados Unidos "Lawton" y "Shermann", la ciudad de Honolulú y Aquarium y concurrieron a algunas fiestas familiares, dando cuatro conferencias a bordo referentes a esas visitas.

El día 21 embarqué carbón y se alistó el buque para la mar y el día siguiente a las 4 de la tarde se abandonó el puerto con destino a Shanghai. El día 19 tuve que navegar a máquina, pues para llegar a Shanghai en la fecha fijada, debía andar a razón de 210 millas por singladura, las que no era posible hacerlas a vela solamente; pero éstas ayudaban mucho a la máquina, con un consumo de 16 toneladas nos daban cerca de 10 nudos.

SOBRE VOLCANES Y ENTRE CICLONES

Los días 18 y 19 observe sobre el mar cantidades de residuos minúsculos flotantes que hice recoger y resultaron ser de piedra pómez, producto probable de los volcanes submarinos comunes a la región que pasábamos (cadena de las islas del Japón a las Marianas).
El 22 a mediodía atravesamos la línea probable de los ciclones en mayo; pero como desde el 20 se sentían algunos síntomas que podía tomarse como sospechosos de la aproximación de un tifón, mandé preparar el buque para el caso. Ese día avistamos las islas Borodino y el 23 durante la mañana y con mucha neblina, atravesamos las islas de Liu-Clhiu y a las 3 p.m. se declaró el tifón cuyo vértice, dadas sus características, pasamos entre las 12.30 y la 1.30 a.m. de la noche del 23 al 24. No se sintió a bordo sino la molestia personal que ocasiona todo temporal violento. El 24 a mediodía pudimos continuar nuestra navegación interrumpida por unas 20 horas de capa a diversos rumbos.

El día 25 de mayo, aniversario patrio, se dio cumplimiento a lo establecido en el ceremonial marítimo. Ese día se avistaron las islas Barren que quedan en la entrada de Río Yang-tze y poco después el faro de la Isla Saddle, dándose fondo a las 9.25 p.m. en la rada exterior para esperar el día para continuar la navegación. A las 5 a.m. del 26 levé anclas y zarpé en demanda de la boya de recalada; pero a la hora se declaró una neblina tan cerrada que fué necesario fondear hasta la tarde, en que se pudo seguir, fondeando nuevamente al anochecer frente a la entrada del Río Wusung esperando el día de hoy para entrar en el puerto de Shanghai.

EN EL ARCHIPIÉLAGO
Mientras permanecíamos esta mañana fondeados en el Yang-tze-kiang, visitaron el acorazado alemán "Príncipe Bismarck." y aquí otros buques y el observatorio.Del accidente ocurrido en el pañol de inflamables, de cuyas resultas falleció el marinero de 1a, Carlos Pico, he dado cuenta a V. E. por parte separado. Sólo resta comunicar que su cadáver; con todas las ceremonias del caso, fue sumergido en el mar en latitud W,Í2' N. y longitud 169',34' O, leyendo una oración fúnebre el Capellán y despidiendo los restos el que suscribe.

Preparándose para rendir honores fúnebres

 Arrojando al mar por el portalón de sotavento el cadáver del marinero de 1a   Carlos Pico.

Habiendo fondeado a la entrada del Río Wang Poo — dice el parte fechado el 8 de julio de 1906 — frente al pueblo de Wo-Sung el día 26 de mayo, tuvimos que esperar que el jefe del puerto de Shanghai determinara el sitio que debíamos de ocupar en él; mientras tanto se saludó a la plaza, cuyo saludo fué contestado por un fuerte chino que se encuentra en la boca del Wang-Poo. Se recibió la visita de un ofici-cial del crucero acorazado "Furst Bismarck", después de lo cual se saludó la insignia del contraalmirante Bruesing izada en dicha nave. Se cambiaron las visitas de comandante y los aspirantes visitaron el buque. Al día siguiente a las 2 p.m. vino a bordo el práctico, quien nos condujo hasta ocupar el lugar designado y que se encontraba frente a la concesión de los Estados Unidos y donde se fondeó a dos anclas; poco después llegó a bordo un oficial del cañonero ruso Madchur, quien me invitó a empavesar de toda gala festejando el aniversario de la coronación de los Zares.
Durante la estadía en este puerto, se cumplió con las visitas de etiqueta y se dio permiso a! personal. Las visitas efectuadas por .los oficiales y aspirantes se detallarán en el párrafo que trata de estos últimos.
Se aprovechó la estadía para rellenar las carboneras y efectuar una limpieza general del buque, pintando además el costado exterior e interiormente.

Por la tarde del día 1" de junio zarpe del puerto de Shanghai con destino al de Kiau Chao, donde llegué por la tarde del día 3, fondeando fuera del puerto con objeto de entrar en él al día siguiente. Por la mañana temprano de éste y habiendo embarcado práctico, fondeé frente a la ciudad de Tsing Tao, saludando la plaza. Poco después de efectuar esta maniobra se recibió la visita del ayudante del Sr. Gobernador de la Colonia, capitán de navio Semern, a quien fui a saludar poco después. Por la tarde el Sr. Gobernador retribuyó la visita, siendo despedido con los honores reglamentarios. Se efectuaron visitas, con el crucero austríaco "Pan,ther" y con el crucero acorazado "Furst Bismarck", buque jefe de la escuadra alemana en China a las órdenes del contraalmirante Breusing, quién visitó este buque.

  

En Tsing Tao. Saludos oficiales

El señor Gobernador me invitó a un almuerzo que tuvo lugar en su casa particular y al que concurrí acompañado por oficiales y aspirantes. Dicho señor tuvo a bien manifestar que el Gobierno de S. M. estaba sumamente agradecido a las atenciones recibidas por sus marinos en Buenos Aires y que esta fiesta era una retribución de ellas. También los oficiales de la guarnición invitaron a los jefes y oficiales del buque a una comida que tuvo lugar en su casino y que transcurrió en medio de la mayor cordialidad.

A las 7 p.m. del día 7 abandonamos el puerto con destino al de Wei-hai-wei, donde llegamos al anochecer del día siguiente. No encontramos en él a buque de guerra alguno. Un teniente de marina vino a bordo y me informó que actualmente no había fuertes, sino una pequeña guarnición a sus órdenes. La división británica compuesta por los cruceros King Alfred, Kent y seis destroyers se encontraban en las costas del Japón.

ECOS DE LA GUERRA RUSO-JAPONESA

El día 9 de junio temprano zarpé con destino a Dalny en la Bahía de Talien, en vista de haber recibido la autorización correspondiente. En dicho puerto fondeé por la tarde; inmediatamente recibí la visita de un oficial japonés con quien arreglé todos los pormenores de la visita a Port Arthur, que debíamos realizar al día siguiente. En esta fecha y acompañado por la mitad de los oficiales y aspirantes y por un oficial japonés nos dirigimos por mar a Port Arthur. En este puerto nos recibió el contraalmirante, Jefe del Estado Mayor de la plaza, quien me dio una rápida explicación de las operaciones realizadas por los ex beligerantes. Poco después nos dirigimos en coches al Museo Militar y habiendo visitado éste, hacia la linea de fuertes que formaban la línea exterior de Port Arthur. De allí nos dirigimos a la colina de 203 metros, que visitamos detenidamente. A las 5 de la tarde nos encontrábamos de regreso en el puerto, donde vimos al crucero Tsugaru (ex Pallada), que acababa de ser puesto a flote, embarcándonos en el vaporcito que en cuatro horas nos condujo a Dalny. Al día siguiente el resto de oficiales y aspirantes realizaron idéntica visita, siendo esta vez transportados por el ferrocarril que une ambos puertos. Mientras estuvimos en el puerto fuimos atendidos por los oficiales japoneses, visitando también la ciudad que se encuentra aún bajo el régimen militar.

NAVEGANDO ENTRE NIEBLAS

El día 12 por la tarde zarpé con destino a Fusan (Corea), donde llegamos el 18, fondeando frente a la población japonesa de Sorio. Durante esta navegación se experimentaron frecuentes nieblas, debiendo navegar con extremas precauciones por la cantidad de juncos que frecuentan estos mares y que generalmente no llevan las luces reglamentarias. Encontramos en el puerto al crucero japonés Chiyoda y cañonera Tatsuta, el primero con insignia de contraalmirante, la que fué saludada así que se recibió la visita correspondiente. Los oficiales y aspirantes visitaron la población que no tiene nada de particular.

Vendedores ambulantes a bordo. China.

A las 5 p.m. del día 17 abandone el puerto de Fosan con destino al de Maidzuru, uno de los cuatro principales puertos militares del Japón. Entramos a la Bahía de Maidzuru hasta el puerto militar, donde nos esperaba un jefe japonés, que nos indicó la boya donde amarramos. Después de las visitas de práctica al vicealmirante Hidaka, comandante en jefe de la Estación Naval, me autorizó a visitar el puerto y buques apresados que se encontraban en él. Dicho almirante me invitó a almorzar. Al día siguiente retribuí las atenciones recibidas, con otro almuerzo a bordo, al que concurrieron el citado almirante y las principales autoridades de la Estación Naval.
El día 22 de junio por la mañana abandoné el puerto de Maidburu yendo a fondear momentáneamente en la Bahía Miyazu con objeto de visitar el Ama-no-Ha-hidate, una de las tres vistas más importantes del Japón habiendo realizado ésta a pesar del tiempo lluvioso, zarpé por la tarde con destino a Nagashaki. El día 24 de junio entré a la Bahía de Nagashaki, yendo a fondear próximo al fondeadero de los buques mercantes. Se completó el carbón y se hizo limpieza general del buque. Durante la estadía las autoridades del país y la colonia extranjera tuvieron muchas atenciones con el Estado Mayor dol buque, las que fueron retribuidas. El día 3 0 de junio se recibió la visita del Sr. Gobernador de la provincia. Tenía todo listo pan zarpar el l'-' de julio, pero en esa fecha se declaró un gran temporal que no permitió abandonar el puerto hasta el día siguiente".

UNA GIRA INSTRUCTIVA POR EL JAPÓN

"Zarpé — dice el parte fechado el 1 de agosto de 1906 en Yokohama — del puerto de Nagashaki a las 8 a.m. del día 2 de julio. A la mañana siguiente penetramos al estrecho de Simonoseki, fondeando previamente en la isla Rokuro para recibir la visita sanitaria, dando fondo con dos anclas frente al pueblo de Moji a las 9.15 a.m. del día 3.

Estando en Rokuro, frente al pequeño puerto de Wakamatsu atracó al costado un pequeño vapor que conducía un empleado de la Fábrica Nacional de Aceros de ese puerto, comunicándome que de acuerdo con las instrucciones recibidas estaba a nuestra disposición para acompañarnos a visitar la Usina mencionada. Arreglé con él lo conveniente y por la tarde fui acompañado por oficiales y aspirantes a visitar ese gran establecimiento, al que encontramos en plena actividad fabricando acero, Bassemer y Siemens, planchas para buques, rieles, etc., operaciones todas que presenciamos detenidamente. Al día siguiente, 4 de julio, zarpe por la tarde para el puerto de Ujina en la Bahía de Hiroshima, desde donde debíamos visitar el Arsenal de Kurc y Escuela Naval. I.a navegación de esa parte del mar interior se efectuó sin novedad, dejando a babor las Islas Yakonouase y pasando por el estrecho formado por las Islas Tsuwadsi y Nuwa llegamos al fondeadero de Ujina a las 10.10 a.m. del día 5, habiéndose cruzado poco antes con el acorazado japonés "Asahi", quien nos saludó "Buen Viaje".

Habiéndose puesto al habla por teléfono con el vicealmirante, Jefe del Arsenal de Kure, éste envió un oficial con quien arreglé los pormenores de la visita que efectuamos al día siguiente. Recibidos con todas las atenciones posibles, recorrimos minuciosamente todo el Arsenal, viendo los grandes talleres, fábricas de cañones y proyectiles, fundición, buques en construcción y el comienzo de uno de los grandes acorazados de 19.000 toneladas que el Japón tiene en construcción actualmente. Al día siguiente visitamos la Escuela Naval Superior que se encuentra en Etajima. El Almirante Tamioka, presidente del Colegio, que también lo era cuando este buque estuvo anteriormente, nos acompañó personalmente, explicando todo minuciosamente.

Kure, invitados de la escuela Naval y jefes y oficiales de Kure

Deseando retribuir en parte las atenciones recibidas, invité a un almuerzo a jefes y oficiales de Kure y oficiales y aspirantes de la Escuela Naval. Transcurrió aquél en medio de la mayor cordialidad y al retirarme hubo muchos hurras. Mientras estuvimos en Ujima, visitamos la ciudad de Hiroshima y su puerto. Siendo interesante visitar el pequeño puerto de Mijayima, donde se halla uno de los puntos más bellos del Japón, zarpé el día 8 a las 2 y 45 p.m. dando fondo en él poco después. Al día siguiente, 9 de Julio, abandoné el puerto mencionado, dirigiéndome al de Kobe. Ese día se festejó el aniversario con los honores reglamentarios. Por la noche fondeamos en el surgidero de Ywo zarpando al día siguiente a primera hora para fondear en el puerto de Kobe, como lo hicimos a las 4 p. m. Durante la estadía en Kobe, se dio permiso a los oficiales, aspirantes y tripulación para visitar la ciudad de Kioto, antigua capital del Imperio Japonés. Habiendo visitado a las autoridades civiles, recibí a bordo la visita del Gobernador de la provincia a quien se hicieron los honores correspondientes.

Se visitó en este puerto al gran Astillero de la Cía. Kawasaki que construye actualmente seis cañoneros para China y torpederos para el Gobierno Japonés. Del puerto de Kobe zarpé el día 18 de julio, después de mediodía, habiendo retribuido antes con una comida, las atenciones que tuvieron hacia nosotros los Sres. Kawasaki y Cía, dándonos una magnífica fiesta japonesa. Llegué el día 20 temprano donde encontramos fondeada la División Inglesa compuesta de cuatro cruceros acorazados y seis destructores. Habiendo saludado la insignia del almirante Moore, que visité y quien me autorizó para enviar los aspirantes a visitar la nave Almirante "King Alfred".

Poco después de fondear vino a bordo el Señor Vicecónsul y poco después el Encargado de Negocios, D. Baldomero García Sagastume, con quien me puse de acuerdo para las visitas que debía efectuar. Después de visitar las autoridades, el Señor Gobernador visitó el buque. AI día siguiente de fondear, 21 de julio, asistí con demás oficiales acompañado del Sr. García Sagastume, al lunch que nos ofreció el Ministro de Marina, vicealmirante Seito. Dicho lunch fué retribuido por la Legación en la noche del 23 de julio. El día 25 fueron los aspirantes y varios oficiales con el segundo comandante a visitar al Arsenal de lokosuka y fueron muy deferentemente atendidos por el almirante Kamimura.

Lunch en la Legacion Argentina

La esposa del embajador García Sagastume y cadetes durante el lunch.

García SagastumeDesde Kobe solicité de V. E. autorización para contratar un profesor de lucha japonesa (Jiu Jitsu), que se enseña aquí en todas las instituciones militares y en las policías. V. E. me acordó telegráficamente esta autorización, pero al llevarla a cabo se tropezó con algunos inconvenientes de idioma, de sueldo y de algunos detalles de contrato por lo que no me creí autorizado a apartarme de las normas establecidas entre nosotros, habiendo tomado un profesor y ayudante bajo las condiciones normales de nuestros reglamentos.

UNA LARGA TRAVESÍA

El día 3 de agosto, habiendo completado los víveres, carbón y agua dulce, estando el buque listo para la larga travesía que íbamos a emprender y habiendo sido despedidos por el Encargado de Negocios, Sr. García Sagastume, zarpe del puerto de Yokohama a las 5 p. m.
Debía, de acuerdo con el derrotero, navegar hacia el Este sin bajar del paralelo de 3 5' Norte hasta el meridiano 165" E. con objeto de ganar barlovento antes de tomar el alisio del N.E. para dirigirme al S. Con este objeto y estando franco el Cabo Nojina puse rumbo al E. navegando a máquina con aquel rumbo para abandonar la zona de los tifones probables en esa época en el menor tiempo posible, dando ocasionalmente los cuchillos para aprovechar la brisa que del S. O. había pasado al segundo cuadrante, hasta
mediodía del 5, en que paró aquélla dándose la vela y navegando a varios rumbos entre el S.E. y el E.N. E., al cual se navegó ciñendo y con gavias rizadas, pues el viento, establecido del S.E., se había puesto duro levantando mar gruesa. En esta forma se continuó hasta el día 10, en que, vista la persistencia de aquél y encontrándonos en latitud 39' 20' N., resolví dar la máquina para seguir al Sur, ayudándola con los cuchillos; así navegamos hasta el 13 en que estando en longitud 166' 20' O., di nuevamente el paño navegando a diversos rumbos del segundo y tercer cuadrante. El día 14 calmó el viento y seguí a máquina basta el día 16 en que comenzó nuevamente la brisa del sur dándose el paño. Continuóse con viento de fuerza variable y del segundo cuadrante hasta el 24 de agosto en que siendo aquél casi nulo resolví dar la máquina y navegar al S. E. para ganar barlovento, esperando que los vientos reinantes rodaran al primer cuadrante. El 26 a mediodía di nuevamente la vela en vista de seguir la brisa del E.S.E. pero, habiéndose corrido el viento al S.E. seguí a máquina ayudándola con las velas de cuchillo para hacer rumbo lo más al sur posible. Estábamos en esta fecha entre los arrecifes que forman la parte oriental del grupo de las Carolinas, pasando al día siguiente a la vista de la Isla Ponapi del mencionado grupo. Así se continuó hasta el 31 por la mañana, en que habiendo llegado al meridiano 166°30' puso proa al S. pasando al día siguiente, 1' de septiembre, al hemisferio Sur. Refrescó el viento del E.S.E el día 4 por la mañana, dándose el paño con ese motivo; nos encomtrábamos entonces entre los grupos Salomón y Santa Cruz. En esta fecha consideraba que habría conveniencia en recalar a Noumea en la Nueva Ca-ledonia para cargar carbón, pero el viento del Este soplando con fuerza llevábanos al S. O. decidiéndome a continuar viaje, resolviendo que en caso absolutamente necesario baria aquella operación en algún puerto de Australia y teniendo en cuenta, además, el retardo en el itinerario, que ocasionaría una escala forzosa; en la tarde del 7 pasamos al Oeste de los arrecifes Chesterfield, aproximándonos rápidamente a la costa de Australia, navegando con todo el paño largo hasta el día 10 en que calmó el viento. Se alistó la máquina y se bizo andar, pero poco después el viento se estableció del cuarto cuadrante y navegándose a máquina y a vela avistamos la costa del continente el día 12. El viento calmó pasando después al Sur. Se siguió a máquina y al aclarar del 14, entramos al puerto de Sidney, donde amarré por
indicación del Jefe de la Estación Naval, a la boya No. 2 de la caleta Farm.
Salvo disposición contraria de V. E. continuaré viaje el día 21 del corriente, siguiendo el itinerario señalado y esperando ganar los dos días perdidos en la travesía a Ushuaia".
La Fragata "Sarmiento" habla navegado al llegar a Sidney, desde el 2 de julio de 1906 hasta el 14 de septiembre del mismo año, 8.734 millas a máquina, 2.686 a máquina y a vela y 11.600 a vela, lo que hace un total de 23.020 millas.

EN SIDNEY

"Inmediatamente después de fondear en este puerto — dice el historial — visité a las autoridades Imperiales y del Estado, las que me retribuyeron las visitas ese día y los siguientes. El Jefe del Apostadero Naval se encontraba ausente al frente de la división Australiana y lo reemplazaba su Jefe de Estado Mayor, capitán de navio Stokes Rees, quien nos ofreció toda clase de facilidades poniendo a mi disposición, para que pudiesen ser visitados por oficiales y aspirantes, todas sus dependencias, para lo cual puso una embarcación a vapor a disposición de ellos y pudieron visitar el Apostadero Naval, la Isla Gargen y el Arsenal y nuevo depósito de explosivos del Río Parramata, dando después un paseo por el hermoso puerto. Por intermedio del Cónsul General, Sr. Tillock, obtuve autorización para que los aspirantes visitaran el poderoso faro de "South Head" de construcción moderna. El resto del tiempo lo ocupamos en los servicios y ejercicios que no es posible llevar a cabo en el mar.

Familias visitando el buque en Sidney

Matinee danzante a bordo

El Señor Tillock, nos prestó muchas atenciones, dándonos una comida e invitándonos a una velada de ópera con varios oficiales. El capitán Stokes Rees, igualmente nos dio una comida donde nos manifestó su simpatía por nuestro país y su marina de guerra.' Estas atenciones las retribuí con una marinee dada a bordo el día de la salida. Varios cónsules extranjeros también nos visitaron. Debo mencionar también un acto de cortesía llevado a cabo por la marinería del crucero "Cambrian" La que al fondear esta fragata envió varias bolsas de pan fresco con destino a nuestra marinería, atención que fué debidamente agradecida. El día 21 de septiembre a las 4 p.m. largué amarras de la boya en caleta Farm (Sidney), poniéndome en franquía del puerto una hora más tarde.

FIESTAS Y AGASAJOS EN TASMANIA

"Como soplaba brisa del Este paré la máquina dando todo el paño, poniendo proa al sur y navegando a longo de costa a pesar de haber aflojado mucho el viento el día siguiente hasta darnos sólo dos nudos, pues, pensaba aprovechar la corriente que en esas costas tira muy fuerte al sur. El viento nos calmó a la tarde de ese día (22) y a las 11 de la noche nos cayó una turbonada del sur que nos obligó a capear hasta la mañana del día siguiente, en que calmó. No habiendo esperanza de viento y faltándonos unas 5OO millas, que debíamos cumplir en dos días y medio, al anochecer del 28 mandé dar máquina, continuando hasta el 26" en que a mediodía dimos fondo frente al puerto de Hobart (Tasmania), saludando la plaza y recibiendo su contestación en seguida.

 Después de cambiadas las visitas, las autoridades nos prestaron también muchas atenciones, siendo el buque visitado por S. E. el Gobernador, delegado del Gobierno Imperial.
El Mayor de la ciudad (Intendente) nos invitó a concurrir, acompañado de los oficiales y aspirantes, a un baile que tuvo lugar en el salón municipal. La sociedad turista, que goza de consideración oficial, nos proporcionó a los oficiales y aspirantes un día de paseo en "Mail coach" a la falda del Monte Wellington desde donde se admira un hermoso panorama que incluye todo el puerto y bahía en que está esta ciudad.
El Señor Gobernador me invitó también con algunos oficiales a un lunch y visita al Hipódromo del lugar. El día de la salida di una marinee a bordo para retribuir estas atenciones, asistiendo el Señor Gobernador y el Mayor, Señor Crisp, con sus familias, las demás autoridades y varias otras familias. El día 3 0 de septiembre a las 4 p.m. zarpé del puerto de Hobart, poniéndome en franquía antes de obscurecer.

MAS AGASAJOS

"Al dejar la bahía encontré viento duro del N.N.E. dando todo el paño, el que tuve que disminuir al día siguiente por haber arreciado, navegando con dos fajas de rizos en las gavias, con las mayores y las velas bajas de cuchillo; éste viento intenso y la mar consiguiente continuó hasta el día 4 en que calmó. En estos días continué experimentos empezados en el viaje a Honolulú para determinar el por ciento de camino quitado al buque por el arrastre de la hélice, que antes nos habia dado un 17 %.
Como tenia un promedio muy alto para cubrir por singladura (23 0 millas diarias) anuncié a V. E. mi llegada a Christchurch a los ocho días en vez de a los seis después de la salida de Hobart, en la creencia de que no los podría llenar, pero el temporal aunque de bolina, favoreció nuestra camino de modo que el día 4 a la noche estábamos próximos a la isla Solander en la entrada del estrecho de Foveaux por donde pensaba pasar. Allí calmó el viento y di máquina pasando el estrecho el día 5, navegando después a lo largo de la costa de Nueva Zelandia en demanda del puerto de Lyttelton (puerto de Christchurch) donde fondeé a la mañana del 7 de octubre, entrando a la dársena al día siguiente asistido por un remolcador y práctico ofrecídonos por las autoridades marítimas del lugar y amarrando al costado de uno de los muelles, que también nos proporcionaron.

 

Matinee en Littletown

En este puerto, como en los demás de Australia, fuimos objeto de variadas atenciones tanto de parte de las autoridades de Lyttelton como de las de Christchurch. En esta última ciudad fuimos invitados a un lunch por el Mayor de la ciudad, Hon. Sir Thon Hall, y después a una visita a la Exposición Internacional que debía abrirse el 1'-' de noviembre. Como la travesía de este punto a Cabo de Hornos es en esa estación siempre muy dura, mandé desembarcar los sobres y guardarlos, recalando sus vergas. Estando el barco listo para efectuar la travesía con al completo de carbón y víveres para dos meses y después de dar un te para retribuir atenciones, el día 12 de octubre a las 4.30 p.m. me puse en franquía de puerto Lyttelton y al día siguiente por la mañana largué todo el paño con buen viento del primer cuadrante.

EL TEMPORAL DE CABO DE HORNOS

"En los días 10 y 11 de noviembre el viento cambió del cuarto al tercer cuadrante y viceversa, siguiendo los movimientos del barómetro. El último se estableció del N. O. con fuerza de temporal y mar arbolada. A las 8 a.m. saltó de golpe al S.O., siguiendo con la misma fuerza. A las 10.30 a.m. se avistaron por estribor las islas de Diego Ramírez, situándose el buque a mediodía en latitud 56" 20' y longitud 68" 3 5' oeste, computándose una singladura de 291 millas. Puse proa al N.E. en demanda del Cabo de Hornos, que avistamos a las 2 p.m. pasándolo a las 5 p.m. navegando a diez nudos largos con las mayores gavias en dos rizos impulsados por vio-lentos chubascos con nevazón y granizada.

    

Cabo de Hornos

   

Ushuaia

 Así seguimos navegando al Este de las islas Bornevelt y Evout. Oscureció sin haber podido avistar la Isla Nueva, debido a los violentos chubascos de nieve y granizo que venían del S.O. En estas circunstancias y estando cerca de la costa de la Tierra del Fuego, viré proa al S.E. cargué el paño y me puse a capear a máquina hasta las 3 a.m. en que reconociendo la tierra argentina las saludamos con placer y navegamos en demanda de los canales Moat y Bcagle, pasando la Isla Picton a las 11 a.m. debido al fuerte viento que apenas dejaba avanzar el buque. A las 4.30 p.m. de ese día, 12 de noviembre, di fondo en Ushuaia después de una travesía de 32 días o sea el tiempo señalado en las instrucciones, no habiéndome sido posible ganar los cuatro días perdidos entre Yokohama y Sidney y entre Hobart y Christchurch, debido a la coincidencia de los seis días de vientos del Este mencionados y a que la hélice fija le quita al buque entre 10 y un 17 % de marcha, según la velocidad".

ENTRE TÉMPANOS

En la travesía de Ushuaia a Puerto Militar, el día 22 el viento se puso fresco y después de mediodía pasó al N.N.O., poniéndose duro, obligándonos a arribar más al Este hasta casi pasar ese lado de las islas. No queriendo perder tanto sotavento, por no caer en la línea de témpanos, a mediodía del 23 empezé a navegar a máquina a marcha económica de 49 revoluciones; pero la fragata marchaba sólo tres nudos, pues el viento se había puesto muy duro y la mar muy gruesa. Navegamos esc día sin novedad, teniendo por ¡a noche niebla muy cerrada que no permitía ver a más de 100 metros. Al amanecer del 24 V una vez que despejó la niebla, estando a 180 millas al norte de las Malvinas y 300 al Este de Deseado, observamos un enorme témpano por la amura de estribor; pasamos a 4.000 metros y se midió la altura, que era de 44 metros, variando su ancho entre 100 y 300 metros; poco después aparecieron dos más, con poca diferencia, del mismo tamaño y formas tan variadas como pintorescas; había también algunos chicos, entre los que pasamos. Al anochecer, apareció otro mayor por la proa, que al obscurecer se perdió de vista, estando a unas cinco millas próximamente de él.

Durante todo el día pasamos entre gran cantidad de témpanos (unos 15) de diversos tamaños, el mayor de los cuales media 100 metros de altura. Estábamos a 250 millas de Punta Delgada y a unas 3 50 de la línea límite de los témpanos, lo que no deja de ser extraordinario. Los últimos los perdimos de vista al anochecer.

El día 26, habiendo refrescado un poquito el viento, paré la máquina siguiendo a vela; pero después de mediodía sólo hacíamos dos nudos, de modo que a las 9 p.m. volví a seguir a ma'quina porque de otro modo llegaría retardado a Puerto Militar, pues estando el barómetro demasiado alto, predecía vientos del norte. Efectivamente, desde esa noche hasta fondear en la mañana del 28 en la rada de Bahía Blanca, sopló viento fresco del norte, quitándonos mucho camino. En la rada, pasé un día en la faena de limpieza del casco y el día 29 por la tarde entré a Puerto Militar".

De Ushuaia a Puerto Militar la fragata "Sarmiento" navegó 587 millas a máquina, 230 a máquina y vela y 466 a vela. El total de millas navegadas en todo el viaje hasta Puerto Militar fué de 31.580. La "Sarmiento" estuvo de regreso en Buenos Aires el 30 de noviembre de 1906.

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar