Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Armada Paraguaya  Indice Vapor Cué

Recopilacion de Datos Historicos

Asunción 4 de Abril del año 2006. Jaime Enrique Grau Paolini - Perito y Constructor Naval.

El Sitio La recuperacion Fotos de los Primeros Trabajos - 1
Fotos de los Primeros Trabajos - 2 Fotos del recupero - 3 Fotos del recupero - 4
El Museo ayer y hoy Recodos del Yaghuý Buques - Río Apa
Buques - Anhambay Buques - Pîrabebé Buques - Salto Del Guaira
Buques - Yporá Buques - Paraná Ubicacion de los buques
La cancion de Vapor Cué Recopilacion Datos Historicos Det Embarcaciones

La finalidad principal de estas recopilaciones, será de mucha ayuda para la redacción de sucesos relacionado con La Marina de la República  del Paraguay  y  de  los  cuales  no  existen  muchos registros. 

Para La Memoria

 A principio del mes de Marzo del año 1978, se presentó ante el Sr. Ministro de Hacienda, General Dn. Cesar Barrientos, una comisión de vecinos de la Ciudad de Caraguatay, presidida por el Dr. Arnildo Rosa Páez, Diputado de la nación por ese Distrito, con la propuesta de recuperar los Restos de la Flota de Guerra que el Mariscal Francisco Solano López, disponía en aquel tiempo.

Entre los visitantes se encontraban, el Sr. Intendente Municipal Interino de la Ciudad de “Caraguatay”, el presidente de la Seccional de la A.N.R. Profesor Alejandro Ríos Herrera y otros representantes de las fuerzas vivas de Distrito de Caraguatay.

Después de la presentación de los componentes de la delegación, hizo uso de la palabra el Dr. Arnildo Maza Páez, mediante una alusión a los trabajos en “Minas Cue” por la delegación permanente de la A.N.R. en Ybicui presidida por el Sr. Ministro de Hacienda, solicitaba al mismo su colaboración para realizar idéntico trabajo en “Vapor Cue”.

El Sr. Ministro tomó nota de la petición, con la promesa que trataría de hacer todo lo que pudiera para llegar a un buen fin lo solicitado.

En función a esta previa presentación el Ministro convocó a una próxima reunión para el día 20 de Marzo de 1978 en su despacho, para el desarrollo del tema.

Asistieron al acto todos los miembros de la delegación permanente de la A.N.R. en Caraguatay, además de los invitados especiales convocados por el Sr. Ministro. Los que estuvieron presentes fueron: el Comandante de la Armada Vicealmirante Dn. Cesar Córtese, el Director de la SEC. Historia de La Armada Capitán de Navío Eduardo Roque Gonzáles. Señora Agustina Miranda, Señor Pusineri Scala, escultor Faustino Adorno, Ingeniero Juan Miro S. y el Secretario General del Sr. Ministro de Hacienda.            

De lo tratado en esa reunión previa, se tiene el borrador de una memoria que el Ingeniero Miro presentó el 22 de Marzo al Director de la D.M.N. y A. Capitán de Navío Dn. Vicente Speratti.

Como anécdota me cabe destacar que nadie conocía “Vapor Cue” solo se escuchaban rumores.

Trascripción del borrador:

Asunción 21 de Marzo de 1978.

Al Señor Director de la D.M.N. y A.

Cap. De Nav. Don Vicente Speratti.

Reunión preliminar de “Vapor Cue”.

Informo a esa superioridad que el día de ayer lunes 20 a las 16,30 hs. Se llevó a cabo en el despacho del Sr. Ministro de Hacienda una reunión preliminar para orientar la forma de llevar a cabo la operación de rescate de las reliquias de “Vapor Cue”.

Asistieron a la misma, todos los miembros de la delegación permanente ante la Seccional de Caraguatay, además del Señor Comandante de la Armada, el Director de la

Sección Historia de la Armada, la Señora Agustina Miranda, el Sr. Pusineri Scala, el escultor Faustino Adorno y el secretario del Sr. Ministro de Hacienda.

Seguidamente el Sr. Ministro tomó la palabra para indicar que era solo una reunión previa para establecer las bases de la operación, inmediatamente invitó a los componentes, que cada uno expusiera libremente su parecer.

El primero en hacer uso de la palabra fue el Sr. Pusineri Scala que expresó la importancia de llevar a cabo tan importante emprendimiento, considerando que el mismo es un reconocimiento de carácter nacional, propuso que los buques se restauren y que en tierra se construya un muro semejante al de “Minas Cue”, para que el visitante pueda observar las reliquias de La Guerra Grande, y para lo cual se podría incluir la participación del Sr. Ministro de Defensa.

Seguidamente el Sr. Ministro de Hacienda, invitó al Ingeniero Miro, a que expusiera su opinión en cuanto a la forma que debería llevarse a cabo la recuperación. Este propuso que lo más positivo y económico que se podía realizar era: construir un canal de desvío y sacar los buques afuera conservando la posición original de sus líneas de crujías con respecto al Norte, mantenerlos paralelos a la posición anterior, restaurarlos y levantarlos sobre columnas con el fin de burlar las máximas crecientes.

Surgieron propuestas de los presentes y el Sr. Pusineri, dijo que los buques deben mantenerse en su ligar tal cual quedaron, se escucharon otras opiniones para aprobar ideas.

El Sr. Ministro le pidió al escultor Adorno que manifestara su opinión sobre lo que se estaba tratando, y este manifestó que en principio estaba de acuerdo con las consideraciones y exposiciones expuestas hasta el momento, pero era partidario de no dar una opinión o información hasta luego de realizar un detenido examen de los buques y el estado de las cosas.

El Comandante de la Armada dijo estar de acuerdo con las sugerencias, prometiendo de su parte, todo el apoyo necesario con los recursos que están a su alcance.

Posteriormente el Sr. Ministro propuso ampliar el grupo de la comisión incluyendo en esta al Ministro de Defensa Nacional, Ministro de Obras Públicas, Ministro de Agricultura, Comandante del Comando de Ingeniería, Comandante de Transmisiones y al Director de la D.M.N.y A.

A continuación el Sr. Guzmán Acosta hizo una brillante exposición de la importancia del emprendimiento, destacando que como “Minas Cue”, “Vapor Cue” debe ser un Santuario Nacional, e indicando que a su parecer, la obra debería estar a cargo de un coordinador general como enlace entre la comisión y los ejecutantes de la obra, comprometió a los presentes que la próxima reunión se efectuase el lunes de pascuas.

Terminada la reunión el escultor Adorno propuso hacer al día siguiente un viaje de inspección a “Vapor Cue”, con la intención de mejorar el conocimiento de la situación y el estado general del lugar, a lo que el Sr. Ministro y el Director del Tesoro Nacional estuvieron plenamente de acuerdo.

 Asunción 22 de Marzo de 1978.

Informe de los primeros comisionados.

Siendo destinados el escultor Faustino Adorno y el Ingeniero Juan Miro S., estos se trasladaron a Caraguatay, para realizar un relevamiento visual del conjunto y la situación real de “Vapor Cue”.

Se llegó a Caraguatay a las 06,00hs. Ubicado el presidente de la seccional Profesor Ríos

fuimos en busca de la persona que tenía un buen conocimiento del lugar. 

Llegado al lugar denominado “Vapor Cue”, constatamos que la zona estaba sin inundación, lo que nos permitió, sin mayores problemas desplazarnos por el estero que circunda el lugar.

Por el camino, nuestro acompañante, nos relató que los restos fueron depredados continuamente por un Alemán de nombre Matías Gües, llevando una ves que cortaba con autógena las chapas y estructuras de los cascos, hasta que un día el Intendente Interino lo hizo apresar por la Policía de Caraguatay y lo tuvieron detenido por tres días en la Comisaría.

Parte de lo recuperado, unos ejes cigüeñales, chapas y otros objetos el Sr. Intendente los puso en exposición en una de las plazas del pueblo, para que sean exhibidos.

La camioneta en que viajábamos no pudo llegar hasta donde estaban los barcos, a causa de que un pequeño arroyito que se cruzaba en nuestro camino, prácticamente terminaba el camino transitable, para por llegar al lugar desde el pueblo.

Una vez llegado caminando al lugar, se empezó el recorrido bordeando sobre la barranca del cause, encontrando los restos destrozados de las 6 unidades, o sus restos abandonadas en el cause del Río Yhaguy, desde el mayor de todos hasta el mas chico, orientados del Oeste al Este en el sentido de la corriente.

Nuestro acompañante dijo que le parecía que el primer buque era el “Río Apa” y el segundo el “Piraveve”, y que los demás el desconocía.

Frente a cada buque se encontraba pequeños monolitos de ladrillos con restos de que en algún momento había tenido alguna identificación; se encontró también un pequeño monumento de homenaje de La Armada Nacional a Vapor Cue.

Ante la situación se convino hacer mención de los buques mediante una numeración provisoria desde el primero que encontramos a nuestra llegada desde el pueblo.

El Nº 1, se trata de un buque de unos 40m. de eslora y 6m. de manga aproximadamente, completamente destartalado y carneado con una caldera rectangular, afloran las puntas de las cuadernas que fueron cortadas, en la banda de estribor y las de babor estaban cubiertas totalmente por la arena.

El Nº 2, supuesto “Piraveve”, está con la proa cortada y partes de las chapas carneadas, se encuentra prácticamente en el centro del canal, algo escorado y tiene una caldera rectangular de llama a retorno, hundida en una montaña de arena.

Continuando el recorrido por la costa del cause, se llegó al que denominamos el Nº 3, solo existe la caldera desmantelada en medio de la corriente de agua, se trata de una caldera rectangular a tubos de agua semi hundida en la arena.

Siguiendo nuestro recorrido por la barranca llegamos al lugar donde encontramos otra caldera idéntica a la anterior, esta presentaba mayor deterioro que la anterior y denominamos el Nº 4, esta también estaba hundida en gran parte en la arena.

Llegamos posteriormente a los restos de un buque que lo nominamos como el Nº 5, solo se encontró una caldera de forma cilíndrica de llama a retorno, encastrada en la barranca derecha y semi escorada, mitad enterrada y mitad en el agua.

Terminamos nuestro recorrido en el lugar donde solo aflora parte de una caldera de forma rectangular, siendo esta la de menor tamaño de las otras encontradas, estaba semi hundida en un pequeño montículo de arena y rodeada de agua.

Midiendo por pasos estimando que cada paso tendría aproximadamente 0,80m. la distancia recorrida entre el Nº 1 y el Nº 6, sería de unos 600m.

Alo regresar a Asunción teniendo una mejor visión se presentó al Sr. Ministro de Hacienda las alternativas a seguir, para poder llegar a obtener el éxito deseado en los trabajos a ser emprendidos.     

Ing. Juan Miro S.     Escultor Faustino Adorno..

 

Vapor Cue: Informe. Al Sr. Jefe del Dpto. Técnico de la D.M.N. y A. Capitán de Navío Maq. Ingeniero Naval Ramiro Gutiérrez Yegros, del Jefe de la sección Mecánica Industrial del G.T. Ingeniero Juan Miro S.

Comisión Nacional Recuperadora de “Vapor Cue” (CO.NA.RE.VA.C.)

 

Recopilación de datos y su estudio con el objeto de la identificación de los Buques de la flota Paraguaya en la Guerra (1864 – 1870), fondeada entre los Ríos Manduvirá y Yhagui.

 

Comparadas diversas acciones, se observan discrepancias entre ellas, en lo referente al orden en que los Buques de la flota de López enfilaron el Yhagui, como también el nombre de los mismos.

 

La CO.NA.RE.VA.C., ha reunido los datos a su alcance, dispersos en varias obras y trabajos de otras personas, los ha ordenado y clasificado, comparándolos posteriormente con el resultado de las operaciones de rescate, las cuales, han permitido conocer exactamente las características constructivas de los 6 Buques que se encuentran en Vapor Cue.

 

Los diversos trabajos al alcance de la comisión hasta la fecha, son sumamente interesantes desde el punto de vista de los hechos, las dificultades que se tienen es que éstos adolecen con el nombre de las embarcaciones y en la posición de éstos casi siempre se cita como referencia a lo descrito por el Coronel Juan Crisóstomo Centurión en su obra y como constataremos mas adelante no fueron precisos.

 

La comisión, a estudiado y comparado, cada trabajo que se realizó con las unidades (buques) encontradas, que estos  datos actualizados y presentados por el Señor Julio E. Motte G. serían los mas aproximados.

 

Por consiguiente la comisión solo ha dispuesto de dos fuentes de información, una histórica o literaria, relatadas por varios autores, y otra la física materializada por el estudio de cada uno de los restos descubiertos y rescatados en parte del lecho del Yhagui.

Las principales obras y relatos consultados son los que a continuación se mencionan.

1).- “La Armada Nacional en la Historia”, Recopilación de datos.

2).- “Memorias” de Juan Crisóstomo Centurión.

3).- “Álbum Gráfico” de Arsenio López Decoud, referido en su obra histórica “Centenario de la Independencia Nacional” 1811 a 1911.

4).- “La Gloriosa Marina Paraguaya en  dos epopeyas (1864 – 1870) – (1932 – 1935)”.

5).- Un informe del cual faltan las primeras hojas y la última destruida por la humedad, motivo que me imposibilita la identificación del autor, guardado en el archivo de la sub. Secretaría de Informaciones de la Presidencia de la República, con la referencia (Centenario de la Epopeya Nacional).

6.- El trabajo titulado: “Las Históricas reliquias Navales de Vapor Cue” del Sr. Julio E. Motte G. año 1967.

7).-“Carlos Antonio López” El obrero máximo, por Juan Pérez Acosta.          

8).- “Inventario” Relevamiento, estudio, características técnicas de los restos de las embarcaciones existentes en el lugar, efectuadas por la Comisión desde el 20 de Marzo de 1970 hasta la fecha.

Con todas estas informaciones y el resultado de las excavaciones efectuadas por la comisión, en el lecho del Yhagui, además de las piezas recuperadas, se puede en principio entresacarse una serie de datos y referencias que serán utilizadas en principio para llegar a una conclusión adecuada.

 

Pasaré a enumerar las distintas fases a ser realizadas para iniciar el proyecto de recuperación:

1).- Inventario de todos los buques que se tiene noticia desde la Independencia hasta el final de La Guerra Grande.

2).- Formación  de la flota de guerra Paraguaya en tiempos de López.

3).- Buques construidos en el Paraguay y Buques adquiridos.

4).- Acciones de la Armada durante los años 1864 – 1870.

5).- Buques capturados al Enemigo.

6).- Buques conservados, ya sea por no ser destruidos en las acciones de combate o bien que intervinieron.

7).- Buques que se retiraron al Norte de Asunción, antes que los aliados llegaran a la Capital.

8).- Nómina de los buques que llegaron y remontaron el Río Manduvirá y su afluente el Yhagui.

9).- Los trabajos de desentierro y clasificación, de los buques.

 

Con las fuentes de información mencionadas anteriormente, se procedió a realizar los cuadros que preceden.

 

A.-Cuadro auxiliar para la identificación de los Barcos fondeados (hundidos) en Vapor Cue.

En este cuadro las unidades han sido catalogadas numéricamente del 1 al 6 en sentido de la formación de las mismas, de Este a Oeste.

Las dimensiones y sistemas de propulsión que figuran en este cuadro, son referidas a la realidad encontrada en cada uno de los restos existentes en el lecho del río, del sector denominado Vapor Cue después de haber sido totalmente liberados los restos, de la arena y barro que los cubrían.


Nº 1

Identificado por: el Sr. Julio E. Notte G.

Nombre del Buque: “Río Apa”

Origen: construido en el Paraguay

Ubicación actual: Vapor Cue.

Eslora: a la fecha está bajo agua (creciente)

Manga: en las mismas condiciones que eslora.

Puntal: en las mismas condiciones que la manga.

Desplazamiento total: a la fecha esta bajo agua (creciente).

Desplazamiento neto: de acuerdo a los informes es de 28 Tn.

Sistema de propulsión: a ruedas laterales.

Caldera: una.

Casco: de madera forrada con chapas de cobre.


Nº 2

Identificado por: el Sr. Julio E. Motte G.

Nombre del Buque: “Parana”.

Origen: construido en Inglaterra.

Ubicación actual: Vapor Cue.

Eslora: 25,00m.

Manga: 5,50m.   

Puntal: solo existen las tracas del fondo.

Desplazamiento total: 120 Tn.

Desplazamiento neto: de acuerdo a informes es de 58 Tn.

Sistema de propulsión: a hélice.

Caldera: una.

Casco: de madera forrada con chapas de cobre.


Nº 3

Identificado por: el Sr. Julio E. Motte G.

Nombre de Buque: existe una confusión para determinar si es el “Ypora” o el “Salto del Guaira”.

Origen: construido en el Paraguay.

Ubicación actual: Vapor Cue.

Eslora: no se pudo determinar.

Manga: aproximadamente 6,00m.

Puntal: no se pudo determinar.

Desplazamiento total: de acuerdo a informes y publicaciones 226 Tn.

Desplazamiento neto: indeterminado.

Sistema de propulsión: a ruedas laterales.

Caldera: una.

Casco: de madera muy deteriorado.


Nº 4

Identificado por: el Sr. Julio E. Motte G.

Nombre del Buque: “Salto del Guaira” o “Ypora” es por que ambos son de idéntica construcción, y al no tener una identificación valedera hasta el momento del presente informe, no es conveniente dar veracidad o conformidad sobre el nombre en una u otra embarcación.

Origen: construido en el Paraguay.

Ubicación actual: Vapor Cue.

Eslora: casco destruido.

Manga: casco destruido.

Puntal: casco destruido.

Desplazamiento total: por similitud con el Nº 3 se supone que tiene las mismas características.

Desplazamiento neto: las mismas explicaciones que la del Desplazamiento total. 

Sistema de propulsión: a ruedas laterales, solo se encontró una parte del brazo del cigüeñal, que fue la pieza que permitió, identificarlo como gemelo con el Nº 3.

Caldera: una igual a la del Nº 3, con lo que se confirma la similitud de sus características.

Casco: restos esparcidos de partes del mismo (madera).


Nº 5

Identificado por: el Sr. Julio E. Motte G.

Nombre del Buque: “Piraveve”

Origen: Inglaterra.  

Ubicación actual: Vapor Cue.

Eslora: 31,63m.

Manga: 5,10m.

Puntal: 3,00m.

Desplazamiento total: 250 Tn.

Desplazamiento neto: 83 Tn.

Sistema de propulsión: a hélice.

Caldera: una.

Casco: de hierro común.


Nº 6

Identificado por: el Sr. Julio E. Motte G.

Nombre del Buque: “Anhambay” o “Anhambahy” recurriré a fuentes de información en libros de autores brasileros, para determinar la palabra correcta.

Origen: Inglaterra.

Ubicación actual: Vapor Cue.

Eslora: 41,20m.

Manga: 6,11m

Puntal: 2,20m.

Desplazamiento total: mas de 300Tn. muy deteriorado internamente

Desplazamiento neto: no fue posible determinar por el mal estado de sus mamparos.

Sistema de propulsión: a ruedas laterales.

Caldera: una de baja presión.

Casco: de hierro común.


B.- Cuadro auxiliar para la identificación probable de los Barcos hundidos en el Río Manduvirá.

Tener en cuenta, que hasta la fecha del presente informe, no existen afirmaciones  valederas, que determinen el nombre de las embarcaciones que esporádicamente surgen en épocas de suma bajante del nivel del río; Los restos en esas apariciones se los observa a simple vista y los lugareños, les dieron el nombre que sus antepasados les transmitieron.


Nº 7

Identificado por: habitantes del lugar.

Nombre: no coinciden las distintas denominaciones, hay opiniones encontradas.

Origen del Buque: sin datos.

Ubicación: frente al ex Puerto Bello.

Eslora: sin datos.

Manga: sin datos.

Puntal: sin datos.

Desplazamiento total: sin datos.

Desplazamiento neto: sin datos.

Sistema de propulsión: por informe de los lugareños a ruedas laterales.

Caldera: asoma en la época de bajante.

Casco: de madera forrado con chapas de cobre.


Nº 8

Identificado por: habitantes del lugar.

Nombre: unos dicen que es el buque “Paraguari” otros niegan que es el  “Paraguari” y afirman que fue el que acompañaba a este.

Origen del Buque: si fuere el “Paraguari”, Inglaterra, al ser el desconocido sin datos.

Ubicación: cercano al antiguo paso Manduvirá, a 5 Km. aproximadamente antes de la desembocadura del “Río Manduvirá” en el “Río Paraguay”.

Eslora: sin datos.

Manga: sin datos.

Puntal: sin datos.

Desplazamiento total: si fuere el buque “Paraguari” 627 Tn., el desconocido: sin datos.

Desplazamiento neto: si fuere el Buque “Paraguari” 300 Tn., el desconocido: sin datos.

Sistema de propulsión: si fuere el buque “Paraguari” a ruedas laterales, el desconocido: sin datos.

Caldera: si fuere el buque “Paraguari” dos calderas, el desconocido: sin datos.

Casco: ambos tenían casco de hierro. 

Comentarios sobre las descripciones anteriores.

1.- La mayorías de los autores se han limitado a copiar el orden de los Buques, y su alineación de acuerdo a lo descrito por, Juan C. Centurión en sus memorias.

2.- El primer trabajo inédito, que llegó a conocimiento de la Comisión, es el del Sr. Julio E. Motte G. y que tomó por base de su estudio, dos factores principales a más de otros datos y estos son:

a). La exploración del área de “Vapor Cue”, del que entrega un informe detallado.

b). Un dibujo de la época atribuido a un sargento de apellido RIQUELME, además de obras y datos de archivo.

3.- Los datos en poder de la Comisión tomados, sobre cada uno de lo restos de los Buques, coinciden en parte con lo descrito en el trabajo del Sr. Julio E. Motte G.

4.- Los Buques nombrados por Centurión, están en el siguiente orden: Ypora – Paraná – Río Apa – Salto del Guaira – Piraveve – Anhambahy.

5.- Los Buques nombrados por Recalde Amiri, están en el siguiente orden: Río Apa – Paraná – Ypora – Salto del Guaira – Piraveve – Anhambahy.

6.- Los Buques nombrados por Julio Motte, están en el siguiente orden: Río Apa – Piraveve – Ypora – Salto del Guaira o (Salto del Guaira – Ypora) – Paraná – Anhambahy. 

7.- Por último, un trabajo inédito de autor desconocido pero cuyo informe, o copia del mismo, llegó a la Comisión, en hojas con membrete de “Sub. Secretaría de Informaciones y Cultura de la Presidencia de la República, durante el Centenario de la Epopeya Nacional 1864 – 1870” cuyo contenido demuestra que es algo semejante al del Sr. Julio Motte, al decir “Exploración documentada existente” considera para los Buques los siguientes nombres: Ypora – Paraná – Río Apa – Salto Guaira – Piraveve – Anhambahy, de acuerdo a Centurión, pero el autor del trabajo, ordena de la siguiente forma: Río Apa – Paraná – Salto Guaira – Ypora o (Ypora – Salto guaira) –Piraveve – Anhambahy.

8.-Según datos o memorias, de Asunción partieron para el Norte, totalmente desarmados los restos de la flota Paraguaya compuesta por los siguientes Buques: Yverá – Paraná – Río Mbotetei – Piraveve – Salto del Guaira – Ypora – Río Apa – Anhambahy y Paraguay.

9.- Los Buques que se refugiaron en el Río Manduvirá – Río Yhagui, fueron según otros datos: Paraguari – Ypora – Paraná – Río Apa – Salto del Guaira – Piraveve – Anhambahy.


Resumen

a.- Los Buques que partieron de Asunción para el Norte, ¿Eran 9 en total?     

b.- El o los restos del casco del “Paraguari”, hundido cerca de la desembocadura del Río Manduvirá fue reflotado después de la terminación de la Guerra.

c.- Existe un buque hundido en el Manduvirá frente al ex Puerto Bello.

d.- En Vapor Cue existen los restos de solo 6 Buques.

e.- Por los datos e informaciones no se tiene una idea exacta si son 9 o más los barcos hundidos en el Río Manduvirá.

f.- En el dibujo del Sargento Riquelme figuran los siguientes Buques que enumerados y nominados de izquierda a derecha y de arriba a bajo son: Tacuari – Yvera – Río Blanco – Paraguari – Ygurey – Jejui – Piraveve – Paraná – Ypora – Salto Guiará – Río Apa – Añabai o Anhambahy – Río Mbotetei – Marques de Olinda – Olimpo – además de una embarcación a remo, no identificada con nombre alguno. Es de suponer, que los nominados fueron los Buques de mayor actuación durante la Guerra

C.- Los trabajos de despejar el área y rescatar todo lo posible de los restos existentes, dieron el siguiente resultado. “ Se relata después de la aclaración “

Aclaración; para comprender mejor todo lo que será relatado, es imprescindible tener en cuenta cuanto sigue.

Considerar que: “Puesto”, es el lugar donde se encontraban los restos del Buque (en el cause del río), y está relacionada su numeración, a partir del acceso al “Parque”, Ej. Puesto Nº 1 corresponde al primer Buque hallado.

“Buque Nº x”, es el lugar que ocupaba, en su desplazamiento aguas arriba (sentido de la corriente del agua en el cause del río). Estos párrafos fueron adjuntados por el transcriptor (Jaime E. Grau P.). 

Puesto Nº 6, Buque Nº 1.- Se rescató un cigüeñal con el eje y núcleo de la rueda de babor, una caldera rectangular a llama de retorno con dos hornos (la menor de todas) y en diversos puntos restos de madera semi quemadas; se abandono provisoriamente las tareas, con motivo de la creciente del río.

Puesto Nº 5, Buque Nº 2.- Se rescató 40 piezas barias, balas de cañón, una caldera cilíndrica a llama de retorno tipo Escocesa, restos de un plan de madera con una parte importante de la quilla y el pantoque que corresponde a un Buque con hélice.

Eslora: 25m. y tantos cm.

Manga: 5m. y  tantos cm.

Puntal: no se pudo determinar, al estar quemadas sus cuadernas.

Se encontró gran parte de la quila, la misma estaba casi atravesada en el lecho del río, la parte de popa en el centro del canal y la proa encallada en la barranca, un manto de arena cubría todos estos restos. 

Puesto Nº 4, Buque Nº 3.- Se recuperan algunas piezas de diversos tamaños, restos de un combes de madera, de unos 5m. de ancho, por 5m.y tantos cm.de largo, la construcción muy adelantada para la época, corresponde a la descripta en los escritos del Arsenal de Asunción. A proa del combes, se encontró el cigüeñal completo con el eje de las ruedas y los núcleos de las mismas, uno de los cuales (el de estribor), tiene los restos de dicha rueda, bajo el cigüeñal se encontraron restos de la máquina (destruida por los hombres) conjuntamente con balas de cañón. 

Puesto Nº 3, Buque Nº 4.- En este lugar, solo se ha encontrado hasta la fecha, la caldera semi enterrada en la barranca izquierda del río, bajo un montículo de arena, dos balas de cañón; el eje de este buque fue cortado con autógena y solo quedaba la cabeza del cigüeñal idéntica, a la del cigüeñal del buque Nº 3. 

Puesto Nº 2,  Buque Nº 5.- Se rescata un casco de hierro, muy deteriorado y depredado por la acción del hombre, no por la naturaleza.

Eslora: 30m.

Manga: 5m.

Puntal: 3m.

En su interior se encuentra una caldera de llama a retorno, con dos hornos. La propulsión del buque era a hélice la cual conjuntamente con su eje fue llevada

En el entorno exterior de la proa cubierta por la arena se encontraron, un sin número de chapas que fueron retiradas y apilonadas para su transporte, también barias cuadernas fueron arrancadas por depredadores,  piezas sueltas y tres balas de cañón componían el conjunto. 

Puesto Nº 1, Buque Nº 6.- Se extrajo un casco de hierro, depredado y bastante corroído por el tiempo, es un buque con propulsión a ruedas laterales y sus características son:

Eslora: 41m.

Manga: 6m.

Puntal: 2,20m.

En su interior se conserva el cuerpo de la caldera con sus payoles frontales, frente a ésta está parte de la máquina que como era de hierro fundido comenzaron a romperla, el cigüeñal y sus brazos ya fueron sustraídos permaneciendo parte de sus ruedas.

Alrededor del casco se encontraron varios objetos apelmazados por el oxido y entre éstos la tapa de un reloj de oro que se le entrego al Coronel W. Chávez por instrucciones del señor Ministro de Hacienda.

Otos objetos de valor históricos encontrados se trasladaron al Ministerio. 

.D.- Visto todo lo que antecede la Comisión alcanza primero, las siguientes resoluciones:

1.- En Vapor Cue se encuentran 6 Buques, de los cuales 4 son con casco de madera y 2 con casco de hierro.

2.- De los 6 Buques, 4 son propulsado por ruedas y 2 tienen propulsión a hélice.

3.- El Buque que se encuentra en el río Manduvirá frente al ex Puerto Bello, es propulsado por ruedas.

4.- De acuerdo a lo manifestado por muchos pobladores, desde el río Manduvirá hasta el río Yhagui hay muchas embarcaciones hundidas.

Hasta aquí se puede estar de acuerdo con el minucioso estudio realizado por el Sr. Motta, quien define el nombre de los Buques de la siguiente manera: observándolas (las embarcaciones) de Este a Oeste son: Río Apa – Piraveve – Ypora (o Salto del Guaira) – Salto del Guaira (o Ypora) – Paraná – Anhambahy, esto se admite en función de los perfiles que tomó del dibujo del Cabo Riquelme.

Se podría estar de acuerdo con todo, se debe tener en cuenta, todo lo relatado máxime que se está en la etapa investigativa, por lo tanto estoy efectuando el análisis, de los pro y contra de las informaciones y documentos recibidos por la Comisión. 

E.- Tomando como punto de partida, el dibujo realizado por el Sargento Riquelme, realicé, el siguiente análisis:

1.- El Buque Paraná tiene la chimenea colocada entre el palo de popa y la popa del Buque.

2.- El Buque Nº 5 del Puesto Nº 2 (ver detalles) a ser rescatado, se puede observar que tiene la fogonadura (asiento del palo), entre la caldera y la popa del Buque, y que la boca de la chimenea en la caldera, se encuentra a proa de la fogonadura.

3.- En el mencionado dibujo, se distingue fácilmente, que tanto el Buque Paraná como el Yberá están propulsados por hélice, (a modo de recordación en todas las obras redactadas se menciona “La avería en la hélice del YBERÁ”, pero en el diseño del Sargento Riquelme, la chimenea se encuentra entre los dos palos mayores, existiendo un tercer palo a popa de ambos, (entre la popa del Buque y el segundo de los palos mayores), por donde pasa el eje de la hélice.

4.- La cubierta en la popa del Buque Nº 5 del Puesto Nº 2  es bastante amplia, lo que demuestra que podría haber sido modificada por haber existido un palo en ese lugar.

Además que en ese lugar no se ha ubicado una fogonadura típica, existe un soporte o plataforma pequeña que podría ser el apoyo del palo. 

5.- En el grabado del Sargento Riquelme, éste indica claramente que el Río Mbotetei es un Buque propulsado a ruedas laterales, no artillado aparentemente.

6.- El punto confuso, es que los historiadores más clásicos no mencionan que se hizo o que paso con dos Buques nominados varias veces, que son el Yberá y el Río Mbotetei. 

F.- Planteo por lo tanto ciertos análisis e hipótesis.

1.- El Buque Nº 5, del Puesto Nº 2, es posible que sea el Yberá, y para su confirmación faltaría saber si era un Buque con casco de hierro, no obstante, mientras puede anteponerse aquel nombre.

2.- En lo que respecta al Río Mbotetei, en el grabado del Sargento Riquelme, figura como un Buque propulsado a ruedas, del tipo que en la jerga naval se lo denomina macatéro, (múltiple funciones) y no figura que fue artillado, los historiadores comentan que estaba destinado a las exploraciones, en el río Paraguay, y cuyo nombre anterior fue, “Argentina” o (La Argentina), el gobierno del Paraguay lo había adquirido y lo nominó con el nombre de Mbotetei, por tratarse en un principio, de un Buque destinado a las exploraciones, es posible que su casco estuviera protegido con chapas metálicas.

Existe la coyuntura que el Buque del Manduvirá es a ruedas, y su casco de madera forrado con chapas de cobre.

En aquel tiempo un Buque explorador, bien podía tener el aspecto de los actuales Macateros, como lo tiene el Mbotetei en el grabado del Sargento Riquelme.

Por consiguiente y ante todo lo expuesto el Buque que está en el río Manduvirá podría ser el Río Mbotetei.

Conviene aclarar que de acuerdo a los pobladores de la zona donde se encuentra el casco del Buque que ellos denominan “Itapirú”, cambió su nombre original de “Pirapomí”, por el de “Puerto Itapirú”.

En la nómina de Buques que revistaron en el Paraguay en esa época figura el nombre de “Itapirú” pero esta denominación le corresponde a una Chata y no a un Buque.

Hasta aquí es todo lo que la Comisión ha podido reunir, y por lo tanto clasificar, mientras no existan trabajos o publicaciones investigativas al respecto, momentáneamente se pueden tomar las conclusiones siguientes.

Conclusiones:

Considerando que puede surgir en cualquier momento, una institución o persona que se dedique a la investigación documentada, pueda demostrar algo o todo lo contrario, en beneficio de esclarecer todo, será de un inmenso valor para la historia, en principio se puede admitir que:

a.- 9 Buques sin armamento salieron de Asunción rumbo al Norte en busca de refugio seguro fueron.- Yberá – Paraná – Río Mbotetei – Piraveve – Salto del Guaira – Ypora – Río Apa – Anhambahy – Paraguari. De acuerdo con las publicaciones de los historiadores y comentaristas de la época.

b.- 6 Buques llegaron a Caraguatay (Vapor Cue) y  según las notas y comentarios (ninguno de los Buques tenían inscripto ni grabado sus nombres respectivos, todo llega a trabes de comentario, surgido de entre los pobladores y las publicaciones históricas posteriores, salvo lo que esta escrito en un pabellón Nacional, expuesto en el Museo actual que fue colocado después de la recuperación de lo que esta expuesto, en el parque de Vapor Cue. Este comentario lo realizo, en forma personal, sin desmeritar en absoluto todo lo expresado en el informe del Ingeniero Juan Miro. Son mis dudas personales que en honor a la verdad, sería correcto saber y dejar constancia en el museo, quien o quienes entregaron ese pabellón que mucho representa para consolidar, la historia real de los hechos. (Jaime E. Grau P. Asunción 19 de marzo de 2006), los Buques son: Río Apa – Paraná – Saltos del Guaira – Ypora – Piraveve – Anhambahy.

c.- El casco del Paraguari fue reflotado y vendido (manifestado por muchos autores), el otro Buque que estaba a metros de este también, los mismos fueron retirado después de la Guerra y un tercero se encuentra hundido en el Río Manduvirá. 

Este trabajo de identificación de los restos de las embarcaciones en el Yhagui, á sido posible con la poca literatura existente,  la colaboración de la sección de Arquitectura Naval del Dpto. Técnico de La D.M.N. y A. ha sido de mucho valor para el efecto.

   Ing. Juan Miró S.

Vapor Cue: En torno a las Históricas Reliquias Navales de VAPOR CUE.

Estudio de los restos navales y aclaración a que barcos pertenecieron. 

Aviso preliminar:

Este trabajo de exploración y estudio de las reliquias históricas de “Vapor Cue”, fue realizado en los días finales del mes de Octubre y primeros de Noviembre del año 1967.

Vapor Cue

Ubicación: El lugar denominado “Vapor Cue”, está situado al Norte de La Ciudad de Caraguatay, en el arroyo, o río según otros, Yhaguy Guazú, donde reposan los restos de los seis barcos que, durante la guerra del Paraguay contra La Triple Alianza (1865 – 1870), allí fueron hundidos por la tripulación para evitar que cayeran en poder del enemigo.

Caraguatay: Se halla ubicada en una altura de tierra roja desde donde se domina a la distancia la zona baja por donde corre el arroyo Yhaguy Guazú.

El lugar denominado Vapor Cue en el arroyo Yhaguy Guazú, está en medio de una extensa planicie baja e inundable, cubierta de altas gramíneas y con escasa vegetación arbórea. La tierra superficial es gris o negra, de muy reciente origen, y que en parte se había utilizado para cultivar arroz. Bajo esta primera capa superior de poco espesor existe otro estrato de edad más antiguo y de color más claro, es una arcilla compacta punteada de color rosa casi naranja en algunas partes, posiblemente por una sustancia ferruginosa que se disuelve fácilmente en el agua y tiñe los dedos si se la frota.

El lecho del arroyo es muy arenoso, se acumulan grandes cantidades de arena en las curvas del sinuoso curso y se forman meandros cercanos unos a otros. Las características de este curso de agua dan una idea de la verdadera y extraordinaria proeza que se hubo de realizar para hacer llegar hasta aquel punto tan distante del río Paraguay aquellos barcos fabricados para navegar por ríos más caudalosos.

Es verdad que en aquellas históricas circunstancias se había aprovechado una gran crecida del arroyo; pero, de igual manera, nada fácil habría sido la navegación por el tortuoso curso del arroyo, cuyas riberas en aquel entonces mucho más arboladas que hoy día, estaban cubiertas por las aguas de la inundación y ofrecerían innumerables dificultades al paso de aquellos barcos.

Se llega a La Ciudad de Caraguatay (que dista de Asunción 95Km.), y desde allí por un camino de tierra apisonada de 4 a 5Km. Hasta “Vapor Cue”. 

Los Barcos 

Breve Historia: Huyendo de caer en poder del enemigo, los últimos barcos de la valerosa flotilla de guerra paraguaya, remontaron el río Manduvirá y se internan a su afluente el arroyo Yhaguy Guazú, y alcanzaron las cercanías de Caraguatay gracias a las circunstancias ya citadas, de la gran creciente del arroyo.

La increíble batalla presentada por los heroicos niños, ancianos y escasos soldados paraguayos en los campos de Acosta Ñú a las poderosas fuerzas Imperiales del Brasil al mando del Conde D´Eu, se desarrolló el 16 de Agosto de 1869. La batalla duró  once horas, y terminó con la derrota y casi exterminio total de las fuerzas paraguayas acometidas por un ejército inmensamente superior en número de hombres y de armamentos.

El 18 del mismo mes, fue el combate de Ca´aguy Yurú (actual Isla Pucú), y nuevamente victorioso, el Conde D´Eu cometió una más de sus atroces actos criminales con ensañamiento cruel. Contempló impasible el degüello de los prisioneros e hizo colocar los cuerpos y cabezas separados a un metro de distancia uno de otro a lo largo de la picada que conducía a Caraguatay.

Cuatro días antes, el Mariscal Francisco Solano López había pasado por Caraguatay con rumbo a San Estanislao, y dejó a su paso instrucciones de lo que debería hacerse en caso de que el enemigo amenazara apoderarse de la flotilla. El 18 de Agosto la flotilla fue atacada, los defensores combatieron hasta cuanto pudieron, pero en vista de la imposibilidad de resistir a un enemigo tan superior, cumpliendo con las instrucciones previstas, quemaron y hundieron los barcos, retirándose en seguimiento del Mariscal. Así fue, narrado en pocas líneas, como aquellos barcos quedaron en el lugar donde hoy se encuentran, y es por esos gloriosos restos navales que el lugar se denominó después “Vapor Cue”. Allí están, silenciosos, oscuros, solitarios, y podría decirse que impresionantes y orgullosos de su heroico destino.

Esas naves se llamaban: Anhambay, Piraveve, Ypora, Salto del Guiará, Paraná y Río Apa   

Los Restos Navales de Vapor Cue 

Los restos de los seis barcos yacen en el cauce del arroyo distanciados a más o menos cien metros unos de los otros. El arroyo corre en dirección general de Este al Oeste.

La numeración correspondiente a los datos o informes sobre los restos de cada barco sigue el siguiente orden: por ejemplo Barco Nº 1, Barco Nº 2, y así sucesivamente hasta el sexto, o sea que empezando los estudios por el barco (o los restos), que quedan al Oeste, terminando por último barco (o los restos), que quedan hacia el Este, avanzando aguas arriba.

De dos barcos existen solamente partes del casco que es de hierro y las calderas, de los otros cuatro solamente algunos restos de maderas y sus calderas.

Para la casi desaparición total de estas reliquias históricas, aparte de la acción  del tiempo y elementos naturales, mucho tubo que ver la obra destructora de los hombres. La gente del lugar se proveían de allí de materiales para sus carros, etc., y durante la guerra del Chaco se ha sacado materiales para los talleres de fundición de Asunción. Muchas de las piezas de cobre y bronce fueron recuperadas, lo que explica el porqué no se encuentran restos de esos materiales. 

Los Barcos – Su Estado actual -

 Identificación 

Barco Nº 1: Anhambay.

Casco de hierro, muy cubierto por el agua y la arena. Sobresalen numerosos restos desnudos y rotos de las cuadernas. La posición actual del casco es oblicua al cause del arroyo con orientación aproximada Oeste, Este. La proa al este, metida en la orilla derecha del arroyo sobresaliendo parte o resto de la fuerte barra de hierro (la roda) que sirve para formar el punto de unión de las chapas del casco en aquel punto.

Una de las chapas de la proa, del lado de estribor, la única que aún existe, tiene una gran abertura, que servía para la salida de la cadena del ancla. La popa está totalmente cubierta por una gran masa de tierra con un matorral de plantas que crecen encima. Dicha masa de tierra mide unos 37,50/m2., de superficie. La altura es de 2,50m., en la orilla del arroyo desde el nivel del agua en aquel momento.

Encima de ese montículo de tierra que cubre totalmente la popa, ocultándola a la vista, de tal modo que es posible andar sobre el barco sin advertirlo, crecen plantas de yuasy’y

(Celtis tala), y una de ellas, la más crecida, domina todo el montículo lanzando sus largas y espinosas ramas hacia el arroyo y sobre el barco.

Algunas plantas de ka’a pi’i-kysé (panicum sp.), crecen por los alrededores, pastos camalote (paspalum sp.), se aferran a la orilla del agua y avanzan sobre ella, y plantas de ka’a tái (poligonum sp.), sumergen sus tallos y hojas irritantes en el agua de la orilla.

La parte superior del timón del barco se hallaba al descubierto y se dirigía hacia estribor, es decir, hacia la derecha del barco si se mira de popa en dirección a la proa. La barra que sostiene el timón, que mide 0,075m de diámetro, desciende a partir del casco verticalmente más de 0,65m. hasta alcanzar el timón, que por causa de la dificultad para excavar no pude ponerlo totalmente al descubierto. Pero la exploración realizada me fue suficiente para comprobar que allí no existía una hélice, ni lugar para ella, detalle importantísimo para la identificación del barco, como ya se verá.

Mirando de popa hacia proa, poco antes de alcanzar la caldera, aproximadamente hacia la mitad del barco, en el costado de babor se ve sobresalir una fuerte pieza metálica, que forma como dos triángulos a un costado del casco, que se proyectan de él 0,71m. y separados uno del otro 0,465m.

Longitud del barco según lo que estaba visible en aquél momento: 40,00m.

Anchura del barco (manga): 6,19m.

Caldera: la abertura en la parte superior (arranque de la chimenea) mide 0,71m. de diámetro. La parte superior de la caldera es plana y horizontal. Esta caldera es de forma prismática rectangular, la superficie visible mide 3,85m. por 3,80m. Sobresale de la tierra que llena el casco del barco 0,85m. y tiene en un costado una abertura de unos diez centímetros de alto cuyo origen es difícil de imaginar. La caldera es la del tipo prismática, baja, y a las que se les daba la preferencia por acomodarse mejor a una estiva de fondo de la bodega y que era ventajosa para los buques de poco calado, especiales para la navegación por los ríos poco profundos.

No eran para alta presión, pues las paredes planas no servían para resistir grandes fuerzas sin deformarse y hasta peligrar alguna rotura. La parte superior está formada por cuatro planchas horizontales y dos laterales curvadas hacia abajo; todas llevan grandes y numerosos remaches, setenta y dos bulones enormes sobresalen de las chapas superiores, y algunas de las tuercas correspondientes faltan. Están son hexagonales de 0,055m. de diámetro, los bulones miden 0,033m. de diámetro, estos bulones y sus correspondientes tuercas pertenecen a los tirantes o estáis de hierro que, fijos por los extremos a dos partes opuestas de las envolventes de la caldera, tienen por objeto consolidarlas e impedir la separación, oponiéndose así a la deformación por el efecto que contra ellas ejerce la presión del vapor.

Espesor de las chapas de la caldera 0,010m.

Letras grabadas en un lado de la caldera: D.B.L.  BLOC….EL BEST. Los puntos sucesivos indican que allí existen letras muy borrosas e ilegibles. 

Identificación 

Con los datos históricos disponibles, mas los restos ya muy deteriorados, y en la mayoría de los casos con solamente la existencia de los restos, y de las calderas de los barcos, la tarea para el reconocimiento de cuales eran esos barcos de “Vapor Cué”, parece un tanto difícil, pero creo haberlo logrado. Veamos:

El Coronel Juan Crisóstomo Centurión cuenta que los vapores (se debe decir buques) paraguayos permanecían anclados o varados en uno de los pasos del Yhaguy y poqué fueron atacados por las fuerzas enemigas. En vista de la superioridad de los atacantes, los defensores “cumplieron instrucciones que tenían pegando fuego a los vapores (buques), y cita la nómina de ellos en este orden: “Ypora”, “Paraná”, “Río Apa”, “Salto del Guiará”, “Piraveve” y “Amambay”. Pues bien, cualquier interesado en la historia de estos barcos, podrá comprobar que los nombres siempre están citados sin cuidar el orden, imposibilitándose de esta manera saber a cuales barcos pertenecieron. Tampoco el General Francisco Isidoro Resquín que los sita en el mismo orden, con la diferencia que dice “Río Yhaquic” en vez de “Yhaguy”. (I). 

(I). – Al único que encontré citarlos en orden casi correcto, pero también sin identificarlos, es el Teniente 1º de Marina (S.R.) Dn. Sergio A. T. Recalde  Amiri en (Diario La Tribuna del día 20 de Febrero del año 1972) que los cita en este orden: “Río Apa”, “Paraná”, “Ypora”, “Salto del Guiará”, “Piraveve” y “Anhambay”. Están citados en orden inverso al estudio realizado por mí, y pongo en duda la verdadera identidad de los barcos “Ypora” y “Salto del Guairá”, citados en este orden, pues ya veremos más adelante las razones por que no es posible saber a cuales de los dos barcos pertenecen exactamente.- 

De acuerdo a mis estudios realizados, y que ya iré explicándolo, el primer barco reconocido sería el “Anhambay”, embarcación capturada al Brasil durante la campaña de Matto Grosso, casi en la desembocadura del Río San Lorenzo, el 6 de Enero de 1865.

Allí fue abordado por los barcos paraguayos “Río Apa” e “Ypora”, los que con el mismo “Anhambay”, tuvieron el mismo destino tiempo después; todos yacen hoy en el Yhaguy. El Anhambay” era una cañonera construida en Inglaterra, con casco de hierro y una potencia de 40 HP. en sus máquinas y estaba propulsado por ruedas. Iba artillado con dos o seis cañones de calibre 32, el de popa era una pieza de bronce.

Estudiando las características de los seis barcos que se refugiaron en el Yhaguy, encontré que este era el único a ruedas y con casco de hierro. Por los restos que aún existen es posible identificarlo.

Empezando por la ubicación de su caldera, se observa que está en concordancia con la posición que ocupaba la chimenea, según se deduce en un interesante dibujo de la época atribuido a un Sargento de apellido Riquelme (II), en el citado dibujo aparecen con sus respectivos nombres los barcos de la escuadra de López preparándose para la batalla del Riachuelo el 2 de Junio de 1865. El “Anhambay” aparece aquí con el nombre de “Añabai”, quizás cambiado ya en poder de los paraguayos. Excitado dibujo es simple, sencillo, pero en él es posible identificar la chimenea en el “Anhambay” indicando que la caldera se hallaba algo más hacia proa en relación a las máquinas y mecanismos propulsores de las ruedas, las que se hallaban antes, o sea, más hacia popa, pero siempre todo en la parte media del barco.

Los restos estudiados de este barco, y al que le puse Nº1 tiene efectivamente la caldera situada más hacia proa en relación a las pocas piezas de las máquinas que aún existen, las que están después de la caldera hacia popa. Las piezas de la maquinaria se hunden en la tierra que llena el casco. Es importante recalcar que las piezas se encuentran en la dirección de las piezas triangulares que sobresalen al costado del casco, las que indudablemente, habría sido los restos de los soportes de las ruedas. Agréguese a todo lo dicho el detalle decisivo que en la popa de este barco no existe lugar para una hélice, pruebe que era impulsado por ruedas, no cabe dudas que es el “Anhambay”.

Se hace esta salvedad pues tanto el “Salto del Guairá” como el “Ypora” también a ruedas el casco era de madera. 

(II). – Publicado en “Datos para la Historia” por Juan B. Otaño, (Asunción 1932). 

Barco Nº 2: Paraná

Se halla distanciado del primeramente estudiado a mas o menos cien metros, orientado de Oeste al Este (proa hacia el Este), en posición oblicua a la corriente del arroyo, pero sin cruzarlo de lado a lado. Como una tercera parte del casco hacia proa ya no existe, o no es visible por estar cubierto por el agua y la arena acumulada sobre el casco. La posición del casco podría considerarse casi normal, la caldera se halla inclinada hacia estribor. La popa del casco está casi completa, y del resto del barco apenas se ven las cuadernas desnudas, de las que también restan pocas. Del agua sobresale parte del timón, que está dirigido hacia estribor. Sobre la popa se ha acumulado una gran masa de tierra que sobrepasa en mas de un metro el nivel de lo que habría sido la cubierta, y sobre ese montón de tierra se han desarrollado muchas plantas de (Inga sp.), y este lugar sirve de refugio a algunos ofidios y otras especies nativas.

La mayor parte del agua pasa por el lado de estribor dejando el casco del barco hacia la orilla derecha del arroyo.

Los restos de este barco cuyo casco es de hierro, en su parte media mide 6m. y 20m de longitud, es decir, de lo que queda visible del casco, pudiéndose calcular una longitud original de 30 a 35m. las grandes planchas que forman la popa suman en total 10 unidades, el eje del timón sobresale del casco hacia abajo 1,74m. y tiene 0,063m. de diámetro, el ancho de 0,84m. y el espesor de 0,057m. afinándose en el extremo inferior a 0,035m., esta pieza no es maciza, está realizada con dos chapas separadas entre sí.

Bajo el agua, excavando la arena en el lugar donde se encontraba el timón, comprobé que ya no existía la hélice, y que el hueco por donde debería salir el árbol de la misma estaba vacía. Introduje una mano para poder comprobar algo: sin resultado alguno.

La caldera es del tipo cilíndrico doble para baja presión, pero la forma de las chapas envolventes le dan una apariencia prismática, y el redondeamiento de las aristas se hacía con el fin de no debilitar las planchas, doblándolas en un ángulo muy pronunciado.

Esta caldera sobresale de la tierra y el agua que llena el casco aproximadamente unos 2,60m., es de forma prismática rectangular con la parte superior abovedada, encima sobresale un cuerpo prismático rectangu7lar de menor tamaño con dos lados menores curvos o arqueados. Esta pieza era el principio de la chimenea y servía para el escape de los gases, tiene en la parte superior una abertura circular, que es donde se insertaba una larga chimenea que llevaban los vapores de aquella época.

Esa abertura mide 0,40m, de diámetro, y esta pieza montada sobre la caldera tiene 1,23m. de altura, de largo 2,02m y de ancho 1,40m, está formada por ocho planchas verticales y dos que la cierran por arriba con la abertura citada; el espesor de las planchas es de 0,010.

La caldera mide 2,06 de ancho. De las planchas que forman los lados sobresalen numerosos bulones con sus respectivas tuercas que corresponden a los tirantes estáis. Una de las planchas del lado de babor presenta el inconfundible rastro del impacto de proyectil de un arma de fuego de poco calibre.

El frente de la caldera, que se halla hacia popa, está destapada y allí se pueden observar la penetración de 96 tubos de 0,080m de diámetro, los que en dos grupos de 48 tubos  corresponde a cada horno, éstos sumergidos en el agua de la caldera servían para la conducción de los gases calientes de los hornos y cuya temperatura era cedida al agua a su paso entre los mismos.

Dos grandes aberturas más abajo y semi hundidas en el agua, rellenadas de tierra, eran los fogones ya sin puertas, el interior de la caldera estaba en parte rellenada de tierra y arena cubierta por muchas hojas secas como si fuese el lecho de algún mamífero de costumbres acuáticas 

Identificación 

Solo dos barcos de propulsión a hélice se había refugiado en el Arroyo Yhaguy: el “Paraná” y el “Piraveve” (III), entre estos dos barcos el primeramente nombrado reúne las características necesarias que concuerdan con los detalles observados en los restos estudiados aquí, porque el “Piraveve” tenía casco de madera (IV) y era de menor tonelaje.

El “Paraná”- Desplazamiento: 250 Tn.,  Registro: 83 - 90 Tn., Casco de hierro, propulsado a hélice.

El “Piraveve”- Desplazamiento: 120 Tn., Registro: 25 Tn., Casco de madera, propulsado a hélice.

Como es de suponer, en el tamaño de las calderas existen diferencias notables; la perteneciente al “Piraveve” es más pequeña, la que será estudiada oportunamente.

El “Paraná” era un hermoso barco con comodidades de un mixto, destinado a navegar por ríos caudalosos. Primeramente fue destinado a viajar al Norte, entre Asunción y Villa de San Pedro, después de su total reacondicionamiento en los astilleros paraguayos sirvió como barco de pasajero y carga hasta Buenos Aires. Se ignora que haya participado en alguna acción bélica durante la guerra, pero su nombre figura entre los barcos que se refugiaron en el Yhaguy. Fue adquirido en el mes de Abril de 1859, de un señor inglés de nombre Jhon Thompson, pagándose su valor en yerba mate equivalente a 25.000 $ fuertes.

De esta manera ha quedado identificado este segundo barco de entre los que se habían refugiado en el Yhaguy. 

(III). – Así, “Piraveve” es lo correcto, tal como lo anotó el citado Sargento Riquelme en su dibujo, y no “Pirabebe”, como muchos escriben.

(IV). – Posteriormente, cuando se efectuaron la recuperación y revisión de los archivos Nacionales, se constató que las confusiones originales en cuanto al reconocimiento de los buques, hubo errores de identificación de los mismos (Jaime E. Grau P.).-    

Barco Nº 3: Ypora o Salto del Guairá

La caldera, que es lo único que queda de este barco, dista más o menos a cien metros del barco anteriormente estudiado. Esta caldera está en gran parte cubierta de tierra y forma parte de la barranca de la ribera izquierda del arroyo. Se halla en posición inclinada con uno de sus ángulos sobresaliendo de la arena de la costa a dos metros de altura. Las planchas de la caldera, miden 0,020m. de espesor, es de forma prismática rectangular, e igual que la caldera del barco que se estudiará seguidamente a esta que, tumbada y semi cubierta de tierra deja al descubierto solamente (hacia arriba) algunas aberturas de los hornos a la vista. Toda la caldera se halla llena de tierra, y tiene la siguiente inscripción grabada en un lado de las planchas: MONNMOOR. BEST.  BEST. 

Identificación 

Existen razones para creer que esta caldera y la que le sigue (del barco Nº 4), pertenecieron a cada uno de los barcos “Ypora” o “Salto del Guairá”. Estas dos calderas (la de los barcos Nº 3 y Nº 4) son iguales, es de suponer entonces que pertenecieron a embarcaciones de igual tipo y tonelaje. Los cascos de estos barcos ya no existen, así que es imposible realizar un estudio de ellos.

Las calderas de los dos últimos barcos que quedan por estudiar (Nº 5 y Nº 6) son totalmente diferentes, y de estos la última también de forma prismática cuadrangular pero de menor tamaño.

El “Ypora” y el “Salto del Guairá” eran barcos gemelos. El primero fue botado el 2 de Julio de 1856 y el segundo el 17 de Julio de 1857, fueron construidos en los talleres de la Loma de San Jerónimo, en Asunción, por paraguayos, tenían casco de madera, impulsados a ruedas, de 226 Tn. 70 H.P. y 18 camarotes de proa a popa para pasajeros.

Por lo que se está viendo, es razonable suponer que estas dos calderas no pueden haber pertenecido a otros barcos más que a los citados.

El “Salto del Guairá” el 16 de Enero de 1859, trajo a Asunción al General Justo José de Urquiza, Presidente de la Confederación Argentina.  

Barco Nº 4: Salto del Guairá o Ypora

Los restos de este barco están, del anteriormente estudiado, a más o menos cuarenta a cincuenta metros uno del otro, y son los dos únicos restos más próximos entre sí.

Igual que el barco anteriormente citado o estudiado, de este también resta solamente una caldera incompleta. Al tratar de los restos del barco Nº 3 se ha expuesto las razones que inducen a creer que estas dos reliquias históricas pertenecieron cada uno de los barcos “Ypora” y “Salto del Guairá” o vise versa, y dadas las circunstancias conocidas, se hace hoy imposible saber con exactitud a cual de los dos pertenecieron cada caldera.

La caldera del barco Nº 4 se halla en medio del arroyo, sumergida hasta la mitad en el agua, inclinada hacia la orilla izquierda y con la abertura que era para unirse con la chimenea hacia arriba. Igual que la anterior, es de forma idéntica y aunque no aparente ambas son realmente del tipo cilíndrico. Se le a dado esta forma para facilitar su acomodo en barcos de escaso calado. El interior está actualmente vacío de los tubos, le falta gran parte de lasa chapas del lado posterior, por lo que queda al descubierto la cámara de vapor. No tiene otras características dignas de mención.

Según fotografías dadas a conocer en el año 1911, entonces esta caldera no estaba tan inclinada como ahora y su ubicación era en medio del arroyo. A los lados y próximo a ella se encontraban aún algunas piezas de las máquinas, que parecían dos monstruosos insectos de largas extremidades que sobresalían de las aguas. Estos eran los restos del eje de las ruedas y otras piezas de las mismas, que hoy en día ya no existen. 

Barco Nº 5: Piraveve

Del anterior dista cien metros aproximadamente, existe solamente la caldera que es del tipo cilíndrico de doble horno. Se halla semi sumergida en el agua, más hundida del lado de la caja de fuego, tumbada hacia la orilla derecha del arroyo la caja de vapor, caja de humos y arranque de la chimenea. Se trata de una caldera de baja presión.

Largo de la caldera: 2,24m., Diámetro 2m., en el interior de esta caldera crecen plantas que arraigan en el hogar y el cenicero que le da a la misma el aspecto de una gran pantera tumbada.

Identificadas las anteriores reliquias navales del Yhaguy, quedan solamente dos por identificar, el “Piraveve” y el “Río Apa”, comparando entre sí estas dos últimas calderas resulta sencillo deducir a cuales de los citados barcos habrían pertenecidos cada caldera. La última caldera que falta estudiar es más pequeña de la que ahora estamos viendo, y como el “Río Apa” era un barco menor que el “Piraveve”, es lógico que también la caldera de las máquinas sería la más pequeña. Así que la caldera que estoy viendo le corresponde al barco Nº 5.

 El “Piraveve” era de origen, un buque Ingles adquirido por el Gobierno del Paraguay el 12 de Abril de 1865. Originalmente se denominaba  Ranger, y participó en la captura de los barcos argentinos el “25 de Mayo” y el “Gualeguay” frente al puerto de Corrientes el 13 de Abril del año 1865, y en La Batalla del Riachuelo. Propulsado a hélice, de 58 Tn. de Registro, 120 Tn. de Desplazamiento y de 60 H.P. en guerra iba artillado con un cañón. Estaba conceptuado como uno de los más veloces vaporcitos de La Flotilla Paraguaya.

Según puede observarse en una vieja fotografía tomada en el año 1911, la caldera ya en su posición actual se encontraba aún sobre los últimos restos desechos del casco de madera del barco, y casi en medio del arroyo, (V). 

(V). – Leer la aclaración (IV) realizada cuando se refiere al Barco Nº 2, para evitar confusiones teniendo en cuenta que las informaciones que se realizaron, en el presente memorando tiene carácter aclaratorio y no justifican muchas beses la realidad histórica ni documental del informante (Jaime E. Grau P.) 

Barco Nº 6: Río Apa

Dista unos cien metros del anterior, esta situada esta caldera, que también es lo único que hoy resta del barco al que perteneció, hacia la orilla derecha del arroyo. La vegetación arbustiva de la costa sus ramas sobre ella, la caldera es de forma cuadrangular y es la más pequeña de entre todas las estudiadas, en un vértice y casi a nivel del agua existe algo así como un remiendo remachado. 

Identificación 

Identificados todos los otros barcos, solamente queda éste, y que por simple proceso de eliminación quedaría identificado como el “Río Apa”. Los datos que se disponen de este barco están en relación, con el tamaño de su caldera, y además el pequeño tamaño de este barco, es la explicación lógica que sus restos se hallan primero entre los que entraron por el Yhaguy.

Debería haber sido así, pues por su menor calado era el más indicado para servir de guía a los demás por el arroyo entonces inundado, y que si no fuera por esa circunstancia que se presentó en aquellos días, jamás hubieran llegado al lugar donde hoy se encuentran sus gloriosos restos.

El “Río Apa” era un pequeño barco de 28 Tn., con casco de madera, impulsado por ruedas. Fue construido en los arsenales paraguayos y botado al agua entre el 4 o el 10 de Noviembre del año 1858.

El primer viaje de ensayo se realizó el 29 de Enero del año 1859, hasta el Peñón frente a la Villa Occidental (hoy Villa Hayes), con cuando entonces el General Francisco Solano López a bordo del mismo.

El 6 de Enero de 1865, juntamente con el “Ypora”, cuyos restos se acompañan, participó en la captura del barco Brasilero “Anhambay” en el Río San Lorenzo y que por rara coincidencia también los acompañan.   

 Julio E. Motte G.  

Noviembre de 1967

 Teniendo en cuenta lo manifestados por, el Ingeniero Juan Miró S. y el Señor Julio E. Motte G. en sus respectivos informes y consultados personalmente los mencionados señores, transcribí in extenso los escritos respectivos con la autorización correspondiente de los autores.

De esta forma se puede conocer y apreciar el estado real de cómo se encontraban los buques antes del inicio de recuperación de éstos, y crear lo que hoy podemos denominar como Parque Nacional de Vapor Cue.

Existen varias versiones y escritos al respecto, pero con muy poca o escasa referencias, a pesar de éstas consideraciones, las mismas no fueron despreciadas en absoluto.

Sopesando las informaciones y pruebas citadas con registros fotográficos y documentos correspondientes, creí conveniente poner a conocimiento general, los informes y relatos que anteceden a la presente consideración.

Asunción 30 de Marzo del año 2006.  

Jaime E. Grau P.  

Vapor Cue: Publicación del diario La tribuna del 20 de Febrero del año 1972.

El Teniente 1º de Marina (S.R.) Don Sergio Recalde Amiri. Relataba los datos siguientes a pedido de la redacción: 

Buque: Anhambay. Capturado del Brasil, construido en Inglaterra, casco de hierro, 40 H.P. a ruedas laterales.

Buque: Paraná. Mixto, luego de pasajeros entre Asunción y Buenos Aires, no fue de guerra (no hay datos) adquirido en el mes de Abril de 1859 del Inglés Jhon Thompson,

Se pagó por el buque 25.000 pesos fuertes con yerba mate, casco de hierro y a hélice.

Buques: Ypora y Salto del Guairá. Eran gemelos, el primero fue botado el 2 de Julio del año 1856 y el segundo el 17 de Julio del año 1857, ambos construidos en Asunción, por los astilleros de San Jerónimo, cascos de madera, de 70 H.P. cada uno y 18 camarotes de proa a popa en cada embarcación. El Salto del Guairá transportó el 16 de Enero de 1859 de Buenos Aires a Asunción al presidente de la Confederación Argentina,  General Don Justo José de Urquiza.

Buque: Piraveve: Casco de madera, adquirido el 12 de Abril del año 1865, su nombre original fue “Ranger”, participó en la captura de los buques Argentinos “25 de Mayo” y “Gualeguay” frente al puerto de Corrientes el 13 de Abril del año 1865, y en la batalla del riachuelo el 11 de junio del año 1865, tenía una potencia de 60 H.P., y era considerado uno de los más veloces de la flotilla paraguaya (VI).

No confundir este buque con el “Piraguyra”, que en español se traduce por “Pez pájaro” nombre de otro buque que originalmente se denomino en Ingles “Flying Fish” (VII).

Buque Río: Apa. Casco de madera, a ruedas, construido en los Arsenales de Asunción de 28 H.P. y botado entre el 4 al 10 de Diciembre del año 1958.

Su primer viaje de prueba lo realizó el 29 de Enero del año 1859 hasta el peñón frente a Villa Hayes, llevando al entonces General Francisco Solano López como pasajero.

El mismo autor de este artículo relata cuanto sigue:

Nombre original: “Flying Fish” o  “Vizconde de Ypanema”

Denominación en Guaraní: “Piraguyra”. Sobre el nombre original de este barco existe alguna confusión, según unos, era un era un barco de origen brasilero capturado al iniciarse la guerra en el puerto de Asunción, y que se llamaba entonces “Vizconde de Ipanema”; otros dicen que era un buque de bandera inglesa, y que estaba en el puerto de Corrientes cuando la captura de los barcos argentinos “25 de Mayo” y “Gualeguay”, el 13 de Abril del año 1865.

Este barco se llamaba “Flying Fish” y entró en el puerto de Asunción el 21 de Abril del año 1865, al mando del Capitán Juan o Jhon Víctor Horgren. Fue adquirido por el Gobierno paraguayo cambiándosele el nombre por el de “Pira Guyra”. Esta denominación en guaraní quiere decir “Pez pájaro”, no se debe confundir con el barco “Pirveve”, cuyo nombre en guaraní, significa “Pez volante” o “Pez volador”, se debe entender mejor por “Pez veloz”, en guaraní la expresión “ovevé” que significa que vuela, se refiere a la persona o cosa que es muy veloz. El “Piraveve” era conceptuado como uno de los barcos más veloces de la escuadrilla paraguaya.

Prolijamente revisado el “Piraguyrá”, fue artillado con dos cañones de mediano calibre. 

(VI). – Un buque no puede ser adquirido el día 12 de Abril del año 1865, y participar el día 13 del mismo mes y año en una acción bélica, y a 400 Km. , de su apostadero.

En cuanto a informaciones de su participación en esa acción, son bastante dudosa, cuando no existe oficialmente documentación alguna que lo confirme.

El 22 de Octubre del año 1865, el Teniente de Marina José María Fariña, informaba al jefe del Arsenal, “La caldera del buque no esta en condiciones de operar”.

Los registros oficiales de la República Argentina y del Imperio del Brasil manifestaron cuanto sigue: Una escuadrilla de buques paraguayos compuestos por los barcos “Tacuarí”, “Paraguari”, “Ygurey”, “Ypora” y “Marques de Olinda” se apoderaron en la rada del puerto de Corrientes de los viejos vapores (buques) “25 de Mayo” y “Gualeguay”, que se encontraban fondeados en ese lugar; estas informaciones fueron corroboradas por el Dr. Alberdi quien para corroborar sus afirmaciones, el Presidente de la República Argentina declara ese día como partida de la declaración de Guerra contra el Paraguay.

Cuando entonces Mitre pronuncia la frase siguiente. “Dentro de 24 horas estaremos en los cuarteles, dentro de 15 días en campaña y a los tres meses en Asunción”.

(VII). – Las confusiones existen, las controversias continúan y ya estamos a 142 años de dudas para determinar los nombres reales de dichos buques, todo por no existir un archivo oficial de los mismos, al ser adquiridos de terceros sin dejar una constancia y un grabado en los mismos restos de su denominación.

Tal vez lo redactado en la pagina Nº 57 del Tomo I “Recopilación de datos de La Armada Nacional en La Historia” no publicado al no tener la anuencia correspondiente, pero su recopilación fue encuadernada por una Orden Particular del Comando de La Armada Nº 122/ 72 con fecha del 7 de Septiembre del año 1972

que expresaba lo siguiente:

A más de estos barcos encargados especialmente para aumentar la marina de guerra nacional, y que, como queda visto, no pudieron ya llegar, el gobierno paraguayo había adquirido en el exterior aparte del “Tacuarí”, del “Río Blanco”(antiguo Aquitaine) y el “Río Negro”, perdido por encalladura, y de los tomados al Brasil, el “Marques de Olinda” y el “Anhambay”, a la Argentina el “25 de Mayo” y el “gualeguay”, que llegaron a este puerto el 25 de Abril, (con grandes averías el primero), bajo la presión de los acontecimientos, de que dan razón los siguientes comunicados, cuyo resumen va a continuación.

El 17 de Febrero de 1865 se ordenó al Ingeniero Jefe del Arsenal, inspeccionar el vapor italiano “Vesubio”, para adquirirlo, habiendo informado hallarse en mal estado.

El 29 de Marzo siguiente se comunicaba al mismo la compra del vapor italiano “Cavour”, a fin de disponer su equipo.

El 12 de Abril siguiente se le participaba al mismo efecto la adquisición del vapor inglés “Ranger”.

El  3 de Mayo se le pedía informe sobre el estado del vapor argentino “Salto” o “Salto Oriental”

El 22 de Octubre, del mismo año en nota dirigida a otro alto funcionario del Arsenal, se le pedía explicaciones sobre informes dados al Teniente de Marina José María Martínez, respecto al estado de una de las calderas del vapor “Flyin Fish” (Pez volador, o en guaraní “Piraveve”), que no resultaba en buen estado.        

También hubo ofertas de venta del “Pampero”. (Jaime E. Grau P.

Centenario de La Epopeya Nacional  - 1864 – 1870.

Sub. Secretaría de Informaciones y Cultura de la Presidencia de La República.

Del Señor José Ramos Jiménez 

De acuerdo a las instrucciones recibidas por el señor sub. Secretario de Informaciones, nos trasladamos hasta la Ciudad de Caraguatay, para realizar una inspección y evaluación de lo existente en el lugar llamado “Vapor Cue”.

Fuimos recibidos por el Sr. Comisario de Caraguatay, Don Atilio R. Villalba, quien nos atendió de manera muy deferente, y puso a nuestras órdenes al conscripto Ricardo Ortega Flecha, que resultó ser un buen colaborador. A ellos muchísimas gracias. 

El lugar.

Caraguatay se halla ubicado en un paraje elevado de suelo de tierra roja, pero el lugar denominado “Vapor Cue”, recorrido por el río, mejor dicho, arroyo Yhaguy Guasú, es una extensa planicie baja con una muy escasa vegetación arbórea y cubierta de altas gramíneas.

El lecho del arroyo es muy arenoso, acumula grandes masas de limpia y blanca arena en las curvas de su muy sinuoso curso, que son muy frecuentes, formando codos muy cerrados cada cincuenta o cien metros más o menos.

Las particularidades de este curso de agua es conveniente tener presente para comprender la proeza extraordinaria que hubo de ser realizada para hacer llegar hasta ese lugar aquellos barcos que no eran muy pequeños. Es verdad que se había aprovechado las circunstancias favorables de u7na creciente extraordinaria del arroyo, pero de igual manera, nada fácil habrá sido seguir el tortuoso curso del arroyo y cuyas riberas arboladas cubiertas por las aguas, ofrecerían muchas dificultades para la navegación a barcos hechos para andar por los grandes ríos.

El ancho del arroyo es por lo general de apenas de seis a diez metros, pero las altas barrancas pueden distar entre sí veinte metros mas o menos, en muchas partes las barrancas están pobladas por arboladas que las autoridades civiles de Caraguatay han plantado en especial en algunas partes del lugar, donde yacen los barcos, y con alambradas, para proteger dichas plantaciones.

Se llega al lugar (Vapor Cue), por un buen camino terraplenado hasta un curso de agua llamado “Arroyo I”.

La flora.

La vegetación en otro tiempo seguramente más variada y abundante, hoy bastante pobre en especies arbóreas y arbustivas, dominantes en el paraje es de las especies gramíneas,

Árboles se ven solamente en las costas de los cursos de agua, y todos son ejemplares bajos.

En algunos lugares más húmedos del campo y cercano al arroyo, crecen algunas aráceas, especie de guembé de los esteros (Philodendron), vegetales cuyas anchas hojas contrastan con las finas y largas gramíneas.

La vegetación arbórea en las costas de los cursos de agua, está constituida principalmente por plantas de Ingá (Inga Leguminosae), de frutos comestibles y que embellecían sus frondosos follajes con blancas flores en forma de plumerillos que lanzaban sobre las aguas de los ríos y arroyos.

Otra planta común en el lugar es el Yuasy – Y (Celtis), la Tala que se desconoce su nombre en guaraní, que es una planta enmarañada y espinosa que sirve especialmente a casi todas las aves americanas para formar sus nidos, éstos quedan colgando en los extremos de las ramas y son  fabricados con las ramitas secas, se pueden observar en la vera de  los riachos y lagunas.

Las aguas de los arroyos contienen muy poca vegetación acuática, pues estas normalmente avanzan flotando y al no tener de donde tomarse, no pueden formar granes embalsados por eso son escasas en los cursos de agua de los arroyos. 

Los barcos

Breve Historia  

Huyendo del peligro de caer en poder del enemigo, los últimos barcos de la valerosa flotilla paraguaya, remontaron el Río Manduvirá y se internaron en su afluente en el Yhagy, alcanzando las cercanías de Caraguatay.

El 18 de Agosto de 1869, fue el combate en “Caaguy Yurú” (actual Isla Pucú), y nuevamente victoriosas las fuerzas enemigas comandadas por el Conde D’Eu, éstas se dirigieron a Caraguatay, en conocimiento que allí se encontraban los buques paraguayos

Cuatro días antes, el Mariscal Francisco Solano López que había estado en esa localidad y sus tropas estaban acampadas en un bosquecillo hoy llamado “Ycuá Ramírez” dejó la consigna, que si los buques fueran atacados, sus custodios debían destruir los mismos y no permitir de modo algunos que los enemigos se apoderasen de ellos y en especial el “Anhambay”. Así fue como aquellos barcos fueron incendiados y destruidos cumpliendo con las instrucciones recibidas de antemano y no Permitiendo que el Pabellón Nacional cayera en manos del Enemigo.

De esta forma los barcos fueron incendiados y hundidos en el lugar que los lugareños posteriormente denominaron “Vapor Cue”, allí permanecieron y están hasta hoy día, silenciosos, obscuros, solitarios pero impresionantemente orgullosos de su heroico destino.

Estos buques son: Ypora, Paraná, Río Apa, Salto del Guairá, Piraveve y Anhambay.

Cave mencionar en estas líneas que la palabra Vapor, utilizada varias veces en la redacción de estos informes, es la mala interpretación de su significado real, se tiene que comprender, que muchas palabras son expresadas erróneamente y en este caso como los buques eran propulsados por Máquinas a Vapor, usaron la palabra vapor como queriendo decir en forma abreviada que los Buques o Barcos eran propulsados por máquinas que se movían, por la energía que les proporcionaba el vapor del agua.   Jaime E. Grau P. 

Las reliquias históricas.

Los barcos son seis, yacen en el cause del arroyo, distanciados a unos cien metros aproximadamente unos de otros, el arroyo (o río para otros), corre en dirección del Este al Oeste.

Comenzamos nuestro reconocimiento por el barco que ocupa el primer lugar desde el Oeste, es decir del último que entrara en el arroyo en seguimiento de los otros. La numeración correspondiente a los datos o informes sobre cada barco sigue pues este orden. Por ejemplo, Barco Nº 1, Barco Nº 2, y así sucesivamente hasta el Barco Nº 6 que se halla al contar por el Este.

El reconocimiento de los dos primeros, que son los únicos que conservan aún parte del casco por ser de hierro, lo realizamos con cierta dificultad debido a que el agua, pasa por encima y la arena o tierra acumulada por la corriente, llenó los mismos cascos y gran parte de sus calderas.

Algo peligroso era andar por entre aquellos restos de planchas y barras de hierro semi ocultos en el agua y que en cualquier momento, con un pequeño descuido podrían causarnos algunas heridas o ocurrir accidentes desagradables.

Debemos destacar que todas las mediciones fueron tomadas, en lo resta de aquellas embarcaciones y que queda muy poco. El tamaño real que tuvieron ya no es posible apreciar por las medidas que hoy son tomadas, pero es conveniente realizarlas, de las demás no existen rastros visibles y lo que pudieran darnos una idea más aproximada se supone, que esta bajo el barro. De los cascos relativamente conservados, existe a la vista solamente parte del mismo y semi sepultada en la arena; de la otra, una parte hacia popa casi completa, y el resto muy poco. Todo había ido desapareciendo con el tiempo, y en la obra destructiva mucho tiene que ver el pillaje realizado por seres humanos para proveerse de materiales que tuvieron distintos destinos, tanto en el lugar, como lo que fue transportado en camiones con destinos desconocidos; nuestro acompañante y personas del lugar nos informaron que hasta las máquinas de algunos barcos fueron transportadas enteras, y todo lo que fuera de cobre, bronce, hierro fundido, planchas de hierro, barras, ejes, etc. Se transportaba sin ningún obstáculo.

El aspecto general de los barcos, como es de suponer, fue cambiando a través del tiempo. Los Saqueos, las acciones naturales y las grandes y constantes crecidas de las aguas, han causado muchos daños a aquellos despojos gloriosos olvidados por generaciones. 

Los Barcos – su estado actual.

¿Cómo y cuales eran? 

Barco Nº 1.

Casco de hierro, muy cubierto por la arena y en parte el agua corre encima, sobresalen numerosos restos desnudos y mutilados de las cuadernas.

La posición del barco parece normal, y está en forma oblicua con respecto al cauce del arroyo, con orientación Oeste – Este, la proa al Este, metida en la orilla derecha, y sobresaliendo parte o resto de la fuerte berra de hierro (la roda), que servía para formar el vértice de unión de las chapas del casco en aquel punto, una de las chapas del casco en un punto de la proa y del lado de estribor tiene una abertura como la de un ojo de buey.

La popa hoy forma parte de la tierra firme de la ribera izquierda del arroyo, está cubierta por una gran masa de tierra con muchas plantas creciéndole encima, dicha masa de tierra mide aproximadamente 37,00 metros cuadrados, la altura de la misma es de 2,50m de altura medida en la orilla del arroyo desde el agua (en ese momento).

Encima de este montículo de tierra que cubre totalmente la popa ocultándola a la vista, de modo tal que el curioso desprevenido pudiera andar encima sin advertirlo, crecen las plantas de yuasy-y, y una de ellas de mayor tamaño domina el montículo lanzando sus largas ramas espinosas hacia el arroyo y sobre el barco. Unas plantas de cortadera crecen entorno, y un pequeño islote de camalotes se aferra a la orilla del agua.

Excavamos bajo la popa muy trabajosamente y alcanzamos muy pronto una arcilla de color gris muy pegajosa, en un día tan caluroso la tarea se hacia pesada, profundizamos unos 0,80m. y descubrimos la parte superior del timón, que estaba dirigido hacia estribor, es decir, hacia la derecha del barco considerando al observador mirando hacia proa, la barra que sostenía el timón, al partir del casco desciende verticalmente por mas de 0,65m. hasta alcanzar a la pala del timón; nos fue casi imposible descubrirlo del lodo pero la exploración fue suficiente para comprobar que allí no existía lugar para una hélice, la barra del timón mide 0,075m. de diámetro.

El costado de babor existen dos fuertes piezas metálicas de forma triangular, distantes una de la otra 0,455m., éstas sobresalen del casco 0,71m., este detalle mas la ausencia del sitio para la hélice entre el casco y el timón, nos prueba que este barco había sido propulsado por ruedas.

Longitud del barco: 40m.

Ancho: (medido en el centro) 6,20m.

Espesor de la chapa: 0,005m.

Caldera: la abertura en la parte superior, es de la chimenea, mide 0,71m. de diámetro. La parte superior de la caldera es plana y horizontal, de forma rectangular sin ninguna pieza encima, mide 3,85m. de largo por 3,80m. de ancho. Sobresale de la tierra que llena el casco del barco, presenta en un costado una abertura de uno diez centímetros de alto practicado por alguien con un instrumento de corte.

Esta caldera es la del tipo prismático, baja y son de las que antiguamente se les daba preferencia por acomodarse mejor en una estiva en el fondo de la bodega, ventajosa para buques de poco calado, especiales para la navegación en los ríos, no eran de alta presión, al tener paredes planas no servían para resistir grandes fuerzas sin deformarse y correr con el peligro de rotura.

La parte superior de la caldera está formada por cuatro planchas horizontales y dos laterales curvadas hacia abajo. Todas llevan grandes y numerosos remaches, setenta y dos bulones enormes sobresalen de las chapas superiores y algunos se le sacaron las tuercas, estas miden aproximadamente 0,055m. de diámetro medidas de lado a lado.

Los bulones miden 0,033m. de diámetro, estos con sus correspondientes tuercas pertenecen a los tirantes o estáis de hierro que fijos en los extremos a dos paredes opuestas de la envolvente de la caldera, tienen por objeto consolidarlas e impedir la separación de ellas al oponerse a la deformación que ejercen las presiones internas producidas por el vapor.

El espesor de las chapas de la caldera es de 0,010m. y tiene grabada en un costado cuanto sigue: D.B.L.  BLOC….EL BEST…., los puntos corridos indican que existen letras muy borrosas y por lo tanto quedan ilegibles.

Con los escasos datos disponibles y los restos muy deteriorados, y observándolos a todos solo se observan que tienen o solo existen las calderas, la identificación de los mismos se hace algo difícil, por lo tanto hemos tomado la determinación de recurrir al estudio de la descripción escasa que disponemos en la lecturas de obras sobre los mismos para darles una nominación.

En barias obras de distintos autores se encuentra definiciones y nombres, y casi la frase que tienen antes de los nombres dicen así: Los vapores paraguayos permanecían anclados o varados en uno de los pasos del Yhaguy y cuando fueron atacados, los defensores cumpliendo con las instrucciones que tenían los incendiaron. A continuación se citaba el nombre de cada uno de ellos: “Paraná”, “Río Apa”, “Salto del Guairá”, “Ypora”, “Piraveve” y “Anhambay”.

Es interesante tener en cuenta que todas las obras lo citan, pero en ninguna se afirma la ubicación correlativa de cada uno de ellos, y asta la fecha actual después de barias exploraciones, se los nomino con datos de informaciones y características citadas en documentos de archivo, pero mismo así, cual es el “Ypora”o el “Salto del Guairá” en forma definitiva. Asunción 9 de abril del 2006.- Jaime E. Grau P.-      

Prosiguiendo con el informe:..Según el resultado y siguiendo las indagaciones, el “Paraná”, el “Piraveve” y el “Anhambay” se podía decir que son los más indicados para su identificación y la posición donde se encuentran; de acuerdo a las conclusiones, el primer barco sería el “Anhambay”, embarcación capturada al Brasil durante la campaña de Matto Grosso, casi en la desembocadura del Río San Lorenzo el 6 de Enero del año 1865, que por inverosímil que parezca, los barcos que lo abordaron lo acompañan en el Yhaguy, y son el “Río Apa” e “Ypora”. Este es el único barco con casco de hierro y a ruedas, los detalles de lo encontrado nos afirman que su nombre y características son difíciles de confundir.  

Barco Nº 2.

Dista del primero algo más de cien metros, se halla orientado de Oeste al Este, en una posición semi oblicua a la corriente, una tercera parte del casco hacia proa está hundida en la tierra y cubierta por el agua, sobresale fuera de ella la parte de la popa y se puede ver perfectamente gran parte del timón, en la popa que se acumuló internamente mucha tierra se desarrolla mucha vegetación, y crecieron dos importantes árboles de Ingá.

La mayor parte del agua pasa a la derecha del casco dejando a éste hacia la derecha del arroyo. El casco tiene visible mas o menos unos 20m.de longitud y podríamos calcular su longitud total en aproximadamente entre 30 a 35m., el ancho del mismo es de 6m.            

las grandes planchas de hierro que forman la popa, y están visibles son diez, se conserva aún el timón que está dirigido un poco a estribor, el eje del mismo sobresale hacia abajo 1,74m. y tiene un diámetro de 0,075m., el ancho del timón es de 0,84m., el mismo es hueco, no tiene la hélice ni su eje, el espacio entre el timón y el casco es de 0,745m.¿donde está la hélice y su eje?

La caldera es del tipo cilíndrico doble para baja presión, aunque la forma de las chapas envolventes le da una apariencia prismática, tales chapas tienen las aristas redondeadas a fin de no debilitar las planchas doblándolas en forma de un ángulo violento.

Sin tener en cuenta la parte resaltante de la caldera que como una especie de domo superior sirve para el escape de los gases y principio de la chimenea, esta caldera sobresale de la tierra que llena el casco unos 2,60m. y un ancho de 2,06m. de las planchas remachadas sobresalen numerosos bulones con sus respectivas tuercas, que corresponden a los tirantes o estáis; una de las planchas del lado derecho, presenta el rasgo inconfundible del impacto de un arma de fuego liviano.  

El frente de la caldera se encuentra destapado y se observan la penetración de 96 tubos de 0,08m. de diámetro en dos grupos de 48 tubos cada uno que corresponden a cada horno.

Dos grandes abertura más abajo semi hundidas en el agua, y rellenadas con tierra y sin puertas, indican la presencia de los fogones; el cuerpo de la chimenea o cuerpo del domo sobre la caldera es de forma semi oval y plana sobre la parte superior donde tiene la abertura de la larga chimenea que lleva como todo los vapores de aquella época, esta abertura mide 0,40m. de diámetro y la especie de domo se eleva sobre la caldera, 1,23m. y mide 2,02 de largo por 1,40 de ancho, el interior de la caldera, en parte rellena de arena limpia tiene la característica de servir de refugio a algún animal, este barco se llamó “Piraveve” y fue anteriormente un buque Ingles, adquirido el 12 del mes de abril del año 1865. 

Barco Nº 3

Dista menos de cien metros del anterior, solo se ve una caldera, que está en gran parte incrustada en la barranca de la ribera izquierda del arroyo, un ángulo sobresaliente se eleva sobre la arena de una playa a una altura de unos dos metros, y sus planchas miden 0,020m. de espesor.

De la caldera solo se puede decir que es de forma prismática, cuadrangular y por hallarse la misma casi toda sepultada no es posible entrar en mayores detalles descriptivos, parece ser una caldera igual a la del barco Nº 4 que mas adelante describiremos.

Esta caldera se había tumbado quedando el frente hacia arriba y como está semi cubierta de tierra deja ver solo una parte de la misma, se puede observar vagamente la abertura de los hornos, internamente es imposible sin elementos y personal seguir el trabajo de desenterrarla para inspeccionarla totalmente, al estar llena de tierra.

Se puede leer vagamente una inscripción en una de las chapas menos cubiertas la siguiente inscripción: MONNMOOR  BEST …& BEST.

Existen razones valederas para creer que esta caldera y la siguiente (barco Nº 4) pertenecieron a los buques “Ypora” y “Salto del Guairá” al ser ambas muy similares con lo que vagamente se puede apreciar a simple vista, pero lo que sí se puede uno arriesgar es que pertenecieron a buques de casi idénticas características; de momento si fueran los nominados anteriormente, se puede afirmar que sus cascos eran de madera y es imposible observarlos en las condiciones del lugar, para poder reafirmar lo que expresé anteriormente.

Las calderas de los barcos Nº 5 y Nº 6 que nos resta observarlas son totalmente diferentes, y la última es la de menor tamaño entre todas las observadas.

El “Ypora” y el “Salto del Guairá”, eran lo que se puede considerar gemelos, el primero fue botado el 2 de Julio del año 1856 y el segundo el 17 de Julio del año 1857, fueron construido en los astilleros que estaban en el lugar llamado “La Loma de San Gerónimo”, al Oeste del Puerto de Asunción, y eran impulsados por ruedas.

Como se deduce que ambas calderas no pueden haber pertenecido a otras embarcaciones que no fueran las nominadas  

Barco Nº 4

Está distante del anterior, mas o menos unos cuarenta metros, del que solo resta a simple vista la caldera, y al tratar el anterior, hemos explicado las razones porque creemos que son los restos de los nominados anteriormente; ahora nos resta adivinar o ver las posibilidades de encontrar un registro de que caldera le perteneció a cada uno.

Esta caldera se encuentra en el medio del arroyo, sumergida hasta la mitad, es de forma prismática como la anterior y el interior de la misma está actualmente vació de sus tubos y le falta gran parte de las chapas posteriores dejando a la vista la cámara de vapor.       

En una fotografía del año 1911 esta caldera estaba en posición más enderezada. La ubicación  de la misma era en el centro del arroyo, y se podía observar a sus lados algunas piezas de las máquinas que como dos monstruosos insectos sobresalían del agua, posiblemente eran los restos de las ruedas y de sus ejes.

En fotografías del año 1932, la caldera seguía en la misma posición, pero las piezas que antes asomaban en el agua, habían desaparecido, actualmente está más inclinada. 

Barco Nº 5

Del anterior lo separa una curva muy serrada a estribor, que se supone que los que restan estudiar son más pequeños, existe solamente la caldera, tipo cilíndrica de doble horno, hallándose la misma semi sumergida en el agua, hundida del lado de la caja de fuego y tumbada hacia la orilla derecha del arroyo. Es una caldera de baja presión y solo se puede determinar que mide 2,40m. de largo y su diámetro es de 2m.

Este buque fue el “Paraná”, teniendo en cuenta la descripción dada sobre los buques que llegaron hasta este lugar, su casco siendo construido de madera solo se podría encontrar parte del mismo enterrado en el fondo del arroyo, de acuerdo a publicaciones de la apoca el mismo era propulsado por una hélice, de la cual no podría decirse que existe al no tener rastros de la misma, su registro según los mismos datos era de unas 83.Tn.

En las fotografías de los años 1911 y 1932 se podría observar que la misma evidentemente había alterado el curso de la corriente de agua en el arroyo. 

Barco Nº 6

Dista del anterior aproximadamente unos ciento diez o más metros del anterior, y como él solo se puede observar su caldera, cuyo vértice superior esta en este momento casi a nivel del agua, es la más pequeñas de todas las anteriores y se nota en su parte superior un parche remachado.

Identificados todos los barcos, queda solamente éste que por lógica al ser el último entre los seis, el buque es el “Río Apa” y que justamente se encuentra en ese lugar, por ser el que precedía la navegación, y de esta forma dar las informaciones a los restantes.

El “Río Apa”, buque pequeño de apenas 28 Tn. de capacidad era de casco de madera, impulsado a ruedas, y fue construido en los arsenales paraguayos y fue botado entre el 4 o el 10 de Noviembre del año 1858. En su viaje de prueba estaba embarcado Francisco Solano López como invitado de honor.

Ya en una incursión realizada por los habitantes de Caraguatay, comentaban que no existían rastros de lo que fue el casco de madera del buque y se encontraba bastante cubiertos por la vegetación del lugar. 

Creemos haber identificado correctamente cada uno de los barcos, y no tenemos informaciones, que anteriormente se realizara una investigación por parte de organismos gubernamentales. 

Respetuosamente, elevo este informe al Sr. sub.-Secretario.

                                                    José Ramos Jiménez

 

Obs.: En el informe que antecede no consta la fecha de la investigación, se supone que fue anterior a los informes del Ing. Juan Miro S. y del Sr. Julio E. Motte G.  

En la redacción de los informes se mantiene el léxico original de cada uno sin alteración de forma y gramatical.

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina