Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Armada Paraguaya  Indice Vapor Cué

Detalle de Embarcaciones

Asunción 4 de Abril del año 2006. Jaime Enrique Grau Paolini - Perito y Constructor Naval.

El Sitio La recuperacion Fotos de los Primeros Trabajos - 1
Fotos de los Primeros Trabajos - 2 Fotos del recupero - 3 Fotos del recupero - 4
El Museo ayer y hoy Recodos del Yaghuý Buques - Río Apa
Buques - Anhambay Buques - Pîrabebé Buques - Salto Del Guaira
Buques - Yporá Buques - Paraná Ubicacion de los buques
La cancion de Vapor Cué Recopilacion Datos Historicos Det Embarcaciones

Detalles de Embarcaciones

Capítulo  I

Términos, Técnicas y Razones.  

“Acorazado”. 

Con el fin de despejar algunas malas interpretaciones, sobre la palabra Acorazado, recopilé notas y publicaciones de distintos autores plenamente consustanciados con el léxico Náutico y relato lo expresado por los mismos: 

Las flotas de los primeros decenios del siglo XIX estaban compuestas de Navíos Fragatas, Corbetas y otras embarcaciones auxiliares, llamadas  Buques menores, todos ellos construidos de madera y con propulsión a Velas. Los navíos eran los destinados a llevar el peso de un combate entre las fuerzas navales; de allí que también se los llamara buques de batalla o de la línea de batalla o simplemente de línea. Estaban muy robustamente construidos, con costados muy gruesos, y tenían un poderoso armamento. 

El  armamento principal de las embarcaciones eran los cañones, que en el siglo XVIII  fueron instalados a bordo de los buques, al no tener un sistema que sirviera como freno del retroceso con cada disparo, la reacción hacía que todo el conjunto se desplazara. Para impedirlo y también para evitar que se desplazase con los movimientos del buque, cada cañón se mantenía en su sitio mediante dos cabrestantes (aparejos) situados uno a cada lado, un extremo fijo a la obra muerta y el otro a la cureña (soporte o basamento). Por ser los cañones de avancarga, para abastecerlos se tenían que aflojar los cabrestantes y desplazar las piezas hacia crujía (centro del buque) sobre las cuatros ruedas que tenían instaladas las cureñas en su base; para volverlos a la posición de disparo – que era con la caña o boca del cañón asomando por una porta practicada en la obra muerta (sobre la línea de flotación), y 2 beses los artilleros recurrían a los cabrestantes (cargarlos y ponerlos en posición para efectuar los disparos). Estas operaciones conllevaban tiempo y esfuerzos para realizarlas.

Estos cañones no podían girar – pues las ruedas que eran de pequeño radio, estaban empernadas (colocadas) en un eje fijo, y su desplazamiento se realizaba hacia adelante y hacia atrás mediante el empleo de los  cabrestantes. Por  tanto no se podía darle una dirección determinada y en consecuencia solo estaban emplazados por través (Costado del buque), los cañones estaban ubicados por partes iguales en ambas bandas (Costados) en consecuencia, los disparos se efectuaban de un solo lado y la embarcación tenía que realizar un giro de 180º para poder utilizar los cañones  de la otra banda (costado opuesto). Los sirvientes de las piezas de artillería cubrían ambas bandas (artilleros), mientras los auxiliares revisaban y ponían en condiciones los de la banda opuesta.

La introducción de máquina de vapor a partir del año de 1840 no influye en la composición de las flotas, pero si en el desplazamiento (peso) de los buques que ven la necesidad de considerar el aumento del espacio, para introducir los elementos que conllevan el nuevo sistema de propulsión, y el combustible para el mismo.

 

Hasta aproximadamente el año 1860 se pensaba que la madera era mas apta que el hierro para la construcción del casco en cualquier tipo de buque, tanto por razones de construcción y mantenimiento, como también la flotabilidad de los mismos cuando sufrían averías, y hasta el año 1850 todos los cañones de uso naval y  terrestres,   tenían sus ánimas lisas, disparaban preferentemente proyectiles sólidos de forma esférica, y las eventuales perforaciones que éstos produjeran en las obras vivas (bajo el agua) podrían ser rápidamente reparadas, por los expertos carpinteros que formaban parte de la tripulación 

Todo cambia, cuando en la guerra de Crimea (Batalla de Sinope 30/11/1853) se comprobó los desastrosos efectos incendiarios de los proyectiles explosivos (Inventados por el General francés Paixhans en el año 1819) y usados en esa oportunidad por la flota rusa contra los buques turcos construidos de madera y cuyos cañones solo disparaban proyectiles esféricos sólidos. En el año 1834 el mismo general francés había sugerido revestir la obra muerta (sobre la línea de flotación) de los buques con planchas de hierro para proteger la artillería y sus sirvientes. 

En el combate, se hizo evidente que los proyectiles esféricos de 24 libras de peso, no podían romper las corazas usadas en las embarcaciones y para lograrlo era necesario aumentar la potencia de los cañones. Se presentan dos teorías, una aumentar el calibre, y por consiguiente el peso de los proyectiles; la otra, en perfeccionar los cañones con ánima rayada (que aparecen en el año 1850) con proyectiles cilíndricos y de cabeza aguzada, que contribuía a una mayor precisión y penetración gracias al movimiento de rotación que le imprimían las estrías helicoidales de ánima. En el primer sistema, las corazas debían romperse por el choque de la masa de los proyectiles, cada vez más pesados; en el segundo sistema, debían ser perforadas y atravesadas (las corazas) por proyectiles suficientemente duros y de gran velocidad. 

Las alternativas crean dos corrientes; los franceses a sugerencia del Ingeniero Dupuy de Lome, diseña la fragata acorazada (con coraza) Gloire que era de madera, tenía sus costados, desde el trancanil (unión de la cubierta con el casco) hasta dos metros por debajo de la línea de flotación con una coraza de hierro forjado de 102mm.de espesor. 

En Inglaterra se consideraba que las corazas eran inútiles y costosas, pero al año de la puesta en gradas de la fragata Gloire, se dispuso la construcción de la fragata acorazada (con coraza) Warrior diseñada por el Ingeniero Watts, esta solo tenía la coraza que cubría sus baterías (3/4 de su eslora), y se cerraba en sus extremidades en forma de un cajón con mamparos (divisorias) transversales también acorazados. Todo ese blindaje era de 114mm., de espesor. 

Estos conceptos son las razones que inicialmente fueran seleccionadas las Fragatas y las Corbetas para ser dotadas de corazas, pero rápidamente se  tomo  conciencia del potencial de los buques acorazados, para integrarlos a la línea de batalla, con vista a esa función se comenzó a dirigir su diseño en los buques de mayor porte (Navíos). En este tipo de embarcación al ser de mayor tamaño que las anteriores, permitió que el calibre de su artillería aumentara considerablemente, y también el numero de tripulantes. 

 Los Acorazados con “Batería central”

Ante la aparición de la coraza, el cañón mejoró sus capacidades de perforación lo que conllevó aumentar los espesores del blindaje (coraza) y por consecuencia lógica su desplazamiento (peso). Del mismo modo las máquinas propulsoras y la artillería aumentaron de peso. Esto obligó que su protección en las partes vitales, (flotabilidad, propulsión y gobierno), la artillería fue concentrada en el centro del buque con la consiguiente reducción del número de bocas de fuego, que pasó de más de 30 cañones de 170 a 203 milímetros, a menos de 20 de hasta 230 milímetros. Aparecen de esta forma los Acorazados con batería central.

Con relación a la coraza, ésta tomó la forma de una cintura acorazada que se extendía a lo largo de toda la línea de flotación, entre de 1 a 2 metros por arriba y otros tantos por debajo de esta. Sobre el centro del buque y por encima de esa cintura, se extendía otra faja que protegía la artillería y llegaba hasta la cubierta superior, zona que cubría aproximadamente el 50% de su eslora (largo del buque) y se delimitaba en ambos extremos o por mamparos (divisorias) transversales blindados; las partes de las cubiertas por encima y/o por debajo de esa zonas extremas de proa y de popa de la obra muerta (construcciones y otros sobre la línea de flotación) quedaban sin protección, si éstas fueran dañadas por el enemigo, no quedaba disminuido el poder de fuego ni grandemente comprometida la flotabilidad ni la estabilidad del buque.

Los primeros Acorazados con “Reducto central”

El incremento casi inmediato del calibre de los cañones y la posibilidad de que estos puedan apuntarse sobre un sector de aproximadamente 90º, permitieron concentrar la artillería reduciendo el número de piezas y el espacio protegido por el blindaje. 

La extensión de la coraza lateral de las bandas (Costados) por encima de la cintura acorazada se redujo sustancialmente, 1/3 de la eslora (largo) total y en muchos casos se llegó a una longitud igual al ancho (la manga) del buque, reduciendo sustancialmente el peso del buque y ampliaba el ángulo de tiro sin tener que movímentar los cañones. 

Con esta innovación, y para mejorar el ángulo de tiro surge la idea de girar los cañones, ésta consistía en motar la cureña sobre un bastidor metálico formado por dos carriles, sobre los que podía moverse hacia delante y hacia atrás para la carga de los mismos, puesta en posición y retroceso, en lugar de realizarlo sobre la cubierta. Este bastidor, se sujetaba a la cubierta mediante un perno fijo próximo a la banda (costado) y con el centro de dicho perno podía girarse en una u otra dirección, deslizándose por medio de rodillos sobre unos rieles semi circulares fijados éstos a la cubierta.

 

Los primeros “Acorazados con Torres” y “Acorazados con Barbeta” 

En el año 1861 se había creado en los EE.UU. el sistema de cañones sobre plataformas giratorias, para ser instaladas como baterías acorazadas flotantes que nunca se terminaron. Éste fue un avance revolucionario, ya que permitió apuntar con las piezas sobre los 360º, quedando sus campos de tiro limitados por los obstáculos que se le presentaren en esa dirección (en un buque, sobre la cubierta de tiro). 

La primera plataforma giratoria fue instalada con el sistema de “Torre” en un buque de la Unión que recibió el nombre de Monitor, diseñado por el ingeniero Ericsson y puesto en servicio en el año 1862. Un nuevo sistema de instalación para las plataformas giratorias fue el llamado en “Barbeta”, que aparece por primera vez en los acorazados franceses de la clase Marengo y puestos en servicio en el año 1868. Estos dos sistemas dieron origen a la construcción de tres nuevos tipos de buques: los Monitores, los Acorazados con Torres y los Acorazados con Barbetas.

En las instalaciones con “Torres”, los cañones incluyendo (su dotación y sistemas para servirlos) como la misma protección acorazada giraban conjuntamente, la pieza estaba siempre orientada hacia la abertura practicada en la coraza, que le permitía modificar su ángulo de elevación.

En las instalaciones en “Barbetas”, las plataformas giratorias y su sistema de rotación se hallaban protegidos por un recinto de coraza de poca altura fijado a la cubierta superior, tenía la forma de una pera, por encima de la cual asomaba la parte de la caña y la boca del cañón; de allí su nombre, pues el recinto recordaba al tipo de fortificación terrestre que tiene esa denominación.

De lo antes dicho, el primer buque con su artillería instalada en “Torres” fue el tipo Monitor construidos en los Estados de la Unión, a poco de empezar la Guerra de la Secesión (1861- 1865).  Monitor  (palabra inglesa que en castellano significa – guía – pionero – el primero).  Los “Monitores” eran buques destinados principalmente a la defensa de las costas y se caracterizan por su escaso desplazamiento (tonelaje), poca velocidad, armamento muy potente montado en torres, excesiva coraza, y en algunos casos por tener espolón.

Cabe mencionar como algo de mucha importancia cuanto sigue: En la guerra de la Triple Alianza con el Paraguay (1865 – 1870) la Marina del Brasil hizo uso de sus Monitores por primera vez en América del Sur, frase que consta en una publicación de un periódico Rioplatense, y diversos autores mencionan en sus libros de la siguiente forma: “Tres buques acorazados con tres monitores de  la Escuadra Brasilera”, como título y como sub título, “Forzaron el paso de Humaitá”. La fuerza Comandada por el Almirante Joaquín José Inacio, en la noche del 19 de Febrero de 1869, destacó una formación compuesta por 3 acorazados de batería, que remolcaban a otros tantos “Monitores”, de la 3ª División, bajo el mando del Capitán de Navío Delfín Carlos de Carvallo, logra atravesar las barreras y traspasa las férreas defensas paraguayas, adueñándose del Río Paraguay, el “Monitor Alagoas” recibió en esa oportunidad casi 200 impactos. La Marina Historia Vol. I Cap. Las Guerras Navales de 1864 a 1870 pag. 87, y en la obra de Tasso Fragoso “Historia da Guerra da Triplice Alianza e o Paraguay” Tomo III Pag. 361. se menciona este hecho con mucho énfasis.

Del primitivo Monitor derivan también los acorazados con “Torres”. Los primeros de ellos no fueron, en realidad, más que Monitores a los que se les había mejorado las formas del casco y agregado a su propulsión a vapor, el aparejo (estructura) de navío para lograr unidades capaces de navegar en alta mar. Inicialmente no se logró que tuvieran buena estabilidad, fundamentalmente por el peso y ubicación de sus torres (con 2 cañones de 305 milímetros cada una cada una), que se concentraban por lo general en el área central del buque y a muy poca altura del agua.

Los Acorazados con “Barbetas” fueron técnicamente exitosos, bajo el punto de vista marinero y artillero desde un primer momento, y hasta casi el final del período que se está considerando. En líneas generales los acorazados con  reducto central, fueron los más utilizados en esa época de transición.     

A continuación: un resumen de las principales características de los primeros “Acorazados”

Desplazamiento a plena carga: Entre 4.000 y 10.800 toneladas.

Casco: De madera algunos de los transformados a partir de las fragatas y corbetas que estaban en construcción. La mayoría de los nuevos de hierro que a veces tenían partes de acero. Muchos con doble fondo y se comenzaron a utilizar a partir del año 1870 mamparos longitudinales. Por lo general, los cascos continuaban con un espolón, en especial después del año 1866.

Dimensiones en la línea de flotación: Eslora, entre 80 y 100 metros (excepcionalmente hasta 120 metros). Manga, entre 16 y 20 metros. Calado, entre 6,5 y 9 metros.

Aparejo: De navío o bricbarca. Velamen: entre 1.000 y 3.200 metros cuadrados. Hacia el fin del periodo inicial algunos ya sin velamen.

Planta propulsora: Máquinas alternativas con uno o dos ejes. Potencia: entre 2.500 a 8.500 H.P. Combustible: carbón mineral entre 500 a 1.000 toneladas. Autonomía: entre 1.000 y 3.000 Millas Marinas. Velocidad: entre 11 y 15 nudos.

Corazas verticales: De hierro forjado. En los acorazados con baterías en los costados, cubriendo todo o casi todo el costado (bandas), hasta por debajo de la línea de flotación. En los acorazados con batería central, sólo sobre la batería (aproximadamente el 50% de la eslora total). En los demás tipos una cintura, que disminuía en espesor desde la sección central hacia los extremos, y por arriba de ella otra faja cubriendo el reducto central (hasta 1/3 de la eslora). Mamparos (divisorias) verticales cerrando en forma de cajón las corazas verticales de los costados. Los espesores se fueron incrementando con el tiempo, de 102 a 230 milímetros o más, y en algunos casos hasta 305 milímetros.

Corazas horizontales: De hierro forjado. Comenzaron a usarse con los acorazados de reducto central, con espesores de 12,7 milímetros al principio, hasta llegar a finales del periodo de construcción de los mismos en algunos casos, y solo en ciertas partes de las cubiertas, a 76 milímetros y más.

Otras corazas: En algunos casos, casamatas bajo la cubierta superior a proa y a popa, y en el puente de mando. Barbetas, 130 o más milímetros.Torres de artillería, 305 a 356 milímetros.

Armamento principal: Acorazados con baterías sobre los costados, de 20 a 36 cañones de hasta 203 milímetros. Con batería central, de 12 a 20 cañones de 178 a 203 milímetros. Con reducto central, de 6 a 12 cañones de hasta 274 milímetros. De 2 a 4 cañones de 305 milímetros.

Otros cañones: de 2 a 4 de mediano calibre y al final del periodo de construcción de 6 a 14 de 152 a 140 milímetros. Al principio del periodo, algunos cañones de entre 20 a 55 libras, y al final del mismo hasta más de 18 de pequeño calibre.

Tripulación: Entre 450 a 800 hombres.

Los datos más importantes para la realización del presente resumen, fueron extraídos de un artículo redactado por el señor Capitán de Navío (R) D. Juan Antonio Imperiale, y publicado en el Boletín del Centro Naval de La República Argentina en su Nº 806 Enero / Diciembre de 2003; expreso mis más sinceros agradecimientos al Centro Naval, por la autorización de reproducir, parte del artículo mencionado.

La redacción de este artículo me permite aclarar el significado de la palabra  portuguesa “Encorazado”, en las publicaciones de la época de la Triple Alianza contra el Paraguay, los autores querían significar que sus buques estaban “Acorazados” (tenían corazas de protección sobre sus cascos de madera). Un acorazado, por su porte no podría navegar en el Río Paraguay ni en la época de mayor creciente de sus aguas.

A efecto comparativo, y dar una idea mas acabada, de la magnitud de la realidad del porte de un “Acorazado”, transcribo e ilustro los detalles de un acorazado de La Real Marina Inglesa, en la época de la Guerra del Paraguay, contra la “Triple Alianza”. Las referencias que se mencionarán, fueron extraídas del “Compendio Ilustrativo de los Acorazados”, pgs.352 a la 389, Editorial Ateneo, Cap. V, pag. 40. y “La Marina -  Perfiles” pag. 34  Editorial Delta S.A. año 1983.     

Trascripción

Nombre de la embarcación: “Royal Sovereign” de La Marina Británica. Botada: en el año1857 Desplazamiento: 5080 Tn.  .Eslora: 88,70m (E perpendiculares) Manga: 18,87m. Calado: 6,55m.    Máquina: 2460 H.P.   Velocidad: 11  nudos = a 20, 3 Km. / h.    Protección: Vertical máx. 140 mm. Horizontal: máx. 25 mm. La artillería: máx. 254 mm.    Artillería: en 4 Torres, 3 con 1 cañón cada una y una con 2 cañones, (la de proa), todos de 267 mm.    Dotación: 300 hombres.

As. 15/1/2006.    

Jaime E. Grau

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina