Historia y Arqueología Marítima

HOME

CIA DE NAVEGACION SHELL - ESTRELLA MARITIMA

Indice Marina Mercante Argentina

 

VER LISTADO DE BUQUES DE SHELL Y SUS HISTORIAS.

Esta historia fue publicada en el Anuario 1961 del IEMMI y se publica en Histarmar integra. Por lo tanto rogamos ponerse en el contexto de ese año al leerlo. C. Mey

El grupo Royal Dutch Shell comenzó sus actividades en la Argentina casi simultáneamente con el estallido de la primera guerra mundial, concentrando sus esfuerzos en la zona de Comodoro Rivadavia. Nació así la Anglo Mexican Petroleum Ltd., antecesora remota de la actual Shell Argentina Ltd.

El grupo Shell es el segundo productor del país, en importancia; cuenta aquí con grandes instalaciones para el tratamiento del petróleo, importa crudos y derivados del exterior en barcos propios y posee una importante flota bajo bandera argentina.

Conviene aclarar que fuera de la actividades navieras, el Grupo Shell cuenta en el país con dos sociedades: la Shell Argentina Ltd., y "Diadema Argentina" S. A., encargadas de todos los aspectos vinculados a la producción, industrialización y comercialización.

Las actividades navieras comenzaron de manera incipiente con algunas chatas petroleras y un remolcador, cuyo radio de acción se circunscribió preferentemente a la atención de los clientes ubicados en la zona del puerto de Buenos Aires, con algún que otro viaje a puertos del interior y a Montevideo. En 1929 se concreta la primera incorporación de cierta importancia: dos flamantes petroleros de río construidos en Holanda, que recibieron los nombres de "Pampacruz" y "Platacruz", para atender las necesidades de los puertos fluviales argentinos y uruguayos.

A todo esto, la producción del Grupo Shell en Comodoro Rivadavia iba en aumento. Se hacía, pues, indispensable la creación de una flota marítima que trajera el crudo hasta la destilería de Dock Sud. Es entonces cuando se concretan los planes para la sistematización orgánica de las actividades navieras del Grupo Shell en el país. Resultado de esos planes fué la creación de cuatro empresas de navegación: 1) "Estrella Marítima" S. A. de Navegación y Comercio (creada en 1930); 2) Compañía de Navegación Shell-Mex S. A. (creada en 1930); 3) Compañía Naviera "Platacruz" S. A. (creada en 1931) y 4) Compañía Naviera "Pampacruz" S. A. (creada en 1931).

Cada una de estas empresas recibió una misión: "Estrella Marítima", la línea de cabotaje marítimo; la Compañía de Navegación Shell Mex, las chatas petroleras y el remolcador; y las dos restantes empresas, la explotación de cada una de las motonaves petroleras que dieron sus nombres a las respectivas compañías.

Comencemos por "Estrella Marítima". Esta empresa adquiere en 1931 sus dos primeros "tankers" de alto bordo: el "Libertador" y el "Conquistador", con lo cual se establece el servicio Comodoro Rivadavia - Buenos Aires, en base a un contrato de fletamento formalizado con Diadema Argentina para transportar toda su producción de crudo, sin perjuicio de atender pedidos de YPF y otras empresas. En 1933 incorpora al "Poblador", seguido al año siguiente por el "Descubridor", y compra el nuevo "Libertador". Desde este momento hasta 1949, mantiene su flota con los siguientes tres barcos: "Conquistador", Libertador" y "Poblador".

En 1937 sus barcos hicieron algunos viajes al exterior para traer crudo desde el Caribe, cosa que volvieron a repetir en plena segunda guerra mundial. Pero el fuerte de sus operaciones estaba en la atención de la línea Comodoro Rivadavia-Buenos Aires, con escalas ocasionales en Bahía Blanca y La Plata, y aun viajes hasta Santa Fe y operaciones de alije en la rada del puerto de Buenos Aires. La guerra imponía un ritmo de trabajo agotador. Los barcos debían estar dispuestos para cualquier clase de tarea.

Termina la segunda guerra mundial, y sin descuidar la atención de su línea básica, los "tankers", de "Estrella Marítima" vuelven a salir con cierta frecuencia al exterior. Por lo demás, la paulatina caída de la producción en sus yacimientos de Comodoro Rivadavia le deja cierta bodega disponible que es necesario aprovechar. Pero el trajín a que la guerra sometió a estos barcos no pudo por menos que hacerse notar. El "Libertador" y el "Poblador" navegaban en condiciones totalmente antieconómicas. De allí el encargo que Harland & Wolff recibió para construir dos modernos petroleros. Así se incorporaron el "Cazador" y el "Explorador" en 1949. Casi al mismo tiempo, el "Libertador" y el "Poblador" fueron a parar al desguace.

En 1955, "Estrella Marítima" le vende a la Compañía Argentina de Pesca S. A. el "Conquistador", después de 23 años continuados de servicio. En la actualidad, "Estrella Marítima" cumple normalmente sus actividades con sus dos modernos "tankers" construidos en 1949.

La Compañía de Navegación Shell-Mex también comenzó sus actividades efectuando fletes para Shell Argentina Ltd., lo mismo que Pampacruz S. A. y Platacruz S. A.

Como se recordará, en 1947 el grupo Dodero adquirió en Gran Bretaña cuatro grandes hidroaviones de pasajeros. Para atender el abastecimiento de combustibles de estos aparatos, la Shell incorporó sus dos lanchas "Aviashell".

En 1949 adquiere su primer barco-tanque de cierta importancia: el "Shellnave". Su otro barco mayor —el "Shellplata"— se incorporó a principios de 1955.

En 1953, la empresa toma su denominación actual: Compañía de Navegación Shell S. A. Actúa también como agente marítimo de todos los barcos petroleros extranjeros fletados por el grupo Shell o de su pertenencia, en puertos argentinos y uruguayos. Representa asimismo a Shell Argentina Ltd., en todo lo relacionado con importación, exportación y cuestiones marítimas o aduaneras en la Argentina, Uruguay y Paraguay, y es "agente administrador" de "Estrella Marítima". También era "agente administrador" de las Compañías Navieras Pampacruz S. A. y Platacruz S. A., pero en 1954 la Compañía de Navegación Shell S. A. adquiere los dos barcos de estas empresas, con lo que las mismas entraron en liquidación.

Los barcos de la Compañía de Navegación Shell S. A. atienden preferentemente el tráfico fluvial, tocando en puertos argentinos y paraguayos. Pero algunas de sus unidades suelen también visitar Mar del Plata y Bahía Blanca.