Historia y Arqueología Marítima

HOME

Los Buques de José Menendez

SOCIEDAD ANONIMA MPORTADORA Y EXPORTADORA DE LA PATAGONIA (LA "ANONIMA")

Indice Marina Mercante Argentina

 

 Jose Menéndez y Maria Behety de Menéndez en una foto de 1873, por Cristiano Junior, y en un retrato de 1917 por  Scharf.

El articulo que sigue fué escrito por don Teodoro Caillet-Bois para el numero especial de la Revista "Argentina Austral" de Junio de 1943, en conmemoracion por el fallecimiento de don José Menendez, pionero de la Patagonia. La revista completa esta dedicada a su memoria y esta en los archivos de Histarmar. Para una historia completa deberia leerse el libro "Jose Menéndez, su vida, su obra, sus barcos", de Aurelio González Climent, 1990.

Como esos arboles robustos que extienden el  ramaje hasta  distancia inverosimi,  la  actividad  de  don José Menéndez - comerciante de Punta  Arenas -  irradió gradualmente sobre  la  región  fueguina  y  patagónica  y se extendió a todo género de empesas. En otras monografias de este homenaje de ARGENTINA  AUSTRAL  se habrá visto cómo sus sucursales pronto abarcaron a toda la costa Sur, cómo tuvo, en medio del espejismo de la aventura lobera y de las arenas  de  oro, la clara  visión del porvenir ganadero del pais y  cómo  ayudó  liberalmente con su credito a todos los pobladores de buena voluntad.

Hasta fines del siglo pasado el tráfico de Punta Arenas se realizaba  por  veleros y se destacaba en él don José Nogueira, propietario de toda una flota de goletas de cien a cuatrocientas  toneladas, ocupadas en lobear, comerciar con los indios y sobre todo en  traer ovejas desde las Malvinas. 

Goletas San Pedro y Express. 

Si se tiene en cuenta que entonces no habia faros, balizas ni cartas, cabe imaginar lo que sería la navegación a vela en esa latitud tempestuosa: el Señor Armando Braun Menéndez nos ha dado en su "Pequeña Historia Magallánica"  un colorido relato de las bordadas y tumbos de la aventurera "Rippling Wave", que condensa  la  historia  de  Punta  Arenas  entre   1869 y 1906, año de su jubilacion en la playa de Cabo Negro, estancia de la Sra Sara Braun de Nogueira.  

El "Amadeo"-1892.

 

EI arreglo de la cuestión de Iímites en 1881 señaló el comienzo de la era ganadera para Patagonia y Tierra del Fuego.  Los pastores se extendieron por la Pampa

como mancha de aceite y a los diez años, hacia  1892, se necesitaba algo mas que la slentas goletas a capricho del viento para el constante acarreo de planteles y  de  mercaderías a las nacientes estancias del Estrecho, de San Sebastián, Coy, Gallegos y Santa Cruz.  Don José Menéndez, poseedor ya de  varios establecimientos ganaderos, abordó el problema con la característica sagacidad, adquiriendo ese año al  Amadeo.  primer vapor que se matriculó en  Punta  Arenas.  Sin  ser marino, tenia por fuerza sentido náutico, como todos en punta Arenas, por contacto con la gente de mar, y por el trato con los marinos de guerra, chilenos y argentinos, para quienes su casa estaba siempre abierta y constituía un oasis entre las penurias del destierro austral. 

Amadeo

 

El hecho es que el Amadeo. de 260 toneladas de registro bruto, o sea unas 350 de porte, fué barquichuelo robusto y marinero, con buenas plumas de carga, parecido en dimensiones al Azopardo de nuestra armada: su arribo a Punta Arenas el 18 de setiembre de 1892 - día de fiesta patria - constituyó para Punta Arenas todo un acontecimiento.  Prestó excelente servicio durante cuarenta años y sólo en 1932 pasó a situación de retiro, con todos los honores: puesto en seco sobre la playa de SanGregorio -la primera estancia austral de importancia. El veterano se mantiene allí desde entonces tan pintado y en orden como si estuviera navegando (recuerden que ésto se escribio en 1943 - NR) y constituye un museo, algo así como el Victory de Punta Arenas:la campana del barco preside las reuniones del directorio de la firma local.

Amadeo y Ambassador en San Gregorio, 1943

 

La empresa naviera en el Estrecho.

Don José Menéndez fué así el pionero de la navegacion mercante a vapor en el Estrecho y en los años siguientes de gran prosperidad para Punta Arenas, uno de los principales armadores,. pues una a una se incorporaron a su flota de vapores numerosas unidades, a saber: el Alfonso y el Alejandro, de 180 y 380 toneladas para el servicio de las estancias fueguinas (RíoGrande).

El Alfonso y el Alejandro, segun las fotos publicadas por Argentina Austral. (NR:no concuerda su tamaño con el tonelaje mencionado en el articulo)

 

El Antártico y el Austral, de 400, el Apolo, de 750. y el Arturo, para la costa patagónica (Gallegos.Santa Cruz y Comodoro Rivadavia).

Antartico Austral
Apolo Arturo

 

Hacia 1910 su empresa naviera en Punta Arenas contaba además con muelle, vía férrea, talleres,  grandes pontones de unas 3000 toneladas (Ambassador, Le Vauclin y William Cliff) y toda una flotilla de remolcadores y lanchas. Los pontones (como nuestro Tiempo en Ushuaia constituían una característica de aquel puerto austral: a falta de muelles suficientes, los grandes barcos descargaban en los pontones, que luego se encargaban del resto de la operación.  En el William CIiff don José tuvo la previsión de conservar las máquinas en perfecto estado, moviéndolas de tiempo en tiempo: y asi en 1914, cuando estalló la guerra mundial,  pudo  alistarlo en  pocos dias para realizar viajes a Valparaiso, aprovechando el alza de los fletes: el Cliff  Ilevó  entonces el nombre de Avilés, en recuerdo  del pueblo asturiano del que era oriundo Menéndez. En esa emergencia se realizó además el notable salvamento de la Alejandrina. barca de cuatro palos y 3.500 toneladas de arqueo, encallada desde años atrás en Bahía Policarpo, y que una vez reparada y rearbolada, realizó su primer viaje a Estados Unidos en 1916, llevando miles de fardos de lana (como Andalucía?).

Remolcador Herminita Remolcador Maria
William Cliff / Aviles Astillero en Punta Arenas
Andalucia Alejandrina

Araucano

 

Linea Argentina y regular al Sur. "Asturiano"y "Argentino". 1913-1915.

 

Con el fin del siglo pasado había desaparecido la Patagonia de las leyendas.  Las estancias, con lanares cada vez mas refinados,  se  extendían  de  Río  Grande  y

del Estrecho a Santa Cruz y San  Julián; el centro de abastecimiento estaba en Punta  Arenas y a Menéndez le  habia  salido   un   fuerte   rival   con   la   firma   "Braun y Blanchard", que paralelamente con él instalaba sucursales en todos los  puertos: el enlace de don Mauricio Braun con una de sus hijas no suprimió la rivalidad, pues don José no mezclaba  "negocios con  matrimonios".

 

Pero en  1907 una crisis mundial -desastrosa en Estados Unidos- se impuso a ambos luchadores y les obligó a darse la mano.  El  10 de julio de  1908 fusionaron capitales en la empresa que se Ilamó S. A. Importadora  y  Exportadora  de  la  Patagonia.  Iniciada  en Punta Arenas esta empresa se argentinizó y trasladó a Buenos Aires unos años después: y una de sus primeras medidas fué construir dos barcos para el servicio de la Patagonia.

 

La construcción de estos barcos la dirigió don José personalmente,  trasladándose a Europa e instalándose de la mañana a la noche en el astillero, para  enseñarles eI arte naval a los ingenieros...   Uno de sus nietos, que lo acompañaba y que entonces tenía doce años, no olvida el interminable aburrimiento de sus esperas entre el martilleo de los remachadores, mientras el abuelo exigía tal o cual  mejora  -siempre  atinada--  y  peleaba  con todos.

 

El resultado, una vez mas, fué que ambos barcos matriculados en Buenos Aires, respondieran tan exactamente a las necesidades de la Patagonia, que después

de casi treinta años nada mejor se ha hecho para ese servicio: buques ulteriores resultaron inferiores al respecto.

Asturiano y Argentino, gemelos

EI Asturiano y el Argentino, de 2450 toneladas de registro  (3500 de porte), eran gemelos y se construyeron casi simultaneamente (1913-1914) en los talleres de Ailsa, Troon (Glasgow), sus máquinas son de triple expansión y desarrollan 295 caballos (error: 1791 CV). El Asturiano prestó servicio ininterrumpido con la S. A. Importadora y Exportadora hasta 1955, siendo enviado a Inglaterra en 1934 para cambiar las calderas pàra que quemen petroleo en vez de carbono. El Argentino. en 1930 cambió de nombre y como el Alejandro y como propiedad de la firma Menendez Behety (Cia Chilena de Navegacion Interoceánica) navegó durante diez años entrePunta Arenas y Valparaiso, pasando finalmente a la flota de los "Ferrocarriles del Estado" de Chile, de la cual fué la mejor unidad.

 

En la Importadora... el Argentino seria reemplazado despues por otra unidad de igual nombre, de mayor tonelaje y motores Diesel y ademas se adquirirían el Americano y el Atlantico.

Argentino Americano
Atlántico

 

La llegada del Asturiano y del Argentino coincidió con la primera guerra mundial con el auge de las lanas y con el consiguiente máximo de prioridad en la Patagonia, que se reflejó naturalmente en la empresa naviera. Después hubo altibajos, períodos de pérdida, recrimincaiones de los pobladores descontentos; además de la "Importadora" existía desde 1900 la "Hamburgo Sudamericana", vinculada al comercio aleman en el Sur y drante algun tiempo entro tambien a competir la empresa Mihanovich, sin contar los Transportes del Ministerio de marina; los buques debian amarrarse en invienro, terminado el período de las lanas.  El hecho es que en conjunto fué dura la lucha, pero la "Importadora" continuó sin interrupcion ni desfallecimiento sus servicios, que constituyó un factor importante en el desarrollo de la desamparada Patagonia.

 

Una de las particularidades de don José como armador fué la intervención personal y directa en manejo de los buques.  Conocía al dedillo el personal y a todo el detalle administrativo, y jamás, fuese cual fuese el tiempo, dejo de hallarse en el murallón del punto de la partida y llegada de cada barco.  Un minuto de tardanza bastaba para que el capitán y todos los presentes en el murallón escucharan su fuerte opinión acerca de la puntualidad; uno de sus hijos perdió el viaje por legar minutos tarde.  En las atracadas se preocupaba tanto de evitar golpes al casco que pretendía añadir el esfuerzo del bastón a la poderosa defensa de los balones de los buques. Conocía al dedillo al personal y a todo de corcho o de cuerda colgados del buque y del murallon...

La ultima vision de don José. Interamericanos y frigoríficos.

Un año antes de morir, José Menendez proyecto la constitucion de una fuerte Compañía Naviera, que debia llamarse "La Antártica", para desarrollar el trafico marítimo por todos los puertos de la America del Sur en ambos océanos. Mantuvo para ello conferencias con varios presidentes de las republicas sudamericanas, particularmente de Colombia el General Reyes, quien ofrecio una subvencion para que los barcos llegaran hasta su país. Tropezó con fuerte resistencia de los intereses navieros de ultramar y no alcanzo a realizar su visión.

Sólo despues de su muerte se materializaría la idea con la "Compañía Chilena de Navegación Transatllantica", que maneja una flota de excelentes barcos hasta Estados Unidos por el Pacífico y hasta Brasilpor el Atlántico. Habia estudiado en particular la construccion de cuatro barcos con capacidad para transporte de carne enfriada, destinados a dar salida a los frigoríficos del estrecho de Magallanes y costas fueguinas y patagonicas. Su fallecimiento truncó igualmente este proyecto, con el cual Menéndez se anticipaba un cuarto de siglo a la solucion de los problemas que resuelven ahora la Flota Mercante del Estado con sus tres barcos ex Dinamarqueses y la mencionada Cia. Chilena de Navegacion Interoceánica. (sic)

Tal fué la obra del primer armador de la Patagonia Austral, visionario de espíritu positivo, que tuvo la virtud de llevar a buen fin a todas sus empresas. La linea de navegacion fundada por él resistio a todos los embates y es hoy la unica regular de capital privado y argentino que continúa en el servicio de la Costa Sur.

Jose Menendez

En el titulo de la empresa naviera desaparecio el nombre de su figura principal, pero se lo ha conservado en el barco de mayor porte de la empresa, el Jose Menéndez. Los colores distintivos de la línea son los mismos de la primitiva "José Menendez", rojo, gualda y negro.

 

     


Esta historia fue escrita por Gonzales Climent y publicada en el anuario del IEMMA de 1961. C. Mey

A fines del siglo XIX y entrado el siglo XX, el puerto chileno de Punta Arena se había constituido en un importante centro comercial y naviero. Aquel fue el escenario en que José Me-néndez y Mauricio Braun comenzaron a desarrollar sus actividades. Menéndez comenzó como armador con el vapor "Amadeo", al que pronto le siguieron el "Alfonso", el "Alejandro", el "Antartico", el "Austral", el "Apolo", el "Arturo" y el "Aviles". Buena parte del tráfico de esta flota consistía en la recolección de lanas y otros productos a lo largo de la costa argentina para llevarlos en tránsito a Punta Arenas.

Por su parte, Mauricio Braun y Juan Blanchard, también radicados en Punta Arenas, fueron constituyendo una importante flota, afectada al mismo tráfico que la de Don José Menéndez. Dicha flota estaba compuesta, entre otros, por los vapores "Lovart", "Patagonia", "Río Santa Cruz", "Keel-ítow", "Río San Julián" y "Cabo Tamar".

Ambas empresas competían fuertemente entre sí. Pero la crisis económica del año 1907 impuso una paz forzosa. Al año siguiente, José Menéndez, Mauricio Braun, Alejandro Menéndez Behety y Juan Blanchard constituyen la S. A. Importadora y Exportadora de la Patagonia, con sede en Punta Arenas (Chile).

Poco a poco Punta Arenas iba languideciendo, a causa principalmente de la apertura del Canal de Panamá, que hizo que la parte austral del continente americano dejara de ser la ruta obligada para ir del Atlántico al Pacífico y viceversa.

En 1910 la empresa pasa a jurisdicción argentina y en 1931 inaugura el servicio naviero entre Buenos Aires y Punta Arenas, con escalas en varios puertos de la Patagonia. Ello se logró con la incorporación de dos nuevos barcos de pasajeros y carga: el "Asturiano" y el "Argentino". La compra de ambos barcos no pudo ser más oportuna pues al año siguiente al de su incorporación estallaba la primera guerra mundial.

La empresa continúa expandiendo sus actividades abriendo, nuevas sucursales en los territorios de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Viene luego la explotación de sus establecimientos ganaderos. Todo ello justificaba plenamente el poseer su propia línea de vapores. Por lo demás, en aquella época era la vía marítima el único medio de llegar desde Buenos Aires hasta Comodoro Rivadavia, Deseado, San Julián, Río Gallegos y Ushuaia.

Terminada la primera guerra mundial, se encarga al mismo astillero que construyó los dos barcos anteriores, un nuevo vapor de pasajeros: el "José Menéndez" que se incoporó en 1922. Con sus tres vapores de pasajeros y carga, la empresa establece un servicio regular a la Cost? Sur, que se va prestigiando más y más con el tiempo. Por supuesto, había que hacer frente a un rival poderoso: Don Antonio Delfino, que en 1901 había fundado la empresa "Línea de Navegación del Sur" (más adelante "La Argentina, Compañía General de Navegación S. A.). En la línea al Sur, Delfino tenía a los vapores "Comodoro Rivadavia", "Madryn", "Buenos Aires", "Presidente Quintana" y "Presidente Mitre".

En 1928, la S. A. Importadora y Expartadora de la Patagonia transfiere a bandera chilena el "Argentino", que toma el nombre de "Villa Rica". Este barco se hundió en 1954. Pero a los cinco años, vale decir sn 1934, adauiere la motonave "Bayard", que pasa de denominarse "Argentino".

Además de todas sus actividades agropecuarias, comerciales y navieras, la empresa inicia en 1935 otra actividad: la de agente marítimo de empresas armadoras extranjeras. También por aquel tiempo entró a formar parte de la flota de la empresa el vapor "Atlántico", construido en 1904, y de 1.413 toneladas de registro bruto. Pero este barco fue vendido en Brasil en el año 1938. Comienza la segunda guerra mundial y la empresa mantiene sus servicios al Sur con tres barcos: el "Asturiano", el "José Menéndez" y el "Argentino". En varias oportunidades, tanto el "José Menéndez" como el "Argentino" hacen viajes al exterior. La flota se ve aumentada en 1942 con la incorporación del "Americano", adquirido al Frigorífico Anglo S. A. (ex "Anglo H").

Al terminar la segunda guerra mundial, las costas patagónicas ven reforzados los servicios con una cantidad de barcos adquiridos por varios armadores privados. El Estado también comienza a crear la flota que será el germen de lo que actualmente es el "Comando de Transportes Navales". La S. A. Importadora y Exportadora de la Patagonia mantiene sus servicios, no obstante la fuerte competencia.

En 1950, vende el vapor frigorífico "Americano". Pero dos años antes, la Betlehem terminaba de reconvertir en los Estados Unidos uno de los conocidos "LST", equipándolo perfectamente para el transporte de minerales y ácidos. Este barco —el "Estrella Austral"— es adquirido por la Compañía Metalúrgica Austral Argentina, que lo emplea en el transporte del mineral de zinc extraído por la Aguilar Mining Co. en Jujuy, y que previo tratamiento en Puerto Vuelas, es transportado por vía fluvial a Rosario. Allí toma el mineral el "Estrella Austral" y lo conduce hasta Comodoro Rivadavia, donde está la fábrica de zinc. Desde Comodoro Rivadavia, el "Estrella Austral" retorna a Buenos Aires con el zinc elaborado. Por lo demás, tanto de bajada como de subida, el "Estrella Austral" también transporta mercaderías generales. Pues bien; este barco pasó en 1953 a la S. A. Importadora y Exportadora de la Patagonia.

La nueva situación planteada en el tráfico de pasajeros con la Patagonia a raíz de los flamantes barcos del "Comando de Transportes Navales" y la intensificación de los servicios aéreos y terrestres, juntamente con la rigidez tarifaria imperante, obligó a la empresa a clausurar las comodidades de pasaje del "Asturiano" primero, y del "José Menéndez", después..

En 1955, el viejo "Asturiano", después de 42 años de servicios continuados en la empresa, fue vendido a la Compañía de Navegación Atlántica S. R. L., la que con el nombre de "Moreno", lo está utilizando en el tráfico con Brasil.

En 1952, la empresa suscribe con el astillero Astarsa el contrato para la construcción de una motonave de carga de 1.320 toneladas de porte bruto. A fines de 1954, Astarsa le entrega el "Atlántico", barco especialmente diseñado y construido para el tráfico con los puertos de la Costa Sud. A este respecto debe señalarse que la S. A. Importadora y Exportadora de la Patagonia tiene participación accionaria en el capital de Astarsa, lo mismo que en Resalmar, Indyas y Buenos Aires Tugboats, empresas todas vinculadas a las actividades navieras.

Aparte de ocasionales salidas al exterior, la flota de esta empresa sigue atendiendo los puertos patagónicos. Como es fácil comprender, ella es también cliente de su propia flota.

Este es un listado general de los buques de las empresas de mas de 1.000 tons de registro bruto.Se accede a la página de cada buque clickeando sobre el nombre.
AMADEO AMERICANO ANTARTICO ARGENTINO   ARGENTINO II
ASTURIANO ATLANTICO ATLANTICO II ESTRELLA AUSTRAL HANNE THOLSTRUP
JOSE MENENDEZ SAN BENITO SAN JUAN BOSCO SANTA MARIA DE LUJAN SANTA MICAELA

COMPAÑIA CHILENA DE NAVEGACION INTEROCEANICA (CCNI) (Pabellón Chileno)

ACAPULCO ALMAGRO ALLIPEN ANAKENA ANCUD
ANCUDII ANDINO ANDINO II ANDINO III ANGOL
ANGOL 2 ANGOL 3 ANGOL 4 ANTARTICO ANTOFAGASTA
ARAUCO 1 ARAUCO 2 ARAUCO 3 ARAUCO 4 ARICA 1
ARICA 2 ARICA 3 ATACAMA 1 ATACAMA 2 ATACAMA 3
AUSTRAL 1 AUSTRAL 2  AVILES AYSEN LLANQUIHUE
MAQUILAN SAN PATRICIO SANTIAGO VALDIVIA 1 VALDIVIA 2
VALPARAISO 1 VALPARAISO 2      
AMADEO        

NAVIERA INTEROCEANGAS S.A. (NISA) (Pabellón Chileno)

COPERNICO COPERNICO II EVANGELISTA GALILEO GALILEO II
GALILEO III TIERRA DEL FUEGO