Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Buques Mercantes Argentinos Indice Buques Mercantes Extranjeros

FERROBARCOS

EMBARCADERO BUENOS AIRES

 

Por Carlos Mey, Julio del 2006.
Ferrobarcos-Base The Entre Rios Railway Co. Embarcadero Zarate
Embarcadero Ibicuy Embarcadero Bs. Aires Embarcadero Posadas
FFCC Asuncion Estacion Posadas Vagones
Exequiel Ramos Mejía Roque Saenz Peña Lucia Carbo
Carmen Avellaneda Dolores de Urquiza Delfina Mitre
Mercedes Lacroze Tabaré Maria Parera

Abajo se ve, en una imagen de Google Earth, los rastros que quedan actualmente de donde estaba el embarcadero de Ferryboats en Buenos Aires. A este embarcadero llegaban los Ferries Carmen Avellaneda, Dolores de Urquiza y Delfina Mitre, tras un recorrido de unos 200 kms por el Parana Guazú, que de todos medos era mas rapido y directo que desembarcando en Zarate. A los costados estaban los grandes silos de carbon y sus descargadores, como se ve en la foto de arriba.

 

 

     
Construccion del dique de atraque para Ferryboats, 7.12.1928 4-1-1929
15.3.1929 4.12.1933 15.3.1929
Un Ferrobarco entrando a Buenos Aires, 5.12.1933
     
 
  Playas de maniobras  
     
  El Lucia Carbo entrando al embarcadero de Buenos Aires  
     
El embarcadero hoy (2007)
Logramos llegar al viejo embarcadero un lluvioso día de Noviembre del 2007, junto con Guillermo Berger. No es fácil ahora encontrarlo, esta metido entre un astillero, una terminal de contenedores y una enorme villa de emergencia, en un camino escondido y peligroso de llegar, asi que no lo recomendamos para almas no aventureras.

Ha sufrido sin dudas el paso del tiempo y de los rapaces, que le retiraron cuanto era mas o menos movible, pero su fuerte estructura aún resiste sus mas de 80 años de edad, quizas su supervivencia en medio de la ciudad se deba a su dificil posicion y tambien a estar rodeada de arboles que lo ocultan a la vista de la gente, y dentro de una alambrada levantada por los empleados del astillero (ex Sanym) que de ese modo consiguieron sacar al menos una perte de la villa de emergencia que se habia creado allí. Quizas algun día integre el circuito de un Museo Industrial y sea posible verlo sin temor a acercarse a su zona. Valdra la pena. C. Mey