Historia y Arqueología Marítima
HOME

MAR DEL NORTE (2)

VOLVER

Imagen: Guillermo Berger / Histarmar.org

 

Granelero.

Astillero: Sanoyasu Dockyard Co. Ltd.

Lugar de construcción: Osaka, Japón.

Casco nº: 203               Sociedad clasificadora: NKK

Matrícula:                     Señal distintiva: L. Q. M. R.                              IMO: 5185154

Tripulantes: 24              Pasajeros: 0             

TRG: 4.529                   DWT: 6.817                  DV: 3.100                     TRN: 2.515

Eslora: 116,84              Manga: 16,36               Puntal: 8,79                  Calado: 6,96 metros. 

Bodegas: 4                  E. P:                            TEUs:

Equipos de cubierta (Cantidad x toneladas): 8 x 10.

Capacidad granel: 9.360 m³.     Capacidad general: 8.501 m³.    Capacidad frigorífica: p³.

Tanques: 0                               Capacidad de tanques: 0 p³.

Capacidad combustible: 647 F. O.                                Consumo diario:

Un motor diésel M. A. N.; 2T SA; 5 cilindros (600 x 1.050); Kawasaki Dockyard Co. Ltd., Kobe, U. K.

Calderas:

3.800 CVe.                   Hélices: 1 f                   Velocidad: 13,5 nudos.

1962. Botado para Inui Kisen Co. Bautizado KENKON MARU. (Japón)

1972. Incorporado a La Naviera Línea Argentina de Navegación Marítima y Fluvial, Buenos Aires. Rebautizado MAR DEL NORTE (2). (Argentina)

1986. Baja del Registro Argentino.

1986. Agosto. Desguazado en Ramallo, Argentina.

NOTAS:

Encontré en mi archivo unas fotos del "Mar del Norte", las cuales me fueron facilitadas por el oficial maquinista Sr. Néstor Ferriol, que fue de la primera tripulación de ese buque cuando lo fueron a buscar a Japón y junto con el amigo Ferriol tripulé dicho buque desde el muelle frente a La Naviera hasta su destino final en Ramallo, cuando fue a desguace. Me inicié en La Naviera como Jefe de Cubierta del petrolero MAR CASPIO,, ( un T2 de la IIª Guerra Mundial ) y cuando ese buque dijo "basta" me pasaron al mismo puesto en el "Mar del Norte". Estaba de Capitán Virgilio Spotorno. Luego quedé de Capitán. 

Yo era el Capitán del "Mar del Norte" durante su último viaje que realizamos desde Buenos Aires a Río de Janeiro, con cereal. Un temporal en Santa Catalina nos dejó sin Radar y haciendo agua en una de las bodegas. Llegamos a puerto siguiendo a otro buque que iba al mismo destino y luego de descargar, el Contramaestre subió al puente y me trajo un trozo grande hierro tan oxidado que nos costó trabajo identificarlo como parte de una de las cuadernas de la bodega que hacía agua. Tan deteriorado estaba el buque que pudimos constatar que un sector lateral del casco se "hundía" hacia dentro, rompiendo varias cuadernas totalmente oxidadas, pero las chapas aún sostenían la presión del agua.

Dimos aviso al Capitán Julio Lenci, Gerente de Armamento, quien destacó al Capitán de Ultramar  Perazzino ( ex Capitán del Mar del Norte ) para que viajara a Río de Janeiro y constatara los daños, porque parecía increíble que ese barco se mantuviera a flote. Los planes de las bodegas tenían cientos de bolsas de cemento, cuya capa lograba contener las chapas oxidadas durante los viajes que yo realizaba como Capitán en lastre desde San Nicolás a Río Gallegos. Luego, la carga de carbón embarcada "sostenía" las chapas del casco juntamente con las cajonadas de cemento, aunque cada viaje teníamos que reforzarla para poder seguir navegando porque el cemento se quebraba.

Las autoridades de Brasil ordenaron unas reparaciones provisorias ( apuntalaron el casco con tirantes de madera acuñadas ) y nos permitieron regresar a Buenos Aires. Vinimos todo lo cerca de la costa brasileña y uruguaya que nos permitía el calado, con ambos botes salvavidas abiertos lateralmente y listos para arriarlos. Por suerte no fue necesario, aunque estábamos mentalizados para caer a estribor y varar en la costa a la primera señal de emergencia.

La Prefectura no autorizó que el buque navegara mas en esas condiciones y quedó amarrado frente a La Naviera por casi un año. Quiero destacar que el Jefe de Máquinas de ese viaje era el Sr. Néstor Ferriol. Creo que era el único que lograba que esa máquina funcionara. Yo pasé al Astillero Alianza de La Boca pues al petrolero-alijador MAR TIRRENO, lo estaban alistando.

Un día me llamaron para llevar al "Mar del Norte" a desguace. No sentí vergüenza, ni la siento ahora; siento orgullo de haber llorado como un niño junto al amigo Ferriol cuando bajamos por la planchada en Ramallo. Varios llorábamos, porque el marino logra querer inconmensurablemente a esos fierros que nos dieron de comer durante tantos años. Ese buque, el "MAR DEL NORTE", construido con el poco material que les sobró a los japoneses después de la IIª Guerra Mundial, navegó con bandera de su país de origen durante varios años. En el Cuarto de Derrota tenía entronizado un pequeño altar con vasijitas de porcelana que contenían mensajitos escritos en japonés. Me contaron alguna vez que ese buque salvó la vida de pescadores japoneses y el altar fue como reconocimiento a esa aventura. ( Las vasijas con los mensajitos los salvé del desguace y  los entregué a una colectividad japonesa radicada en Villa Urquiza, en Capital Federal ). Ese buque, el "MAR DEL NORTE", herido de muerte por el temporal que afrontamos durante su último viaje de ultramar, navegó " por sus propios medios", con su propia máquina y se entregó al desguace con la hidalguía que caracteriza a los hombres de mar y a sus buques.

Quede esta anécdota para Histarmar. Para que las generaciones que nos sucedan valoricen los esfuerzos que debimos realizar quienes amamos la profesión, esa profesión que nos otorga la Escuela Nacional de Náutica, de la que me siento orgulloso de haber egresado.

 Julio Augusto Astrada

Capitán de Ultramar

 

 

Carlos J. Mey / Guillermo Berger / Miguel A. Galdeano

Este sitio es publicado por la Fundación HISTARMAR - Argentina

Dirección de e-mail: info@histarmar.com.ar