Historia y Arqueología Marítima
HOME CIUDAD DE BUENOS AIRES (1) VOLVER

Imagen: Archivo Histarmar.org

Imagen: Archivo General de la Nación Dpto. Doc. Fotográficos. Buenos Aires. Argentina

Imagen: Archivo General de la Nación Dpto. Doc. Fotográficos. Buenos Aires. Argentina

Llegando a Mar del Plata- 12/1/1922-  Archivo General de la Nación Dpto. Doc. Fotográficos. Buenos Aires. Argentina

Imagen: Jaume Cifre Sánchez

 

Buque fluvial de pasajeros.

Astillero: Laird Brothers Ltd.

Lugar de construcción: Birkenhead, UK.

Casco nº: 804               Sociedad clasificadora:

Matrícula: 843               Señal distintiva: L. P. A. Y.                               IMO:

Tripulantes: 84              Pasajeros: 363 (1°) 174 (3°)

TRG: 3.754                   DWT: 985                     DV: 2.462        

Eslora: 107,00 (pp)       Manga: 13,50               Puntal: 7,00                  Calado: 12’ 07” 

Bodegas: 2                  E. P: 0                         TEUs: 0

Equipos de cubierta (Cantidad x toneladas): Grúas: 4 x 1,5

Capacidad granel: 10.647 p³.    Capacidad general: 10.107 p³.   Capacidad frigorífica: 0 m³.

Tanques: 0                               Capacidad de tanques: 0 m³.

Capacidad combustible: 165 F. O.                 Consumo diario: 57

Dos turbinas a vapor parsons. Cammel Laird & Co. Ltd., Birkenhead, U. K.

Calderas: 4

5.825 CV.                     Hélices: 2                     Velocidad: 16 nudos.

1914. 12 de Mayo. Botado. Gemelo del CIUDAD DE MONTEVIDEO.

1914. Noviembre. Alistado. Incorporado a The Argentine Navigation Co. (Argentina)

1942. Transferido a la Compañía Argentina de Navegación Dodero S. A. (Argentina)

1949. Se nacionaliza la empresa pasando al Gobierno Argentino.

1951. Transferido a la Flota Argentina de Navegación Fluvial (F. A. N. F.). (Argentina)

1957. 27 de Agosto. Al mando del Capitán Silverio Brizuela zarpó de Dársena Sur con destino a Rosario con 78 pasajeros de primera clase, 63 de tercera y 89 tripulantes. Ese mismo día, al llegar a la desembocadura del Paraná Guazú, frente a la Isla Juncal,  en el Km. 123 del canal de acceso a Buenos Aires, en la posición 33° 59,34’ S y 58° 23,25’ W, al ser embestido por el carguero norteamericano MORMACSURF de 7.980 toneladas, perteneciente a la empresa norteamericana Moore Mc Cormack Line, que se desplazaba en sentido contrario, de Rosario a Buenos Aires.

Lo que quedó por muchos años, sus palos sobresaliendo del rio.

NOTAS:

El Ciudad de Buenos Aires y su gemelo Ciudad de Montevideo (pasado luego a Bandera Uruguaya) fueron adquiridos a astilleros ingleses por Nicolás Mihánovich para atender el servicio nocturno entre Buenos Aires y Montevideo en 1914. Propulsados por turbinas con una potencia de 5.825 hp y velocidad de 16 nudos, tenían un registro bruto de 3.754 ton, eslora 111,13 mts y capacidad para 450 pasajeros de primera y 270 de tercera clase.

El Vapor fluvial de pasajeros "Ciudad de Buenos Aires", gemelo del "Ciudad de Montevideo", fué mandado a construir por el armador Nicolás Mihánovich para el servicio nocturno (o de la carrera) entre Buenos Aires y Montevideo, en 1914. Era un barco  muy moderno para la época, con 16 nudos de velocidad, dos turbinas con 5.825 CV de potencia de 3.754 ton de registro bruto; podía llevar 720 pasajeros y medía 110 metros de eslora. Paso a propiedad de los Dodero más tarde y finalmente a la Flota Argentina de Navegación Fluvial cuando el gobierno de Perón expropio la flota de Dodero.  En 1957 había sido afectado a la línea entre Buenos Aires y puertos del Río Uruguay.

El 27 de Agosto de 1957 zarpó de Dársena Sur con destino a Rosario con 78 pasajeros de primera clase, 63 de tercera y 89 tripulantes. A la noche se cerro una espesa niebla que provocó una visibilidad cero. A la hora de terminada la cena y con los pasajeros recorriendo el buque o ya comenzando a descansar, el Ciudad de Buenos Aires se acercaba muy lentamente al canal principal, pasando la desembocadura del Paraná Guazú, casi frente a la isla Juncal.

Al mismo tiempo el carguero oceánico de 152 metros de eslora "Mormacsurf", de la Moore McCormack Lines venía desde Rosario hacia Buenos Aires cuando por la niebla existente embistió violentamente al Ciudad de Buenos Aires y hundió su proa sobre el lado de estribor del barco de pasajeros. Éste comenzó a escorarse de inmediato en forma muy pronunciada, lo que motivó el pánico general, pero también grandes actos de heroísmo. Los pasajeros fueron arrojados al suelo con un estrépito impresionante, casi a ciegas y en medio del terror de la gente, corrieron por los pasillos. Las cañerías se habían roto en varias partes y el agua comenzó a inundar al buque. Según los sobrevivientes, la tripulación, haciendo gala de una increíble serenidad y sangre fría, exhortaba a los viajeros a guardar calma y atender sus indicaciones. Muchos de los desaparecidos fueron tripulantes, entre ellos los comisarios de a bordo Raúl Cainzos y Jorge Criscuolo, quienes repartieron chalecos salvavidas hasta último momento, incluso los de ellos mismos. El Capitán Silverio Brizuela trató de salvar vidas en todo momento, hasta que según el testimonio de un tripulante "después se dirigió a su camarote y no lo vi más".

 

Desde el carguero se arriaron sus botes salvavidas de inmediato, se hizo una planchada de maderos sobre el agua y se lanzaron bengalas para iluminar el lugar; también se pudieron lanzar al agua algunos botes del Ciudad de Buenos Aires mientras el Mormacsurf emitía la señal de socorro. Desde San Fernando, San Isidro, Tigre, Campana y Zárate salieron numerosas lanchas y desde Carmelo salieron una lancha de salvataje y una corbeta. Llego de inmediato también el remolcador Laura y el remolque Pancho, ambos salvando náufragos.

 

El Ciudad de Buenos Aires se hundió en sólo 19 minutos después del choque, al escorarse rápidamente a babor muchos pasajeros quedaron colgando de su estructura y al soltarse caían al agua fría o sobre la estructura misma. Muchos encontraron los bancos salvavidas que se habían desprendido de la cubierta y otros quedaban flotando, arrastrados por la corriente y perdiéndose de vista en la niebla.

 

Los sobrevivientes fueron trasladados en su mayoría a Nueva Palmira y Carmelo, otros llegaron nadando a Martín García, pero se generó mucha confusión y dolor al haber tantos barcos y destinos, ya que nadie sabía si sus seres queridos se habían salvado o no.

 

Finalmente, hubo 74 personas muertas o desaparecidas en el siniestro. El Ciudad de Buenos Aires quedó partido en dos y sólo asomaban a la superficie la punta de dos palos y la pantalla del radar. Buzos de la Armada trabajaron con gran esfuerzo para rescatar los cadáveres de las víctimas que quedaron atrapadas en el buque, pero muchas simplemente desaparecieron.

 

 

Viista de popa El comedor
Un camarote Pasajeros subiendo en Buenos Aires

 

 

                 

Carlos J. Mey / Guillermo Berger / Miguel A. Galdeano

Este sitio es publicado por la Fundación HISTARMAR - Argentina

Dirección de e-mail: info@histarmar.com.ar