Historia y Arqueología Marítima
HOME EVA PERÓN (1) VOLVER

El "EVA PERON" el 28-08-1949 en Vickers-Armstrong, Barrow, UK

Imagen: Histarmar.org

Imagen:

Imagen: Guillermo C. Berger

Fotos 1 - Elementos de construcción Fotos 2 - Pasos de la construcción en gradas Fotos 3 - Botadura y pruebas de mar
 

Buque de pasajeros / Frigorífico.

Astillero: Vickers Armstrong Ltd.

Lugar de construcción: Barrow-in-Furness, Inglaterra.

Casco nº: 970               Sociedad clasificadora: LR

Matrícula: 1.366 F         Señal distintiva: LPAC / LPBP                          IMO: 5207586

Tripulantes: 145            Pasajeros: 400            

TRG: 12.653                 DWT: 19.089                 DV: 8.800

Eslora: 161,54              Manga: 21,64               Puntal: 11,73                Calado: 27’ 6”

Bodegas: 4                  E. P: 8                         TEUs: 0

Equipos de cubierta (Cantidad x toneladas): Plumas: 8 x 5.

Capacidad granel: 34.996 p³. Capacidad general: 17.279 p³. Capacidad frigorífica: 243.115 p³.

Tanques: 4                   Capacidad de tanques: 65.613 m³.

Capacidad combustible: 2.364 F. O.                Consumo diario: 93

Dos turbinas Parsons. Vickers Armstrong Ltd., Barrow-in-Furness, Inglaterra.

Calderas: 2 acuotubulares; 40 bar.

13.500  CV                   Hélices: 2                     Velocidad: 18  nudos.

1949.  25 de Agosto. Botado para el I. A. P. I. Bautizado EVA PERON. (1). (Argentina)

1950.  Abril. Alistado.

EVA PERON con casco gris original Foto Ambrose  Greenway

1951. Incorporado a F. A. N. U.  Flota Argentina de Navegación de Ultramar. Administrado por la Río de la Plata S. A. de Navegación de Ultramar.

1955. Rebautizado LIBERTAD (2). (Argentina)

LIBERTAD EN EL TAMESIS, 1960 Foto Ambrose  Greenway

1961. Transferido a E. L. M. A. Empresa Líneas Marítimas Argentinas al unificarse F. A. N. U. y F. M. E. - LIBERTAD (2). (Argentina)

1964. Reformado para 400 pasajeros.

LIBERTAD, el 31.3.1969 Foto Ambrose  Greenway

1972. 20 de Febrero. Incendio. Radiado.

1972. Vendido a Laniplan S. A. para desguace.

1973. 16 de Enero. Desguazado en San Pedro, Argentina.

NOTAS:

Del Libro de Aurelio Gonzalez Climent:

Cuando el Eva Perón hizo su viaje de incorporación, estaba prevista una escala en Río de Janeiro, con cuyo motivo, una delegación oficial voló hasta allí en un avión de FAMA. Esa delegación estaba integrada por funcionarios, dirigentes sindícales, estudiantes universitarios, enfermeras de la Fundación Eva Perón y el comediógrafo Alberto Vacarezza. Se realizaron allí numerosos actos a bordo, incluso una trasmisión radial a Buenos Aires. Llegó el barco a Buenos Aires, fue visitado por el Presidente de la República, Juan D. Perón y su esposa. La señora Duarte de Perón (manifestó en esta ocasión que "este barco es otra prueba más de las realidades a que nuestro querido Presidente nos tiene acostumbrados en esta era de la independencia económica en que, a las esperanzas y ensueños del pueblo trabajador, el general Perón está brindando realidades a manos llenas. Pido a Dios que haga comprender a quienes aún no lo ha hecho, que la obra de gobierno está destinada a complementar el movimiento nacional de recuperación, La vida no merece ser vivida cuando se la pone al servicio de mezquinos intereses foráneos".

Por su parte Perón expresó que "el nacimiento dé la flota nacional, como la queremos nosotros, poderosa, numerosa y animada de un alma especial de un alma profundamente argentina, de un alma que la vitalice, no sólo aquí sino en todos los puertos del mundo de un alma que haga vibrar y conocer esa bandera que llevan en sus mástiles los barcos de la flota...

Solucionado el problema de los transportes y los puertos, nos quedaba este problema, el más grave de todos. Habíamos soportado ya durante la guerra un bloqueo. Recuerdo que recorría yo el puerto de Buenos Aires y había algunos remolcadores solamente. Los diques estaban vacíos. Con ese panorama pavoroso y frente a esa lucha natural del comercio -que es lógico y natural- no quedaba otra cosa que comprar barcos. Es ese el momento en que nació la idea de formar una marina mercante, cualquiera fuera el esfuerzo necesario a realizar. Pero no teníamos disponibilidades. "No tenemos oro que respalde nuestra moneda",decían algunos. Yo resolví cambiar el oro que teníamos por barcos y traerlos al país, porque me hice esta composición de lugar: un barco es oro navegando y el oro en la Caja de Conversión como no fuera porque yo iba cada quince días, a ver los barrilitos, no tenía otra utilidad. Fue así, entonces, señores, que decidimos comprar una marina mercante que alcanzase, por lo menos como primera etapa, un millón y medio de toneladas', que es lo que necesitábamos para exportar nuestra producción anual pensando también que "la paz no reinaría largo tiempo en Varsovia",y que una nueva guerra estaba amenazando al mundo antes de terminar la segunda, como asimismo que si se producía esa guerra, volveríamos a estar, por cuestiones de situación, bloqueados en el frente marítimo...Todas estas conquistas yo las dedico siempre a nuestros trabajadores, porque como Presidente de la República, yo no puedo olvidar, y no olvidaré jamás ,que todo esto ha sido posible porque nuestra clase trabajadora ha puesto el pecho en el momento oportuno..."(Revista "Marina",mayo 1950,p.27).

En aquella época existía el trasatlántico Presidente Perón, la draga Presidente Perón, el buque tanque General Perón, el barco factoría Juan Perón, y aparte se contaba con el trasatlántico Evita ,el buque tanque Eva Perón, la draga Eva Perón, y el trasatlántico Eva Perón. Este último y el buque tanque del mismo nombre dieron origen a un jocoso equívoco con pasajeros del trasatlántico, al leer azorados en un diario londinense que el Eva Perón había salido rumbo a la Argentina antes de la fecha programada, hasta que los agentes en -Londres les aclararon que se trataba del buque tanque que hacía su viaje inaugural.

En su libro "Los profetas del odio" (Buenos Aires,1967). Arturo Jauretche ridiculizó los extremos a que llegaron los que él calificaba como "adulones del peronismo". Refiere que "de la época es el cuento del paisano que en la esquina de Mitre y Pavón, en Avellaneda, le pregunta al vigilante por la calle Mitre.

— ¡Cómo Mitre!...¡Eva Perón!...y es ésta!- le señaló el policía. --Disculpe...y Pavón,¿Cual es?.

—¡Cómo Pavón!.¡Juan Perón! -lo reta el vigilante.

—No sabía...-explica el paisano-Como soy del Chaco...

— ¡Que' Chaco!. ¡Provincia Perón! -le grita ya irritado el vigilante.

El paisano, intimidado, camina pocos metros en dirección a Buenos Aires. Está ahora sobre el Riachuelo, en el puente, y se recuesta sobre la baranda, pensativo y perplejo.

Se le acerca un marinero y le pregunta: —¿Qué está haciendo, paisano?

El paisano, prudente y avivado ya, le contesta:.. --Estoy mirando el Peronchuelo, señor..."  (algún parecido con la realidad del 2012?)

Cuando la línea a Londres y escalas que atendía se convirtió en fuertemente deficitaria, ELMA decidió transformarlo y ampliar su capacidad de pasaje, conjuntamente con su gemelo Uruguay, en febrero de 1962. En enero de 1963, la empresa convocó a licitación pública "para la transformación, reparaciones generales y financiación .del Libertad, el Uruguay, el Río de la Plata y el Río Tunuyán". Se fijó el vencimiento para la presentación de las propuestas el 10 de abril de 1963. Pero como ya era crónico el ELMA, la apertura de esa licitación fue postergada, primero para el 28 de mayo, luego para el 28 de junio "cosa en que también tenían buena parte de culpa los mismos proponentes.. .El 28 de agosto se hizo la apertura de las propuestas. Del exterior llegaron solamente dos...Hubo dos propuestas locales...Hubo tiras y aflojas, incidentes a cuenta de las presiones para confiar el trabajo a los talleres italianos en cuanto a las motonaves, solicitadas de los sindicatos para que todo aquello quedara en el país". Cfr.,Aurelio y Anselmo González Climent ."Historia de la Harina Mercante Argentina", Tomo VII, Pág. .217 (Buenos Aires,1974).

Finalmente, los trabajos de transformación del Libertad fueron confiados a TAR, grupo de establecimientos argentinos. Esta decisión sería posteriormente atacada por el diputado nacional Isaías Nogués (DSCD, 10.9.64),que,entre otras cosas, denunciaba que la adjudicación a favor de TAR se había hecho en forma directa "previa anulación de la licitación ínternacional". TAR contestó con una solicitada el 26.9.64, reconociendo que se había -hecho adjudicación directa, como también se había hecho lo propio en cuanto a la transformación del Río de la Plata a favor del grupo Costagusta-Anglo Argentino, pero "ajustándose a los resultados de la licitación pública internacional 2/63...en la cual TAR cotizó los mejores precios y plazos para la realización de las obras". Por otra parte, el procedimiento fue aprobado por la Secretaría de Transporte. De paso, TAR aprovechó para informar que "ELMA ha venido liquidando sus cuentas con apreciables demoras. De los M$N 300 millones de las obras del Libertad, todavía está debiendo 100 millones". Y terminaba diciendo que "TAR siente un profundo orgullo por las obras realizadas hasta la fecha y por el juicio que ha merecido la transformación del Libertad, terminada y librada al servicio dentro del plazo contractual...Nuestra obra no será detenida ni nos habrán de arredrar las críticas ni las acciones de este tipo que, lamentablemente, no hacen más que demorar el progreso nacional". Hay más detalles en torno a este episodio en la misma obra, pero en el Tomo VIII, Pag. 203.

El Libertad quedó con una capacidad para 400 pasajeros en clase turística, manteniéndose su capacidad de carga seca, pero disminuyendo la capacidad frigorífica a 6.883 m3. y aumentando la capacidad de carga líquida a 1.858 m3.Se lo afectó de inmediato a la línea al Norte de Europa con terminal en Hamburgo, en un servicio combinado con el trasatlántico francés Pasteur-. En el verano se lo destinaba a cruceros de turismo. Realizó uno a la Antártida con escala en Ushuaia. También, y por primera vez, escaló en Puerto Stanley (Malvinas) a comienzos de 1972 y volvió allí al año siguiente. De regreso de este último viaje, tuvo un incendio en el puerto de Buenos Aires. En ese mismo viaje padeció una varadura en el Canal Picton, provocada por algas que obstruían la zona. ELMA consiguió un subsidio de la Dirección Nacional de Turismo para la realización de cuatro cruceros a la Antártida con el Libertad.

 

Desde mediados de 1973,el barco fue amarrado, lo que dio lugar, en octubre de ese mismo año, a una presentación de la FAMAR ante la Subsecretaría de Marina Mercante sobre el futuro del 'Libertad. FAMAR solicitó se le diera participación en cuanto al futuro del barco, señalando que "su desguace significaría perder, ante propios y extraños, la reafirmación de nuestros inalienables derechos sobre la Antártida" ("Industria Naval", Buenos Aires,11.10.73). Un par de meses más tarde, un comunicado del Frente de Trabajadores Marítimos postuló la necesidad de reactivar al Libertad, que mientras seguía amarrado, daba lugar a que barcos de crucero españoles e italianos "realizan cruceros de turismos a la Antártida y a las Malvinas"("El Cronista Comercial"(Buenos Aires,3.12.73).

En noviembre de 1974, ELMA puso en venta al Libertad, por licitación pública 3/74, conjuntamente con el Río Tunuyán y otros barcos de la empresa, para seguir trabajando bajo bandera argentina o para desguace. En 1975,el barco fue vendido para chatarra. Lo compró SOMISA que lo desguazó en Campana (provincia de Buenos Aires).

Cuando se produjo el amarre definitivo del Libertad en Villa Constitución (provincia de Buenos Aires) el 15 de enero de 1974,escribió Jorge A. Rosetti que "no debemos dejar a intereses extranjeros la explotación de los viajes en buques de turismo a nuestro litoral marítimo. Es necesario contar con uno o dos buques de pasajeros que se diseñen y construyan en el país...Aunque no se prohíba o reduzca la actividad de empresas foráneas. nuestra bandera debe participar en iguales condiciones en los cruceros a la Antártida e Islas Malvinas". Por su parte ,el diputado Ernesto M. Campos presentó en el Congreso un proyecto de resolución, requiriendo del Poder Ejecutivo, por intermedio de la Secretaria de Estado y Turismo, encarara "la construcción en el país, compra o "charteo" de un buque a motor, de características adecuadas, en forma tal que nuestro país pueda continuar su acción, transportando contingentes de turistas argentinos y de todas partes del mundo hasta la Antártida, bajo el pabellón azul y blanco".

 

 

Carlos J. Mey / Guillermo Berger / Miguel A. Galdeano

Este sitio es publicado por la Fundación HISTARMAR - Argentina

Dirección de e-mail: info@histarmar.com.ar