Historia y Arqueología Marítima
HOME YAPEYÚ VOLVER
 
Imagen:   Imagen:
 
Imagen:   Imagen:
 
Imagen:   Imagen:

Imagen:

Imagen:

 

Nave de pasajeros.                 

Astillero: N. V. C. Van der Giessen & Zonen’s Scheepswerven.

Lugar de construcción: Krimpen, Holanda.

Casco nº: 753               Sociedad clasificadora:

Matrícula: 1.704 F         Señal distintiva: L. P. B. Y.  / L. Q. U. O.                      IMO: 5395101

Tripulantes: 165            Pasajeros: 753 pasajeros, (13 1ª)                             

TRG: 11.540                 DWT: 7.935                  DV: 7.050

Eslora: 158,57              Manga: 19,51               Puntal: 11,58                Calado: 25’ 11”

Bodegas: 4                  E. P: 5                         TEUs: 0

Equipos de cubierta: Plumas 1 x 25; 16 x 3       Grúas: 4 x 3.

Capacidad granel: 308.538  p³.  Capacidad general: 279.440 p³. Capacidad frigorífica: 79.967 p³.

Tanques: 0                   Capacidad de tanques: 0 m³.

Capacidad combustible: 1.564 D. O.                Consumo diario: 31

Dos motores Diesel Werkspoor – Sulzer; 2T SA;  10 cilindros (600 x 1.040). N. V. Koninklijke  Maats “De Schelde”

Calderas:

10.000 CVe.                 Hélices: 2                     Velocidad: 17 nudos.

1950. Botado para la empresa Flota Argentina de Navegación de Ultramar F. A. N. U., Buenos Aires. Diseñado por Thorwald Horn. Bautizado YAPEYU. (Argentina)

1951. Abril. Incorporado. Gemelo del MAIPU y del ALBERTO DODERO.

1961. 24 de Mayo. Transferido a E. L. M. A. Empresa Líneas Marítimas Argentina S. A., Buenos Aires, al fusionar FME y FANU. Primer barco argentino en hacer un crucero alrededor del mundo. - YAPEYU. (Argentina)

1968. Vendido a Transportes Oceánicos S. A., Buenos Aires. Modificado para transporte de ganado en pie en el astillero Sanym de Buenos Aires. Rebautizado PETREL (Argentina)

1971. Primer viaje con ovejas entre Freemantle, Australia y el Golfo Pérsico.

1972. Vendido a Transagro S. A. Naviera y Agropecuaria (C. Claussen, Dinamarca). - PETREL (Argentina)

1974. Transferido a Cormorán S. A., Singapur. Rebautizado CREMONA. (Singapur)

1976. Rebautizado IRAN CREMONA.

1980. Abril. Desguazado en Kaohsiung.

NOTAS:

El buque motor de pasajeros y carga Yapeyú fue construido en 1951 por al astillero holandés NV C v d Giessen & Zonen's Scheepswerven, en Krimpen, construcción n° 753. Tonelajes: 11.540 grt, 6.426net, 7.935dwt. Dimensiones: eslora 159,39m, manga 19,56m puntal 11,61m, calado 7,90m. Pasajeros: 13 en 1ra Clase y 740 en Turista, 165 tripulantes. Bodegas: 6. Propulsado por 2 motores diesel Sulzer, 2 hélices y velocidad 17,5 nudos. El astillero constructor cerró hace dos años.

El buque fue botado el 17.10.1950 y entregado en Abril de 1951 a Flota Argentina de Navegación de Ultramar. En Junio arribó a Buenos Aires y comenzó su servicio de línea al mar del Norte, con escalas en Hamburgo, Vigo, Ámsterdam, Las Palmas y Rio de Janeiro. Casco originalmente gris claro, banda flotación verde y casillaje blanco, para mediados de la década del 50 había sido pintado totalmente de blanco. Durante la década del 60 fue pintado de negro y casillaje blanco. En 1956 el buque realizó la primera navegación alrededor del mundo por parte de un buque de bandera argentina. El 24.05.1961 pasó a formar parte de la flota de ELMA SA, y en 1964 fue introducido en el servicio de línea al mar Mediterráneo. Fue amarrado en Buenos Aires durante 1968 junto con su gemelo ALBERTO DODERO, luego del muy criticado acuerdo entre la empresa y la competidora compañía italiana Costa Armatori SpA. El mismo año los dos buques fueron vendidos a la empresa Transportes Oceánicos y fueron sometidos a una ignominiosa transformación en buques ganaderos por el astillero Sanym, con capacidad para transportar 2000 cabezas de ganado o 16000 ovejas. El Yapeyú recibió el nombre de PETREL y comenzó servicio entre Australia y el Golfo Pérsico en 1971. En 1973 fue transferido a la compañía Transagro SA Naviera y Agropecuaria, y un año más tarde fue vendido a la Cormoran Steamship Co. de Singapur, arriando la bandera argentina y recibiendo el nombre de CREMONA, modificado en 1976 a IRAN CREMONA. El 11.04.1980 partió de Malalag bay con destino a Kaohsiung para ser desguazado.

Viajamos en él en 1960 desde Vigo a Buenos Aires, con escalas en Las Palmas, Río de Janeiro y Montevideo, en su magnífica cabina A. Encontramos el barco en muy buen estado. En el célebre libro del experto alemán Arnold Kludas, titulado "Great passengers ships of the World",Tono V, Pág. 32(Gran Bretaña,1977) se dice que el Yapeyú, ya con el nuevo nombre de Petrel, con bandera argentina, y perteneciendo a Transportes Oceánicos SA.,realizó en 1971 su primer viaje como transportador de ganado en pie entre Australia y el Golfo Pérsico; que en 1973 fue vendido a Transagro SA. Naviera y Agropecuaria, que a su vez se lo transfirió en 1974 a Cormorán Cormoran S. S. Co., de Singapur,cambiando el nombre de Petrel por el de Crenona, para ser rebautizado Iran Cremona en 1976. En el Tomo VI, Pág. l85(Gran Bretaña,1986)se dice que el 11 de abril de 1980 el barco salió del Malalag Bay hacia Kaohsiung (Taiwán) para ser desguazado por Chin Shen Hwa Enterprise.

Es interesante recordar que el Yapeyú realizó en 1956 el único crucero de turismo alrededor del mundo jamás efectuado por un barco argentino de pasajeros. El barco salió de Buenos Aires y en su periplo hizo escalas en Capetown, Durban, Cochin, Colombo, Port Adelaide, Kobe, Yokohama, Honolulu, San Francisco, Los Ángeles, Balboa, Panamá, La Habana, Nueva Orleans, Galveston, Río de Janeiro y retorno a Buenos Aires. El barco llevaba a bordo una exposición pictórica de artistas nacionales.

En 1965 se produjeron reiterados incendios en las cocinas, que se atribuyeron a negligencia del personal ("Síntesis", Buenos Aires,15.12.65).

A mediados de 1966, el Yapeyú fue escenario de uno de los tantos episodios de la época en materia de enfrentamientos entre capitanes y maquinistas. Esto dio origen a una solicitada del Centro de Jefes y Oficiales Maquinistas Navales, publicada el 23.7.66,en que se aludía al desembarco del jefe de máquinas del Yapeyú por orden del capitán Carrera, sobre quien se decía que "no honra su profesión, caracterizándose por el sinnúmero de problemas que ha originado en esa unidad". Carrera "desembarca de oficio a un jefe de máquinas con una antigüedad de 15 años". Además, se acusaba al interventor del ELMA, de reforzar "la injusticia, impidiendo el embarco de otros oficiales de máquinas en la dotación permanente del buque" ("Clarín", Buenos Aires, 23.7.66).

En el historial del Alberto Dodero pueden verse antecedentes comunes con el Yapeyú que al pasar a la empresa Transportes Oceánicos SA., en 1968 recibió el nombre de Petrel. Posteriormente, cuando en 1974 tomó la bandera de Singapur para u/i armador danés, recibió el nombre de Cremona. Transportes Oceánicos S. A. le había pagado a ELMA por el Yapeyú la cantidad de 700.000 dólares.

En una conferencia de prensa realizada a fines de marzo de 1976 por el Secretario General de FAMAR, Roberto L.Hassagatti, se hizo una referencia al Cormorán y al Petrel, afirmándose que estos barcos "se pasaron a la bandera de Singapur sin cumplir los requisitos legales, particularmente las disposiciones cambiarlas, que exigen el ingreso al país de la cantidad equivalente en dólares que supone una venta al exterior" ("La Nación", Buenos Aires, 23.1. 76).

En sus últimos años en ELMA, el Alberto Dodero y el Yapeyú estuvieron afectados a la línea de pasajeros y carga con el Mediterráneo. Sobre el particular, Luis A. Brau, durante muchos años capitán de los barcos de pasajeros de la empresa, publicó un artículo titulado "Por 600.000 dólares se liquidó la línea de pasajeros al Mediterráneo", y allí transcribía la documentación intercambiada entre Guillermo Rawson (a la sazón Presidente del ELMA) y los agentes de la empresa en Génova (Paolo Scerni),incluyendo un convenio "reservado" propiciado por dichos agentes, entre ELMA y la Línea C (Costa). En este convenio, ELMA se comprometía a retirar sus barcos de pasajeros del tráfico al Mediterráneo y a no hacer escala en Lisboa con los restantes, recibiendo de la Línea C en compensación 600.000 dólares, pagaderos en tres años. El último pago se hizo el 28 de junio de 1970. Agregaba Brau: "Y este fue el final de nuestra línea de pasajeros al Mediterráneo, línea creada con visión de futuro y venciendo incontables obstáculos que se fueron superando uno a uno...Es cierto que nuestros barcos ya no tenían condiciones de habitabilidad que los hicieran competitivos, pero ¿porqué no prosperaron todas las iniciativas para actualizarlos y para construir otros nuevos?...Y se esa línea era deficitaria para ELMA, ¿cómo es que otras compañías no vacilan en pagar para eliminarla definitivamente de la competencia?. Es evidente que esas empresas, dirigidas por verdaderos profesionales del negocio marítimo, saben que sus compañías navieras, son capaces de recuperar a corto plazo el dinero invertido, y quedan como únicas en un tráfico que siempre contará con pasajeros". Boletín del Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, mayo-septiembre 1970.

En octubre de 1971 se conoció un extenso dictamen de la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas, uno de cuyos capítulos se titulaba "suspensión por ELMA de un servicio de pasajeros". Se decía allí que "el 20 de mayo de 1968 se firmó un "acuerdo privado" entre ELMA y las líneas participantes en el tráfico de pasajeros hacia y desde América del Sud, cuyas cláusulas substanciales se transcriben a continuación:"Teniendo en cuenta la situación actual o el futuro próximo del tráfico de pasajeros entre el Mediterráneo occidental y la costa Este de Sud América y el Plata y viceversa, y la conveniencia de ordenar este tráfico, así como también reducir el número de buques empleados en este servicio, con el propósito de obtener un empleo más racional del tonelaje restante, las partes arriba mencionadas han llegado al siguiente acuerdo:

1) ELMA se compromete a suspender el servicio de América del Sud (Argentina, Uruguay y Brasil) al Mediterráneo occidental (España, Francia, Italia y Portugal, por un período de cinco años, y además se compromete durante dicho período a que el Alberto Dodero y el Yapeyú no conduzcan más servicio de pasajeros entre el Plata y la costa atlántica de la América del Sud y puertos europeos cubiertos por la South America Passenger Traffic Conference;

 2) ELMA se compromete a no incluir durante dicho período de cinco años el puerto de Lisboa para el movimiento de pasajeros, en el itinerario de sus buques de pasajeros...;  Como compensación por los compromisos tomados por ELMA, según lo indicado en los artículos 1, 2 y 3 del presente las compañías participantes en el tráfico de pasajeros hacia y desde América del Sud se comprometen a pagar la suma de 600.000 dólares en tres cuotas anuales iguales de 200.000 dólares...;

8) las partes declaran expresamente que este acuerdo no impide el empleo del Alberto Dodero y el Yapeyú en el tráfico Plata-Mediterráneo o viceversa, siempre que el servicio esté limitado única y exclusivamente al movimiento de cargas, excluyendo su uso como buques de pasajeros. En este caso, el Alberto Dodero y el Yapeyú serán considerados en forma similar a loe otros buques cargueros de ELMA, permitiendo el transporte de hasta 12 pasajeros..."Continúa él dictamen diciendo que se interrogó al capitán Alberto Albornoz (Secretario General del Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante).sobre el punto, quien opinó que aquella operación "no solamente es criticable desde el punto de vista de la pérdida de prestigio del pabellón nacional por la venta de la línea de pasaje, sino también porque pudieron haberse obtenido, en vez de un precio en dinero ,ventajas sobre el transporte de cargas".

También interrogado el capitán Luis A. Brau dio su personal opinión sobre el convenio: "Que el declarante estima que la operación en cuestión ha sido totalmente perjudicial e inconveniente para los intereses de ELMA e inclusive para los intereses del Estado, ya que a su juicio, aparte de los aspectos económicos, el mantenimiento de la línea de pasajeros era una necesidad que hacía al prestigio de la empresa y del país". Finalmente, la Fiscalía expresó sobre aquella operación que " sólo se impugna bajo el aspecto de su presunta inconveniencia o desde el punto de vista del prestigio de la empresa estatal en el exterior. Sin perjuicio de que estas objeciones puedan tener o no sustento, no corresponde que la Fiscalía abra juicio sobre la materia".

Transportes Oceánicos operó desde 1968 los buques "Petrel" y "Cormorán" para transporte de ganado en pié. Se inició con la compra del transatlántico "Yapeyú" de ELMA, que fue transformado  en buque ganadero con el nombre de Petrel. Al año siguiente adquieren el buque "Alberto Dodero" que es transformado de igual forma, con capacidad para 25.000 ovinos en pié. Hacen viajes al lejano Oriente. En 1972 son vendidos a Transagro SA de Bs. As. y en 1974 son vendidos a una empresa de Singapur, dejando la bandera Argentina.

 

 

Carlos J. Mey / Guillermo Berger / Miguel A. Galdeano

Este sitio es publicado por la Fundación HISTARMAR - Argentina

Dirección de e-mail: info@histarmar.com.ar