Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Marina Mercante

Historia de  la Marina Mercante Argentina

ONASSIS - 7 -

Ese fue el año de su consolidación en Monte Carlo, el de la creación de su empresa aérea griega (38), el de la creación de su naviera Arisona en la Argentina, y asi sucesivamente. Comencemos por la Argentina. Onassis ya se había cansado de canalizar asuntos a través de YPF. Atras había quedado el tiempo en que le vendia buques tanques a la empresa petrolera estatal de su patria de adopción. La politica habia barrido con quien podía negociar con éI en esta empresa (Luis M. Sáez Germain). Había que ensayar nuevos rumbos.

Y así fue que apareció Arisona SA, que en 1956 comenzó por comprarle el carguero "Mogotes" a la naviera nacional Oceánica. Este barco habia tomado la bandera argentina en 1947. Se trataba de uno de aquellos sempiternos cargueros "Hogg Island" construídos en astilleros norteamericanos a fines de la primera guerra mundial y en su inmediata postguerra. Más adelante, Arisona SA le cambiará el nombre por el de "Antartida" (39) En 1957, Onassis compra en Buenos Aires otra naviera, llamada Reconquista SA, que contaba con un carguero que llevaba el mismo nombre de la empresa construído también en los Estados Unidos en 1949(. A este barco se le respeta el nombre. Retomaremos en su lugar el comentario de los sucesos acaecidos en la Argentina en torno a estas dos navieras de Onassis, y volvamos ahora a Europa.

En 1956, Onassis tenia en construcción en astilleros alemanes seis buques tanques de 65.000 TPB, y proyectaba encargar varios de mayor tamaño a Japón, cuyos precios cada vez eran más bajos. Dado el permanente crecimiento del tonelaje de los buques tanques, Onassis previó que Ilegaría el momento en que para estos monstruos les sería imposible utilizar el Canal de Suez, lo cual lo Ilevó a pensar en otra alternatíva que no fuera la enorme prolongación de los itinerarios via Cabo de Buena Esperanza, cosa que se Ilevaría Ios fletes muy arriba. Lo que se le ocurrió fue proyectar la instalación de un oleoducto desde Suez a PortSaid, esto es, dos terminales petroleros especializados, ubícados a ambos extremos del canal. Ello le permitiría a los "supertankers" de entonces operar en cada una de las puntas. La capacidad inical del oleoducto sería de 500.000 barriles diarios, con una inversión estimada en 35 millones de dólares. El oleoducto quedaria completado en un año de trabajo. Su operación correria por cuenta de una empresa egipcia, en cuyo capital Onassis participaría con el 40 %. Montado este plan, Onassis se fue a El Cairo para discutir el proyecto con Nasser y sus funcionarios. En principio, allí acogieron bien la idea, lo mismo que las empresas Petroleras transnacionales.

Pero.. ahí es donde entra en acción el Secretario de Estado norteamericano John Foster Dulles. Enterado de los coqueteos de los egipcios con la Unión Soviética, Foster Dulles resuelve abruptamente cancelar la ayuda norteamericana a Egipto para construir la enorme presa de Aswan. "De inmediato, los sovieticos tomaron su lugar y el plan de oleoducto propuesto por Onassis fue descartado. Pero, a cambio de esta frustración, !que regalo milagroso iba a recibir! Alli iba a tener, con generosa usura, la compensación de tener en esos momentos la mitad de su flota petrolera en "laid up", encima, fuertemente hipotecadas muchas de las unidades. Nada más que asomaron aquellas fintas entre Estados Unidos, Egipto y la Unión Soviética, que los fletes se dispararon cada vez más arriba. Y cuando Nasser decide finalmente la nacionalización del canal y estalla la guerra de Egipto contra Gran Bretaña, Francia e Israel, que Ilegó a la absoluta clausura de la hasta entonces vital vía de comunicación, ya se imaginara lo que sucedió.

Los buques tanques debieron prolongar monstruosamente sus itinerarios por la ruta del Cabo de Buena Esperanza, para lo cual Onassis, con sus petroleros de gran tamaño, estaba en condiciones que ni pintadas. La guerra estalló en octubre de 1956. El flete de 4 dólares por tonelada de crudo desde el Golfo Pérsico a Europa vía Canal Suez, se fue a 60 dólares via Cabo de Buena Esperanza. Onassis empezó a ganar dinero en una escala sin precedentes en su proteica vida.Hubo viajes de algunos de sus buques tanques de 45.000 TPB que le produjeron dos millones de dólares limpios de polvo y paja. Bien está que la guerra no duro mucho, pero el canal quedó bloqueado, de manera que se siguieron necesitando más y mas buques tanques. Es de suponer que Onassis debería tener en la cabecera de su cama un icono con la imagen de Foster Dulles y un par de velitas a los costados.

Con todo, su amigo Costa Gratsos le advirtió que aquello no podia durar indefinidamente, y que mejor era ir saliéndose un poco del "spot" y pasarse "al time charter" en la misma proporción. Pero Onassis quería seguir timbeando en el mercado a cortísimo plazo y estar siempre libre para aprovechar el próximo flete más alto. No obstante, sus funcionarios del "trust"que habia dejado creado en los Estados Unidos (41), seriamente inducidos por Gratsos, le cedieron en arrendamiento a 39 meses a la Exxon una docena de buques tanques. Cuando se enteró, Onassis los puso verdes, pero justo en esos momentos los fletes, al abrirse el canal de Suez en abril de 1957, comienzan a derrumbarse y terminan colocandose a un nivel semejante al que imperaba antes de los primeros nubarrones de la clausura del canal. Es decir que después de que FosterDulles lo hizo 100 millones de dólares mas rico, Onassis redondeó  todo aquello con otro negoción, consistente en el "time charter" contratado con la Exxon a tasas altisimas que la citada petrolera norteamericana tuvo que bancarse duramente más de tres años, viendo impotente cómo los fletes bajaban y bajaban, y a ella, Onassis la tenia agarrada por el cuello, exprimiendola hasta que fueron venciendo los plazos de los "fixtures.

Ya estarnos en 1958, y otra vez "la pálida" en el sector de los buques tanques. Muchos de los armadores griegos, con gran cantidad de barcos amarrados y sus tripulantes desembarcados, le rebajaron los sueldos a la gente que aun seguía activa en los barcos sobrevivientes en un 20%. Frishauer dice que Onassis no recurrio a este extremo, mientras que Evans firma que lo hizo "como cualquier hijo de griego", no sin señalar, a modo de contraste, que las bacanales a bordo del yate "Christina" continuaban como si tal cosa. Sus barcos en "laid up", Onassis trató de concentrarlos en El Ferrol (España). Por entonces, el dirigente sindical inglés Sir Thomas Yates, lo acusó de estar reemplazando a tripulantes alemanes e italianos por griegos, y que lo mismo estaba haciendo Niarchos. No era verdad. Onassis solamente había recurrido a alemanes y noruegos en el caso de su flota ballenera. No siendo así, siempre utilizaba a tripulantes griegos - lo mismo hacía Niarchos- y si posible de las mismas islas en cada barco, de manera de asegurar un cohesionado espíritu de cuerpo. Llegara incluso un momento que hasta el capitán del "Christina" será griego, como lo era el resto de la tripulación (42).

Todavía hubo un "temblor cuatro" cuando anunció que se vería en la necesidad de cancelar la orden de construcción de tres buques tanques a favor de Bethlehem Steel que le sacaron con "forceps" con motivo del arreglo final del episodio de los T-2. El entonces titular de la Maritime Administration, Clarence Morse, había quedado con la sangre en el ojo a cuenta de aquéllo, de forma que cuando le llegan noticias sobre las siniestras insinuaciones de Onassis, lo invita a venir a discutir el punto en Washington. Allí se va Onassis no sin demostrar ael mundo el infinito fastidio que lo embargaba.

Una vez que lo tuvo por delante, aquel "clerigo cerbatana, largo sólo en el talle" que hubiera dicho Quevedo tambien de él, de nombre Clarence Morse, quiso apabullarlo a Onassis con que ·"te hago esto", "te rompo aquello" y toda la pirotecnia baratade buróctata encumbrado, Onassis ya iba preparado . "El arreflo me costó casi 8 millones de dólares. Yo no construyo  ahora los barcos aqui, le entrego a la Maritime Administration 8 millones de dólares, nos damos un beso y nos decimos adios, ¿qué le parece? Morse le contestó que era muchísimo mas lo que había ganado con los T-2 conseguidos con tan malas artes. Onassis le replicó que todo aquello era un "caso cerrado" bajo siete Ilaves, y por lo demás, "lo que yo hice fue inteligente, y ustedes no pueden poner preso a nadie por ser inteligente: como dándole adicionalmente a entender a Morse que sólo con la cara que tenía estaba a salvo de por vida de entrar en ninguna carcel. Dueño de la situación, Onassis lo atropelló. Ya no era el doblr lo que salia la construcción naval norteamericana en relación al promedio de Europa: ya se estaba acercando al triple en relación al Japón, que ya en esos momentos encabezaba esta actividad en el mundo. Morse vió que Ilevado el asunto a la tremenda, llevaba las de perder, fue bajando el tono hasta convertirlo en un tonito, no creyó del caso darle la "falta" a Onassis por aquello de los  8 millones de dólares "y con una mueca de chantún vencido, dijo;es la vida!" Y Onassis no lo volvió a ver más.

Desde ese momento, sus visitas a los Estados Unidos se fueron haciendo cada vez mas espaciadas y más breves. Quien quisiera verlo tenía que ir a París o hacer que lo invitaran a algún faraónico crucero a bordo del "Christina" (43).

El multimillonario griego

A firies de 1958, Reconquista S.A.de Buenos Aires, era presidida por Juan Barzacos. Uno de sus directores, luego del manoseo indigno de que fue víctima por parte de los Robespierre de las comisiones investigadoras instaladas a la caida del segundo gobierno de Perón, era Luis M. Sáez Germain. Es posible que desde su lejano Olimpo, Onassis, acordándose de el, le tirara un cabo. Y otro de los directores era Basilio Ciosescu, que coincidentemente era también director de Arisona S.A., a cuyo frente como Presidente aparece por primera vez nada menos que "Aris" Onassis, así, confianzudamente: "Aris". Una curiosidad: en la Memoria de Arisona S.A. correspondiente al ejercicio cerrado el 31 de Diciembre de 1958, se lee el siguiente encabezamiento: "En nuestro caracter de representante de la firma armadora Olympic Maritime S.A. de Monte-carlo..."

Recuérdese que en esos momentos, el nivel de fletes de los buques tanques en el mercado internacional estaba por los suelos, y como sucede siempre, esto arrastraba por simpatia a los fletes de las cargas secas a granel. En todo el mundo sobran petroleros y cargueros Liberty, que por ese entonces, cumplían un rol protagónico en un sector (el de las cargas secas a granel) que no tardaria en ser ocupado por el barco especializado (el "bulkcarrier", granelero).

Es en 1958 cuando Onassis mete bajo bandera argentina uno de aquellos celeberrimos Liberty que tanto le costó conseguir en los Estados Unidos en la inmediata postguerra. Lo hace como aporte de capital a ArisonaS.A., valuándose aquel aporte en 400.000 dólares. Recuerdese que once años atrás, Onassis los habia comprado en 550.000 d0lares, y ya les había sacado un jugo impresionante, sobretodo con el transporte de carbón a Europa desde los Estados Unidos durante varios años seguídos. El barco recibió el nombre de "Alba" . Se mantenía en actividad el "Antartida". Ambosbarcos, conjuntamente con el "Reconquista", trabajaban en el tráfico entre puertos argentinos y puertos del Brasil y de Chile, al amparo de sendos convenios bilaterales de transporte marítImo.

Fue también en 1958 cuando Ilegaron a Buenos Aires versiones desde Francia, según las cuales Onassis estaba procurando transferir al pabellón argentino diez buques tanques T-2. Algo de esto tomó forma en Buenos Aires, cuando la radicación del "Al-ba". El gobierno de Frondizi promocionaba cuanta radicación de capital andaba por ahi. Y un dia apareció en los periódicos que Arisona SA. iba a recibir varios buques tanques y un carguero del tipo "Canadian" de 4.500TPB. En 1959, la cosa fue más concreta: Onassis proponía radicar en su empres argentina Arisona SA los siguientes buques tanques: "Olympic Ice" (construido en 1954, de 21.337 TPB); "Olympic Rock" (tambien de 1954 y 21.268 TPB); "Ariston", aquel recordado primer buque tanque que Onassis mandó construir en 1937 al astillero sueco Gotaverlken! (de 1938 y 15.360 TPB); "Olympic Mariner' '(T-2 construido en 1945, de 16.576 TPB) y "Olympic Mountain" (construído en 1953, de 21.454 TPB). Onassis debía ya saber que en la Argentina, el abastecimiento petrolero se estaba planteando sobre terminos muy diferentes a los de antes. Ya no era cosa de traer buques tanques para aseeurar el transporte de importación de 7 u 8 millones de toneladas de crudo y derivados. Ahora se estaba en la "Batalla del Petróleo", lanzada por Frondizi, y que venia produciendo resultados positivos en un tiempo sorprendentemente corto. Y eso no le convenia a Onassis en su propósito de reactivar los barcos que tenia parados. Considérese la enorme diferencia de distancias entre el Caribe o el Golfo Pérsico y la Argentina, por un lado, y entre la costa patagónica y el Río de la Plata, por el otro.

En 1960, Arisona SA. da de baja al "Antártida" e incorpora su segundo Liberty, que recibe el nombre de "Albino". "Aris" sigue en la presidencia de Arisona SA y asume asimismo la de Reconquista SA. Ya no figura Sáez Germain, que pasó a trabajar como asesor naviero de SOMISA, y en cambio se incorporan dos sobrinos de Onassis: Mario y Jorge Konialides. Reconquista SA. vende su carguero del mismo nombre e incorpora como aporte de capital el T-2 ''Albatros' .

Poco tiempo estarán bajo bandera argentina los dos Liberty. En 1962, tanto el "Alba" como el "Albino" son dados de baja, momento en que Arisona SA. incorpora, siempre como aporte de capital, el buque tanque "Albacara". En 1964, el "Albatros" es transferido al exterior. A Onassis le queda solamente el "Albacara" bajo banderargentina. Hasta que segun lo anticipamos en el primer párrafo de este trabajo, tambien esta ultima unidad abandonó el pabellón nacional, y como diria Agatha Christie, "and then were none".

Esto sucedió en 1967. Hace, pues, veinte años exactos desde que Onassis se desvinculó totalmente de la maria mercante argentina, aunque siguió manteniendo la ciudadania argentina. Pero la actividad naviera nacional era muy poquita cosa para aquel ciudadano argentino, cuya flota se medía por millones de toneladas, esto es, tres o cuatro veces más que el total del tonelaje bajo bandera argentina, incluyendo armadores estatales y privados. La nueva situación petrolera del país no podía ciertamente ayudarlo a paliar, siquiera parcialmente, su problema de inmovilizacibn de una cantidad de buques tanques loscuales, en gran parte, no se adaptan a los nuevos tráficos del país por razones de tonelaje y de calado.

El I5 de marzo de 1975, Aristóteles Sócrates Onassis murió en Paris. En la mesa de luz tenía un ejemplar del libro "Supership" que estaba leyendo en los úItimos días, una fotografia de sus hijos Alexander y Christina, un crucifijo y una calculadora de bolsilio. "La Biblia junto al calefón" versión griega? Vaya uno a saber (48). Argentina no lo Iloró. El tampoco hizo mucho por merecerlo.

Estatua de Onassis en su isla de Scorpios

1 - Inicios 2 - Guerra. la gran oportunidad 3 - Entre NY y BsAs.
4 - Ballenero Pirata 5 - La conexion árabe 6 - Conflicto Judicial en USA
7 - Cima y Final 8 - Notas