Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Primeras Cias. de Navegacion Rioplatenses

CIAS. DE NAVEGACION RIOPLATENSES

Buques en las Luchas Civiles y en la Guerra del Paraguay

Fuente: Mario D. Kurchan (Historia Postal Maritima Argentina, 1994)

La Flota del Estado de Buenos Aires hacia 1853/60.

La flota del Estado de Buenos Aires fue siempre bastante modesta. Para enfrentar a la Confederación lo primero que armó fue una flotilla compuesta de tres navios principales:
a) vapor Merced (capitán Somellera). Se trata del ex buque brasileño Carlota, el primer vapor con casco de hierro en arribar al Plata en 1849;
b) Santa Clara (capitán Alsogaray), y
c) bergantín Maipú (capitán Caili).

El Merced y el Maipú fueron apresados por las fuerzas de la Confederación.'
Debido a ésto, Buenos Aires armó otra flotilla, también con una gran dosis de improvisación, la que participaría solamente en un confuso combate naval en las cercanías de la isla Martín García (abril de 1853) que les fue desfavorable. Eran sus navios en ese entonces:
a) Bergantín Enigma (cap. Tumer)
b) Pailebot 9 de Julio (cap. Fidanza)
c) Bergantín Santa Clara (cap. Murature)
d) Goleta Chacabuco (cap. Pittaluga)
e) Lugre 11 de Septiembre (cap. Pierallini) 0 Bergantín goleta Mayo (cap. Pérez)

Para 1859 los porteños también tuvieron a su servicio a los siguientes buques:
a) Vapor Pinto (cap. Sussini)
b) Vapor Buenos Aires (cap. Murature [h])
c) San Nicolás (cap. Clavelli)
d) Patache Yeruá (cap. Manzano)

En el Pinto hubo una sublevación y fue entregado por su tripulación a la Confederación (julio de 1859), que lo rebautizó 9 de Julio. Los barcos mencionados en c) y d) participaron en el combate de Martín García de octubre de 1859.

Para la época de la batalla de Cepeda los siguientes fueron los navios de guerra que ayudaron al ejército porteño a retirarse del campo de batalla: Guardia Nacional, - Río Bamba, 25 de Mayo, Constitución, Caagua-zú y Buenos Aires. En 1860 Murature capitanea el vapor Montevideo (reciente adquisición), que pasa a llamarse Pavón luego de la mencionada batalla.

Flota de la Confederación hacia 1853

Por la misma época del combate mencionado en el punto anterior, la flota de la Confederación se componía de los siguientes navios:
a) Vapor Correo (cap. Mariano Cordero)
b) Vapor Merced (cap. B. Cordero)
c) Vapor Constitución (cap. Maurice)
d) Bergantín Maipú (cap. José M. Cordero)
Sorpresivamente esta escuadra defecciona y se rinde en junio de 1853 a las autoridades porteñas.

La Flota de Urquiza - 1859

La denominamos de esta manera porque en la práctica fue él quien la proyecto, armó y tripuló. Hacia el año indicado estaba integrada en su mayoría por vapores. Son los siguientes:
a) Vapor Salto (cap. Braudrix)
b) Vapor Hércules (cap. Cordero)
c) Vapor Pampero (cap. Maurice)
d) Vapor Menay (cap. Fonrouge)
e) Barca Concepción (cap. Liliedal) o Goleta Argos (cap. Invierno)

Para la época de la batalla de Cepeda formaban parte de la flota mencionada los vapores Dorrego (cap. Fonrouge), 9 de Julio (cap. Luis Cabassa), 14 de Octubre (cap. Baldrix), y General Benavídez (cap. B. Cordero).


La Guerra del Paraguay

En noviembre de 1864, el gobierno paraguayo apresa el vapor brasileño Marqués de Olinda, que a la sazón navegaba por el río Paraguay. No conforme con ello, el Paraguay invade y conquista la provincia brasileña de Mato Grosso.

El 13 de abril de 1865, el Paraguay captura dos vapores mercantes argentinos surtos en el puerto de Corrientes. Se trata del 25 de Mayo y el Gualeguay. En dicha acción participaron los vapores paraguayos Tacuarí, Iporá, Paraguary, Marqués de Olinda e Igurey. La acción fue por la fuerza y causó bajas argentinas. Poco más tarde la provincia de Corrientes sería invadida por el ejército paraguayo. Como hemos mencionado en otra parte de este trabajo, el vapor argentino Salto fue también apresado en Asunción del Paraguay.

Los Buques de la Guerra

El tratado de la Triple Alianza lleva fecha 1º de mayo de 1865. De aquí en más nos ocuparemos solamente de los buques que tomaron intervención en la conflagración, sin dejar de hacer notar a modo de concepto que la flota argentina, en número y potencial era inferior tanto a la brasileña como a la paraguaya.

Como integrantes de la Armada Argentina podemos citar a los siguientes buques:
a) El Pampero y Argos, que no eran en realidad buques de guerra y a decir verdad, tampoco servían para hacer la guerra. b) El Guardia Nacional, antiguo buque inglés (ex Camilla de la RMPSC), tampoco era un buque de guerra. Pero al menos tenía alguna utilidad en encuentros armados y participó de algunos de ellos.
c) Por la fuerza de la necesidad, el gobierno utilizó a los buques Choele Choel e lta-pirú (ex Félix Colón), que no dejaban de ser dos pequeños vapóres fabricados en Tigre y que originariamente iban a usarse en el río Negro.
d) Recién con el transcurso de la guerra llegarían al país dos buques comprados. Se trataba del Sylph (rebautizado Coronel Espora) y del Amazonas (rebautizado General Brown). Eran buques de origen inglés.
e) En el breve intento de reconquista de la ciudad de Corrientes por el general Paunero (fines de mayo de 1865), participó el vapor Pavón.

f) En el combate de El Riachuelo (junio de 1865) la flota paraguaya estuvo integrada por dos grandes vapores (Paraguary y Tacuarí y otros menores (Pirabebe, Ibera, Igurey, Olinda, Iporá, Salto Oriental, Salto y Jejuy). En la acción habría de hundirse éste último. Más adelante, por varamiento y abandono de sus tripulaciones ante el nutrido fuego brasileño, pierden también al Salto y al Paraguary. Lo propio acontece con el Olinda, una vez destruidas sus calderas y sin mando. El comandante de la flotilla paraguaya fue el valeroso comandante Mesa.
g) En el mismo combate, la escuadra brasileña alistó a la fragata Amazonas, cañoneras Mearim, Ipiranga, Araguary e lguatemy, corbetas Beneribe, Parasahiba, Belmonte y Jeiquitinhonha. Esta formación era solamente una división de la escuadra brasileña y no la totalidad de ella. Ello pone de manifiesto la superioridad naval que tenían. Su comandante fue el capitán de navio Francisco Barroso. En el curso de la acción, habrían de perder al Belmonte

h) En el forzamiento del "Paso de Las Cuevas" (agosto de 1865) aparece actuando también la cañonera brasileña Ivahy y el buque argentino Guardia Nacional, que recibió numerosos impactos de las baterías paraguayas instaladas en la costa, pero se mantuvo a flote.

i) Para la época de la acción en "Paso de la Patria", donde se había atrincherado parte del ejército del Paraguay (1866), se incorporan a la escuadra brasileña tres acorazados: Brasil, Barroso y Tamandaré. Justamente el almirante Tamandaré era el comandante en jefe de la escuadra brasileña y en ese tiempo resuelve asumir el mando en persona. También llega para integrar la escuadra brasileña el monitor Bahía.
j) Ya cerca la batalla de Curupaytí (septiembre de 1866), que sería desfavorable para los aliados, nuevos buques brasileños se incorporan a la escuadra aliada. Se trata en caso del monitor Lima Barros y el acorazado Río de Janeiro, que se hundiria mas tarde al chocar con una linea de minas paraguayas, frente a Curuzú

k) Más allá de mediados de 1867 y ya en vísperas de la batalla de Humaitá, no sólo cambia el mando naval brasileño (Comandante Supremo Marqués de Caxias, Comandante Naval vicealmirante Ignacio), sino que se incorporan nuevos buques de línea. Se trata de tres monitores nuevos (Rio Grande, Para y Alagoas).

Nuevas Guerras Civiles

Estas nuevas guerras civiles, ya siendo Presidente de la República don Domingo Faustino Sarmiento, son la Revolución de López Jordán (en sus dos versiones de mayo de 1870 y mayo de 1873) y la Revolución Mitrista de 1874. En los levantamientos de López Jordán volvieron a tomar intervención los mismos barcos argentinos que hemos visto actuar en la Guerra del Paraguay. Sólo podemos anotar como incorporaciones el Pampa (13 nudos) y el Rosseti, ambos comprados en 1870. En cambio en la revolución mitrista podemos citar a la cañonera Paraná (se declararía rebelde al gobierno) y al vapor armado General Rivas (también rebelde) y por el bando legalista a la Uruguay.

Serían las últimas improvisaciones o adquisiciones aisladas. Sarmiento va a crear una moderna marina de guerra, con buques realmente de tal carácter, encargando a astilleros ingleses, a partir de 1872, dos modernos monitores de 1.500 toneladas (serían los bautizados luego Plata y Andes), dos cañoneras de 550 toneladas cada una (luego bautizadas Uruguay y Paraná), cuatro bombarderos (luego llamadas Bermejo, Pilcomayo. República y Constitución) y finalmente un buen número de torpederas

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar