Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Entrecasa  

Un viajecito a Montevideo - Oct. del 2008

 

Juan Francisco Bacigalupe (Juanfra), miembro del Foro de Histarmar, mi guia y angel guardián en Montevideo.

Debido a un lamentable juicio por difamacion que me inició el cazador de tesoros Horacio Pardo por opiniones en contrario publicadas en el 2005, que por supuesto no prosperó, debí hacerme un corto viaje a Montevideo, Uruguay el 14 de Octubre del 2008 para hacerme presente en el Juzgado correspondiente. Gracias a la gran ayuda y los buenos oficios del amigo Juan Francisco Bacigalupe, quien ademas de buscarme, llevarme, pasearme, alimentarme y darme ayuda legal a traves del Dr. Juan Gastambide, me hizo un tour del Palacio Legislativo y de Montevideo, este feo trance resultó bien y Horacio Pardo se volvio con la cola entre las patas y yo con gusto por los nuevos amigos hechos.

Resultó tambien que Bacigalupe y Gastambide son asesores del VicePresidente de la República Oriental del Uruguay, por lo que Juanfra me mostró sus oficinas y el interior del Palacio Legislativo, que es una maravilla arquitectónica que vale la pena visitar.

Muestro a continuacion algunas fotos y experiencias del viaje.

Esa mañana hube de madrugar ya que habia que estar a las 07:00 en el puerto. Ya que era el dia siguiente de un fin de semana largo, el barco estaba lleno de Uruguayos que volvian de visitar y hacer compras en Buenos Aires; mucho mate a la vista. Esa noche estaba lleno de argentinos que volvian de visitar Uruguay, mucho free shop a la vista!.

 

Dada la cantidad de gente, Buquebús habia colocado en el servicio a Montevideo su catamaran rapido más grande, en este caso el Atlantic III (ex Ferry Líneas? o Buquebus disfrazado de Ferry Lineas?) como se ve arriba izquierda. Mientras salíamos nosotros se veía entrar al Eladia Isabel, que hacía su primer viaje a/de Colonia del día. Este mismo buque había chocado hace unas semanas al malecón del Yatch Club Argentino, el que se ve en la foto de la derecha, debajo del gran árbol, sufriendo daños en su proa y arrancando las letras del club pegadas a él. Tambien hubo varios heridos en el choque, principalmente por la maldita costumbre que tiene el argentino de hacer la cola para salir mucho antes de llegar (cosa que hacen hasta en los aviones!) en vez de esperar sentado a que atraque. Veremos ésto mas adelante.

El viaje fue de tres horas, rápido y tranquilo, a la llegada a Montevideo estaba esperándome Juanfra que me invitó a comer y me presento al Dr. Juan Gastambide, quien seria mi abogado (pro bono!) en el espinoso asunto de Pardo. Fuimos luego al juzgado, donde se resolvio rápidamente la denuncia ridicula de Horacio Pardo contra mí mediante un acuerdo, pero en realidad me quedé con las ganas que el juicio se hubiera realizado, para asi poder poner en evidencia que no existía causa alguna por la cual se justificaba un juicio penal por difamacion e injurias cuando éstas no existieron, a menos que haya considerado difamacion llamarlo "cazador de tesoros", cosa que es comun en el mundo llamarlos asi, ya que es lo que son, incluso se llaman a si mismos esto mismo en su propio sitio web!.

Tambien puede haber sido su intencion hacer algun tipo de presion o amenaza para que los que estamos luchando por preservar el patrimonio historico nos llamemos a silencio y los dejemos hacer, pero cuando la causa es justa, las conciencias libres llevan las de ganar, que es lo que ocurrió en este caso.

Una vez terminado este indecoroso suceso, Juanfra me llevó a conocer sus oficinas, nada menos que en la VicePresidencia de la Republica, ya que tanto él como Gastambide son asesores del Vicepresidente Uruguayo.. Alli me di cuenta cómo funciona una democracia como se debe. Algunos ejemplos para ello que nos deberian hacer pensar. La oficina de la Vicepresidencia tiene sólo 4 asesores, contando a la secretaria. Los autos que utilizan son los propios, aun estando en sesiones la cámara de diputados en ese momento, no vi ningún automóvil de gran lujo ni de gran marca, no hay autos oficiales sino sólo los que se pueden comprar ellos mismos. La sencillez en el trato es proverbial, nadie se da ínfulas de importante, son ciudadanos haciendo su trabajo. En la sesion que se estaba llevando a cabo en Diputados habia debate, con discursos como los que habia antes, hace mucho, en el parlamento argentino, con intercambio de ideas, no de posiciones políticas extremistas o irredentas. Inclusive muchisimas de las últimas leyes aprobadas habian sido presentadas por la oposicion, no por el oficialismo y se discute el bien del país, no de un partido político. Un ejemplo de democracia que quizas algun día recuperemos en Argentina.

Juanfra me mostro el magnífico edificio del Palacio legislativo, del que trato de dar una mínima idea aqui. Los mármoles y granitos son todos de canteras uruguayas, asi como la mayoria de las maderas de la boiserie. Hay tours guiados, pero tambien Uruguay tiene una muy buena idea. Dos dias por año estan dedicados al patrimonio, por lo que todos los edificios y elementos públicos estan abiertos a la comunidad para que los puedan visitar sus dueños, que son los ciudadanos. Esto incluye no sólo los edificios, sino las bases militares, los barcos y todo lo que pertenezca al Estado. Es una muy buena idea y digna de ser imitada en lo posible.

Vista general del despacho de la VicePresidencia Uruguaya, en el Palacio Legislativo
   
     
 
Vistas de algunos de los salones comunes del Palacio
   
Un colado en la guardia   Infulas de importante en conferencia de prensa

Luego de esta visita quedo tiempo para que Juanfra me llevara a un Tour por Montevideo, viendo la costa, sus playas y los bellos barrios a su vera y rapidamente regreso a puerto para tomar el buque de vuelta. Esta vez sí que el buque venia lleno y tan lleno que no habia lugar para sentarse, por lo que muchos  nos debimos sentar en el suelo. Digo yo, no hay reglamentos que indiquen que todos deben tener un lugar para sentarse? porque les aseguro que no los había. Si la capacidad del buque estaba sobrepasada, hubiera habido lugar en los botes salvavidas si ocurria un accidente? Hay alguna autoridad que controle ésto? Hmmmmm... me parece que no.

Aca está la prueba

Y llegando a Buenos Aires, otra vez el típico comportamiento del público argentino. Haciendo cola en la salida mucho antes de llegar. Qué ganas de estar parado al cuete! es tan importante ganar dos minutos a la salida, que tienen que estar diez minutos parados en la puerta, haciendo el papel de tontos? Pero no tienen arreglo. El personal de Buquebus hacia lo imposible para que vuelvan a sus asientos, seguramente para prevenir que ocurriera lo mismo que comentaba en el primer párrafo, pero no se movian, entonces les pidieron que por lo menos se sentaran en su lugar, lo cual muchos sí hicieron, pero otros señores, encima grandes, se quedaron parados como estaban. Si el barco se hubiera  movido por alguna causa, se caían, encima sobre chicos en muchos casos. Alguna vez aprenderán a convivir como la gente civilizada? lo dudo.

    

Carlos Mey, 15.10.2008