Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Exploracion

CRÓNICA DEL SEGUNDO VIAJE DE INVESTIGACIÓN DE HISTARMAR

 PARAGUAY – NOVIEMBRE DE  2005

 por Guido Andrés Seidel 

Resistencia y Formosa Asuncion 1 Vapor Cué
Asuncion 2 Ferrocarriles Paraguayos Museo Naval y buques
Regreso y Posadas Concordia y Pingo  

La siguiente jornada fue puertas adentro del pequeño departamento de don Jaime Grau, scaneando y fotografiando el considerable material que tiene en su poder. Con cada punto que tocábamos se levantaba y sacaba de algún estante algo alusivo o relacionado. Como un mago que saca conejos de la galera parecía disfrutar de nuestra cara de asombro al ver tanto material de investigación.

Después de habernos brindado incondicionalmente toda la información que necesitabas su único pedido fue..... que no mandáramos más historiadores!!

Aquí hay que decir algunas palabras sobre el ambiente que encontramos en Paraguay. Todos íbamos algo reticentes a movernos en el interior del país debido a los comentarios sobre problemas de seguridad, especialmente Carlos que sufría por su flamante vehículo. Pero a medida que pasaban los días nos dábamos cuenta de que en realidad nadie nos molestaba o miraba raro, incluso llegamos a andar de noche por zonas bastante oscuras sin ningún problema. Todos son muy amables y sumamente serviciales. Tampoco tuvimos problemas durante el viaje largo a Vapor-Cué de alrededor de 250 km por el interior.

Es así que optamos por hacer un camino distinto para regresar, cruzando todo el país desde Asunción hasta Encarnación ya que había un último objetivo a visitar en Posadas que queda justo enfrente. Esto implicaba embarcar a Gerardo en un micro para la vuelta a Resistencia pero en bien del grupo esto no supuso problema alguno.

Que hay problemas en Paraguay, los hay sin duda. Durante nuestra estadía pasamos diariamente frente a dos plazas tomadas y llenas de carpas de plástico y demás refugios precarios, una de ellas de fervientes partidarios en pos de la libertad de Lino Oviedo actualmente preso. Nos contaron que el “fervor” con que desarrollan su increíble inactividad de estar todo el día sentados tomando tereré, y usando los baños químicos instalados en función de mínimas medidas higiénicas, viene financiado por poderosos sectores empresariales potencialmente beneficiosos con la vuelta de don Lino.

La segunda  plaza es asiento de otro piquete en defensa de no sé que otro logro pero igualmente antiestético o peor ya que está en lugar muy céntrico.

 

También vimos una manifestación en la plaza de gobierno  de grupos indígenas (recordemos que en Paraguay los guaraníes son muy numerosos y que el idioma oficial es precisamente éste) que portaban miniaturas de arcos y flechas en forma simbólica y tocados con plumas y que se dispersaron en orden  ante el avance conjunto de una tanqueta, un escuadrón completo de infantería, otro de policías y otro de caballería.

 

Una buena ducha en la plaza.

 

La mendicidad es considerable y la venta callejera toda una institución y a veces resulta molesta. Parecen rotweilers, una vez que clavan el colmillo lo siguen a uno a muerte, varias cuadras incluso.

Indigenas vendiendo sus artesanias.

Tambien se ven en la calle escenas tipicas hogareñas, realizadas sin pudor, como sacar piojos o bañarse en cueros en el río, quizas sorprenda a algunos, pero si se ve de otro modo, es la ausencia de pruritos de la gran ciudad y la inocencia pura.

 

Hay tambien sorpresas agradables, como el vendedor de artesanias que lo acosaba a Gerardo Broglio, cuya foto se ve abajo. El indígena resultó estar en varias postales, y la verdad es que es una notable cara, digna de un cuadro. Se llamaba Emilio, de la etnia Maka.

   

Un paseo por Asuncion muestra los duros contrastes que existen. En la zona céntrica de la ciudad coexisten las villas miserias (como le llaman en Buenos Aires) con los palacios legislativos y de gobierno, los muchos museos y calles de venta de  ropa, electronicos, etc (a muy buenos precios!!).

 

Enorme y maloliente "villa" a media cuadra del Palacio Legislativo y Palacio de Gobierno (ex mansion de la flia López).

Por último, no podemos dejar de mencionar los suburbios de Asuncion. Son otro mundo en comparacion con el centro de la ciudad. En pocas ciudades que conozco he visto tantas avenidas con mansiones que parecen haber salido de un cuento de las Mil y una Noches, y el contraste de fétidas chabolas a 10 metros detrás de la Casa de Gobierno. Las avenidas están llenas de autos ultimo modelo, hay modernos negocios con las mejores marcas del mundo, los centros comerciales, restaurantes y bares son de primera clase, pero se ven a simple vista gran cantidad de seguridad armada en todos ellos. El "shopping" que visitamos esta a la altura de los mejores.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar