EXCAVANDO EL "BARCO PERFECTO"

Un robot permite a arqueólogos explorar un barco hundido, preservado por mas de 15 siglos en el fondo del Mar Negro. (Mapa y fotos de Mystic Acquarium).  By Frank D. Roylance - Sun Staff - Originally published August 18, 2003

En un lugar de la costa del Mar Negro, en una tumba a mil pies bajo las olas, un fantasmagórico mastil se erige en la oscuridad.

Preservado por 1500 años por la falta de oxígeno de las profundidades del Mar Negro, el mástil de madera provee una muestra de los tesoros históricos que los arqueólogos están comenzando a excavar. Es "un barco perfecto de madera; está preservado perfectamente", dijo Lisa Jaccoma, vicepresidente del Mystic Aquarium y el  Institute for Exploration. "Está parado derecho, sobre una capa de cieno, con un mástil saliendo con un trozo de soga en su parte superior. Es extraordinario".

A principios de este mes, una expedicion de alta tecnología dirigida por el explorador marino Robert Ballard comenzó a explorar este pecio de 45 pies de largo y otros tres que su grupo encontró cerca durante la expedición hecha en el 2000. Usando un sumergible hecho especialmente para esta expedición, comenzaron la primera excavacion robótica en la historia de la arqueología marina, exponiendo y tomando muestras delicadamente de partes del barco, su carga y sedimentos que los rodean.

Ballard, que descubrió los restos del RMS Titanic y el acorazado alemán Bismarck en los 80s , también tomo muestras de lo que pareciera ser las fundaicones de piedra y amdera de una construccion inundada por el Mar Negro hace más de 7.000 años. Estudiosos han unido ese cataclismo a la historia bíblica de la inundacion de Noé.
 
La expedicion dejó el Mar Negro la semana pasada y está en camino al Mediterráneo para explorar un par de restos de barcos fenicios hallados a una profundidad de 1.300 pies, cerca de la costa de Israel. Datados alrededor del 750 AC, son los barcos más antiguos hallados en el océano profundo.

Entusiastas de todo el mundo han estado siguiendo la expedicion de un costo de u$s 3 millones por medio de links de audio y video enviados por satélite y a Internet.

Algunos detalles de la mision de 41 días no han sido publicados por las tensiones poíticas en la región y miedo a "visitantes inesperados". La expedición fué organizada por el Institute for Exploration y el Institute for Archaeological Oceanography de la Universidad de Rhode Island, que dirige Ballard. El financiamiento viene de la National Geographic Society y el Shelby White/Leon Levy Expeditions; la National Science Foundation; la National Oceanographic and Atmospheric Administration, y la Marina de los EEUU.

En un libro de 1976 titulado "Aguas profundas, buques antiguos", el explorador oceánico Willard Bascom teorizó que niveles de oxigeno muy pobres debajo de los 650 pìes en el Mar Negro excluirían a los gusanos que comen la madera en profundidades bajas. También predijo que el "barco perfecto" podría ser encontrado parado derecho en el fondo, con su mástil aun erguido.

La expedicion de Ballard del 2000 encontró exactamente ese barco y otrros tres menos preservados. La datacion por carbón los acerco a los períodos Romanos o Bizantinos, entre los siglos 4 y 6. Los tres barcos menos intactos, encontrados a sólo 330 pies abajo, desparramaron su carga empacada en jarras de barro llamadas ánforas. Pero los secretos de los pecios de gran profundidad debían ser excavados.

"No vamos a levantar los pecios, eso es seguro,"   dijo Jaccoma antes de la misión. Estamos principalmente interesados en averiguar qué hay allí abajo".

La arqueología del Mar Negro fué dirigida por Fredrik T. Hiebert, de la Universidad de Pennsylvania. Luego de un mapeo detallado, se sacaron muestras de la madera del barco, de anforas y sedimentos hacia la superficie y transferidos al Museo Sinop de Turquia para analisis y conservacion.

Critico para la mision es el nuevo sumergible de Ballard, llamado Hercules. El vehículo de 7 pies está equipado con sonar que puede ver a través del cieno. Sus chorros de agua pueden tomar, aflojar y expeler sedimentos, guiados por cámaras avanzadas y TV de alta definición. Sus brazos robóticos aún tienen un sistema de informacion (feed back) de la fuerza que realizan, permitiendo que el operador "sienta" los  objetos delicados que los brazos están manejando.

Hasta ahora los arqueólogos no habian podido excavar en profundidades mayores que lo que podían alcanzar los buzos. En pecios de gran profundidad, sólo podían tomar artefactos del fondo. "Si Hércules opera como creemos", dijo Stager, "servirá como un verdadero pionero en los esfuerzos de exploracion y excavacion a gran profundidad".

La base del grupo es el  R/V Knorr, un barco de investigacion de la US Navy de 35 años de edad, operado por el Instituto Oceanográfico Woods Hole. Los investigadores de a bordo también hicieron un intenso mapeo de sonar y toma de muestras en lo que parece ser la fundacion de una construccion habitada alguna vez por humanos a más de 300 pies de profundidad.
 
Ese descubrimiento hizo las primeras planas de los periódicos en el 2000 ya que pareciera  comprobar  las teorías de una inundacion cataclismica del Mar Negro hace 7.500 años

En su libro de 1999 "Noah's Flood" (la inundacion de Noé), los geólogos de la Universidad de Columbia William B.F. Ryan y Walter C. Pitman argüían que como el clima se calentó luego de la última edad de hielo, los glaciares se derritieron y elevaron los niveles de agua en el Mediterráneo. El agua salada rompió a través de un dique natural en el Bosforo en Turquía y romió hacia el Mar Negro, hasta entonces un lago de agua dulce.

De acuerdo a un estimado, las aguas del Mar Negro se habrían elevado unas seis pulgadas diarias, inundando más de 60.000 millas cuadradas de costas en menos de un año. Ryan y Pitman creen que la catástrofe fué el origen de las leyendas de la inundación comunes a tantas tradiciones regionales, incluyendo el arca de Noé de la Biblia.
 
Maderas sacadas del sitio en el 2000 fueron de sólo 200 años de antiguedad, por lo que las muestras de este año definirán el tema. En el Mediterráneo Occidental, el grupo de Ballard planea excavar los restos de uno de los barcos de carga fenicios, que se cree se hundieron en el 750 AC, en los tiempos del poeta Homero y los profetas bíblicos Amos y Micah. Descubiertos por la marina de los EEUU en 1997 y estudiados por la expedicion de Ballard en 1999, estos barcos llevaban toneladas de vino empacados en anforas de arcilla. "Una pregunta específica es cómo se construían estos barcos y de que materiales, esto es aún desconocido para este período", dijo Stager.
 
"El barco aparentemente zarpó de el Líbano hacia Alejandría, Egipto, dijo, y la carga puede revelar volùmenes acerca del comercio en el mundo antiguo. Imagenes iniciales tomadas la semana pasada mostraron items como ánforas, lámparas y lingotes, un real Wal-Mart del mundo antiguo", dijo Ballard.

Stager dijo que los investigadores "quieren excavar más adentro de la bodega de la nave y con este nuevo robot podremos hacer ésto delicadamente como para simular lo que haríamos en aguas de poca profundidad o en tierra,  es todo muy excitante"

Volver a Indice HyAMNews