AVION ESPIA DE LA EPOCA DE LA GUERRA FRIA HALLADO EN EL BALTICO
Octubre 10, 2003

Cuando exploradores que estaban estudiando el Mar Báltico encontraron un avion sueco derribado por los Rusos hace más de 50 años, resolvieron uno de los misterios pendientes de la guerra Fría.

 El avion DC-3 y su tripulacion de 8 hombres se perdieron el 13 de Junio de 1952 y no se los volvió a ver. Otro avion Sueco, enviado para buscar al DC-3 también fué atacado, pero sus tripulantes sobrevivieron luego de hacer un aterrizaje de emergencia.

Por casi 40 años Suecia mantuvo que el DC-3 estaba en una mision de entrenamiento, la Union Soviética decía que no sabía que había ocurrido con él. Finalmente y bajo presion de los familiares, oficiales Suecos dejaron saber que el DC-3 había estado espiando a la Union Soviética para la NATO, aunque Suecia era oficialmente neutral durante la Guerra Fría.

Luego, en 1991, un piloto ruso le dijo a un diplomático Sueco que el había derribado el avión. Las fuerzas armadas Suecas dicen que trataran de salvar al DC-3, que está en una muy buena condicion en el fondo del mar.Pero hay muchos otros misterios que aun no han sido resueltos. El Báltico está lleno de cientos o quizás miles de restos, desde aviones derribados hasta buques naufragados. La mayoria deben ser seguramente de las dos guerras mundiales, pero algunos buques pueden ser hasta del siglo XVI.

Durante su busqueda de cinco años del avion, los exploradores marinos de Marin Mätteknik (MMT), una cia. de exploracion basada en Gotemburgo y Deep Sea Productions, una cia. de medios de Estocolmo, hallaron varios otros pecios. "El Mar Báltico es un cementerio masivo de buques". dijo Ola Oskarsson, jefe del MMT. "Si la gente supera la cantidad de restos que estan allí, el Báltico estaría lleno de buzos".

Explorando el mar

La mision para hallar el DC-3 fué dirigida por Anders Jallai, un piloto de lineas aereas que es tambien un explorador de grandes profundidades. Luego de haber localizado un submarino ruso en 1998, Jallai fué consultado por un periodista si planeaba v¡buscar el DC-3. "Mi reaccion inicial fue, No, es imposible hallarlo", dijo Jallai, "El area es demasiado grande para buscar". Pero cuando más sabía del incidente, más intrigado estaba. Pronto Jallai estaba enganchado en la búsqueda.

Junto con Carl Douglas, un historiador que es el dueño de Deep Sea Productions y Oskarsson de MMT, Jallai comenzó a planear expediciones para buscar el avion perdido. El Mar Báltico, que separa Suecia de las antiguas republicas soviéticas de Estonia. Lituania y Latvia, puede ser muy duro. Durante busquedas sin exito del avion entre 1991 y 1997, la marina sueca debió cancelar varios viajes debido al mal tiempo. Las dos primeras misiones del consorcio privado en el 2000 y el 2002 también fallaron en encontrar al avion.

Aunque se había escrito mucho acerca del avion perdido, los exploradores tenían pocos datos utiles aparte de antiguos mapas rusos y testimonios de testigos. Eventualmente decidieron ignorar los resultados de las busquedas previas y revisitar las areas que ya habian sido investigadas. En su tercera mision, en Junio del 2003, finalmente lo encontraron.

Usando sonares sofisticados, el grupo hallo el DC-3 en aguas internacionales al este de Gotska Sandön, una isla a 120 Kms al este de la costa sueca. Las fotos y el video de una camara a control remoto de gran profundidad (foto de arriba) confirmaron que era el avion buscado, medio hundido en la arena a 400 pies o 120 metros de la superficie, intacto.

Debido a que hay muy poco oxigeno a estas profundidaes, los restos casi no se han deteriorado. El avion muestra aún los simbolos suecos de tres coronas y lo que parecen ser agujeros de bala en el costado. Aunque no se han visto restos humanos, Jallai y Orkarsson creen que los tripulantes deben estar aún enterrados en la cabina.

Facil Blanco

A las 11:20 a.m. de la mañana del 13 de Junio de 1952, el centro de comando aéreo de estocolmo recibió una llamada de emergencia del avion DC-3 "Hemos sido atacados". Otra llamada en Morse siguio a los pocos minutos, luego silencio. Los militares suecos de inmediato enviaron un avion Catalina para buscar el DC-3, pero ese vaion fué derribado por fuego enemigo y debio hacer un amerizaje de emergencia cerca de un barco mercante aleman, el Münsterland, que estaba en el Báltico.

La Union Soviética admitió haber derribado el segundo avion, diciendo que había violado el espacio aéreo soviético, pero se mantuvo en silencio sobre el DC-3. El lento, pesado y desarmado DC-3 debe haber sido un blanco fácil para los Migs rusos.

Antena

El incidente envenenó las relaciones diplomáticas entre la Union Soviética y Suecia por años. Suecia, que oficialmente era neutral en la Guerra Fría, insistio que el avion estaba retornando de una simple mision de entrenamiento cuando fué derribado. Más tarde, empero, emergió que el DC-3 estaba equipado con equipo espía británico para espiar las estaciones de radar de la Union Soviética a pedido de Gran Bretaña y los Estados Unidos.

Mantenidas sin informacion de lo ocurrido a sus esposos por el gobierno, ninguna de las 8 viudas de los tripulantes se volvió a casar. Sólo dos esposos fueron declarados muertos. Luego de que un piloto ruso, Grigori Osjinski, admitiera a un diplomático sueco que el había derribado al avión, Evgeny Shaposhnikov, entonces Ministro de Defensa Ruso, visitó Suecia en 1991 y pidio perdon a los familiares de los tripulantes del avion.

 

Volver a Indice HyAMNews