CONSTRUCCIONES NAVALES EXTRAÑAS
 
El caso del buque ruso Almirante Novgorod.
 
Una de las ideas más raras de la década de 1860 fué un buque circular diseñado por el Almirante Popov para la flota rusa, del cuyal se hicierondos unidades, el Almirante Popov y el Amirante Novgorod.
Abos tenían cascos circulares, transportaban un armamento pesado de cañones de 12 pulgadas y una gruesa coraza. Pero ambos fueron un total fracaso, ya que no podían mantener un rumbo constante. En sus pruebas en el río Dnieper, ambos fueron atrapados por la corriente, girando en círculos sin poder evitarlo y fueron lanzados al mar. Las tripulaciones nada pudieron hacer para controlarlos y los buques parecían haber sido atrapados por un remolino permanente.
Terminaron sus días fondeados como fuertes flotantes o atracciones turísticas..
 
El buque de guerra francés "Hoche" y sus gemelos.
 
 
Ignorando el dicho de que "Un camello es un caballo diseñado por un comité", los franceses, a lo largo de 12 años produjeron un cuarteto extraordninario de buques de guerra: el Hoche y sus gemelos Marceau, Magenta y Neptune fueron sometidos a tal indiscriminada sumatoria de piezas y equipos que finalmente dejaron de parecer un buque de guerra.
 
El Hoche era tan extraordinario que fue descripto como "Una ballena semisumergida con gran numero de chalets construidos sobre su lomo". También se lo bautizó "Le Grand Hotel". Estos buques fueron iniciados en 1880 y llevo más de 12 años completarlos, ya que mientras tanto se le agregaron cuanto nuevo desarrollo naval aparecía, sin preocuparse por su compatibilidad con los planos originales. El Magenta fué una víctima notable. Su diseño original era de 9.800 tons, tres cañones centrales de 13,4 pulgadas y una velocidad máxima de 14,5 nudos.
 
Después de haber sido colocada su quilla, se decidió cambiar su armamento por dos cañones de 13,4 pulgadas y dos de 10,8 pulgadas en forma de rombo. Dos años más tarde un nuevo consejo de trabajo lo cambió llevándolo a 4 de 13,4 pulgadas y eliminando los de 10,8, lo que aumentó su peso total. Se tomo la decisiñón de alargarlo  darle mayor velocidad a 16 nudos, con lo que se requirió espacio ara más calderas. Luego se decidió darle dos enormes palos militares y un puente de comando acorazado. Luego redes de torpedos y reflectores, mas tarde una batería de fuego rápido. Cuando se completó en 1893 tenía un sobrepeso de 300 toneladas y había perdido el 30% de su estabilidad de diseño.
 
Al igual que sus hermanos, el Magenta era peligrosamente inestable, con una superestructura tan gigantesca que sucesivos conseils du travaux fueron acusados de haber construído una catedral gótica. Para otros era un "castillo de tres pisos" levantado 40 pies arriba de su cinturón acorazado con 60 cañones de cinco calibres diferentes. Probablemente si el Magenta hubiera girado todos sus caones a la misma banda a gran velocidad, se habría escorado y quizás zozobrado. Aún con sólo 5 grados de escora, su cintura acorazada estaba completamente bajo el agua, transformando al buque en un blanco indefenso. Una escora de 15 grados habrá inundado las calderas y se habría hundido.
 
Su comandante hizo oír la única defensa diciendo: "Un buque puede ir al combate una sola vez en su vida, durante 30 años estará inactivo. La superestructura aunque son una molestia en combate mejoran notablemente la habitablidad para la vida ordinaria".
Ahora se puede comprender mejor la descirpción del Hoche como "Le Grand Hotel".
 
Afortunadamente estos buques nunca entraron en acción, por lo que es posible estar de acuerdo con el comandante del Magenta: por inútiles que hayan sido como buques de guerra, por lo menos fueron muy confortables para sus tripulaciones.
 
Extracto del "Libro Guinness de los Desatinos Navales", Instituto de Publicaciones Navales.
 

Volver a Indice Hoja Informativa