COMIENZA EL ESTUDIO DE UN BARCO CONFEDERADO

Buque original y su reforma a Monitor

Viernes 1º de Noviembre del 2002. Associated Press.

SAVANNAH, Ga. (AP) - El Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos ha comenzado una investigación sobre cómo salvar los restos del buque de guerra confederado CSS Georgia. 

Lo que queda del buque está ahora en el paso de una expansión de 200 millones del puerto de Savannah. El costo de excavar los restos, salvar artefactos y estabilizar lo que sea que los arqueólogos dejen en el fondo podría ser de hasta 13.4 millones. El pecio está bajo 35 pies de agua, aguas abajo de Savannah. Las señales de sonar han mostrado que el monitor está colapsando y puede estar lentamente deslizándose hacia el canal de paso de barcos.

(click para agrandar)

``Basicamente, deseamos tener un plan para el CSS Georgia", dijo el Cnel. Roger Gerber, el comandante de distrito del Cuerpo para Savannah. El estudio comenzó esta semana. "Deseamos saber que debemos hacer para preservarlo y como hacerlo de la mejor manera".

Usando sonar y otros equipos, los arqueólogos del Cuerpo, el Servicio Nacional de Parques y el Centro de Historia de la Marina esperan que en las próximas semanas tendrán un plano y fotos definidos del pecio.

(Clik para agrandar)

Imagen de sonar obtenida con anterioridad.

``No estarán excavando, pero habrá mucho trabajo de mapeo y pruebas" dijo Judy Wood, arqueóloga del Cuerpo. "Si el proyecto de profundizar el puerto sigue adelante, podríamos estar trabajando en el Georgia por los próximos 5 o 6 años". El esfuerzo del Georgia sigue al recupero del submarino Confederado HL Hunley hace dos años del puerto de Charleston. Tambien la torreta del USS Monitor fué recuperada fuera del Cabo Hatteras este verano boreal.

El Georgia fué uno de tres monitores Confederados construídos en Savannah luego de la batalla entre el Monitor y el Merrimack, fuera de Hampton Roads, Virginia en 1862. El barco originalmente era un cuter de la aduana Americana que había sido tomado al principio de la guerra. Carpinteros locales y obreros de ferrocarril lo rehicieron y reforzaron con 500 toneladas de hierro. En su viaje inaugural, encalló a tres millas de su punto de partida y quedó allí por el resto de la guerra.

Volver a Indice Hoja Informativa