EXPERTOS RESCATAN UN BARCO ROMANO EN PISA

Expertos rescatan un barco romano de 2.000 años del antiguo fondo barroso de un río, lleno de barcos antiguos, en Pisa, Italia.

The Associated Press, Pisa, Italia Dic. 17

(Hacer click en las fotos para agrandarlas)

Arqueólogos sacaron con sumo cuidado un barco de la era romana de 2.000 años de antiguedad el Martes, del fondo barroso de un antiguo río ya seco, que tiene también más de una docena de barcos antiguos a unos pocos pasos de la Torre Inclinada de Pisa.

El barco de 40 pies de largo es el más grande y mejor preservado de unos 20 barcos descubiertos por casualidad en 1998. Los barcos se hundieron, probablemente por inundaciones, entre el segundo siglo AC y el 6º siglo DC, mientras estaban anclados en un tributario del río hace mucho perdido.

El barco sacado el Martes, el segundo en ser removido, es especial ya que se cree es el unico barco de guerra entre los hallados. De todos modos, es parte de un hallazgo extraordinario que el director Andrea Camilli describió como "una enciclopedia de navegación antigua".

                                           

               El barro ayudó a su conservación                       El casco envuelto en fibra de vidrio

En los barcos mercantes aún enterrados, los expertos han encontrado cargas aún intactas de vino, alimentos, ropa y materiales de construcción de procedencia de todo el Mediterráneo. Entre los hallazgos más exóticos estan los restos de un león norafricano, probablemente destinado a deleitar a los espectadores de espectáculos de gladiadores en alguna ciudad romana.

"Muchas veces tenemos ideas erróneas de la gente antigua. Han viajado y comerciado igual como se hace hoy en día" dijo Camilli. "Aunque este puerto era relativamente de poca importancia, hemos encontrado productos originarios de lugares lejanos como el Norte de Africa y el valle del Danubio".

El barco sacado el Martes estaba cubierto de una protección de fibra de vidrio para su viaje al laboratorio de restauración, pero reveló la perfecta forma de un barco de remeros de alta velocidad, armado con una proa reforzada para embestir a los barcos enemigos. "Es el barco mejor preservado de la antiguedad jamás encontrado" dijo Camilli.

          

                                                    Diversos momentos de la excavación

Se necesitará un proceso lento de restauración por los próximos cuatro años, antes de que se pueda mostrar en el nuevo Museo delle Navi en Pisa. Una intriga para los investigadores ha sido la razón por la cual muchos barcos se hundieron en el mismo lugar a través de 8 siglos, un lugar que una vez fué un puerto sobre un tributario del río Arno que se secó hace siglos y sobre cuyas orillas se levantaron Pisa y Florencia. Los arqueólogos ahora creen que por lo menos cinco inundaciones catastróficas, que periódicamente destruyeron el puerto a trevés de los siglos, eran los responsables. Hasta la caía del Imperio Romano, el puerto fué tozudamente reconstruído luego de cada tragedia.

El barro que cubrió sus restos fué la llave de su conservación, que proveyó un ambiente sin oxígeno que previno su descomposición. Pero en los tiempos romanos, las olas de barro que cubrieron el puerto significaron la muerte cierta para cualquiera que haya sido tomado por la inundación.

Un testimonio extraordinario de ésto ya ha sido transferido al Museo delle Navi: el esqueleto completo de un marinero Romano ahogado que quedó atrapado entre el cordaje y murió abrazado a su perro, cuyos huesos también sobrevivieron.

Ver en la web: http://www.navipisa.it/it/scavo_it.htm 

Volver a Indice Hoja Informativa