Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Hyam News 2002 HyAM News 2003 Hyam News 2004

HyAM News Nº 16 -2005

El HMS Sussex - La caza de tesoros "oficial" entre Odyssey Marine Expl y el Almirantazgo Britanico

El Odyssey suspende 15 días los trabajos del Sussex 

(Diario de Cádiz) La compañía estadounidense Odyssey Marine Exploration, propietaria del buque Odissey, que trabaja en el Estrecho de Gibraltar en la excavación del barco naufragado británico Sussex, ha suspendido durante 15 días sus operaciones mientras mantiene conversaciones con las autoridades españolas, que afirman que la nave de guerra está en sus aguas.

El Sussex lideraba una flota británica en el Mar Mediterráneo durante una guerra contra Francia en la época de Luis XIV, cuando se hundió como consecuencia de una tormenta en 1694 con 500 hombres y 80 pistolas a bordo. Los historiadores creen que el barco, de 48 metros de eslora, tranportaba nueve toneladas de monedas de oro para comprar la lealtad del Duque de Saboya, un aliado potencial en el sureste de Francia. Las monedas están valoradas entre 388 millones de euros y 3.100 millones de euros, indicaron los responsables del proyecto.

La Consejería de Cultura de la Junta indicó el pasado jueves que la empresa norteamericana no puede extraer el buque de guerra Sussex sin su autorización, según informó este periódico. La nota explicaba que en diciembre se produjeron dos avistamientos de buques en la zona, siendo uno de ellos el Odissey. Abordado por patrulleras de la Guarda Civil fueron solicitados los permisos correspondientes para trabajar en la zona y al no disponer de ellos, el buque explorador volvió a su puerto de atraque en Gibraltar.

El 19 de enero, la Capitanía Marítima de Algeciras informó al Centro Andaluz de Arqueología Subacuática de que la empresa solicitó autorización para trabajar en una zona que no se localiza en aguas territoriales españolas aunque tampoco internacionales. Se trata de un área denominada Zona Contigua. Según la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, los estados rebereños tienen competencia sobre esta zona cuando presuman que puede producirse expolio.

Sin embargo, la empresa estadounidense señala en el comunicado emitido ayer que, en septiembre de 2004, recibió las garantías de España de que su Gobierno no dificultaría las operaciones de salvamento. Odyssey ha lanzado cuatro expediciones desde 1998 en el lugar donde afirma que está el Sussex. Odyssey Marine Exploration señaló que ha suspendido 15 días las labores para encontrar el Sussex para que el Gobierno español pueda revisar sus métodos y "cuestiones administrativas relacionadas con el proyecto". También se tratarán los protocolos de búsqueda y la protección de cualquier buque español que la compañía pudiera encontrar en la misma zona o en cualquier otra parte del mundo.

Las leyes internacionales estipulan que los barcos de guerra como el Sussex continúan siendo propiedad del Gobierno que los controlaba mientras estuvieron operativos, sin importar dónde sean hallados. La recuperación del Sussex es efectuada bajo un acuerdo con el Gobierno británico, en el primer convenio público-privado para una excavación arqueológica de un barco de guerra soberano.

 Aparece un submarino perdido

(Diario de Ibiza) Buceadores profesionales vinculados a las empresas H2O, Mundo Azul y Filmasub localizan una embarcación de la Segunda Guerra Mundial hundida en algún punto del fondo marino de Eivissa .

Un grupo de buceadores profesionales de las escuelas especializadas Mundo Azul y H2O y de la empresa Filmasub han localizado un submarino de la Segunda Guerra Mundial hundido en aguas pitiusas.

El sumergible pertenece probablemente a las armadas alemana o italiana. Los investigadores, que no han revelado el punto exacto del hallazgo, planean tomar en breve algunas fotografías del exterior del pecio para identificarlo, aunque sin acceder al interior, ya que podría tratarse de una `tumba de guerra´ protegida por la legislación internacional y por tanto inviolable

Una de las personas consultadas por el equipo de submarinistas y que participó en las tareas de búsqueda y localización es el ibicenco Pere Vilàs Gil, que considera que, con toda probabilidad, el submarino podría ser el U-602 de la Armada alemana, que dio su última posición por radio el 19 de abril de 1943 al norte de Orán (Argelia). Transportaba 47 hombres a las órdenes de Philipp Schüler y tenía la misión de patrullar las aguas de Balears y la costa africana. Desde ese día no hubo nunca más noticias de una nave de 67 metros de eslora, 1.070 toneladas y 14 torpedos.

Para Vilàs Gil, las otras dos posibilidades que se barajan con mayor fuerza son el `Zaffiro´ y el `Sebastiano Veniero´, ambos de la Armada italiana y con base en Cerdeña.

El `Zaffiro´, de la clase Sirena y botado en 1933, fue atacado el 9 de junio de 1942 al sur de las Pitiüses, al ser detectado y bombardeado por un hidroavión Catalina, un aparato de la RAF británica con base en Gibraltar. De 60 metros de eslora, había zarpado de Cerdeña el 8 de junio de 1942 bajo el mando del tenente di vascello Carlo Mottura y con 46 tripulantes a bordo.

Por último, el submarino hundido podría ser de la clase Marcello, en concreto el `Sebastiano Veniero´, que partió del puerto de Cagliari el 17 de mayo de 1942 y fue perdido por radio doce días más tarde. Medía 73 metros de eslora y estaba tripulado por 58 marineros. Pudo haber sido hundido por otro hidroavión británico tras una cruenta batalla, según Vilàs Gil.