Historia y Arqueologia Marítima

HOME HyAM News 2002 HyAM News 2003 HyAM News 2004 Hyam News 2005

HyAM News Nº 12 -2006

NAUFRAGIO DEL ROU VALIENTE

 

Foto de Guillermo Berger

 

 

Por: A. Becquer Casaballe

 

El sábado 5 de agosto de 2002 el barreminas ROU Valiente, que había zarpado el viernes desde Montevideo, se encontraba navegando en aguas del Atlántico Sur a más de 20 millas de la costa de Rocha con rumbo Noroeste en misión de patrulla marítima, a una velocidad de 10 nudos, mientras que, procedente del Puerto Victoria (Brasil), venía bajando el buque de bandera panameña Skyros, carguero multipropósito fabricado en 1970, de 187 metros de eslora, con rumbo suroeste en demanda de Recalada y con  destino final el Puerto Campana (Argentina) donde iba a cargar 8 mil toneladas de caños.

 

En el puente de mando del Valiente estaba el oficial de guardia, Alférez de Navío Diego Carámbula mientras que en el Skyros estaba el primer oficial, de nacionalidad ucraniana, Oleksaldr Dyatlov.

 

Media hora antes de la colisión, ambos buques se avistaron por radar, advirtiendo que navegaban de vuelta encontrada con rumbo de colisión y establecieron contacto radial para acordar la manera de pasarse.

 

Informaciones de prensa publicadas en Montevideo dan cuenta que el marinero que cumplía guardia de 4 a 8 como vigía en el mercante griego dio aviso al primer oficial que estaba de guardia al ver "blanco arriba y verde abajo sobre la amura de babor". El oficial dio la orden de desconectar el piloto automático y hacer una caída con rumbo dos-seis-cero para, poco después,  "sentir el golpe cuando nacía el día". Dyatlov dio la orden "para maquinas" e hizo encender los reflectores, según su declaraciones en sede judicial y que fueron recogidas por la prensa.

 

Sin embargo, tres pesqueros que operaban en la zona, recuerdan las comunicaciones establecidas entre el ROU Valiente y el Skyros por lo menos media hora antes del accidente.

 

"Verde con verde"

 

"Ship very close to me, starboard to starboard" ("Un barco muy cerca mío, estribor con estribor"), habrían sido las primeras palabras escuchadas. "No, port to port" ("No, babor con babor"), se escuchó inmediatamente después para después agregar,  "green to green" ("verde con verde").

 

En realidad, esas frases eran parte del intercambio de comunicaciones entre el barreminas y el mercante, para ponerse de acuerdo en la forma como debían superarse. Conforme al Reglamento Internacional para Prevenir los Abordajes en el Mar (RIPAM), el cruce debe hacerse "rojo con rojo" y, en tal sentido, parece que el oficial del Valiente le estaba exigiendo como maniobra al Skyros, quien a su vez insistía en pasar "con malas" (verde con verde).

 

Llamado desesperado

 

A las 0435 se produjo la colisión y 8 minutos después (otra versión señalan 20 minutos), el Valiente, que había sido abordado y partido a la altura de la sala de máquinas por su banda de estribor, se hundía en las frías aguas del Atlántico.

 

A esa hora, desde el ROU Valiente se emite por canal 16 de VHF un desesperado llamado: "Tenemos gente en el mar, nos estamos hundiendo"

 

Tres minutos después, a las 0438, le responden desde el  Skyros: "Negativo, porque no tenemos visibilidad".

 

El vicealmirante Francisco Pazos, Comandante en Jefe de la Armada Nacional, en declaraciones al periodismo dijo:

 

"Al producirse el hecho, la estación terrestre de la Prefectura de La Paloma toma contacto con el buque Skyros y comienza a interrogar al oficial a cargo sobre la situación. Esto ocurre entre las 5 y las 5:15 de la mañana del sábado. Las informaciones suministradas por el capitán griego que toma el mando tras la colisión, son fragmentarias. "No veo nada", responde el capitán, "escucho algunas voces cerca".

 

Mientras tanto, los náufragos se mantenían a flote a duras penas y varios de ellos declararon que podían ver las luces del mercante.

 

Sin asistencia durante tres horas

 

La dotación del ROU Valiente permaneció sin recibir asistencia hasta la 0730, es decir, casi tres horas después de haberse producido el hecho, cuando un helicóptero de la Fuerza Aérea Uruguaya llegó a la escena rescatando a tres náufragos, mientras que el resto de los sobrevivientes fue salvado por un "lifeboat" del Skyros, lanzado con las primeras luces del día.

 

Para entonces, 8 marineros y suboficiales habían fallecido por hipotermia mientras que los cuerpos de 3 maquinistas continúan desparecidos.

 

La tardanza en prestar asistencia se ha convertido en otro de los puntos para investigar, siendo evidente con los datos existentes la responsabilidad que le cabe al capitán del Skyros por no haber lanzado al agua inmediatamente un bote de rescate.

 

El vicealmirante Pazos sostuvo que "La Armada, en condiciones normales, demora 30 segundos en activarlo (al  operativo SAR). Oficialmente se sostiene  que la falta de información proporcionada por el "Skyros"  no permitió una lectura correcta de lo que estaba pasando.  "Veo luces, escucho voces", era el mensaje del capitán  "Skyros". A las 5:20, sale la primera lancha desde La  Paloma".

 

Sin embargo, a la Fuerza Aérea Uruguaya también se la cuestionó por la tardanza, pero el vicealmirante Pazos destacó  que "el servicio de rescate de la Fuerza Aérea recibió el pedido no antes de las 6:30 de la mañana. Las unidades salieron 6:53. A las 7:07 llegaron al punto del siniestro. La Armada descarta haber demorado la llamada por "cuestiones de celos", versión que circula en medios de la investigación".

 

La FAU polemiza con la Armada

 

En declaraciones a la Justicia, los aviadores uruguayos declararon que llegaron al desastre a las 7.35 hs y, recién de regreso, se encontraron con la Armada.

 

A través de un documento con la firma del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, entregado a la Justicia, se menciona que "los rescates en el mar le compete a la Armada y que el Sistema de Búsqueda y Rescate de la Fuerza Aérea comenzó su actuación a las 6.53 y la confirmación tres minutos después".

 

Señala que "el requerimiento provino del Centro Coordinador de Rescate de la Armada. A las 7.08 un helicóptero UH1H de la Fuerza Aérea despego de Punta del Este y llega al lugar de los hechos a las 7.35 donde no había ningún otro elemento de rescate en la zona".

 

Puntualiza que en el caso de acaecimientos marítimos, es la Armada la responsable de coordinar y disponer "las medidas operativas y los apoyos que entienda necesarios", pudiendo o no solicitar apoyo del Grupo de Rescate de la FAU".

 

Los aviadores orientales señalan que cuando se reciben pedido de asistencia "se activa la grabadora que registra asimismo la hora y se graban todos los informes y datos disponibles suministrados", también se "evalúan datos y posibilidades para determinar al momento el tipo y necesidades operativas, equipos, medios y personal requeridos". Eso conduce a decidir si es necesaria una búsqueda con aviones equipados con radar y equipos  localizadoras, o intervenir directamente con un equipo de rescate mediante helicópteros que cuentan con visores nocturnos, reflectores y grúa. "Los helicópteros no tienen asignación de búsqueda, sino de rescate. La búsqueda se hace con aviones y sus equipos de localización".

 

Pero la Fuerza Aérea señaló que la Armada dispone de helicópteros Wessex, con capacidad para operar de noche sobre el mar gracias a sus potentes reflectores tipo "night sun".

 

"El UH-1H de la FAU localizó a los náufragos y las balsas. Radió la ubicación exacta y se abocó a las tareas de rescate. Las directivas que tenían los pilotos era rescatar a los que estuvieran en el agua, ya que se entendía que los que hubieran subido a las balsas podrían aguantar más".

 

Pero, al comprobar que los marinos que estaban en el agua habían fallecido, se decidió rescatar a los que estaban en las balsas, uno en una y otros dos en otra.  "Otros ocho marineros que estaban abrazados a una boya no pudieron agarrar el cabo que les largó el helicóptero, por estar entumecidos".

 

Todos los huevos en una sola canasta...

 

La explicación de la Armada Nacional para justificar la ausencia de sus medios de la aviación naval en el operativo de rescate puede sorprender.

 

El diario El País publica que "fuentes militares dijeron que los tres pilotos navales de la Base Aeronaval Capitán Carlos Curbelo (Maldonado) que están capacitados para realizar tareas de búsqueda y rescate en alta mar, el día del  accidente estaban participando de un curso de instrucción en otras dependencias de esa organización castrense". 

 

Este articulo fué enviado por Amado Becquer Casaballe, para su publicacion en Histarmar y con su consentimiento por escrito, archivado.