Historia y Arqueología Marítima

 

HOME

Indice Informacion General 

Los Buques Q de la 1ª y 2ª Guerras Mundiales

Las historias del HMS Farnborough y del HMS Dunraven

Buques Q HMS Farnborough y HMS Dunraven
El "Result" Datos generales y resultados
buques "Q" principales y sus hundimientos Los buques "Q" en la 2ª Guerra Mundial
Farnborough

Tras el éxito del Baralong, se adquirió el carbonero Loderer de 3 200 trb que fue comisionado el día de Trafalgar de 1915 como el Farnborough al mando del por entonces teniente de navio Gordon Campbell.

 Se le concedió un considerable margen dentro de los recursos del astillero para armar el buque mientras retuviera su apariencia totalmente inocente: se construyó un alojamiento plegable en la parte baja de la popa para un cañón de 12 libras, otros cuatro se alojaron en la estructura del combés, abisagrándose las secciones de la borda como portezuelas de los cañones, se instaló un cañón Maxim en un falso gallinero a popa de la chimenea y finalmente se emplazaron dos cañones de seis libras en la popa del puente.

Todos los cañones podían manejarse sin eliminar el camuflaje, y disponían de munición lista para su uso para lo que, por definición, podrían ser cortos pero intensos combates. El viejo buque (databa de 1904) podía navegar a ocho nudos con mar en calma y, aunque su apariencia era engañosa, interiormente, estaba completamente preparado.

Basado en Queenstown en la costa sureste de Irlanda, el buque pasó varios meses navegando por las Aproximaciones Occidentales, cambiando su apariencia e insignias por la noche. Tras el informe de que un submarino navegaba hacia el suroeste de la costa el 22 de marzo de 1916, el Farnborough puso proa hacia su encuentro y, seguro de si mismo, lo avistó en superficie. A los pocos minutos este se sumergió y el buque-Q se comportó como si no hubiera visto nada aunque todos los servidores de los cañones estaban dispuestos. Tras 20 minutos, un torpedo pasó justo delante de ellos y la tensión subió a bordo a medida que se mantenía el curso, invitando a otro ataque. El U-68 decidió no gastar más torpedos, subió a la superficie y montó su cañón de cubierta que disparó justo delante del Farnborough para detenerlo.

Se adoptó entonces una rutina bien practicada; con el buque parado, el motor en marcha y apariencia de pánico a bordo, con los marineros corriendo por todas partes, se botaron algunos botes Los alemanes estaban impacientes y dispararon otro proyectil cerca del buque. El británico se acercaba ya a unos 730 m y Campbell decidió que había llegado el momento. Se armó la insignia blanca mientras se descubrían los cañones.

 Los tres cañones de 12 libras y el cañón Maxim dispararon 21 proyectiles contra el submarino que intentaba desesperadamente sumergirse; antes de que lo consiguiera fue alcanzado por varios disparos y el Farnborough lanzó dos cargas de profundidad en el lugar en que se había sumergido (una laboriosa tarea para un buque tan lento). El U-68 emergió de nuevo tan rápidamente que casi chocó con el buque en superficie y éste, apuntando de flanco, abrió fuego y lo hundió.

El 17 de febrero de 1917, el proceso se repitió con el U-38 cuando el impasible Campbell permitió deliberadamente que su buque (ahora, el Q-5) del «Admiralty Coller» fuera torpedeado en interés de la autenticidad. Se mantuvo a flote gracias a su carga de madera.

 Dunraven

El Dunraven, un carbonero de Cardiff de 3.117 toneladas que databa de 1910, fue comisionado como buque-Q en julio de 1917 al mando del formidable Gordon Campbell, VC, DSO, posteriormente contraalmirante.

El buque fue dotado con un cañón de 102 mm en una depresión de la elevada popa, circundada por una falsa brazola abatible y con cuatro cañones de 12 libras. Estos estaban instalados en montajes plegables en el castillo de proa y en la cubierta de botes en el combés del buque, en espacios anteriormente destinados a sollados. Asimismo llevaba un cañón genuinamente «defensivo» de 2 1/2 libras, una instalación común en los mercantes de la época. Finalmente, tenía dos tubos lanzatorpedos de 356 mm algo anticuados, manejados desde el puente y fijos para disparar desde la amura así como cargas de profundidad que podían lanzarse (peligrosamente) desde la bovedilla.

La tripulación era experimentada, ya que en su mayoría pertenecían al anterior Pargust y tras practicar el camuflaje de cañones y el «abandono del buque» en un área aislada cerca de Eddystone, el Dunraven zarpó el 4 de agosto hacia lo que a todos los efectos era un típico "tramp" de las que podían encontrarse a centenares en el canal de la Mancha.

Cuatro días más tarde, el buque estaba al oeste de Ushant, zigzagueando como un inocente mercante cuando avistó en superficie a un submarino. El U-Boote fue cauteloso, se sumergió para examinar con seguridad mediante el periscopio y resurgió ante la proa del Dunraven que, mientras no era observado, había preparado todas las armas con sus tripulantes camuflado. El enemigo era el UC-71 (Salzwedel) que abrió fuego a 4.575m con su cañón de cubierta. Campbell actuó «normalmente» al virar y devolver el fuego (deliberadamente corto) con el cañón defensivo. En aguas poco profundas, los disparos del submarino eran escasos pero se permitió al buque que lentamente sobrepasara al mercante. Un tiro cercano permitió a Campbell simular graves daños mediante la emisión de humo desde chimeneas ocultas: el buque viró, redujo la velocidad y simuló el pánico a bordo con una parodia de «abandono el buque». Entonces el submarino alcanzó con tres disparos al buque con la fortuna de hacer explosionar una carga de profundidad a popa y causando un gran incendio cerca del cañón camuflado de 102 mm, de sus tripulantes y del polvorín.

Siguió un amargo lapso de tiempo en que la tripulación esperó que el cauteloso Salzwedel se acercara lo suficiente, mientras el fuego de popa comenzaba a extenderse realmente, justamente cuando se acercaba el submarino, la popa estalló y su gran cañón y sus proyectiles volaron por los aires. Sus pretensiones quedaron claras y al final, mientras el submarino se sumergía, se arrió la bandera blanca y se dispararon un par de proyectiles.

A los 20 minutos, el Dunraven fue alcanzado por el inevitable torpedo y se ordenó un segundo «abandono del buque» mientras se dejaba un pequeño núcleo de hombres a bordo. Ardiendo e inundándose lentamente, el buque-Q fue estudiado con detenimiento por el UC-71 que finalmente emergió a proa y lo cañoneó pausadamente durante 20 minutos antes de volver a sumergirse y navegar en circulos alrededor de su presa.

Una tercera partida de tripulantes abandono ahora el buque, dejando solo dos cañones con hombres. El UC 71 volvio, cañoneo otra vez al Dunraven y se sumergio nuevamente. Campbell replico con dos torpedos que erraron y  a las 15:00 el U-Boat finalmente se retiro. Solo uno de los tripulantes de Campbell murio.

Un combate de película! Pero no terminó alli.

El destructor HMS "Christopher" socorrio a los sobrevivientes del Dunraven y tomo el buque a remolque, dirigiendose a Plymouth, pero se hundio a las 01:30 del 10 de Agosto al norte de Ushant. Nuevamente se otorgaron dos condecoraciones Victoria Cross por voto de los tripulantes (la anterior habia sido dos meses antes con el "Pargust"). Una al Priner Tte Charles George Bonner RNR y la otra al apuntador del cañon de 4 pulgadas, PO Ernest Herbet Pitcher.

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar