Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Informacion General 

PEQUEÑAS HISTORIAS URUGUAYENSES

A 100 AÑOS DE LOS SUCESOS DE ENERO DE 1910 EN EL PUERTO DE CONCEPCIÓN DEL URUGUAY 

 

Por el Prefecto General (RE )ANDRÉS RENÉ ROUSSEAUX

El Prefecto Gral. Andres Rousseaux nos ha permitido publicar esta serie de articulos de su autoría, que cuentan vivencias de su patria chica, Concepcion del Uruguay, en Entre Rios. Han sido publicadas en Prensa Federal y en publicaciones de la Prefectura Naval Argentina. Agradecemos al Sr. Pref. Rousseaux este permiso. Dic. del 2009

  

             A principios del año 1910, la República Oriental del Uruguay era un verdadero volcán político. Gobernaba el país vecino el Presidente Williaman del partido “colorado” mientras que en la Argentina desempeñaba la primera magistratura el Dr. Figueroa Alcorta.

            En ese contexto, en la noche del 2 de Enero de 1910,  se produce un grave incidente en el Río Uruguay-frente a la desembocadura del Arroyo Negro- cuando la Cañonera de la República Oriental del Uruguay  “ TANGURUPA”  que navegaba aguas abajo ( de norte a sur) con las luces apagadas (navegación en sigilosa) en misión de patrullado, embestió al remolcador Argentino “ DOLI” de la Companía Argentina de Navegación de D Nicólas Mihanovich ,con asiento en el puerto de Concepción del Uruguay que provenía del establecimiento “El Potrero”-navegando aguas arriba-(de sur a norte)

             Ambos capitanes se acusan mutuamente, haciendo hincapié el del buque uruguayo que el “DOLI” estaba al servicio de las fuerzas revolucionarias blancas , que esperaban el momento propicio para invadir el territorio uruguayo y que navegaba en aguas jurisdiccionales uruguayas con las luces apagadas.

             La colisión produjo daño menores en ambas embarcaciones, sin registrarse desgracias personales , prosiguieron su navegación, pero desde el punto de vista diplomático, ambos paises presentaron duras  reclamaciones; tomando el gobierno argentino la decisión de enviar varios buques de la armada para “asegurar la neutralidad”. (1)

             Los rumores de un movimiento revolucionario, por parte de los “blancos” para deponer al gobierno de los “colorados” era “vox populi” en todas las ciudades riberañas del río Uruguay, de una y otra banda, exteriorizándose por el constante movimiento de tropas y el patrullado del río por buques de guerra y mercantes armados por el gobierno uruguayo; por otro lado las “fuerzas blancas” se concentraban en los puertos Argentinos de la frontera, pese a las reiteradas declaraciones de neutralidad de nuestro país.

Crucero "Patria"

             Para hacerla respetar, el Gobierno Argentino, asignó para la vigilancia del río Uruguay, el crucero “PATRIA”, la torpedera “BOUCHARDO” y el aviso “GAVIOTA” de la armada nacional, los que arribaron al puerto de Concepción del uruguay el 21 de enero de 1910, zarpando inmediatamente para hacerse cargo de las tareas de patrullado, acorde las órdenes que habìan recibidos sus respectivos comandantes.

Torpedera "Bouchardo"

             El jueves 20 de enero a las 4 PM (1600 horas) arribó al puerto de “Santa Cándida” el paileboat nacional “PABLO PIAGGIO” ,remolcado por los vapores “JENI” y “ÑATO”, el que al ser abordado e inspeccionado por las autoridades argentinas se constató que tenía en sus bodegas, un importante cargamento de armas y pertrechos, 12 cañones Krupp, atalajes y cerca de un millón de cartuchos de diversos calibres, cuyo destino final -acorde trascendido- eran las “fuerzas blancas”.

             Sobre este hecho, el Gobierno Argentino dió un comunicado manifestando que el armamento que transportaba el buque, era destinado al equipamiento de los nuevos regimientos que se estaban instalando en la mesopotamía y que el “PIAGGIO” había sido trasladado  al puerto de Concepción del Uruguay para mayor seguridad y puesto bajo vigilancia de la subprefectura local.

             Mientras tanto, en la República Oriental del Uruguay la tensión va llegando a un “punto sin retorno”. El 19 de enero se producen levantamientos armados en diversos departamentos del interior del país, en cumplimiento de un vasto plan revolucionario.

             El comandante de las fuerzas revolucionarias en Concepción del Uruguay, había dispuesto la invasión de su país, específicamente la ciudad de Paysandú, para la madrugada del día 13 de enero.

             A las 09.40 AM arribó a la dársena interior del puerto, un tren con 300 hombres armados, para unirse a las fuerzas revolucionarias “blancas” que se encontraban acampadas en al zona de la “Salamanca” y en el descampado existente entre el puente “Tropezon” y los edificios de la Subprefectura y Aduana, totalizando alrededor de 600 hombres, perfectamente organizados en compañías, con sus respectivos jefes al frente.

             Es evidente que tal despliegue de efectivos no podía pasar inadvertido por las autoridades argentinas, que proclaman “su absoluta neutralidad..?”

             El  comando revolucionario en Concepción del Uruguay estaba a cargo del Coronel D Carmelo Cabrera, Coronel D. Olivero Scola, Comandantes Lamas y Visillac y el cuerpo médico formado por los doctores Bernardo García, M Rivero y Hornos, Aznares y Morelli y tenía su asiento en el chalet que existe frente a lo que fuera el “Despertar del Obrero” (Rocamora esquina Combatientes de Malvinas actual)

             A últimas horas del día 22 de enero de 1910, cuando estaba finalizando practicamente la operación de embarque, el comando revolucionario ordenó suspender la invasión planeada cundiendo la indisciplina y el descontento entre las  filas de los revolucionarios blancos, acusando de traidores a sus jefes , quedando en estado deliberativo a bordo de los buques y zona de los muelles.

             En ésas circunstancias y siendo apróximadamente las 8 PM (2000 horas) la tripulación  del paileboat “PIAGGIO” amarrado en las inmediaciones, hizo abandono del buque, al enterarse del real motivo de su viaje a Concepción del Uruguay- según expresaron.-

             Idéntica actitud, tomaron los tripulantes del remolcador “DOLI" y el vapor “VICTORIA” que habían sido contratado por los blancos para su traslado a Paysandú (ROU) , pero fueron interceptado en el muelle por las sediciosos y bajo la presión de las armas fueron obligados regresar a bordo y que esperaran órdenes.

             A todo ello, la patrullera de la Armada Uruguaya “TANGARUPÁ” con las luces apagadas, había tomado posición en la boca del canal de acceso al puerto local, para impedir “por las armas” la salido de los buques con los efectivos revolucionarios, que como era de conocimiento de las autoridades uruguayas, se estaba embarcando en el puerto de Concepción del Uruguay.

En "Tangarupá" de exploracion en las inmediaciones de Concepción.

             En este clima de máxima tensión y siendo apróximadamente las 11 PM (2300 horas), zarpa de su fondeadero en la dársena interior del puerto, la lancha a vapor del Resguardo de Aduana “SOLIER”, sin conocerse de quien había dado la órden para que saliera y la misión que se le había asignado, posteriormente a los hechos acaecidos las autoridades de la aduana manifestaron que “iba “a realizar un patrullaje de rutina en prevención de contrabandos..”

             La zarpada de la lancha, puso en guardia a los revolucionarios que se encontraban en el puerto a la espera de órdenes, alterados y prácticamente fuera de control de sus superiores, dieron a la lancha la “voz de alto” , la que no fue acatada por la tripulación, ya sea porque no escucharon o por entender que no le debían obediencia.......”

            En estas circunstancias se escuchó un disparo de arma larga, sin poderse precisar su origen, pero suficiente para que se generalizada un fuerte tiroteo, desde los buques, muelle e isla del Puerto, donde había fracciones de los sediciosos vigilando el canal, quedando la lancha “SOLIER” entre “dos fuegos”, efectuando su tripulación disparos contra los agresores.

             Restablecida la calma despues de ordenarse “alto el fuego” se constató que el maquinista de la lancha del resguardo D. Pablo Bonus, de 55 años de edad, había fallecido como consecuencia de haber recibido un tiro de Remingtón en medio de la frente.  D Pablo Bonus, era el padre del conocido locutor y reportero  deportivo “Tito Bonus” que en esas circunstancias apenas tenia unos meses de edad.

             El timonel de la lancha D Vicente Vattuone, de 45 años de edad fue herido en el estómago, siendo intervenido quirúrgicamente por el Doctor Pascual Corbella en el hospital de Caridad (el Hospitalito de calles Perú entre Galarza y Rocamora actual)

             En las filas revolucionarias se registró el fallecimiento del Sr Eladio Barbat (en algunas publicaciones Eliseo Barbat) al recibir dos tiros mortales y que se desempeñaba como oficial de las fuerzas blancas, en su condición de estudiante, siendo hijo de una distinguida familia de la ciudad de Montevideo (ROU). Sus restos fueron velados en el Hotel “Concordia” (actual edificio del Diario La Calle), para luego ser trasladado a su ciudad natal.

             Al amanecer del domingo 23 de enero, la situación se fue normalizando, produciéndose el desbande de las fuerzas revolucionarias que hicieron, abandono de sus armas y pertrechos.

             La Subprefectura de Uruguay (Concepción del ), recibió el refuerzo de 12 agentes de la policía de la provincia, solicitados por el Jefe de la Subprefectura Subprefecto de 2da D. Julio Granillo Posse, los que a órdenes de éste ,conjuntamente con los marineros de su dependencia, acordonaron la zona portuaria, para impedir el acceso a curiosos.

             Sobre los muelles, había quedado un verdadero arsenal, conjuntamente con lo que traía a su bordo el Paileboat “PIAGGIO” . Efectuado un minucioso inventario se constató la existencia de 12 piezas de artillería Krupp, 36 ametralladoras, 9000 fusiles y carabinas máuser, fusiles Remington y alrededor de un millón de cartuchos de diversos calibres

             El  Gobierno Argentino, para reforzar la vigilancia portuaria, destacó 60 hombres del Regimiento 12 de Infanteria con asiento en la ciudad de Paraná (ER) (en Concepción del Uruguay no había unidad del ejército de guarnición en ésas circunstancias) los que arribaron  el dia  24 de enero.

             El Juez Federal de feria, Doctor SARTORIO conjuntamente con el Secretario Dr Navarro y el fiscal “ad.hoc” Doctor Haedo, se constituyeron en horas de la madrugada en el local de la subprefectura para instruir las actuaciones del casopor los sucesos acaecidos.

             Este triste episodio, acaecido en el Puerto de Concepción del Uruguay, se cerró el 23 de enero de 1912, cuando el Juez Federal dictó “el sobreseimiento provisorio” en el sumario que se instruyera con motivo de los sucesos del 22 de enero de 1910.

             Años después se dictó el  cierre definitivo de las actuaciones.

             En octubre del mismo año, vuelven a circular “rumores” sobre un posible nuevo levantamiento de los “blancos” contra el gobierno “Colorado” en la República Oriental del Uruguay, ante lo cuál el Gobierno Argentino adopta medidas, para evitar la repetición de  los hechos del mes de enero.

             A tal efecto, se refuerza al dotación de la Subprefectura de Concepción del Uruguay con 20 soldados del Regimiento 10 de Infantería de la Ciudad de Gualeguaychú (ER) para la vigilancia de las costas, destacándose patrullas en la  boca del “Arroyo Urquiza” y en la “Isla Juanció” 


  (1)  La Cañonera “ ROU TANGARUPÁ” fue construida por los astilleros de Montevideo del Sr Guillermo A. Harley , por cuenta y orden del Gobierno uruguayo en el año 1896 junto con sus similares “CHAPICUY” y  “YAGUARÍ” con destino a la armada oriental, para el patrullado de los río fronterizos.

             Su velocidad normal era de 11 ½ millas por hora estando artilladas con una ameltralladora “Nordenfelt” y un cañón revólver de 37 mm.-

             Prestó servicios durante varios años en la Armada Uruguaya, hasta que por mal estado de su casco y máquinas fue radiada del servicio. (*)

(*) Fuente Centro de Estudios Históricos Navales de la ROU. 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar