Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Informacion General 

DIARIO DE ABORDO “TRAVESIA HAITI CON EL SAN BLAS”

Por el CF Mariano Reguero - 2012 - Todas las imagenes son del autor. Algunas fotos se agrandan a pantalal completa.

A Fortaleza A Puerto Rico Haiti Regreso Fortaleza del Morro Fuerte San Cristobal

A PUERTO RICO

Jueves 2 de febrero: Me levanto temprano, con ganas de no irme. Pero podría ir a correr, aun así decido quedarme en el buque. Aprovecho en sacar algunas fotos en del muelle, quiero practicar con la fusión de fotos y panorámicas. Por momentos lo logro, por otros no. Prueba y error, algo va saliendo y son buenos momentos para hacerlo. El crucero zarpo lleno de pasajeros a toda pompa cuando estaba durmiendo, y el muelle esta libre ahora. Nosotros nos vamos pero un portacontenedores esta amarrando unos 300 metros a popa nuestro. Antes de zarpar el Comandante va a agradecer a la Capitanía de Puertos por todo el apoyo dado brindado por la Marina del Brasil. En verdad fue así, impecable, me consta. Pasado algunos minutos de las once y ya con el práctico abordo zarpamos sin inconvenientes, y pronto el buque toma la rutina de romper el mar arbolado por un viento del sudeste nos da de popa para la travesía y se comporta muy bien.

A las 16:00 pasamos por un sector de plataformas y continuamos en franquía con la derrota trazada. El buque esta silencioso y el personal descansa, hay mucha gente joven que por primera vez salen al exterior, otros que por primera vez visitan el Brasil. Yo los veía por la calle o en la playa y son realmente embajadores del mar. No hubo incidentes, y al contrario me pareció observar que lo disfrutaban con tranquilidad y aventura. El silencio del pasillo así lo atestigua, y se hizo la noche ya muy cerca de la línea ecuatorial. Esta vez Neptuno habló por el difusor varias veces, entre otras cosas, un poco enojado, dijo que los neófitos se habían portado mal en Fortaleza y que por esta razón mañana que es el cruce, les espera el castigo y la unción de esta tradicional celebración milenaria o centenaria (no tengo conexión de internet para consultarlo ahora) pero basta saber que tengo en mi memoria registro de que por lo menos desde hace tres siglos que se hace esta tradición. Sería una lástima perderla. Por el difusor se escucha el toque de queda.

Viernes 3 de febrero: El buque no se detiene y sigue cortando el mar con su proa, la mañana es agradable y hay sol. Una diana estridente se hace oír por el difusor, me hace sonreír, parece que atacan como en el lejano oeste, es parte del ritual. Hace calor y estamos cerca del ecuador. Hoy es el día. El día del cruce, el día que un marino no olvidará jamás. Porque desde ahí comenzará a contar cuantas veces volvió a cruzar la línea ecuatorial. Porque cuando le pregunte su hijo si viajó por el mundo, se inflará contando historias acontecidas de “la parte de arriba del charco”. Y también es, una línea más en su corazón que hoy es joven, y que en el mañana será el de un viejo lobo de mar. A las 13:00 horas veo avanzando a toda velocidad unos 40 delfines que vienen hacia el buque. Salgo disparando para ver si logro tomar una foto. Son hermosos y divertidos. Pero siguen de largo. A las 14:00 comienza la Ceremonia de Cruce del Ecuador.

     

Los neófitos se concentran en la popa disfrazados, sentados esperan al Rey Neptuno que hace su aparición. Este, le pide al Comandante la autorización para hacerse cargo de los neófitos y se larga la ceremonia en sí. Es divertido, hay disfrazados para todos los gustos, desde el Correcaminos y el Coyote, pasando por Cruela Devil y el Pez Espada, Superman, etc. empieza con una carrera entre la Tortuga, el Correcaminos y el Coyote y le sigue el pasaje de cada neófito por la superficie de la tapa de la bodega 3 donde esta Neptuno y su sequito, se lo bendice, y la policía lo conduce a la pileta que no es otra cosa que una balsa salvavidas en desuso y se lo bautiza con su nombre de mar.

                  

La ceremonia es divertida, no hay violencia, se disfruta y todos participan cosa que es buena señal. Luego que pasan todos, se procede a designar a los futuros policías y se escriben los nombres en un listado, se los mete en una botella y se la tira al mar. Finaliza así una nueva ceremonia del cruce y se va la tarde con este ritual centenario (Fotos en carpeta 3 de Febrero de 2012). Quedo satisfecho porque nadie se sobrepaso y el clima fue de fiesta y diversión sana. Se hace la noche y mañana ya estaremos a la altura de la boca del rio Amazonas.

HACIA EL CARIBE

Sábado 4 de febrero: me levanto temprano y el día esta realmente gris y cubierto, el buque tiene un molesto movimiento de rolido ya que recibimos el mar por la banda de estribor. Sigo corrigiendo algunos trabajos que me traje para terminar, de hecho ya logro rematar uno que es una traducción del Manual de Buceo de Aguas Contaminadas, está casi listo, solo faltan un par de detalles. Hoy mismo comienzo con un par de artículos y continúo con la Tesis para la facultad. Si todo va bien, al regreso tendré todo al día. Estamos navegando en demanda de Cabo Orange, punto notable de la Guayana Francesa que se toma como referencia para caer al Noroeste para dirigirnos al Mar Caribe. Expone el Jefe de Navegación a la Plana Mayor la derrota desde Cabo Orange hasta Puerto Rico. Después de esta exposición sigo con mis proyectos y salgo a correr por la tarde, retomo esta actividad por primera vez desde que zarpaos de Fortaleza. Hay zafarrancho de abandono y luego descanso. Mañana es domingo y puedo tener una noche larga para escribir, ver una película y confeccionar algunos mails. Estamos a unas 140 millas de la boca del Amazonas al norte de la misma. La noche está cubierta y una débil luz de luna ilumina un poco a las nubes. Cada tanto hay chubascos. Es la zona de convergencia ecuatorial.

Domingo 5 de febrero: continúa el mismo tiempo, los chubascos se suceden unos a otros. Yo estoy dedicado a terminar algunos artículos y temas que tengo pendiente. Estamos casi a la altura de la Guyana Francesa sobre cabo Orange. A eso de las 09:00 horas se divisó una clara línea divisoria de color en el agua que abarco todo el horizonte, del azul profundo e intenso se pasó a navegar en un verde oscuro y sin brillo. Según el derrotero es la cercanía de la costa (estamos a unas 40 millas) y la gran sedimentación acarreada por el Amazonas y los ríos superiores entre este y el Orinoco. En verdad, es una zona llena de manglares y estamos en una época de lluvias dónde los ríos descargan intensamente en el océano. También, hay que tener en cuenta que acá se produce el choque entre la corriente Ecuatorial y la del Brasil. La corriente Ecuatorial, en esta zona de convergencia viene de “barrer” toda la costa noreste de América del Sur que se caracteriza por la descarga de grandes ríos y por ende hay mucha sedimentación por lo cual es lógico que haya un cambio notable de color en el agua. Esta costa está llena de peligros y no hay puertos de alternativa ya que en Cayenne está prohibido el tráfico comercial y solo han dejado el puerto habilitado para embarcaciones pesqueras. Si bien tiene alturas, la costa en si se compone de barras de arena dura y arrecifes que impiden un acercamiento mayor. A eso de las 14:00 nos situamos en el través de la Baia do Oiapoque, donde desemboca el rio homónimo y que constituye el límite entre Brasil y la Guyana Francesa y en breve estaremos a la altura de las Islas de la Salud (Isles du Salut) famosas por su presidio en la Isla del Diablo que es la más grande de este grupo. El recuerdo de Dreyfus y de Papillon vienen a mi memoria.

La noche es cerrada y se está preparando un asado para la Plana Mayor. Desde el inicio de la navegación, cada departamento del buque ha tenido su asado y esta vez le toca a los Oficiales. Cenamos en la cámara de oficiales y compartimos una buena velada llena de humor y anécdotas. En verdad el asado sienta bien. Se hace sobremesa y de a poco vamos quedando aquellos que nos anotamos para jugar al Tutecillo, que es juego muy parecido al Tute Cabrero pero con algunas reglas cambiadas. En verdad, siempre ha sido muy divertido y me pongo muy contento de que esta tradición siga en pie. Arrancamos con todo, con buen whisky y diversión entre mano y mano. Se hizo tarde y después del juego me voy a dormir.

Lunes 6 de febrero: El cielo se va limpiando y deja que se vea el sol, estamos con un arrumbamiento general Nornordeste en busca del extremo oriental de la Isla Tobago. Nos estamos abriendo bastante de la costa y a la mañana estamos dejando por el través a Surinam, la ex Guyana Holandesa. El calor se hace sentir y la soledad marina también, no hay trafico mercante a la vista; apenas un mercante divisado en el horizonte lejano por la banda de estribor. La navegación transcurre tranquila y el mar va pasando de ser verde oscuro a ese azul que vimos a la altura de Brasil. Por la tarde estamos al través de Guyana y salgo a correr para despejarme. Recibo algunos mails, de gente querida y tengo ganas de saber más de lo que pasa en el mundo. Voy a buscar la radio multibanda que traje y trato de enganchar algo, no logro otra cosa que una radio española y me entero de la sanción que recibió Escudero, el famoso ciclista español. Hablaron de eso hasta que se perdí la señal, decido probar mas tarde. Luego de ducharme, me dedico a organizar los buceos para Puerto Príncipe en Haití. Empiezo a hacer el listado de cosas que necesitamos para profilaxis, ya que según la información que tengo, las aguas están contaminadas. Me dedico a eso y a terminar un par de cosas que les puse punto final en esta navegación, son largos proyectos que quería dejarlos plasmados en el papel y gracias al tiempo de esta franquía lo pude lograr. Luego de la cena, voy al puente y me siento en el alerón de babor y con la radio trato de sintonizar alguna estación, logro dar con Radio Nacional Española y me pongo al día con el tema de Grecia y una inminente cesación de pagos. Escucho atento, bajo la luz de una gran luna que baña de plateado al buque y al océano, es una noche muy bella, no por las noticias sino por el poder estar acá, en este alerón escuchando una radio bajo este paisaje tan diáfano y puro. Sigo buscando mas, escucho La Voz de América pero están finalizando y quizás mañana siga tratando de enterarme de más cosas.

Martes 7 de febrero: Seguimos en alta mar navegando muy lejanos de la costa, es un día de sol y el calor húmedo se hace sentir bastante. Muy poco trafico mercante, durante el día navegamos rumbo a un punto donde llegaremos de noche y que marcará la caída al nornoroeste para entrar al Mar Caribe. Termino de implementar como serán los buceos en Puerto Príncipe y también de ordenar un poco las cosas que tengo que hacer en Puerto Rico. Salgo a correr, y le doy parejo en tiempo; por lo menos trato que en ejercicios físicos sean al menos 30 minutos seguidos, y hasta ahora y gracias a los buenos consejos del Doctor (comúnmente llamado “El Doc”) de abordo me ha venido de maravillas. Me siento muy bien. Llegan algunos mails y voy contestándolos, en verdad, este adelanto en las comunicaciones de bienestar son de gran utilidad. También recibo  noticias generales y varias cosas del trabajo. En resumen, por ahora todo en orden. Luego de la cena subo al puente, la noche es clara por la luna llena y llevo la radio para sintonizar. Hago escucha de La Voz de América que hace un buen resumen mundial, luego paso a Radio Nacional Española y finalmente a la BBC en ingles. Todo esto mientras observo a la distancia sobre babor a Tobago, la isla de mas afuera de Trinidad & Tobago, republica independiente miembro del Commonwealth. Se ve a lo lejos alguna que otra luz de plataformas petroleras. Estas islas están pegadas prácticamente a las costas de Venezuela y Tobago se encuentra separada de Trinidad por el Pasaje del Galeón, que quizás tengamos la suerte de navegarlo a la vuelta. Por estribor se ve un buque navegando de la misma vuelta con marcación en disminución lentamente, en un rato nos cruzara por proa tranquilamente. La caída al nornoroeste esta próxima y si todo sale bien, ya mañana estaremos navegando en el Mar Caribe de lleno.

 EN EL MAR CARIBE 

Miércoles 8 de febrero: Es un día muy soleado y ya a las 09:00 estamos entrando al mar Caribe, dejando a las Islas Granadinas por la banda de estribor. Este es un archipiélago de cien islas e islotes que forman parte del arco de las pequeñas Antillas. La más cercana a nosotros es la Isla de Grenada. Esta isla tiene alturas de 200 metros y está cubierta de verde y bahías donde se puede fondear, es muy turística y su capital es Saint George que es también el puerto principal. Durante el día navegamos en un mar que es un lago y aprovechamos en tomar baños de sol. Por la tarde mientras disfrutamos del mar, diviso a lo lejos y por la banda de babor, la Isla Testigo Grande (característica por su altura: 246 metros), la más grande del Archipiélago de Los Testigos (República de Venezuela), son islas e islotes casi deshabitados y que tienen solo interés para la pesca artesanal y comercial. Acá entra de lleno la corriente ecuatorial norte que nos favorece por su velocidad. La tarde sigue, y llegan algunos mails con mas síntesis de prensa y algo que logramos escuchar en la radio. Corro por la cubierta y termino muy cansado. A la noche, tenemos reunión con los oficiales, uno de ellos trajo una pata de cerdo y la hizo al horno. En verdad, un manjar. Caigo rendido a la noche y duermo como un angelito.

Jueves 9 de febrero: Está nublado pero con un calor que se hace sentir, a las 10:00 horas estamos al través del canal Santa Lucia que divide a las islas de Martinica y Santa Lucía. Martinica es una isla de muy pequeñas dimensiones de norte a sur unos 70 kilómetros y este oeste unos 30 kilómetros. Uno no se aleja del mar, mas allá de los 12 kilómetros. Es un paraíso dentro de las Antillas Francesas. Paraíso geológico y de la vela y el buceo, para esta última actividad posee 23 sitios de inmersión protegidos en su fauna marina y sus formaciones volcánicas.  Es una perla dentro de las Antillas, un lugar que en algún momento visitaré. En Martinica fue el lugar de nacimiento de la Emperatriz Josefina, donde residió Paul Gauguin, donde se usa la típica yola con la que se realizan competencias (una suerte de ballenera con remos y vela cuadrada). La marco en mi mapa mental, la próxima vez será. Estamos a unas 50 millas pasando  por el través. Aprovecho la tarde para tomar un poco de sol y salir a trotar, ya para las 19:00 horas nos encontramos dejando por estribor el Canal Dominica y a las 03:00 horas ya nos encontraremos al través de Guadalupe.

Viernes 10 de febrero: el cielo se deja ver con algunas nubes y el sol ilumina sin piedad el océano, el mar Caribe exhibe un azul profundo y sin tráfico a la vista. Hoy es el día de baldeo general, ya que mañana estaremos entrando al mediodía a San Juan de Puerto Rico, luego de una larga navegación desde Fortaleza. A las 08:00 horas estamos en demanda de Saint Croix. El día es soleado y la gente está contenta y de buen ánimo. Aprovecho en hacer algunas cosas y contestar los mails que recibí a primera hora. La misma rutina de siempre, un poco de sol, escribir, leer, adelantar trabajos, investigar un poco y salir a correr. Todo esto, ha resultado ser una rutina exitosa para estos días de navegación. A las 23:00 horas estamos recalando en la Isla de Vyekes que dejamos por través de babor a unas seis millas. Esta isla tiene su historia ya que una parte de ella se utilizo para experiencia de armas del la US NAVY, hasta que un desafortunado hecho donde murió accidentalmente un joven, motivó que la Armada Americana se retire de Puerto Rico (Ex Base Naval de Roosevelt Road). La noche es hermosa y se ve con luna por la banda de estribor a las Islas Vírgenes, iluminada como un collar de diamantes en la noche, y a babor la pequeña isla ya nombrada. Me quedo un rato contemplando esto y me retiro a descansar.

EN PUERTO RICO

Sábado 11 de febrero: Es temprano y ya estaos llegando a San Juan de Puerto Rico. La primera idea de maniobra es la de entrar a las 12:00 horas, pero cuando se establece enlace por VHF con la Autoridad Portuaria nos ofrecen entrar antes, por lo que se decide lanzarse de lleno al ingreso al puerto. La maniobra es bastante sencilla, en gran parte a la buena señalización y el buen mantenimiento del boyado y por otra parte con buenos puntos notables para situarse con marcación y distancia. Independientemente de esto, minutos después de las coordinaciones efectuadas por VHF se ve a la lancha de Pilotaje destacarse hacia nosotros. Mientras tanto, bajamos maquinas para dejar paso de salida a un mercante que sale de la terminal de carga. San Juan de Puerto Rico es hermoso, posee contrastes de todo tipo que se notan ni bien uno se va acercando desde la costa hacia el puerto. En primer lugar el morro con la fortaleza resalta en esa mezcla de naturaleza y antigüedad que sigue vigente. Aquí, en esta isla es donde llego el gran Almirante Colon en su segundo viaje, dándole el nombre de San Juan Bautista y que los indígenas denominaban Boriquén muy probablemente en el mes de noviembre de 1493. La mítica del descubrimiento de América y de la influencia de España en estos lugares es indiscutible. Estamos a la altura de la punta del Castillo San Felipe del Morro.

 

Lancha de practicos

 

Entrada con la fortaleza y la ciudad atras

 (Ver foto Dia 11 de febrero de 2012 Entrada a San Juan Bb) y los dos remolcadores el Honcho y el Z - One (Ver foto Dia 11 de febrero de 2012 Remolcador HONCHO y Remolcador Z-One) ya nos están acompañando para ir al muelle 1, entre lo que es el muelle de la Coast Guard y los muelles de terminales de cruceros.

 

En el muelle de la Coast Guard, se encuentra un buque auxiliar de la Armada Canadiense el HMCS Quest.  Creo que es el Henry Larsen pero no estoy seguro.

HMCS  Quest

(Ver foto Día 11 de febrero de 2012 HMCS QUEST) El practico asesora al Comandante y la maniobra se simplifica cayendo a babor con maquinas y timón para que la proa entre en el sitio de amarre. Lentamente pero en forma eficiente la unidad amarra al muelle, en pleno San Juan Viejo. Del otro lado del muelle se encuentra el crucero “Sea Dream I” matriculado en Nassau.

Sea Dream

 Ahí mismo nos esperan para embarcar la gente de migraciones, el agente marítimo, y el oficial de la Misión Naval en EEUU. Hacemos los trámites y quedamos libres para ir a recorrer un poco junto al Señor Oficial de la Misión Naval. Esto de encontrarse a muchos kilómetros del terruño propio con alguien contemporáneo que hace un tiempo que está afuera del país es gratamente agradable, sobre todo por poder compartir experiencias y buenos momentos después de tantos años.

Domingo 12 de febrero: Salgo a correr a la mañana temprano, tomo para el lado del fuerte, hacia el peñón. La zona del viejo San Juan está muy remozada conservando la arquitectura original. Tomando por lo que sería la costa, hay un paseo ideal para trotar un poco y sacar fotos.

               

La mañana esta hermosa y llena de luz. Acá se puede ver como ha sido el sistema defensivo para evitar la entrada al puerto de naves enemigas o piratas. Es como en las películas, se ve el fuerte en el peñón y en la Isla de Cabras enfrente el fuego cruzado e inexpugnable que se efectuaba para evitar la entrada de naves invasoras. Es una buena labor que está haciendo el Gobierno de Puerto Rico ya que está poniendo todo en valor histórico, a la vuelta, me explayare sobre estas fortificaciones.  Regreso al buque y salimos para Barceloneta donde paseamos un poco durante la tarde y cenamos ahí. Por la noche nos fuimos a tomar algo a un hotel casino en Isla Verde.

Lunes 13 de febrero: Me levanto temprano y finalizo algunos trámites pendientes que tengo (mandar mails, y otros menesteres). Acá casi no existen los teléfonos públicos y cuesta conseguir un locutorio donde poder hablar. Lo que se hace y conviene es comprar una tarjeta de 5 u$s y usar algún celular local para poder hablar hasta 5/7 horas a la Argentina durante 3 meses. El celular que posee el buque es ideal para poder comunicarse. Luego, al mediodía decidimos terminar con nuestras cosas y dejar organizado para la vuelta la parte turística y esparcimiento intelectual. Termino el día muy cansado. Mañana zarpamos a primera hora.

Martes 14 de febrero: a las 08:00 horas se toca puesto de maniobra y comienza la zarpada. Lenta, tranquila, despidiendo a San Juan de Puerto Rico momentáneamente. Hay un cielo plomizo y bastante viento. Esto da para pensar que vamos a encontrar bastante mar fuera de la bahía. El practico nos guía en una maniobra limpia de desatraque y tomamos el canal. La lancha de pilotaje se acerca para buscar al práctico y de ahí mismo lo lleva para otro buque que se encuentra de entrada. Por popa y de lejos se puede ver el crucero particular “Le Grand Blue”.

Salimos al mar abierto y con ráfagas de viento fuerte. El buque cae hacia el oeste y navega rumbo paralelo a la costa de Puerto Rico. Se encuentra el cielo cubierto y por momentos llueve, el mar se levanto a categoría 4, pero lo suficiente como para hacer rolar al buque y cada tanto sentir un golpe de mar sobre la cubierta principal. El “Sea Dream 1”, el crucero que estaba amarrado al lado nuestro en San Juan, nos alcanza y nos pasa de la misma vuelta. Los pasillos del buque están en silencio, la gente o está de guardia o se encuentra descansando de los intensos días de Puerto Rico. Para muchos esta navegación significa salir por primera vez al exterior y eso hace que la gente se llene de ganas de conocer y visitar lugares, de ver costumbres y similitudes, de saber de diferencias y comparaciones. Por eso el silencio del descanso o de la guardia, unos u otros recuperan fuerzas y sueño de días aprovechados al máximo. A las 16:00 horas estamos a la altura del Pasaje Mona, que separa la Isla de Puerto Rico de la Isla La Hispaniola que es nada más y nada menos donde se encuentra la Republica Dominicana (del lado Este) y la Republica de Haití (del lado Oeste) donde nos dirigimos. Por momentos, con las ultimas luces de la tarde y entre el cielo parcialmente nublado, se divisa la costa de la Republica Dominicana. No obstante el tiempo continúa así hasta bien entrada la noche. Me voy a dormir relativamente temprano.

 

 

Este sitio es publicado por la Fundaciom Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar