Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion General

EL INCIDENTE DEL SMS KÖNIGSBERG

ATRAPADO EN EL RUFIJI

Deutsch Ostafrika La guerra y el escape Operaciones de guerra
Atrapado en el Rufiji Leyendas Destino de los restos

Desafortunadamente para el Königsberg, uno de sus motores principales habia roto una biela de uno de sus pistones por lo que los planes de Looff de un raid a lo largo de la costa Sud Africana debieron ser dejados de lado. Sólo los talleres de Dar es Salaam podían fabricar las partes necesarias. Asi que sólo 24 horas luego de haber dejado su lugar, el Königsberg estaba de vuelta en el Delta del Rufiji, el único lugar seguro de la costa en el que podia anclar.

El delta estaba separado en numerosos canales y los alemanes eran los únicos que sabian que varios de ellos eran navegables por barcos de calado mediano. En caso de emergencia, el Königsberg tendría varias rutas de escape. Ambos buques, el Königsberg y el Somali fueron camouflados y mucho del armamento liviano del Königsberg fue movido a tierra para mantener a raya a posibles grupos curiosos británicos. Pronto se les unió fuerzas del ejercito de tierra que tomaron las islas locales y cavaron trincheras y colocaron puestos de observacion en toda la zona marítima del delta.

Mapa mostrando los movimientos del  Konigsberg en el Delta. 
Los numeros con circulo son los anclajes del crucero, M1 y M2 las posiciones de los Monitores Británicos en el ataque final.
Se puede ver como ha cambiado el Delta y las diferencias entre el mapa de 1914 y una vista satelital actual de Google
.

El capitan Looff desconocia lo que estaba ocurriendo en ese momento. Dos días antes de su ataque a Zanzibar, el crucero aleman Emden entro en el puerto británico de Madras, India y lo bombardeó. Este doble golpe a los intereses británicos no se podía soportar, sin mencionar el efecto estrangulante que tenian estos ataques en la navegacion; por lo que fueron destinados tres cruceros de 5.400 tons, el HMS Chatham, HMS Weymouth y HMS Dartmouth para encontrar y destruír al Königsberg. El primer indicio lo tuvo el Chatham al parar y revisar el liner aleman Präsident y descubrir una orden de embarques de carbon para ser entregados en el Delta del Rufiji. Para la tarde el 20 de Octubre, el Chatham anclo cerca de un area limpia del delta y mando una partida a tierra. Pronto un marinero que habia subido a un árbol pudo distinguir los mastiles camouflados del Königsberg y del Somali emergiendo de la selva. Para la mañana siguiente los cruceros Dartmouth y Weymouth llegaron y comenzó el bloqueo.

HMS Chatham

El 2 de Noviembre los tres cruceros apuntaron a lo que ya estaban seguros eran los palos del buque aleman y enviaron slavas durante todo el día. No hubo impactos pero Looff movio su flotilla dos millas río arriba como una precaucion. Varios días mas tarde el Chatham logro varios impactos sobre el Somali, durante el curso de un ataque general. El Somali pronto comenzo a arder y eventualmente fue una pérdida total. El 9 de Noviembre la boca del Canal de Ssuninga fue bloqueado, cuando los británicos hundieron el carguero Newbridge allí, en un valiente raid. En realidad esta accion no tuvo ningun efecto en los eventos posteriores, ya que el Königsberg nunca adquirió suficiente cantidad de carbón como para hacer una corrida hacia el mar.

Los restos del Somali, con el casco partido

 

Ahora sobrevino un largo impasse de ocho meses, durante el cual el Königsberg no pudo escapar del Delta del Rufiji y los británicos no se podian acercar lo suficiente como para bombardearlo. Sus mastiles le fueron removidos, para prevenir que los ingleses usaran sus telemetros sobre ellos y se construyeron nuevas defensas en todo el Delta, creando una zona fortificada que ninguna fuerza británica podia llegar a tomar.

Del lado británico, hubo varios intentos de hacer llegar aviones de reconocimiento. Esto a veces funcionaba, causando alarma cuando los observadores reportaban que el Königsberg tenia vapor y estaba listo para hacer una corrida hacia el mar abierto. Luego de algunos encuentros con un creciente numero de aviones britanicos, el capitan Looff arreglo una serie de cañones livianos y posiciones de ametralladoras como una defensa anti-aérea. Esto fue muy efectivo y derribo por lo menos un avion británico.

El Königsberg encallado en el Rufiji

En Abril de 1915 un barco que trataba de pasar el bloqueo llamado Rubens con abastecimientos para el buque y para el ejercito aleman arribo al Océano Indico luego de un largo viaje desde Alemania. Disfrazado de un carguero Dinamarqués, llevaba 1600 tons de carbon de alta graduacion de Westphalia para el Konigsberg, aparte de miles de municiones, herramientas, sopletes, ropa, provisiones frescas y enlatadas y un universo de nuevos suministros. Tambien llevaba millones de municiones, rifles y ametralladoras para el ejercito de tierra. Pero los britanicos sabian de su llegada y cuando el Rubens finalmente llego a Manza Bay, el crucero británico Hyacinth aparecio desde el sur a toda velocidad. El capitan Carl Christaensen, un oficial de la reserva asignado al Rubens, estaba mortificado que tuviera tanta mala suerte luego d eun viaje tan largo. Llevo su barco a la bahia y lo encalló en aguas poco profundas antes de enviar un mensaje por radio de emergencia, evacuar la tripulacion y ordenar a la tripulacion que prendiera fuego al buque.

No sabia que el Hyacinth habia sufrido una falla mayor en sus máquinas y estaba ahora acercándose a poca velocidad. Si el Rubens hubiera corrido hacia mar abierto, el Hyacinth no lo podria haber seguido. El Hyacinth quedo fuera de la bahia y desde allí cañoneó al Rubens, pero Christiansen habia hundido a propopsito su buque antes de abandonarlo, por lo que tuvo pocos daños. Pare el momento en que los británicos retornaron unas pocas semanas mas tarde, descubrieron que los alemanes habian salvado todo lo que habia en el Rubens, excepto por el carbon y algunas de las municiones.

Rescatando los elementos del Reubens

La pérdida del Ruibens significaba que el Königsberg estaba indefinidamente confinado en el Rufiji. Lo que su capitan no sabía era que los britanicos estaban sistematicamenta mapeando la localizacion del crucero y de su compleja red de defensas. El Almirantazgo despacho dor monitores de río de poco c alado, los Mersey y Severn, a la costa de Africa del Este, a donde llegaron en Junio de 1915 luego de un viaje muy dificultoso. La Royal Navy estaba preocupada que otro buque tratara de llevar acopio de provisiones al Königsberg de alguna manera. Si ésto ocurría, la vergüenza seria intolerable, por lo que los planes para destruírlo continuaban a ritmo acelerado.

Monitor HMS Severn

El 6 de Julio de 1915 los británicos finalmente ejecutaron el plan en el que habian trabajado por meses. El Severn y el Mersey navegaron hacia el brazo Kikula del delta contra la oposicion de armas de pequeño calibre. Cuando se acercaron a distancia de fuego uno de los dos aviones operativos en el Rufiji tiraron varias bombas cerca del Königsberg, para desviar la atencion mayormente. A las 06:45 los monitores abrieron fuego a un alcance de 10.600 yardas y a las 07:00 el Königsberg abrio fuego a su vez sobre los monitores. Para las 07:40 el Mersey habia sido impactado dos veces, una de las cuales casi destruye al barco. Se retiro una corta distancia, dejando al Severn que continúe el bombardeo. Eventualmente ambos buques alargaron el alcance a 11.000 yardas, antes de retirarse. Inmediatamente que el Severn se movió, cinco proyectils del Königsberg cayeron exactamente donde había estado.

Los britanicos contaron su suerte: habian disparado 635 rounds de sus cañones de seis pulgadas y hecho tres impactos en el Königsberg. Mersey abia peridod uno de us cañones principales y el Severn se salvo por lo que su capitan llamó extrema buena suerte. Por cuatro días todo estuvo en calma, pero temprano el Domingo 11 de Julio aviones británicos comenzaron a trazar circulos sobre el Königsberg, anunciando la llegada de algun tipo de esfuerzo britanico. Para las 11:45 los monitores estaban a la entrada del río y a las 12:15 el Königsberg comenzó a disparar con cuatro de sus cañones principales. Esta vez el cuidadosamente estudiado sistema de observacion aérea y control de fuego funciono a la perfeccion. Königsberg estaba tan bajo en municion que no podía mantener el mismo nivel de tiro que los dos monitore y pronto numerosos impactos directos explotaron a lo largo del crucero aleman.

Uno de los primeros cayó cerca de la torre de control, seguido de otros que derribaron la chimenea central y comenzaron un fuego en la santabárbara de proa. lo que ocasionó que el palo cortado hueco del buque echara humo como una chimenea. La linea a tierra al puesto de observacion de Pemba Hill fué cortada y para las 13:00 todo estaba perdido. El Königsberg disparaba ciego, estaba incendiado y bajo continuo fuego certero. Se dio orden de abandonar el barco y la tripulacion remanente se lanzo por los lados del buque, llevando con ellos a los heridos que pudieron.

Mientras los proyectiles de seis pulgadas seguían lloviendo, el primer oficial Koch coloco cabezas de torpedos para volar la quilla del crucero y a las 14:00 del 11 de Julio el SMS Königsberg se levanto apenas del agua al detonar los mismos. Un rugido y una explosion abrieron las chapas del casco del crucero y se torcio hacia babor, hundiendose en el barro del Rufiji. Para las 15:00 los monitores habian cesado sus disparos y se retiraron hacia la isla Mafia, que fue la base britanica durante las operaciones en el Rufiji.

Grupo aleman de salvataje del Konigsberg

Los alemanes inmediatamente se dedicaron a salvar los diez cañones principales del Königsberg, que fueron usados durante el curso d ela campaña africana. Los talleres de Dar es Salaam fabricaron cureñas para los gfrandes cañones y por un largo tiempo fueron la artilleria mas pesada en las batallas que siguieron. De la tripulacion original del Königsberg cuando salio de Alemania, de 350 hombres, sólo 15, incluyendo el Capitán Looff, sobrevivieron a la guerra y volvieron a sus casas en Alemania.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar