Historia y Arqueologia Marítima

El Accidente del TSMS Lakonia - Conclusion

1 - Cambio de bandera 2 - El viaje final
3 - Hundimiento 4 - Conclusion
El rescate del Salta

 

Postal de la Linea Netherland del JVO en Amsterdam

El Lakonia esta en el fondo del mar, descansando a una profundidad de 1200 fathoms; es extraño, pero se hundió cerca del lugar donde su gemelo "Marnix van St. Aldegonde" fue torpedeado y hundido durante la guerra. El incendio y hudimiento del Lakonia shockeó el mundo marítimo, el que de inmediato modificó y obligo a cumplir regulaciones estrictas para todos los buques de pasajero. Este proceso de mejoramiento del "safety of life at sea" (SOLAS) ha continuado hasta nuestros días. A medianoche del 30 de Septiembre de 1997 se introdujeron nuevas y comprehensivas reglamentaciones a SOLAS, por lo que varios buques antiguos debieron ser sacados del servicio. Uno de ellos fue el muy admirado liner de la P&O "Canberra".

 

En 1963 un colorido folleto griego prometia una vacacion en el Lakonia que seria recordada "por el resto de su vida". Su crucero final fue realmente un viaje que nunca se olvodara. Sera recordado por varias razones, primero como el popular liner Johan van Oldenbarnavelt, el JVO, un bienvenido visitante a Australia y Nueva Zelandia en muchas ocasiones. Luego en la Gran Bretaña como el Lakonia, un buque que les dio a muchos las mejores vacaciones posibles durante sus 17 cruceros.

Sea el JVO o el Lakonia, sera recordado y comentado por muchos años venideros, ya que este liner de pasajeros del pasado se ha ganado un lugar significativo en la historia maritima moderna. Fue no solo un bello buque, sino tambien un buque feliz.

Este trabajo esta dedicado a la memoria de los 98 pasajeros y 30 tripulantes del Lakonia, 128 preciosas vidas que fueron perdidas en ese dia tragico del 22 al 23 de Diciembre de 1963. Tambien a todos los que han navegado en él y a los valerosos tripulantes de Salta, que se ganaron la admiracion mundial.

 

La Historia Maritima Argentina nos lo cuenta de esta manera:

En 1963.el Salta cumplio un admirable papel al salvar a 490 naufragos del barco griego de cruceros Lakonia,que se incendio cerca de las islas Madeira. Cuando el Salta retorno a Buenos Aires luego de cumplida aquella hazaña se realizo una ceremonia a bordo el 7 de abril de 1964, en honor del capitan Jose A.Barrere,y la tripulacion (revista "Marina",Marzo de 1964). En el puerto de Santos (Brasil) se lo distinguio a Barrere como "El hombre del Mar 1963" ("Clarin",Buenos Aires,29.3,64), quien a su vez,destaco "la capacidad profesional"de los tripulantes y pondero a "los valientes caballeros argentinos". 

En su "house organ" titulado "Shipyard Bulletin", enero de 1964,el astillero Newport News considero que en algo le alcanzaba aquel momento de gloria,y asi lo hizo notar en un articulo siguiente encomiastico para la plana mayor y la tripulacion del Salta.

 El barco fue recibido en el puerto de Buenos Aires con grandes demostraciones de entusiasmo. Se describieron con lujo de detalles varios actos de heroismo por parte de algunos tripulantes. Los pasajeros sobrevivientes promovieron una colecta, que produjo el equivalente en ese entonces de 40.000 pesos moneda nacional para la tripulacion del Salta, pero los hombres decidieron donar aquella suma a ALPI. Incluso, cuando el barco llego a Buenos Aires habia un paro maritimo, pero el SOMU, en adhesion a los festejos en honor de los tripulantes del Salta,decidio el "levantamiento parcial" de la medida para pemitir la entrada y atraque del barco ("La Razon", Buenos Aires, 8.1.64). 

Este vespertino publico una cronica titulada "Regresaron los heroes del Salta",y entre otras cosas,consigno varios ejemplos de flema britanica (la mayor parte de los cruceristas del Lakonia eran ingleses). Uno de aquellos pasajeros, al llegar izado a la cubierta del Salta, dijo con toda naturalidad: "Tengan ustedes muy buenos dias". Otro deseo a todo el mundo "una feliz Navidad". Yun tercero pidio disculpas por presentarse incorrectamente vestido para la ocasion (estaba de "smoking"). Un banquero ingles ,tambien crucerista del Lakonia, al llegar a bordo del Salta tuvo la ocurrencia de pedir que se le asignara una cabina de lujo. Por supuesto, tuvo que dormir con otros cinco hombres en una cabina de clase unica. No hubo gritos ni destemplanzas,ni histeria. Se supo tambien que varios tripulantes, exponiendo su vida.se arrojaron al mar y salvaron así a varios pasajeros. 

El Salta habia recibido el S.O.S. del Lakonia a 50 millas de distancia, y forzando maquinas Ilego a la escena del desastre en tres horas. El episodio y el papel que en el cumplio el Salta fue muy comentado en toda la prensa internacional.