Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Informacion General 

Prehistoria del submarino

Por Osvaldo Sidoli - Agosto 2007.

Luiggi Laurenti

Cuando Luiggi Laurenti construyó para Italia los primeros buques operativos, que luego fueron vendidos a Brasil, Dinamarca, España, Inglaterra, Portugal y Suecia, trabajó siguiendo los principios de Laubeuf, aun cuando los tipos de Laurenti llevaron motores de gasolina hasta la clase Medusa de 1913.

El tipo Laurenti, similar al tipo Laubeuf, tiene el doble fondo limitado a la parte central del casco, completándose los tanques de lastre con una superestructura que se llenaba de agua libremente al sumergirse el buque. Los submarinos de este tipo reunían muy buenas condiciones de seguridad y manejo, disponían de dos pares de timones horizontales rebatibles y tenían una flotabilidad del 22 al 60 por ciento. Los primeros submarinos de este tipo son cinco “Glauco” (1902), los tres primeros con motores de explosión y los dos últimos con motores Thornycroft de petróleo; a continuación se construyeron los ocho tipo “Foca” (1907), con tres hélices y motores de benzol, que por razones de seguridad, son sustituidos, en las construcciones posteriores con motores de petróleo, primero y por motores sistema diesel después.

El G-4 de Luiggi Laurenti

 Los alemanes, que luego emplearon sus submarinos con mas eficacia que nadie, fueron los últimos en entrar en la competencia, aun habiendo construido en 1890, según un proyecto de Nordenfelt, dos barcos que resultaron un fracaso. En 1906 botaron el U1, y en esta ocasión el éxito fue inmediato, sobre todo gracias a los trabajos del francés d’Equeville.

Al estallar la primera guerra mundial, y a pesar de que el submarino se había puesto a punto hacía relativamente pocos años, ese buque ya representaba un arma sumamente poderosa, que empleaban todos los países beligerantes. El sistema Diesel-eléctrico se había afianzado casi por completo (con notable excepciones como los submarinos ingleses de escuadra de la clase K, propulsados a vapor). Aún faltaba introducir ciertas mejoras, pero pocas innovaciones efectivas, de hecho, ya no existirían desarrollos notables en la tecnología submarina entre 1914 y la puesta apunto del Schnorkel en 1939, poco antes del inicio de la segunda guerra mundial.

El “Germania” de Krupp 

El tipo Germania o Krupp, parcialmente derivado del tipo Holland se caracterizaba por disponer los tanques de lastre en la parte superior del casco y de los costados, prolongándose hasta cierta distancia por debajo de la línea de flotación. Este sistema presenta, además de las características del tipo Laubeuf, la ventaja de tener menos calado, menos manga y una maniobra de inmersión muy rápida.

Los antecedentes del tipo Germania se encuentran el “Forel” (1903) y en los tres tipos “Karp” (1904), diseñados por D´Equevilley y construidos por la casa Krupp para Rusia, de los que son una versi ón los cuatro experimentales del U-1 al U-4, clásico tipo Germania debido al mismo ingeniero.

Como consecuencia de estas experiencias, el ministerio de defensa alemán formula las características de una serie de 14 unidades tipo “Desiderata” (1906-1910), con cuatro tubos lanzatorpedos, seis torpedos, 15 nudos en superficie y 10,5 nudos en inmersión, características que solo logran alcanzar las tres ultimas unidades U-16, U-17 y U-18, todas ellas con motores Korting de aceite pesado.

En las siguientes unidades, U-19 al U-22 (1911-1912), los motores Korting son sustituidos por los motores diesel M.A.N., y el submarino tipo Germania alcanza su mayoría de edad. Conviene señalar que los submarinos alemanes son los primeros en disponer de artillería, que llega a estar constituida por dos o cuatro cañones hasta 100 y 120 mm de calibre.  

 

El UC-1 alemán 

El resto, hasta nuestros días es de mayor divulgación y no lo incluiremos en esta reseña (con seguridad incompleta) de la prehistoria del submarino.

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar