Historia y Arqueologia Marítima

HOME

STEAMBOATS INDICE DEL LIBRO

Una segunda Chance

  Los vapores pitaban y se esforzaban a lo largo de 9.000 millas de aguas en el corazon de la America del siglo XIX. Bajaban desde Pittsburgh, donde el Monongahela se une al Allegheny, hacia el Río Ohio a la ciudad reina de Cincinnati, luego hacia el sur al Mississippi. 

Abajo desde St. Paul pasando los bosques de islas y las praderas de Illinois; navagando desde el claro Mississippi del Norte a las aguas barrosas del sur; fuera del ancho Missouri a unas 2.000 millas al oeste, desde el Tenessee y el Cumberland del Este y de los rios White, Yazoo, Ouachita, Big Black y Atchafalaya en las ricas tierras del sur.

Villorios indios, de tramperos, puestos de comercio y pequeñas granjas habían servido a los aventureros que flotaban el río en la busqueda de nuevas tierras. Para principios del siglo XIX había villorios, pueblos y ciudades - centros comerciales grandes como St. Louis, Mephis y New Orleans en el bajo río y entre ellas ciudades pequeñas pero crecientes como Helena, Arkansas; Greenville, Vicksburg y Natchez en Mississippi y Bayou Sara y Baton Rouge en Louisiana.

Interrumpido por la Guerra Civil, los vapores del Mississippi hicieron una corta pero fuerte reaparicion por un cuarto de siglo en los años de la posguerra. La formacion de compañías de vapores de paletas resultaron en una mejor eficiencia, ya que dueños individuales de vapores combinaron su capital y experiencia para rescatar a la industria de su estado casi ruinoso y lanzar los barcos más finos y lujosos que jamas hayan surcado las aguas del oeste.

Eficiencia, confort y lujo eran su única esperanza, ya que los ferrocarriles competían ferozmente con el negocio de los vapores. Aún en ciudades pequeñas como Natchez, la gente de río formaron empresas pequeñas con quizás tres o cuatro barcos. Estos comerciantes locales chicos viajaron a otros pueblos y plantaciones a una distancia de 100 millas mas o menos y de regreso varias veces a la semana. Y cuando el algodón florecio nuevamente, así lo hizo la necesidad de distribuir grandes cantidades de otros bienes a las tierras a lo largo del sistema flvial más grande de la nacion. 

Fué una segunda oportunidad para los vapores a paletas que crecieron lentamente en los años 1870- especialmente en el sur, donde las restricciones de la Reconstruccion continuaron en hacer difícil el recupero económico - pero un crecimiento que aumentó rápidamente en las dos décadas que siguieron.

 
01- Un barco grande de la línea "O" que viajaba entre Cincinnati y New Orleans, parado en Natchez-under-the- hill en un día a finales de los 70. La "O" por Línea Ohio era el nombre popular para la Cía de Trasporte Southern, uno de los pools exitosos formados durante los años luego de la Guerra Civil. Esta Cía. comenzó a operar en el río en 1877 y cerró en 1893. 

El Río Mississippi: Una idea general. Una segunda chance Un pajaro fantasmal
Un barco para los tiempos El muelle cobra vida Un pueblo de rio
"Locos por el algodon" Algodon, carbon, correo y melaza La Línea Anchor
La temporada baja Inundaciones y demoras Desastre y fin