Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion Historica  Indice "La Ilustracion Española Americana"

LA ILUSTRACION ESPAÑOLA Y AMERICANA - 1873

LA CAPTURA DEL "VIRGINIUS" (THE VIRGINIAN PARA LOS EEUU)

En esta serie de articulos la revista trata de poner la posicion de España sobre la caza de un buque de bandera americana, en el cual sabian que habia patriotas cubanos que luchaban por su independencia. Luego de este acto de pirateria, tomaron prisionera a la tripulacion y fueron fusilados casi de inmediato no sólo los tres que se menciona abajo, sino muchos otros mas, que nada tenian que ver. Esto trajo como consecuencia un furor internacional y fue otro clavo mas en el cajon de las colonias españolas, que luchaban por ser libres contra actos aberrantes de las autoridades coloniales. Desinformacion, que le dicen ahora. (Nota de la redaccion).

CAPTURA DEL BUQUE FILIBUSTERO «VIRGINIUS» POR EL VAPOR «TORNADO», DE NUESTRA MARINA DE GUERRA.

El 31 de Octubre próximo pasado apareció el Virginius , buque fletado por insurrectos cubanos, en las inmediaciones de Santiago, llevando á bordo á varios jefes de la insurrección separatista , y cargamento de armas y municiones de guerra; pero momentos despues de haber comenzado el alijo, el buque filibustero fué sorprendido por el vapor Tornado, de la marina de guerra, que vigilaba en aquellas aguas.

Huyó entonces el Virginius con intención marcada de refugiarse en la próxima Jamaica; mas perseguido sin cesar por el buque español, fué capturado á distancia de 21 millas de aquella tierra extranjera. El buque y los insurrectos fueron conducidos á Santiago de Cuba; y juzgados éstos por el tribunal competente, parece que se les ha impuesto, según anuncia el telégrafo, la pena correspondiente a su delito. ¡Cuándo terminarán en nuestra España accidentes que tanto afectan el corazón y los intereses de los que vivimos por la paz y para la paz ! En uno de los grabados de la pág figura el apresamiento del vapor filibustero.

 

CAPTURA DEL « VIRGINIUS » D. BERNABÉ VARONA , DON JESÚS DEL SOL Y ME. W. A. O. RYAN , JEFES DE LA EXPEDICIÓN FILIBUSTERA.

Habiéndose recibido , por el último correo de Gnba, los partes oficiales relativos á la captura y abordaje del Virginius por el vapor de guerra' español Tornado , debemos completar con algunos detalles la breve descripción de aquel importante suceso , que dimos en el núm.XLIII.

El comandante del Tornado, D. Dionisio Castilla, empieza diciendo en su parte, que á las dos y media de la tarde del dia 30 de Octubre próximo pasado, cuando se hallaba vigilando escrupulosamente, en virtud de órdenes superiores, la costa comprendida entre Cabo Cruz y Santiago de Cuba, reconoció en el horizonte, hacia el Sudoeste, el humo de un vapor que se aproximaba á la isla de Cuba, haciendo rumbos del primer cuadrante, pero que cambió bruscamente de dirección, hacia Sur-sureste, huyendo á toda máquina, desde el momento en que el Tornado metió vela y gobernó en su demanda.

Al convencerse luego el Sr. Castilla de que el buque fugitivo era el Virginius, dio órdenes al maquinista de forzar la máquina, y emprendió la caza con cuanta medida le fué posible para aumentar el andar de su buque, llegando, á encontrarse al anochecer á unas cinco millas del Virginius. A las nueve y media de la noche, ya próximo á él, y mucho antes de recoger Punta Morante, pues el vapor huia hacia Jamaica, le disparó con granada cinco tiros: al quinto disparo, el Virginius se detuvo, y entonces el comandante del Tornado arrió dos botes, que, á las órdenes de los alféreces de navio D. Enrique Pardo y D. Ángel OrTiz Monasterio, se dirigieron a bordo de aquél, con orden de apresarlo, como así lo efectuaron, en nombre de la nación española.

En su consecuencia, á las once de la noche, el Virginius , con la bandera española y marinado por fuerzas del Tornado, siguió con éste en dirección á Cuba, y los dos fondearon en el puerto de Santiago, á las cinco de la tarde del 1º dE Noviembre. El parte oficial del mencionado alférez de navio Don Ángel Ortiz Monasterio, refiere minuciosamente el apresamiento y abordaje, embarque de los prisioneros en el Tornado, reconocimiento del buque, etc., etc., cuyos detalles omitimos en gracia de la brevedad.

Sabido es, por lo dEmas, que habiendo sido condenados á muerte por el tribunal competente los señores D. Bernabé Varona (Bembeta), D. Jesús del Sol, mister W. A. C. Ryan y D. Pedro de Céspedes, declarados jefes de la expedición , fueron ejecutados en Santiago de Cuba, en la mañana del martes 4 de Noviembre , ante un inmenso gentío que acudió á presenciar tan triste cuadro.
 

Ariba damos los retratos de los tres primeros , según fotografías que nos ha remitido de Nueva-York persona caracterizada, sin que por esto respondamos de la autenticidad de los mismos : D. Bernabé Varona, de 28 años, nació en Puerto Príncipe, y fué, desde 1868, uno de los jefes principales de la insurrección separatista en el Camagüey; D. Jesús del Sol, hijo de Cienfuegos, y jefe también de los insurrectos cubanos, fué capturado en 1871 por las tropas españolas, y se le concedió libertad en cambio de su solemne promesa de no volver á tomar las armas contra la madre patria; por último, Mr. W. A. C. Ryan era un aventurero anglo-americano, natural del Estado de Nueva-York, que sirvió constantemente, desde la rebelión de Yara, al lado de los cubanos rebeldes.

 

LA CUESTIÓN DEL • VIRGINIUS».

Aunque en el último número de La Ilustración Española y Americana insertamos un fiel extracto del parte ofícial expedido por el señor comandante del Tornado, D. Dionisio Castilla, sobre la persecución y captura del vapor Virginius, como presentamos hoy, nuevos grabados alusivos á aquel importante suceso, que tanto ha preocupado, y preocupa todavía, la atención pública en España y en América, debemos completar la explicación anterior.

Como entonces dijimos, el teniente de navio don Ángel Ortiz y Monasterio fué comisionado por el comandante del Tornado para dirigirse á bordo del Virginius , con orden de apresarlo, y embarcóse en el cuarto bote del vapor español, acompañado del primer maquinista, cuatro fogoneros y la tripulación correspondiente.

Hizo rumbo en seguida hacia el buque cazado , advirtió á la tripulación de éste que cualquiera agresión sería enérgicamente castigada por los marinos españoles, atracó por el costado de babor, y ordenó el abordaje por toda la gente del bote, acto que se ejecutó inmediatamente.
Ya sobre cubierta, preguntó por el capitán, quien se presentó y dijo que aquel buque era el vapor mercante americano Virginius, entregando los papeles que le fueron exigidos.
Al oir semejante declaración, el Sr. Ortiz declaró que el Virginius quedaba apresado, y prisioneros el capitán , la tripulación y el pasaje, y disponiendo al punto que los marinos del bote se apoderasen del timón y máquina del buque, advirtió otra vez al capitán y tripulantes presos que tan luego como se notase agresión de cualquier género, la corbeta Tomado los echaría á pique.

Entre tanto , llegó otro bote español, al mando del alférez de navio D. Enrique Pardo , y otros arribaron sucesivamente , y se procedió al embarque de los prisioneros, quienes, á excepción del capitán y 16 individuos de la tripulación, fueron conducidos á bordo del Tornado. ,

Arriada la bandera americana y enarbolada la enseña española, el Virginius , marinado por fuerzas de la corbeta , siguió á ésta hasta el puerto de Santiago de Cuba, en cuya bahía fondearon los dos baques á las cinco de la tarde del 1." de Noviembre. Un gentío inmenso esperaba en el puerto, y recibió á los prisioneros , que , custodiados por fuerzas de marina y voluntarios , fueron trasladados á la cárcel de Santiago, con ese respetuoso silencio que á los corazones honrados inspira la desgracia. Los cuatro dibujos representan interesantes episodios del apresamiento: el acto de aparecer sobre la cubierta del Virginius el Sr. Ortiz, intimando la rendición ; el trasbordo de la tripulación prisionera al vapor Tomado; el momento de arriar en aquel buque la bandera americana, izando en su lugar la española, y la entrada de los prisioneros en Santiago de Cuba.

Otra noticia que ha causado gran sensación en estos últimos dias es la que nos ha comunicado un telegrama , anunciando que los tribunales Norte-americanos han declarado que el Virginius no tenía derecho á llevar bandera americana. Esta inesperada resolución del conflicto á que sin razón habia dado lugar el apresamiento del Virginius, le ha sido comunicada al Gobierno por su representante en Washington en los momentos en que acabábamos de entregar á los Estados-Unidos el buque filibustero y los tripulantes escapados en Cuba al rigor de la vindicta pública.

Se ve , pues, que los fundamentos legales en cuya virtud los Estados-Unidos aspiraban á un arreglo contrario á los intereses de España, y las declaraciones del presidente Graut calificando en su reciente mensaje la captura del Virginius como un atentado contra la soberanía de aquel país, no han recibido la sanción de los tribunales.

Reconocido al fin por el gobierno anglo-americano que el Virginius no tenía derecho á llevar la bandera de aquella república, la consecuencia inmediata es que aquel buque sea devuelto á las autoridades españolas. A fuer de españoles amantes de nuestro país, celebramos que este enojoso asunto haya tenido una solución definitiva, que al paso que restablece los fueros de la justicia y responde á las aspiraciones del patriotismo, calmará la irritación y el descontentó que la orden de entrega del Virginius habia producido en Cuba, y de los cuales se hacen eco las correspondencias recibidas por el último correo.

LA FRAGATA ESPAÑOLA «ARAPILES» Y EL MONITOR AMERICANO "MANHATTAN"

El primer grabado de abajo representa la soberbia fragata española de guerra Arapiles, de 30 cañones, y blindada con planchas de 6 pulgadas de espesor. Destinado ahora este hermoso buque á la estación naval de España en América, entró en el puerto de Nueva-York para reparar ligeras averías y limpiar sus fondos algunos dias antes de iniciarse la grave cuestión suscitada con el apresamiento del Virginius; mas el Gobierno dispuso que hiciera rumbo en seguida para el puerto de La Habana, donde debe hallarse ya, si la navegación ha sido feliz , en el dia en que trazamos estas líneas.

Nuestro dibujo retrata el gallardo buque como si apareciese efectivamente en la ancha bahía de la Habana, cuyo imponente castillo del Morro se destaca en último término.

El monitor americano Manhattan es tenido por el mejor buque blindado de los Estados-Unidos, y su torre central está artillada con dos cañones de grueso calibre. Debió salir de Filadelfia, en cuyo puerto estaba fondeado, para las costas de Cuba, en la mañana del 21 de Noviembre próximo pasado, escoltado por el Powhatan, de madera, y el aviso Pinta; mas poco antes de partir se le descubrió una fuerte via de agua en el costado de estribor y á dos pies bajo la línea de flotación, hallándose inundados los camarotes de jefes y oficiales, por lo cual no pudo desatracar del muelle.

Otros siete monitores semejantes, con fuerza total efectiva de 24 cañones, y algunos barcos de madera poseen los Estados-Unidos; mas imparcíalmente han confesado varios periódicos norte-americanos «que todos aquellos juntos, aun suponiendo que pudieran navegar en altos mares sin un riesgo permanente, valdrían bien poco delante de la escuadra acorazada de España, cuyos buques blindados, como la Arapiles, reúnen todos los adelantos conocidos en la guerra y en la náutica.

Así se expresa el diario neoyorkino The Nation, en su número del 20 de Noviembre, y añade que cualquiera provocación aventurada que hubiese producido un rompimiento decisivo, con el pretexto de la captura del Virginius, «podría haber abierto -dice textualmente - nuestros puertos á merced del adversario, causando un efecto desastroso en nuestro comercio y en nuestra Hacienda. *

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar