Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion Historica  Indice "La Ilustracion Española Americana"

LA ILUSTRACION ESPAÑOLA Y AMERICANA - 1875

EXCMO. SR. D. VICTORIANO SÁNCHEZ Y BARCÁIZTEGUI, Comandante general de las fuerzas navales en el Cantábrico

Aquel insigne marino que, en un combate célebre, cuando el fuego se declaraba en la fragata de su mando, prorumpia en aquella memorable frase, digna de los mejores tiempos de Esparta: «Antes que mojar hoy mi pólvora, volaremos todos con el barco», vino á morir en aguas de España, delante de Motrico, el 26 de Mayo último.

A las diez de la mañana salió del puerto de San Sebastian en el vapor Colon, y tres horas después, á la una de la tarde, cuando el buque se hallaba á 1.000 metros de Motrico, y en el momento en que el animoso Comandante general daba la voz de «avante,» una granada enemiga estalla sobre su pecho y corta la vida de aquel hombre bizarro, que aun podia haber dado á su patria dias de gloria.

A este triste suceso alude el grabado.D. Victoriano Sánchez y Barcáiztegui, que nació en el Ferrol en 23 de Marzo de 1820, mandó sucesivamente el falucho Terrible, los vapores Santa Isabel, Don Juan de Austria, Velasco y otros buques menores, y después las fragatas Almansa, Tetuan y Asturias; era ayudante de S. M. el Rey, y desempeñaba hacía tiempo el difícil cargo de comandante general de las fuerzas navales en el Cantábrico. Tributemos á la ilustre víctima un homenaje de admiración, y otra vez más hagamos votos por la terminación de la guerra.

Inglaterra: Incendio del buque «CospatricK», en viaje para Nueva-Zelandia

 

el Cospatrick era un barco de 1.200 toneladas, construido en Moulmein en 1850, reparado para emprender su largo viaje á Auckland (New-Zealand), y que zarpó de Gravesend el 11 de Setiembre último, bajo la dirección del capitán Mr. A. Elmslie, llevando á bordo 479 pasajeros, con inclusión de 41 tripulantes, casi todos artesanos, labradores, criados de servicio, etc., con sus familias respectivas, que pasaban a las colonias inglesas en busca de fortuna.

Navegó felizmente por espacio de 67 dias, y en la noche del 17 de Noviembre, martes, bailándose á los 37°15' latitud S. y 12°25' longitud E., ó sea á unas 750 millas al Sudeste del cabo de Buena Esperanza (Good Hope), el segundo piloto, Mr. Henry Macdonald, dio la voz de ¡fuego! , y en cortos instantes apareció el Cospatrick rodeado de llamas y sin esperanza de salvación.

¿Quién podrá describir aquella horrorosa escena?—El buque se fué á pique algún tiempo después, con casi todos los pasajeros, y sólo unos pocos lograron apartarse de la inmensa hoguera, arrojándose con desesperación suprema sobre dos únicas chalupas que fueron puestas á flote. Juntas navegaron éstas hasta el dia 21, en que fuertes vientos las separaron: de una no se ha vuelto á tener noticias, y los náufragos de la otra, entre los cuales se hallaba Macdonald, sufrieron padecimientos tan crueles que la pluma se resiste á mencionarlos.

A cinco estaban aquéllos reducidos el dia 27, dos de los cuales habían perdido la razón, cuando hacia el mediodia Mr. Macdonald consiguió distinguir un buque que se acercaba: era el British Sceptre, que hacía la travesía desde Calcutta á Dundee. Los cinco desgraciados fueron recogidos á bordo del barco salvador, pero los dos locos sucumbieron el mismo dia: de 479 pasajeros que conducía el Cospatrick, tres únicamente tuvieron la inmensa fortuna de desembarcar sanos y salvos, el 6 de Diciembre, en la isla de Santa Helena, de donde fueron recogidos por el vapor Nyanza, y conducidos á Plymouth, donde arribaron el 31 de Diciembre, para dirigirse á Londres el 2 del actual.

El grabado representa el buque Cospatrick anclado en la rada de Gravesend. Es copia de una fotografía que se nos ha remitido, hecha por Mr. F. C. Gould, de Gravesend (Ilarmer Street).

LOS NUEVOS CAÑONEROS ESPAÑOLES

 

Dijeron pocos dias hace los periódicos de Barcelona que habían llegado á aquel puerto dos gallardos cañoneros, el Ebro y el Somorrostro, construidos en Tolón para nuestra marina de guerra, y con destino á la navegacion por el Ebro.
El grabado representa uno de los dos pequeños buques citados, según croquis que ha tenido la atención de remitirnos el Sr. D. Victoriano López Doriga, guardia marina embarcado en la fragata Las Navas de Tolosa.

Hé aquí la descripción del mismo, con arreglo á los apuntes que acompañan al croquis :
El casco es de hierro, y no tiene más arboladura que una asta para hacer señales. La máquina, de fuerza de 20 caballos, es de alta y baja presión, y puede desarrollar 80 efectivos. Hace carbón para 7 ú 8 dias, y tiene una hélice.

Su espolón sirve principalmente de caja de aire que contribuye á soportar el peso de la torre y artillería, y en caso de necesidad se llena de agua y ayuda á hacer la puntería por depresión; su torre es de plancha de acero, y por medio de un sencillo mecanismo gira con ayuda de dos hombres, llevando dos cañones rayados de 12 centímetros; la encina es también de plancha y la caseta del timonel esta igualmente blindada para los proyectiles de fusil; la cámara del Comandante sobresale al descubierto, y como la obra muerta se puede abatir por medio de visagras, resulta una forma de imponente reducto, desde el cual puede dirigir fuego de fusilería el resto de la tripulación. Esta se compone de 22 hombres.

Los dos cañoneros, en su viaje de Marsella á Barcelona, han probado excelentes cualidades marineras, dando un andar de 9 millas y un calado de 3 á 4 pies. El 11 del actual han llegado á Tarragona, al mando del teniente de navio Sr. Montes de Oca, y no es dudoso que con ellos quedará restablecida bien pronto la comunicación con Torios, y se quitará todo dominio á los  Carlistas en las orillas del Ebro.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar