Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion Historica  Indice "La Ilustracion Española Americana"

LA ILUSTRACION ESPAÑOLA Y AMERICANA - 1875

ASPECTO DE LA CUBIERTA DE PROA EN UN BUQUE DE EMIGRANTES EUROPEOS

Un viaje á través del Atlántico, aunque se verifique en buque de primera clase, coloca en igual necesidad á los viajeros de popa y á los de proa, respecto á la elección de medios para distraer, para matar el tiempo, que tan lento pasa en viajes semejantes. Los de popa, gente por lo general instruida, encuentran fácilmente tales medios pero los pasajeros de proa suelen entregarse con más amplia libertad, tanta como permitan las ordenanzas del buque, á diversiones de cierta clase.

Véase el grabado que es un fiel traslado de costumbres, á bordo de buques de emigrantes europeos : uno toca el armonium y otro un destemplado clarinete, algunas parejas bailan , varios fuman tranquilamente, no pocos desdeñan el alboroto, y, tendidos sobre cubierta, piden á Morfeo que venga á sostenerlos en sus brazos.

La emigración á América es una llaga que tienen abierta casi todas las naciones europeas, y la cual, á pesar de quejas y declamaciones de todo género, no llega á cicatrizarse : si la emigración es grande en las provincias españolas que están situadas en la costa cantábrica, de la Gran Bretaña no es menor, y de Alemania también es importante.

Según datos que tenemos presentes, pasaron de 54.000 los irlandeses que desembarcaron en dos puertos de los Estados Unidos durante el año 1874, y salieron de Alemania, en el mismo año, y también con destino á Norte-América, más 75.500 personas.

Naufragio del Vapor "LA PLATA"

 

lnglaterra: Mr. F. Howes Dudden, capitán del vapor "La Plata"

Este buque habia salido de Gravesend en la mañana del 27 de Noviembre, con rumbo á Rio-Grande-do-Sul, llevando abordo mas de 250millas de cable telegráfico, destinado á concluir la línea submarina de la América del Sud.
La tripulación constaba de tres oficiales, un médico, cuatro ingenieros, y otras personas, hasta el número de 80, encargadas de diferentes servicios para el buen desempeño do la comisión que babia sido confiada al Plata, bajo las órdenes del joven capitán Mr. Frederick Howes Dudden.
Asaltado el buque por violenta tempestad en las cercanías de Ushant (golfo de Gascuña), el agua inundó por completo el interior, y penetrando como torrente impetuoso en la cámara de la máquina del vapor, apagó los fuegos.
El heroico capitán Dudden, considerando perdido el buque en los primeros momentos, dirigió desde cubierta la colocación de los tripulantes en las cinco canoas que llevaba el Plata, y á los que le exhortaban á ponerse en salvo inmediatamente, les respondía con acento de tranquilidad inalterable: — Dejadme cumplir con mi deber.
Por desgracia el buque se hundió, casi instantáneamente, en la noche del 29, arrastrando al abismo de los mares al joven capitán y á la mayor parte de los que le acompañaban á bordo. El dia siguiente, hacia las once de la mañana, fueron recogidos por el vapor Gareloch catorce náufragos del Plata, únicos que han sobrevivido á la catástrofe, y trasbordados al Antenor el mismo dia, arribaron felizmente á Inglaterra.
El capitán Frederick Howes Dudden habia nacido en Londres en 1841, entró desde muy joven en la marina mercante, pasó en 1862 al servicio de la Peninsular and Oriental Company y realizó varios viajes difíciles, pero con excelente éxito, mandando los buques de vapor Seine y Bonita. En el año último habia contraído matrimonio con la señorita Carolina Georgiana, hija segunda de Mr. Prancis Speneer, Esq., una de las personas más ricas é influyentes en Chippenham.

Francia: "Le Tigre" nuevo guarda-costa acorazado y con torres.

 

—Si es verdad (como ha dicho el barón Grivel capitán de navio de la marina francesa) que las costas, las radas y los puertos son también fronteras de las naciones, es necesario ponerlas al abrigo de un ataque ó bombardeo imprevisto.

Recuérdese que el Tennessee, monitor de los Estados del Sud de América, fué atacado en los pasos de Mobile por cuatro monitores y catorce fragatas de madera, que constituian la escuadra del almirante Farragut, de los Estados del Norte, y resistió, él sólo, durante una hora, al fuego de 175 cañones, y al choque de varios buques de la armada federal. que fueron disparados contra él á todo vapor.

"Le Tigre" es el tipo más perfecto de los nuevos monitores guarda-costas: como no está destinado á largas travesías carece de grandes mástiles y de velamen, pero en cambio aparece dotado de doble hélice y de un timón especial, para facilitar sus rápidos movimientos giratorios; la torre, blindada, tiene dos enormes piezas de artillería; en las bordas del buque hay otras de menor diámetro para arrojar torpedos automotores, y á favor de una grúa y un cabestrante son lanzadas las anclas en momento oportuno.

Recientemente ha sido construido en un arsenal de Francia, y. después de experimentos satisfactorios, aprobado y adoptado por el Ministerio de Marina.

NAUFRAGIO DEL BERGANTÍN «MARÍA LUISA» Y DEL CAÑONERO « BALANGUINGUI» EN FILIPINAS.

 

El último correo de Manila ha sido portador de noticias amplias de los destrozos causados en aquellas islas por dos Huracanés ó vaguíos que reinaron los días 25, 20 y 27 de Diciembre, el primero, y los 1, 2 y 3 de Enero el segundo.

Entre las desgracias se cuenta el naufragio de los buques de nuestra marina de guerra, bergantín trasporte María Luisa, que estaba cargando maderas, y cañonero Balanguíngüi que le auxiliaba en esta operación temporal. El Maria Luisa lo enfrentó siendo la una de la noche. El fuerte viento del NO. rompió la cadena del ancla, pero maniobrando con prontitud dio la vela, logró montar la isla Barocay y se mantuvo todo el resto de la noche resistiendo la furia del huracán. En mar libre lo hubiera vencido fácilmente, pero estando tan próxima la tierra, poco á poco fué arrastrado hacia ella, embarrancando á las diez de la mañana, cubierto por la mar que barrió de la cubierta al contramaestre, á un cabo de mar y al carpintero, que no siendo tan hábil nadador como los otros pereció sin que fuera posible auxiliarlo.

Otro contramaestre se arriesgó á llevar á la costa una cuerda por la cual se salvaron todos los de á bordo hasta el número de 42, y tan luego como cesó el temporal sacaron á tierra los pertrechos y prepararon haces de cañas para sacar á flote el buque, que no había padecido mucho. Desgraciadamente sobrevino el segundo huracán el 1º de Enero, partió las cadenas de las anclas, tumbó al buque sobre el costado de estribor, y en los tres dias de duración lo inundó la mar, destrozándolo, de modo que solamente la arboladura y los pertrechos, que con premura se habían sacado, se salvaron.

El cañonero Balanguíngui fué arrojado sobre las piedras y se deshizo en pocos momentos, asiéndose los tripulantes á los fragmentos y siendo milagroso alcanzaran la tierra.

La corbeta Santa Lucía se vio también en grave compromiso, sorprendida por el huracán en la costa de Mindoro: soportó, sin embargo, todo su furia fondeando dos anclas y ayudándose con la máquina en la que tuvo varias averías, así como también en el aparejo y en los botes.

Manda dicha corbeta el teniente de navio de 1a clase D. Joaquín Ibañez , el bergantín María Luisa estaba a las órdenes del teniente de navio D. Emilio Diaz Moreu, y el Balanguíngui á las del alférez de navio D. Antonio Rapallo.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar