Historia y Arqueología Marítima

HOME

DESASTRE EN DÁRSENA NORTE DEL PUERTO DE BUENOS AIRES

Indice Puertos

American Legion en Buenos Aires- Foto Archivo General de la nacion.

Jorge J. Horat -  Revista de la Junta de Estudios Historicos del Puerto de Nuestra Señora Santa Maria de Buen Ayre. Nº 29 Oct 2004

La mañana del 31 de agosto de 1922 - en Buenos Aires - amaneció con una temperatura agradable para la estación, aunque un tanto ventosa.

En el puerto capitalino se advertía un gran movimiento. En uno de los sectores de Dársena Norte, se ultimaban los preparativos para la salida del trasatlántico American Legión de bandera norteamericana con rumbo hacia ese país; por otra parte en el área militar de la dársena (actual apostadero naval) se estaba alistando el transporte Azopardo de la Armada Nacional, para su navegación de control a los faros de la costa patagónica. (ver Expedicion cientifica del American Legion en esta web)

El American Legion luego de su transfromacion en APA 17 en 1941.

A simple vista resultaba evidente un notorio contraste en la zona: por un lado se encontraba amarrada la nave extranjera - de gran porte - 8137 toneladas construida en 1920, con 517 pies de eslora, 72,2 de manga y 27,06 de puntal; mientras que - en el amarradero militar - se hallaba el antiguo transporte naval de la Armada Azopardo botado en Trieste en 1884, uno de los más antiguos de la flota, de 450 toneladas de desplazamiento, 46, 50 metros de eslora, 8,10 de manga y 3,20 de puntal. En la unidad se encontraban miembros de la plana mayor y tripulación.

El Azopardo, cuando se hundiera en Tierra del Fuego en 1896, luego reparado

En medio de la algarabía de los familiares y amigos que habían acudido a despedir a los pasajeros del American Legión (152 de primera clase y 44 de segunda), el paquete representado en Buenos Aires por la Empresa Munson Line, soltó amarras y comenzó a desplazarse para alcanzar la salida del canal Norte, apoyado como era de práctica por remolcadores a proa y a popa. Eran las 15,20 hs. y el viento del sudeste se había incrementado notablemente y seguía aumentando.

Desde el muelle se pudo observar que lentamente el buque norteamericano comenzaba a desviarse de su ruta, ya que el fuerte viento ejercía presión sobre el gran navio. Los pequeños remolcadores trataban de evitar la peligrosa deriva, pero su empeño resultaba insuficiente. Fue así que ante la estupefacción general, se cortó un cabo de remolque del lado de estribor a proa y el barco sin control en la dársena, enfiló sobre el sector militar dónde se encontraban fondeadas distintas unidades de nuestra marina de guerra.

La proa del trasatlántico embistió en el centro mismo del casco del Azopardo en la zona de máquinas, partiéndolo limpiamente en dos. Muchos pasajeros del American Legión que todavía permanecían en cubierta observando las maniobras de la partida, con el impacto rodaron violentamente, registrándose escenas de pánico, y quienes se hallaban en el interior sufrieron golpes y una tremenda impresión por el fuerte choque y la brusca desaceleración producida por el mismo.

El Azopardo comenzó a hundirse rápidamente excepto la parte de la proa, que se encontraba sujeta a las amarras, circunstancia ésta que permitió que la tripulación comandada por el Teniente de Navio Torcuato Monti, se pusiese a salvo. El navio de pasajeros embistió también al transporte Patagonia produciéndole un rumbo en la bodega número 4. Ahora bien, como consecuencia de la embestida el Patagonia se fue violentamente sobre el Pampa causándole averías de consideración en el casco. Este buque a su vez impactó con el murallón de amarre destrozando la escala de acceso y parte de la estructura. Por efecto de la múltiple colisión chocaron entre sí el Aviso Gaviota con el Alférez Mackinlay - primero - y luego fue sobre la proa del Crucero Patria.

La circunstancia de que el vapor norteamericano, hubiese arrollado a embarcaciones de mucho menor tonelaje y tuviese su casco en forma de crucero - de mucha resistencia - hizo que éste sufriese solo daños de relativa importancia del lado de babor a proa; lo que hizo posible que posteriormente a los trámites legales pudiese reiniciar su viaje. Dada la espectacularidad del accidente y la cantidad de naves involucradas resultó un verdadero milagro que no se produjesen muchas víctimas.

Eso no obstante además de los cuantiosos daños materiales, debió lamentarse heridas de consideración dentro de la tripulación del Azopardo; el joven Alférez de Fragata Guillermo Hansen sufrió doble fractura expuesta en su pierna derecha (la que posteriormente debió serle amputada en el entonces Hospital Militar donde fuera internado), el Contador Balfiatti resultó con importantes heridas en su mano derecha, el Alférez Izaguirre con lesiones de consideración en un ojo , la cara y las piernas. El Alférez de Fragata Laplane con contusiones en el tórax y brazo izquierdo, en tanto que el fogonero Juan González resultó con conmoción cerebral siendo todos asistidos en el Hospital Naval, ubicado en el Arsenal de Marina de Dársena Norte.

En lo que hace al transporte Azopardo, quedó totalmente hundido, a excepción de la chimenea y los mástiles. El Capitán Irving Washburn, que se encontraba al mando del American Legión debió declarar ante las autoridades de control (Prefectura) en el sumario iniciado, antes de poder reiniciar su accidentado periplo. Las especiales características que rodearon este suceso -por primera vez ocurrido en la dársena- conmovieron a la opinión pública que tomó conocimiento por la cobertura que efectuaron los medios escritos, tanto de Buenos Aires como de Montevideo.

En relación al accidente y luego de diversas reclamaciones, la Armada Argentina recibió en compensación el transporte Lake Héctor que fuera rebautizado como América, de 8.700 toneladas, 76,55 metros de eslora, 13,20 de manga y 8,75 de puntal botado en 1920. Nuestra flota lo destinó a las funciones de "transporte naval" y también el remolcador Bartolo de 437 toneladas, 45,71 de eslora, 8,04 de manga, 7,65 de puntal que fue rebautizado, como Azopardo.  Las tareas de reflotamiento y reparaciones varias quedaron a cargo de la Armada Nacional.

Para completar esta reseña recordaremos que el Azopardo, principal damnificado en el accidente al que hacemos referencia, terminó su vida útil como pontón.
 

Del sitio web www.exordio.com (no existe mas)

American Legion (APA-17)

El USS American Legion (APA-17) fue construido por los astilleros de la New York Shipbuilding Corporation en Camden, New Jersey, Estados Unidos, por contrato con la United States Shipping Board.   La nave de acero con dos hélices propulsoras diseñada para transporte de pasajeros y carga, fue botada al agua el 11 de octubre de 1919, con el nombre SS Badger State, pero al ser terminada el 15 de julio de 1921, fue rebautizada SS American Legion.

1939

Este buque de la Clase Harris, con 163 metros de eslora y 22 metros de manga, desplazaba 13.736 toneladas y permaneció en manos del gobierno hasta el 18 de diciembre de 1925 cuando, vendido junto con el SS Southern Cross, el SS Pan America y el SS Western World a la Munson Line, pasaron a prestar servicio en la ruta Nueva York-Sudamérica.  Durante catorce años, los buques navegaron por esas rutas hasta que la Munson Line cayó en falencia económica y tuvo que cerrar sus puertas el 13 de marzo de 1939.   Entonces el American Legion fue fondeado en el estuario del Río Patuxent. 

El 28 de noviembre de 1939, después de la invasión alemana de Polonia y el estallido de la guerra en Europa, la Comisión Marítima transfirió al American Legion al Departamento de Guerra como el AP-35, para ser usado como transporte de tropas.   La transferencia fue oficializada el 19 de diciembre de 1939 siendo llevado a Nueva York para su remodelación por la Atlantic Basin Iron Works de Brooklyn, en el astillero Bethlehem Steel Co.  El barco fue equipado con un cañón de 5", dos cañones de 3" y 8 ametralladoras antiaéreas calibre .50.   Podía transportar 1644 soldados y tenía una tripulación de 682 oficiales y marineros al mando del Capitán Bror E. Torning.   Una vez completados los trabajos el American Legion hizo el primero de cinco viajes a la Zona del Canal en Panamá, con escalas en Charleston, South Carolina y San Juan, Puerto Rico, llevando pasajeros civiles y tropas del ejército.

1940

Cuando la situación política en Europa se complicó por la invasión soviética a Finlandia, el Presidente Roosevelt ordenó que el SS American Legion fuera a Petsamo, Finlandia, para embarcar a refugiados civiles, entre los que se encontraban la Princesa Märtha de Noruega, sus hijos Ragnhild, Astrid y Haraldy, y todo su séquito, más voluntarios que lucharon contra la invasión soviética en Finlandia.   También se pusieron en la lista de pasajeros otros personajes de la vida política de los países escandinavos, todos para ser llevados a Estados Unidos.   Entre los numerosos ciudadanos estadounidenses, se encontraba la Sra. J. Borden Harriman, ex embajadora de EEUU en Noruega.

Con el objeto de darle seguridad a la travesía, el gobierno de Washington solicitó a Berlín garantías de libre tránsito, para que el navío pudiera cruzar los campos de minas y los puestos de vigilancia de los submarinos.   Berlín no se comprometió en dar garantías, pero al final de cuentas la Kriegsmarine "ignoró" la ruta seguida por el buque y más bien, durante todo el trayecto de ida y vuelta los alemanes le comunicaron al American Legion la ruta que debía seguir en el largo recorrido de ida y vuelta a través del Kattegat y el Báltico para entrar y salir del Atlántico.

El barco zarpó de Nueva York el 25 de julio de 1940 y llegó a Petsamo el 6 de agosto.   El día 15 de ese mes se embarcó la Princesa Märtha con su séquito y siguieron un total de 897 pasajeros entre los que se encontraban militares estadounidenses y civiles de esa nacionalidad, junto con nacionales de otros países de la región.   La embajada de EEUU en Estocolmo también autorizó el embarque de personal diplomático de otros países americanos entre los que se encontraba el Embajador de México.

Un hecho que no fue percibido por los que presenciaron el embarque o subieron al barco, fue que aparte del equipaje de los pasajeros, secretamente fueron embarcadas cajas de madera conteniendo dos cañones antiaéreos Bofors de 40 mm. con montura doble, completos con repuestos y 3000 rondas de munición, carga que era ilegal en un teatro de guerra.   Como el American Legion era el último buque en zarpar de Petsamo y siendo neutral, tuvieron que hacer enormes esfuerzos para evitar que se divulgara la noticia del embarque del armamento que tuvo que cruzar Suecia por carretera con la complicidad de los gobiernos de Gran Bretaña, Suecia y Finlandia.

El buque zarpó de Petsamo el 16 de agosto.   En alta mar, constantemente los pasajeros hicieron prácticas con los botes salvavidas y recibieron clases de identificación de aviones.   Durante la travesía hubo al menos tres días con muy mal tiempo, lo que causó muchos que muchos pasajeros visitaran la enfermería completamente mareados, pero pese al sensacionalismo de la prensa estadounidense, que esperaba que ocurriera un ataque alemán, doce días después, el 28 de agosto de 1940, la nave llegó sin novedad a Nueva York el con todos a salvo, escoltada por varios destructores estadounidenses procedentes de Islandia.   Los cañones Bofors fueron enviados a Dahlgren en Virginia donde fueron probados y estudiados para ser fabricados en serie e incorporados a la flota de la US Navy a partir de 1942.

American Legion PA-17 con los colores de la Marina.

1941

Después de esa misión, el American Legion volvió a sus actividades normales como transporte de tropas del ejército retomando la ruta Nueva York-Panamá y carga a Hamilton, Bermuda, Port-of-Spain, Trinidad, y Cristóbal, en la Zona del Canal.   Para aliviar la presión que los alemanes hacían sobre Gran Bretaña, transportó al 6to Regimiento de Infantería de Marina a Islandia para relevar al regimiento británico.   El 27 de julio de 1941 formó parte de la fuerza de tarea que escoltaba al portaaviones USS Wasp en su ruta a Islandia llevando repuestos y equipos para el 33 Escuadrón de Caza.

De regreso a Nueva York adonde llegó el 21 de agosto, el American Legion fue transferido a la Marina como el APA-35 siendo puesto en servicio el día 26 de agosto de 1941 bajo el mando del Comandante Thomas D. Warner.   Fue pintado con el color gris de la marina reemplazando al color blanco y fue registrado en la lista como el USS American Legion.

La primera misión bajo el comando de la marina fue embarcar un cargamento de municiones para ser transportadas a Charleston en South Carolina, adonde llegó el 18 de setiembre.   Al día siguiente, una vez descargadas las municiones recibió un contingente de tropas para reforzar la guarnición de Las Bermudas donde fue recibido por una escolta de dos aviones.   Un día después, partió de Hamilton con destino a Puerto Rico llevando pasajeros civiles, oficiales y 176 soldados.   En San Juan recibió pasajeros civiles con destino a St. John, Antigua y regresó a San Juan con carga y pasajeros para seguir viaje a Trinidad donde recogió más pasajeros civiles y militares.   Al regresar a Hamilton tuvo problemas y debió ser remolcado de regreso a San Juan.  El 18 de octubre, después de las reparaciones, retomó la ruta a Hamilton.   Recibió pasajeros civiles y militares y partió para Nueva York adonde llegó el 23 de octubre.

1942

Era tiempo para reparaciones e inspección en dique seco; trabajos que terminaron en enero de 1942.  En febrero fue asignado al Servicio de Transporte Naval y el 6 de ese mes embarcó un contingente de tropas para ser trasladados a Londonberry en el Norte de Irlanda yendo en convoy, con una primera escala en Halifax.   Nuevamente tuvo problemas mecánicos y debió regresar a Boston para reparaciones, escoltado por los destructores USS Nicholson (DD-442) y USS Lea (DD-118).   Recién el 28 de marzo estuvo nuevamente en condiciones para regresar al servicio.

El 9 de abril de 1942 partió de Nueva York rumbo al Canal de Panamá para su transferencia al Pacífico vía una escala en Tongatapu, Tonga, adonde llegó el 8 de mayo de 1942 desembarcando enfermeras, oficiales del ejército y efectivos para instalar un hospital de campo en ese lugar.   De ahí continuó viaje a Wellington en Nueva Zelanda, adonde llegó el 29 de mayo.   Permaneció en puerto para su reparación y a la espera para participar en la invasión de Guadalcanal.

Fue aumentado su poder de fuego con 12 nuevas baterías antiaéreas Oerlikon de 20mm. quedando listo para zarpar el 18 de julio.   Embarcó elementos de la 5ta División de Infantería de Marina y zarpó con destino a Koro en las Islas Fiji para la etapa de entrenamiento con miras a su participación en la Operación Watchover.

Fue asignado al Grupo de Tarea X-ray con 10 transportes de ataque y cinco mercantes de ataque dirigiéndose a las Islas Salomón.   El 7 de agosto de 1942 a las 0545 horas sonó la señal de zafarrancho de combate comenzando el desembarco de tropas 15 minutos después.   A las 0614 horas destructores y cruceros abrieron fuego contra las playas mientras el USS American Legion y el USS Fuller comenzaban las operaciones de desembarco de tropas en Guadalcanal.  Durante la acción un bombardero Mitsubishi G4M1 Tipo 97 "Betty" atacó al American Legion pero fue derribado cuando todas las baterías antiaéreas del barco abrieron fuego en respuesta al ataque.  El avión se estrelló en llamas en el mar y como resultado de la acción un tripulante del American Legion resultó muerto.

Sin saberlo, durante la noche presenciaron a la distancia los combates de la Batalla de la Isla de Savo donde fueron hundidos 3 cruceros pesados estadounidenses y un crucero pesado estadounidense fue seriamente dañado; además fue hundido un crucero pesado australiano.   A la mañana siguiente comenzaron a recibir a los supervivientes del hundido crucero USS Quincy y del destructor USS Ellet.   Desembarcaron la carga y dejaron un contingente naval de 19 hombres a cargo de un oficial en Guadalcanal.

Terminada la operación, el American Legion y la Fuerza de Tarea 62 se dirigieron a Noumea, Nueva Caledonia, adonde llegaron el 13 de agosto.   Transfirieron a los supervivientes del Quincy al buque auxiliar USS Argone y al transporte USS Wharton.   Durante varios meses el US American Legion sirvió como transporte de suministros tocando diferentes puertos como Guadalcanal; Tulagi; Auckland, Nueva Zelanda; Nouméa; Brisbane, Australia; y Espíritu Santo, en las Nuevas Hébridas.  Regresó a Brisbane en Australia el 01 de enero de 1943 y podo después partió a Melbourne para reanudar las operaciones de abastecimientos en Tongatapu, Pago Pago, Espíritu Santo y Guadalcanal.

1943

El 01 de febrero de 1943 el USS American Legion fue reclasificado como transporte de ataque APA-17 yendo a entrenamiento en Upolu, American Samoa, entre el 9 de abril y el 10 de mayo y posteriormente entre el 13 y el 16 de junio en Paikaiariki, Nueva Zelanda.   Durante el entrenamiento, una lancha del American Legion se volcó causando la muerte de un oficial y 9 soldados.  Siguieron operaciones de transportes de tropas y carga entre Nueva Zelanda, Nouméa, Nueva Caledonia y Guadalcanal, hasta que fue enviado a Efate en las Nuevas Hébridas para prepararse para la invasión de Boungainville en las Salomon.

El 01 de noviembre de 1943 el American Legion se encontraba fondeado en la Bahía de la Emperatriz Augusta en Boungainville cuando escuadrillas de Mitsubishi Zeros comenzaron un ataque a los destructores que se encontraban dando apoyo a las tropas de desembarco.   Un LPCL del American Legion fue hundido en la playa y le siguieron dos LCM y cuatro LCVP, entre otras embarcaciones, pertenecientes a otros barcos.   El American Legion recibió órdenes de abandonar la Playa Rojo 2 y dirigirse a la Playa Azul 3 donde embarrancó en aguas bajas.   Trató de salir por sus propios medios pero tuvo que recibir ayuda de otros buques.   Bajo ataque de aviones VAL logró por fin salir de las arenas de la playa dirigiéndose a la zona de descarga.

1944

Terminada su misión se dirigió al fondeadero de Torokina en Boungainville para regresar a Estados Unidos vía Pago Pago en Samoa llegando a San Francisco para hacer reparaciones y quedando listo para navegar el 12 de abril de 1944.   De San Francisco, se dirigió a San Diego para incorporarse a las División de Entrenamiento de Transportes Anfibios.   Fue asignado al Centro de Entrenamiento de Anfibios de Coronado, California.   En preparación para la posible invasión de Japón, hizo prácticas de desembarco en Coronado, frente a Aliso Canyon, cerca a Ocean-side, California, y la Base del Cuerpo de Marinos en Campo Pendleton, y en Pyramid Cove, cerca a la isla de San Clemente..

1945

El 7 de setiembre de 1945 zarpó de San Diego dirigiéndose a San Francisco para luego seguir viaje a Pearl Harbor y Guam.   Regreso a San Pedro California el 24 de octubre y el 8 de noviembre volvió a Filipinas llevando carga que desembarcó en Manila y Tecloban.   Finalmente, regresó a San Francisco el 12 de diciembre de 1945.

1946

Zarpó de San Francisco el 6 de marzo de 1946 llegando a Olympia, Washington el día 9.   El USS American Legion fue retirado del servicio activo el 28 de marzo de 1946 pasando a la disponibilidad del War Shipping Administration que dispuso la baja borrando su nombre de la lista de buques en servicio activo de la Marina.   Finalmente, el 5 de febrero de 1948, fue vendido como chatarra a Zidell Ship Dismantling Company de Portland Oregon donde junto con otros 336 buques de la US Navy fue desmantelado y fundido para la construcción de gabarras de uso civil y tuberías sin costura para gas y agua.

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar